Servicios de asesoría en Adeje

Fiscal y laboral

En C&C Asesores Costa Adeje ofrecemos una amplia variedad de servicios de asesoría en Adeje. Consúltenos, contamos con profesionales del sector. Le esperamos.

A continuación, le facilitamos una lista de noticias que pueden ser de su interés.

Diez cambios que sufrirá el mercado laboral en los próximos años

Escrito por Antonio Cervós 

Abr. 12, 2016


Es difícil predecir cuál va a ser la evolución del mercado de trabajo durante los próximos años. Aunque, a través de las tendencias de los últimos años, sí que se pueden prever algunos de los cambios que van a suceder.
C&C Asesores Costa Adeje bolígrafo e ilustración de mercado laboral
Y si en los últimos años da la sensación de que el mercado laboral ha cambiado muy rápido - impulsado por la crisis económica global y la evolución tecnológica-, las modificaciones que se avecinan serán aún más “profundas y frenéticas”. Así lo considera el experto Alfredo Vela, socio director de Social Media TIC’s and Training, en un artículo en el libro ‘La ruta del empleo’, editado por Infojobs.

En concreto, Vela señala tres aspectos a tener en cuenta: la importancia de la tecnología en la economía y en la sociedad, el sector de mayor proyección en la actualidad; el alejamiento cada vez más profundo entre el sistema educativo y el trabajo, que provoca que haya muchas titulaciones con poca proyección laboral y muchos puestos de trabajo sin oferta formativa específica; y que cada vez hay más personas inempleables: algunos por falta de formación y motivación, otros por tener experiencia o estudios en materias en vías de extinción.


Profesiones que no existen

El mercado laboral va a ver cómo desaparecen profesiones, como se disparan otras, y como incluso aparecen muchas que en la actualidad no existen, y que darán empleo a mucha gente, “algunas de las cuales no podemos imaginar”, apunta Vela.

No serán los únicos cambios que se vean. También se transformará la forma de trabajar, las relaciones laborales o los sistemas. Y, por supuesto, también se verá cómo cambia la búsqueda de empleo, una evolución que ya se aprecia ante el auge de las redes sociales.

Estos son los diez cambios más relevantes que Vela señala en su informe:

1. Se acabó el “trabajo para toda la vida”: habrá menos asalariados y más freelancers.

2. Las actitudes y las competencias serán más relevantes que las titulaciones.

3. Se agudizará la crisis de talento, lo que hará que se disparen los sueldos de los trabajadores más demandados y caigan quienes tienen empleos menos cualificados.

4. Aparecerán profesiones de corta vida, y quienes se dediquen a ellas deberán ser conscientes de ese hecho.

5. Los trabajadores deberán preocuparse de mejorar su empleabilidad toda la vida, formándose y adaptándose a los cambios en el ritmo adecuado.

6. La marca personal sustituirá al currículum.

7. Los portales de empleo especializados y las redes sociales serán básicos para encontrar empleo. Los reclutadores también deberán adaptarse y tener una buena presencia en las redes sociales.

8. Los organigramas de las empresas serán más difusos y las jerarquías no serán tan claras.

9. Las empresas deberán afrontar el reto de la coexistencia de varias generaciones.

10. Los directivos analógicos irán desapareciendo.

Noticia extraída de: eleconomista.es

Novedades para autónomos en la declaración de la renta


Escrito por Antonio Cervós   


Abr. 12, 2016

Deben tener en cuenta la disminución del IRPF del 19 al 15% y los que desempeñen sus actividades desde casa podrán deducir también los suministros

C&C Asesores Costa Adeje calculadora con hoja
La liquidación de los impuestos del IRPF correspondientes al ejercicio 2015 se presenta con varias novedades para los autónomos, que analizamos a continuación.

En primer lugar hay que detenerse en la reducción del IRPF que sufrieron en julio del año pasado, en donde se pasó del 19 al 15%. Por lo tanto, las facturas con fecha anterior al 12 de julio se emitirán con un IRPF del 19% y a partir de esa fecha al 15%.

En lo que se refiere a los gastos fiscalmente deducibles, se conservan los parámetros esenciales del año anterior, ya que la reforma fiscal entró en funcionamiento el 2016, como recoge Sage. Para desgravar los gastos es preciso que estos estén relacionados con la actividad económica que se lleve a cabo.

Una novedad importante afectará a los trabajadores por cuenta propia que desempeñen su labor desde casa. Una sentencia del Tribunal Económico-Administrativo Central rechazó los criterios de la Agencia Tributaria y permitirá que los autónomos puedan deducir en el IRPF los suministros, como el agua, gas, electricidad, etc., según aseguran desde el documento elaborado por Sage. Para ello se plantea un criterio mixto entre los metros cuadrados que se destinan a la actividad, los días laborales de trabajo y el número de horas en que se desarrollen.

También se producen cambios destacados en cuanto a las deducciones para las familias numerosas o aquellos que cuenten con ascendientes o descendientes con algún tipo de discapacidad. Se establecen las nuevas deducciones en 3.000 euros para los casos de discapacidad igual o menor al 33%, mientras que ascenderá a 6.000 euros cuando se precisa de la ayuda de una tercera persona y de 12.000 euros cuando esté por encima del 65%.

Hay otros productos que también se pueden deducir y que por lo general pasan desapercibidos para la mayoría de los autónomos a la hora de realizar la declaración de la renta. Entre otras cosas están los seguros de salud o de vida, tanto del propio profesional como de su cónyuge e hijos. También se deben revisar a fondo las deducciones autonómicas, la inclusión de los gastos corrientes, gastos financieros procedentes de la financiación ajena o pérdidas por deterioro de elementos patrimoniales, impuestos como el IAE o el IBI, además del coste que supone contratar los servicios de profesionales como notarios o abogados.

Noticia extraída de: cincodias.com

Renta 2015: ¿debo pagar por los cheques de comida, la guardería, o el transporte?

Escrito por Antonio Cervós

Abr. 1, 2016


Declaración de la Renta de 2015

Presentación del IRPF en 2016

C&C Asesores Costa Adeje mampara y coches
La mayor parte de los pagos en especie tributan en la declaración como un rendimiento del trabajo más. Pero muchos están exentos; es decir, se declaran, pero no se pagará nada por ellos.


Exentos:

La entrega a los trabajadores, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado, de acciones o participaciones de la propia empresa o de otra del mismo grupo, siempre que cumpla con las siguientes condiciones. Primera, el valor total entregado a cada trabajador no puede superar los 12.000 euros anuales; segunda, las acciones no pueden venderse en tres años; y tercera, las entregas deben formar parte de un “plan de retribución” preestablecido y accesible a toda la plantilla.

Los vales de guardería no tienen límite: sea cual sea la cantidad no tributa.

Los vales de comida están exentos siempre que no superen los nueve euros diarios. El exceso de ese importe tributaría normalmente en el IRPF.

Los bienes destinados a servicios sociales y culturales del personal empleado están exentos. Por ejemplo, instalaciones deportivas, gimnasio de empresa, salas de lectura, servicios médicos de empresa, entre otros.

Servicios de enseñanza. La prestación gratuita o con precio inferior al normal del servicio de educación (preescolar, infantil, primaria, secundaria obligatoria, bachillerato y formación profesional) prestado por centros educativos autorizados a los hijos de sus empleados.

El pago por la empresa del servicio público de transporte, directamente o por fórmulas indirectas de pago como “cheque o tarjeta transporte”. No pueden excederse los 136,36 euros mensuales por trabajador, con un límite de 1.500 euros anuales.

Los seguros de salud que cubran al trabajador –también pueden incluir a su cónyuge y sus hijos– y siempre que no excedan los 500 euros anuales por persona.

Las dietas y asignaciones pagadas por la empresa al trabajador para gastos de viaje por motivos laborales no tributan hasta ciertos límites y con condiciones. Las compensaciones que superen los límites o incumplan algún requisito se declaran como rentas del trabajo.

No se declaran, dentro de ciertos límites, los gastos de desplazamiento pagados por la empresa para que el empleado se desplace fuera del lugar de trabajo para realizar una función dentro de su desempeño laboral en un lugar distinto, se salga o no del municipio.

Si se viaja en transporte público (la empresa paga directamente o reembolsa el dinero), los gastos pueden ser ilimitados, pero deben justificarse con el billete de avión, tren o autobús, el recibo del taxi, etc.

En transporte privado, el límite son 0,19 euros por kilómetro recorrido, tenga o no factura de los gastos efectuados y siempre que pueda demostrar dos cosas: que realmente se desplazó en esas fechas (sirve cualquier documento, por ejemplo, la nota de pedido de los clientes) y que el cómputo de los kilómetros recorridos comienza en el lugar de trabajo y no en su domicilio particular. También están exentos los gastos de peaje y aparcamiento de los que tenga justificante, sin límite.

Están exentas con los límites siguientes las dietas de manutención y estancia en hoteles, fuera del municipio del centro de trabajo y de residencia, para estancias inferiores a nueve meses seguidos (sin descontar vacaciones). Hay que justificar los días, lugares y motivos del desplazamiento:

Los límites de las dietas de manutención en España haciendo noche son 53,34 euros por día y de 91,35 euros en el extranjero. Sin hacer noche, el límite en España son 26,67 euros por día y en el extranjero, de 48,08 euros.

Para el personal de vuelo, si no hacen noche, las dietas son un poco más altas: 36,06 euros en España y 66,11 euros en el extranjero.

En las dietas de alojamiento no hay límites (aunque hay que justificar la estancia).

No se consideran rendimientos del trabajo:

Los seguros de accidente laboral o de responsabilidad civil del trabajador.

Los gastos de formación si son estudios relacionados con el puesto de trabajo. Los estudios para habituar a los empleados a las nuevas tecnologías están incluidos.

Noticia extraída de: cincodias.com

Los límites y obligaciones de capitalizar el paro para emprender


Escrito por Antonio Cervós    

Abr. 1, 2016


La solicitud debe realizarse antes de cerrar la incorporación a la sociedad laboral, cooperativa o al comienzo de la actividad como trabajador autónomo
C&C Asesores Costa Adeje trabajador
Todas aquellas personas que tengan pendiente de cobrar la prestación por desempleo pueden capitalizarlo en un único pago para montar su negocio, y comenzar así una nueva actividad por cuenta propia. 

A través de esta medida se pretende facilitar el autoempleo abonando en un solo pago el importe de la prestación. Repasamos a continuación cuestiones sobre el plazo de presentación o cuándo y cómo se recibirá la cuantía aprobada. También analizamos los límites que existen para volver a cobrar el paro o para solicitar por segunda vez el pago único.

En el caso de recibir la prestación bajo el sistema de pago único, el beneficiario no tendrá la posibilidad de percibirla de nuevo hasta que transcurra un tiempo igual al que capitalizó, ni tampoco tendrá la opción de reclamar una nueva capitalización hasta que pasen un mínimo de cuatro años.

La cuantía de la prestación se abonará en un solo pago, calculada en días completos, de la que habrá que deducir el importe referente al interés legal del dinero. En el caso de que no se pueda conseguir la prestación completa en un solo pago, la cantidad restante se podrá obtener por medio de abonos mensuales que servirán para subvencionar las cuotas de cotización a la Seguridad Social.

El plazo de la solicitud debe hacerse con fecha anterior a la de la incorporación a la sociedad laboral, a la cooperativa, o al comienzo de la actividad como profesional autónomo o como socio de una sociedad mercantil. Se considerará que el comienzo coincide con la fecha en que aparezca la solicitud de alta del trabajador en la Seguridad Social.

Es posible presentarla de manera conjunta con la solicitud de la prestación contributiva por desempleo o en cualquier instante posterior siempre que no se haya comenzado la actividad profesional y tenga pendientes de cobrar como mínimo tres mensualidades de la prestación.

La solicitud puede presentarse a través de distintos canales, como son la sede electrónica del Servicio Público de Empleo (SEPE), en la oficina de prestaciones una vez que se consiga cita previa, por correo administrativo y en cualquier oficina de registro público. En caso de solicitar más información, los interesados tienen el teléfono de atención al ciudadano, llamando al 901 119 999.


Noticia extraída de: cincodias.com

Casos en los que el autónomo tributa en estimación objetiva

Escrito por Antonio Cervós

Mar. 30, 2016


Entre otras cosas, el volumen de rendimientos no debe rebasar los 300.000 euros para las actividades agrícolas y ganaderas, y 450.000 euros para el conjunto de actividades económicas

El método de estimación objetiva se aplica a empresarios y actividades profesionales que reúnen los siguientes requisitos, según se recoge en el portal CIRCE (Centro de Información y Red de Creación de Empresas), dependiente del Ministerio de Industria.
C&C Asesores Costa Adeje calculadora y hoja de cuentas
– Que cada una de las actividades se encuentren en la Orden anual que desarrolla el régimen de estimación objetiva y no sobrepasen los límites marcados para cada actividad.

– Que el volumen de rendimientos íntegros en el año anterior no rebase los 300.000 euros para las actividades ganaderas y agrícolas y 450.000 euros para el conjunto de actividades económicas.

– Que el volumen de compras en servicios y bienes durante el año anterior no exceda de los 300.000 euros anuales.

– Que las actividades económicas no se realicen fuera del ámbito de aplicación del IRPF, entendiendo que actividades como transporte de mercancías por carretera, transporte urbano colectivo y de viajeros por carretera, autotaxis y servicios de mudanzas se llevan a cabo dentro del ámbito de aplicación del IRPF.

– Que no haya renunciado a la aplicación de este régimen.

– Que no hayan renunciado o estén excluidos del régimen simplificado del IVA y del régimen especial simplificado del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) y que no hayan renunciado al régimen especial de ganadería, agricultura y pesca del IVA ni al régimen especial de la agricultura y ganadería del IGIC.

– Que ninguna de las actividades ejercidas en encuentre en estimación directa.

En cuanto al método de estimación directa simplificada, se aplicará en el caso de los profesionales que reúnan las siguientes condiciones:

– Que las actividades no se encuentren acogidas al método de estimación objetiva.

– Que el importe neto de la cifra de negocios durante el ejercicio anterior no haya rebasado los 600.000 euros.

– Que no se haya renunciado a su aplicación.

– Que ninguna actividad desarrollada esté en la modalidad normal del método de estimación directa.

Por su parte el método de estimación directa normal se aplica por lo general a los profesionales y empresarios que no se encuentran acogidos en el sistema de estimación objetiva o la modalidad simplificada. Se utiliza cuando la cifra de negocio del conjunto de actividades sea superior a los 600.000 euros anuales.

Noticia extraída de: cincodias.com

Incentivos para el autónomo que haga un contrato en prácticas

Escrito por Antonio Cervós    

Mar. 29, 2016


Para ello es preciso que no hayan transcurrido cinco años desde la finalización de los estudios del trabajador

El contrato de trabajo en prácticas tiene el propósito de ayudar al trabajador a conseguir la práctica profesional adecuada al nivel de estudios cursados. Hay una serie de incentivos cuando se trate de un profesional desempleado.

Cuando el contrato se firme con un menor de 30 años o de 35 con un grado de discapacidad igual o superior al 33% habrá derecho a una reducción del 50% de la cuota a la Seguridad Social por contingencias comunes. La rebaja en la cuota alcanzaría el 75% de acuerdo a lo dispuesto en el Real Decreto 1543/2011, por el que se regulan las prácticas no laborales en compañías, y el trabajador estuviese haciendo las citadas prácticas no laborales en el momento de la concertación del contrato de trabajo en prácticas.

La retribución del profesional vendrá determinada por convenio colectivo para los profesionales en prácticas, sin que puede resultar inferior al 60% o al 75% durante el primer año o el segundo de vigencia del contrato, respectivamente, del salario fijado en convenio para un profesional que ocupe el mismo puesto. En ningún caso, el salario de estos trabajadores​ en prácticas estará por debajo del salario mínimo interprofesional y en el caso de aquellos que estén contratados a tiempo parcial, su sueldo se rebajará según la jornada establecida.

Una vez que finalice el contrato, el empresario tendrá que emitir un certificado en el que aparezca la duración de las prácticas, los puestos desempeñados y las tareas realizadas. Ningún profesional podrá estar contratado en prácticas dentro de la misma compañía durante más de dos años. Si una vez concluido ese contrato siguiese el profesional en la empresa, no podrá formalizarse un nuevo periodo de prueba, computándose la duración de las prácticas a efectos de antigüedad dentro de la propia compañía.

El contrato en prácticas podrá concertarse con quienes tuviesen un título universitario o de formación profesional de grado medio o superior o títulos reconocidos oficialmente como equivalentes. Es preciso, además, que no hayan transcurrido más de cinco o siete años, en el caso de los trabajadores con discapacidad, desde que finalizasen sus estudios. En los que tienen menos de 30 años, no se tendrá en cuenta la conclusión de los estudios.

Noticia extraída de: cincodias.com

La nueva lista actualizada de deudores con Hacienda se publicará entre el 1 de mayo y el 30 de junio

Escrito por Antonio Cervós      

Mar. 21, 2016


El BOE ha publicado una orden ministerial por la que se determina la fecha de publicación y los ficheros del listado de deudores a la Hacienda Pública por deudas o sanciones tributarias superiores a un millón de euros, y que no estén aplazadas o suspendidas por cualquier motivo legalmente previsto.

La primera lista de deudores con la Administración Tributaria se hizo pública el pasado mes de diciembre, con las deudas superiores a un millón de euros pendientes de pago a 31 de julio de 2015, según un comunicado del Ministerio de Hacienda.

Según la nueva orden ministerial, la publicación del listado actualizado se realizará anualmente a partir del 1 de mayo del año siguiente. Teniendo en cuenta que la nueva Ley General Tributaria, aprobada en septiembre de 2015, estipula que este listado debe estar publicado en el primer semestre de cada año, el plazo de publicación de la misma quedará comprendida entre el 1 de mayo y el 30 de junio de cada año.

Por lo tanto, la actualización de la primera lista de deudores se publicará en la página web de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) entre el 1 de mayo y el 30 de junio, con el conjunto de deudas superiores a 1 millón de euros, pendientes de pago a 31 de diciembre de 2015.


Identificación completa

El listado identificará completamente al contribuyente, bien sea persona física o jurídica, con su nombre, apellidos, NIF, razón o denominación social completa.

Previamente a la publicación del listado, los contribuyentes afectados serán notificados y tendrán un plazo de 10 días hábiles para realizar alegaciones, según estipula la ley. Las alegaciones solo servirán para corregir errores materiales si los hubiera pero no para realizar el pago de la deuda y evitar con ello la publicación en la lista.

La primera lista de deudores con la Administración Tributaria, publicada en diciembre de 2015, incluyó cerca de 5.000 contribuyentes, entre personas físicas y jurídicas con una deuda conjunta (no aplazada ni suspendida) superior al millón de euros.

El listado de deudores a la Hacienda Pública cumple con lo establecido en el artículo 95 de la reforma de la Ley General Tributaria.

Noticia extraída de: elderecho.com

La letra pequeña en la cuota de autónomos a la seguridad social

Escrito por Antonio Cervós  

Mar. 17, 2016


Entre otras cosas tienen la obligación de cotizar desde el primer día del mes natural en que concurran

Los autónomos tienen una serie de obligaciones a la hora de cotizar a la Seguridad Social, aunque es posible que algunos detalles les resulten totalmente desconocidos. Algunos de ellos los detallamos a continuación.

– El período de liquidación de la obligación de cotizar hará referencia en todo momento a meses completos y el cálculo de las cuotas se realizará por medio del sistema de liquidación simplificada, recogido en los artículos 15 y siguientes del Real Decreto 2064/1995, de 22 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento General sobre Cotización y Liquidación de otros derechos de la Seguridad Social e introducido por la Ley 34/2014, de 26 de diciembre.

– La obligación es de cotizar desde el primer día del mes natural en que concurran. Las cotizaciones previas a dicha formalización resultan exigibles y una vez ingresadas con los debidos recargos tienen efectos en orden a las prestaciones.

– Se extingue la obligación de cotizar el último día del mes natural en que se produce el cierre del negocio o el cese de actividad, siempre que la baja se comunique en forma y tiempo adecuados. De no ser así, no se extinguirá la obligación de cotizar hasta el último día del mes en la Seguridad Social. En el caso de que practique la baja de oficio, por conocer la información a través de una inspección, por los datos obrantes en la misma o por cualquier otro procedimiento, la obligación de cotizar finalizará el último día del mes natural en que se haya realizado la actuación inspectora o que hayan recibido los documentos que justifiquen el cese de actividad.

– La cotización por incapacidad temporal puede ser acogimiento voluntario o de cobertura obligatoria.

– Existe la obligación de cotizar por las contingencias provocadas de accidentes de trabajo y enfermedad profesional cuando de manera voluntaria se haya acogido a la protección por dichas contingencias. También lo estarían los trabajadores autónomos económicamente dependientes, que reciben el nombre de TRADE.

Son algunos aspectos que suelen pasar desapercibidos para los profesionales por cuenta propia, pero que también se deben conocer.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Cuánto tardan las empresas españolas en pagar impuestos?

Escrito por Antonio Cervós

Mar. 17, 2016


España se ha constituido como uno de los países que más ha simplificado la aplicación de su sistema tributario en los últimos años

Las empresas españolas invierten una media de 158 horas a cumplir con sus obligaciones fiscales, unos seis días y medio al año, según se desprende del informe Paving Taxes 2016. Este documento indica que España se ha constituido como uno de los países que más ha simplificado la aplicación de su sistema tributario en los últimos años gracias al uso de la tecnología.

De hecho, el número de horas que necesitan las compañías para pagar sus impuestos descendió un 5% el año pasado (nueve horas), lo que supone una reducción de 140 horas desde el año 2006. En concreto, España se sitúa en el lugar número 12 del ranking de la UE por tiempo empleado, donde la media de horas necesarias es de 185,5.

Con respecto al resto de países europeos, Luxemburgo, con 55 horas, es el lugar donde es necesario emplear menos tiempo. Por el contrario, Bulgaria y la República Checa, con 405 y 423 horas, respectivamente, son los que exigen mayor dedicación.

En relación con el número de pagos, las empresas europeas necesitan 10,9 pagos al año para cumplir con Hacienda. Esta cifra se sitúa muy por debajo de la media mundial, que se sitúa en 25,6 horas. En España, por el contrario, una compañía de tipo medio debe realizar nueve pagos.


Las cotizaciones a la Seguridad Social, el lastre

En el lado opuesto se sitúa el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social, que es el capítulo que exige más tiempo a las compañías patrias. Así, mientras que cumplir con el Impuesto de Sociedades lleva unas 33 horas al año, hacerlo con el pago del IVA exige otras 35 horas.

El análisis reconoce que España ha sido uno de los países que más ha avanzado en plataformas online para el pago de impuestos y que, además, ha simplificado más el pago del IVA con nuevos sistemas electrónicos y el impulso al uso de la factura en formato electrónico.

Noticia extraída de: cincodias.com

El Supremo rectifica y abarata el despido

Escrito por Antonio Cervós   

Mar. 14, 2016


En línea con la reforma laboral

En dos sentencias que unifican doctrinas, anula su sentencia del 2014 que estableció que las indemnizaciones de trabajadores con antigüedad anterior a la reforma laboral podían seguir acumulando hasta 1.260 días de salario.

El Tribunal Supremo (TS) ha zanjado la confusión que creó una sentencia suya que encareció el despido en contra de lo que dicta la reforma laboral que aprobó el Gobierno del PP en 2012. En dos fallos que unifican doctrina, a los que ha tenido acceso Expansión, el Alto Tribunal abarata notablemente el despido y vuelve a los cauces previstos por dicha reforma.

La sentencia de la discordia, del 29 de septiembre del 2014, que ahora queda completamente sin efecto, estableció que los despidos de trabajadores con antigüedad anterior a la entrada en vigor de la reforma laboral, esto es, del 12 de febrero del 2012, podrán seguir acumulando indemnización después de esa fecha aunque hubieran superado el tope que fija la propia reforma laboral, de dos años, es decir, de 720 días.

Este fallo ha causado preocupación en las empresas, y los jueces ya están aplicándolo. Así lo están dictando los Tribunales Superiores de Justicia (TSJ) de Madrid, Cantabria y Castilla y León, en varias sentencias de las que informó este diario el pasado 9 de noviembre, que entienden que los despidos de trabajadores con antigüedad anterior a la entrada en vigor de la reforma laboral podrán recibir indemnizaciones de hasta tres años y medio, es decir, de 1.260 días.

La sentencia de 2014 ha generado mucha litigiosidad ante el efecto llamada que supone para los trabajadores despedidos con antigüedad superior a la entrada en vigor de la reforma laboral.

Mediante dichas resoluciones, la Sala de lo Social del Tribunal Supremo ha rectificado el cálculo de las indemnizaciones por despido improcedente a raíz de lo dispuesto en la Disposición Transitoria Quinta de la Ley 3/2012 en el sentido de que deben diferenciarse dos periodos de prestación de servicios, actuando la fecha del 12 de febrero de 2012 como separadora.

La reforma laboral prevé que la indemnización máxima del despido improcedente será de dos años, a razón de 45 días de salario por año de servicio, con un tope de 42 meses para el periodo anterior al 12 de febrero de 2012 y de 33 días de salario por año de servicio después. Pero siempre con el citado tope de dos años a partir de 12 de febrero de 2012.

Las sentencias, de las que son ponentes los magistrados Antonio Sempere y María Luisa Segoviano, aclaran, en línea con la reforma laboral, que cuando un trabajador haya superado los 720 días de tope de la reforma el 12 de febrero de 2012, ya no podrá generar más indemnización a partir de esa fecha.

El montante anterior a la entrada en vigor de la reforma, prosiguen los fallos, se respetará aunque sea superior a 720 días, el caso de uno de los trabajadores que juzga el Tribunal Supremo, que fue contratado en 1993, con el límite final de 1.260 días. Si el 12 de febrero de 2012 el empleado no hubiera alcanzado 720 días, podrá sumar los días necesarios para hacerlo contando a partir de la entrada en vigor de la reforma.

Como dicen las sentencias, “para el tiempo anterior a 12 de febrero de 2012, opera una indemnización de 45 días de salario por año de servicio por el tiempo de prestación de servicios anterior a dicha fecha, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año”.

Esto significa, prosiguen, “que debemos contabilizar diecinueve años y dos meses de actividad; el prorrateo por meses desemboca en el devengo de 3,75 días indemnizatorios por cada mensualidad de servicios prestados. Puesto que 19 años y dos meses equivalen a doscientas treinta mensualidades, el total de días indemnizatorios (862,5) supera los 720 días”.

De esta forma, apunta el fallo, “opera la excepción: la indemnización será de 862,5 días de salario". Prescribe la norma que “se aplicará éste como importe indemnizatorio máximo, sin que dicho importe pueda ser superior a 42 mensualidades, en ningún caso”.

De acuerdo con este razonamiento, el TS concluye: “Aunque no se hubiera alcanzado el máximo indemnizatorio absoluto de las 42 mensualidades, el tiempo de servicios posterior a 12 de febrero de 2012 es inhábil para acrecentar la cuantía fijada. Dicho de otro modo: al entrar en vigor la reforma legislativa de 2012, el trabajador ha prestado servicios por tiempo superior a 19 años y eso provoca que el ulterior trabajo resulte inocuo”.

Noticia extraída de: expansion.com

Cómo puedes ascender dentro de tu propia empresa

Escrito por Antonio Cervós

Mar. 11, 2016


Ser polivalente y tener un gran compromiso con tu compañía son bazas que harán que tus superiores se fijen en ti para que formes parte de los procesos de selección internos y puedas aspirar a una promoción.

La proyección que puedas tener en tu compañía es clave para el futuro que te espera en tu empresa. Cada vez se premia más la polivalencia y que tengas la capacidad de moverte por varias posiciones. Promocionar dentro de tu organización es posible, pero antes deberás evaluar tus competencias y conocer los procesos que se utilizan para que los empleados ocupen los puestos que se ofertan dentro de la empresa. Formar parte de la estrategia de la movilidad interna de tu compañía te servirá para diseñar y dirigir tu trayectoria profesional.

En estas operaciones cobra una gran importancia la evaluación de competencias. La mayoría de las grandes organizaciones apuesta por crear sus propios modelos. Es una forma de apoyar el desarrollo de carrera de la plantilla y, al mismo tiempo, impulsar el crecimiento de la compañía.

Estas estrategias pueden ser de movilidad ascendente u horizontal. La primera opción siempre es la que más interesa a los profesionales, ya que implica una mejora retributiva. La segunda también es una forma de mejorar el compromiso y el grado de satisfacción del trabajador. Aunque éste mantiene el rango que tenía en su posición anterior, cambia de puesto y asume nuevas responsabilidades, lo que implica una nueva motivación.


Procesos

“Estas prácticas están muy asimiladas en compañías anglosajonas, en España aún nos queda mucho por mejorar, aunque ya se están aplicando de manera que forman parte de la cultura corporativa y supongan un beneficio para la empresa y el empleado para que no se queden en una operación puntual”, asegura Gianluca Balocco, socio de People Excellence.

Pasar por varias posiciones en la empresa te aporta una visión global de la compañía. Por su parte, María José Martín, directora de Right Management España, explica que los nuevos modelos deben responder a las inquietudes de los trabajadores transversal y verticalmente, facilitando el acceso a diferentes proyectos. “Además, las compañías que incorporan el desarrollo de carreras profesionales a los sistemas de gestión de personas aumentan de manera significativa el compromiso y la satisfacción de sus empleados. Un aspecto que se traduce en un 29% más de ingresos de media”, añade Martín.

Para aspirar a una promoción a través de estas operaciones deberás tener en cuenta una serie de aspectos:

Habla con tus superiores. Se trata de un proceso estratégico de la organización, así que son operaciones a medio plazo. No creas que vas a poder acceder a un ascenso sólo en unos días. También tendrás que comunicar tu objetivo a tus jefes o a recursos humanos.

-Prepárate. “Debes preocuparte por que te identifiquen como un profesional aspirante a la promoción. Aunque siempre habrá un cierto grado de subjetividad en la valoración, suele ser imprescindible que lleves dos años como mínimo en el mismo puesto dando muy buen resultado en el cumplimiento de objetivos”, explica Jesús María Saló, director asociado de Page Consulting.

También se tendrá en cuenta tu compromiso para comprobar si estás alineado con los valores de la organización. Para ello, se llevarán a cabo una serie de evaluaciones en las que deberás demostrar tus aspiraciones -si realmente tienes la voluntad de progresar- y tu capacidad de aprendizaje. No te olvides de que es crucial que actualices tus competencias para hacer frente a las funciones de tu nuevo puesto.

Debes adaptarte a nuevos compañeros y posiblemente a ritmos diferentes de trabajo.

“Normalmente, estos programas se crean para ocupar puestos intermedios de gestión, así que hay que ser consciente de que se evaluarán ciertas habilidades como la orientación a resultados, la forma de trabajar en equipo del profesional y es capaz de actuar bajo presión”, añade Renata Dedini, jefe de cuentas de Randstad.

-Referencias. Además de superar las pruebas más objetivas, deberás tener en cuenta que también influye la opinión que puedan tener de ti en la compañía. Antes las recomendaciones de tus superiores resultaban determinantes, ahora se está empezando a recurrir a programas 360º para dar una mayor objetividad al proceso. Estos sistemas recogen la visión de compañeros y colaboradores, así como el punto de vista de agentes externos como clientes o proveedores. A ellos se les preguntará tanto por tu trabajo actual, como por tus antiguos proyectos y así obtener una perspectiva del tipo de profesional que eres.

-Adáptate al cambio. Potenciar tu carrera, obtener una visión global de la compañía al haber pasado por varias posiciones y tener nuevas motivaciones son las principales ventajas de este tipo de movilidad. Aunque es cierto que este cambio no es tan grande como el de empezar en una nueva empresa, sí deberás hacer frente a los obstáculos comunes que se tienen al llegar a un equipo. Tendrás que adaptarte a unos nuevos compañeros, a diferentes ritmos de trabajo y, en ocasiones, hasta a una nueva ciudad, si la promoción implica un traslado.


Genera tus oportunidades

La cultura del intraemprendimiento, es decir, la posibilidad de emprender dentro de la compañía, se está empezando a consolidar en algunas compañías como un tipo de movilidad interna. Sin embargo, las grandes empresas siguen prefiriendo los métodos clásicos. “Por propia definición, el intraemprendimiento implica un grado, pequeño o grande, de pérdida de control. Y este hecho no suele gustar. Es más común en firmas pequeñas y más jóvenes”, asegura Jesús María Saló, director asociado de Page Consulting. A partir de la creación de módulos de innovación, los empleados pueden lanzar sus propios proyectos que posteriormente se pueden incorporar en la estrategia corporativa. Si en tu empresa existe esta posibilidad, te servirá para crear tus propias oportunidades de crecimiento y liderar proyectos que te motivan. Aseguradoras, bancos y las de gran consumo son las compañías que más apuestan por estas iniciativas. “Otro sector que también está destacando es el de farma, ya que al tratarse de un entorno muy regulado, cualquier iniciativa que implique una novedad causa un gran interés”, concluye Gianluca Balocco, socio de People Excellence.

Noticia extraída de: expansion.com

No hay que indemnizar al trabajador que fuerza su despido

Escrito por Antonio Cervós

Mar. 11, 2016


El TSJ de Cataluña da la razón a una empresa que se negó a pactar un despido y que, tras el chantaje del trabajador, le despidió. En una sentencia se considera el despido procedente, esto es, sin indemnización.

Las empresas pueden impedir que un empleado pacte un despido amañado. Así lo ha establecido el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que ha dado la razón a una empresa que se negó a pactar un despido con un empleado y que, tras el chantaje de éste, acabo despidiéndole. En una sentencia pionera, el TSJ considera el despido procedente, por lo que el trabajador no recibirá ninguna indemnización.

Se trata de un caso habitual en el que las empresas no recurren porque los tribunales siempre dan la razón a los trabajadores al entender que es la parte más débil y que la compañía puede estar intentando ahorrarse la indemnización. Sin embargo, en este caso, Alcón Cusí se negó a tramitar los papeles de un despido improcedente que solicitaba un trabajador que se dedicaba a la producción de productos oftalmológicos.


El habitual pacto de despido improcedente.

Los pactos de despido improcedente son habituales, porque si la empresa se niega a aceptarlos, los tribunales suelen dar la razón al empleado, ya que entienden que es la parte más débil y que la compañía puede estar intentando ahorrarse la indemnización.

Cuestión distinta es que Hacienda y Empleo persigan estos pactos. El Fisco cuestiona todo despido que no pase por conciliación.

La empresa le indicó que entonces solicitara la baja voluntaria, pero el trabajador lo rechazó. Una vez que la Alcón Cusí rechazó la petición del empleado de dejar de prestar servicios de manera que pudiera acceder a la prestación por desempleo, el trabajador comenzó a cometer fallos y descuidos, como no secar correctamente un reactor e, incluso, negarse de forma repetida a realizar el trabajo. Entonces, volvió a solicitar que se le permitiera extinguir la relación laboral y cobrar indemnización, y la empresa se negó de nuevo. El empleado causó baja médica por trastorno de ansiedad y, dos meses más tarde, fue despedido. La carta de despido explica que éste se fundamenta en fraude, deslealtad y abuso de confianza en las gestiones encomendadas y en disminución voluntaria y continuada en el rendimiento normal de trabajo. La empresa consideró que de su actuación se podían producir perjuicios tanto para ella misma como para los consumidores.

Aunque en primera instancia se estimó el despido como improcedente, el TSJ lo cree procedente, ya que entiende que “los incumplimientos aparecen como consecuencia de la negativa de la empresa a participar en el fraude”. La sentencia añade que “la conducta constituye una evidente transgresión de la fe contractual dado que, con independencia del posible daño económico, sí se ha vulnerado la buena fe depositada en él y la lealtad debida, al configurarse la falta por ausencia de valores éticos”. Y concluye que “la pérdida de confianza no admite grados de valoración una vez que se rompe el necesario equilibrio en las relaciones laborales impidiendo el restablecimiento”.

Carmen Torres, abogada de Simmons & Simmons, apunta que “la relevancia de la sentencia radica en el rigor del TSJC al rechazar una práctica desafortunadamente extendida”.


Obligación de adelantar gastos a la empresa

El Tribunal Supremo establece que Siemens puede cambiar la práctica empresarial y obligar a los trabajadores a utilizar una tarjeta de crédito con cargo a una cuenta bancaria de titularidad exclusiva del trabajador y que todos los gastos incurridos por el desempeño del trabajo sean abonados con cargo a esta cuenta bancaria. Además, esta práctica implica un riesgo para el empleado, ya que además de adelantar gastos con su cuenta y tarjeta personales asume el riesgo de que la empresa no los valide a posteriori. El Alto Tribunal desestima la petición de los sindicatos de que los empleados vuelvan a la situación anterior, que consistía en que la compañía otorgaba adelantos para evitar que los trabajadores desembolsaran dinero o utilizaran sus propias tarjetas. El Supremo desestima la demanda al considerar que se trata de un simple anticipo a compensar que no implica un desplazamiento del riesgo empresarial. El anticipo lo realiza la entidad emisora de la tarjeta de crédito y el trabajador no asume ningún gasto por la tenencia de este instrumento crediticio.

Noticia extraída de: expansion.com

Ayudas a autónomos vigentes en 2016

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 8, 2016


Se incluyen las reducciones con carácter general, las ayudas a menores de 30 años y personas con discapacidad, víctimas de violencia de género y terrorismo

Los trabajadores por cuenta propia pueden beneficiarse de una serie de bonificaciones y reducciones a la Seguridad Social según lo recogido en la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto Autónomo y con modificación de la Ley 31/2015, de 9 de septiembre como recoge el SEPE. A continuación te las detallamos en profundidad:

– Bonificaciones con carácter general

    Para los trabajadores que se decanten por una base mínima de cotización: hace referencia a los autónomos que se den de alta o que no hubieran permanecido en el régimen de autónomos durante los últimos cinco años. La cuantía de la cuota ascenderá a 50 euros mensuales por contingencias comunes durante los seis primeros meses. Una vez cumplidos ese primer semestre y hasta alcanzar los 12 meses, hasta completar un periodo máximo de 18 meses tras la fecha de alta, los autónomos podrán disfrutar de una serie de reducciones sobre la cuota por contingencias comunes.

    Para los trabajadores que opten por una base de cotización superior a la mínima: se refiere a los autónomos que causen alta por primera vez o que no hayan estado en el régimen en los cinco años inmediatamente anteriores a contar desde el día que se dan de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de Trabajadores por Cuenta Propia. En este caso, para que los que deseen una cotización mayor, la reducción supondrá un 80% de la cuota por contingencias comunes, incluyendo la incapacidad temporal. La duración abarcará los seis primeros meses desde que se da de alta, y hasta completar un periodo máximo de 18 meses, los autónomos que se beneficien de esta medida podrán aplicar una serie de bonificaciones, como una reducción del 50% de la cuota durante los seis siguientes meses al periodo inicial; del 30% durante los siguientes tres meses a partir del año y otro 30% de la cuota hasta el mes 18.

– Menores de 30 años o mujeres con menos de 35 años: autónomos con menos de 30 años, o mujeres con una edad inferior a los 35 años, que causen alta o que no hubieran estado dados de alta en los últimos cinco años desde la fecha en que se inscriben en la Seguridad Social como trabajadores por cuenta propia.

Además de aplicarse las reducciones de carácter general, también habrá una bonificación adicional que equivale al 30% sobre la cuota por contingencias comunes, resultando la cuota a reducir el resultado de aplicar a la base mínima que corresponda el tipo de cotización vigente en cada instante. Se aplicará durante los siguientes doce meses a la conclusión del periodo de bonificación aplicados con carácter general. En este caso, pueden disfrutar de unas reducciones de 30 meses. Podrán beneficiarse también los socios trabajadores de cooperativas y socios de sociedades laborales que se encuentren en el Régimen Especial de los Autónomos, siempre que cumplan las condiciones exigidas. Incluso podrán disfrutar de estas bonificaciones aunque contraten a empleados por cuenta ajena.

– Personas con discapacidad, víctimas de violencia de género y víctimas de terrorismo

Trabajadores que opten por una base mínima de cotización: para personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, víctimas de terrorismo o de violencia de género que causen alta o que durante los últimos cinco años no hayan estado inscritas en el régimen de autónomos en la Seguridad Social. La cuota quedará reducida a 50 euros mensuales por contingencias comunes durante doce meses. A partir de los 12 meses y hasta completar los cinco años, los trabajadores que disfruten de esta medida podrán aplicarse una reducción del 50%.

Trabajadores que opten por una base de cotización superior a la mínima: hace referencia a personas que cuentan con un grado de discapacidad de al menos el 33%, víctimas de terrorismo o violencia de género que causen alta por primera vez o que no lo hayan estado durante los cinco años anteriores a la fecha de alta. En este caso la reducción equivaldrá al 80% de la cuota durante los doce primeros meses. A partir del mes 12 y hasta alcanzar los 60 meses, los trabajadores que se beneficien de esta medida tendrán la posibilidad de aplicarse una bonificación del 50% sobre la cuota por contingencias comunes.

Noticia extraída de: cincodias.com

Tres impuestos que debes conocer si vas a emprender

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 4, 2016


IRPF, IVA, IAE

Se tratan del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Todos los emprendedores que tengan intención de poner en marcha un negocio deben conocer los tres impuestos a los que se enfrentarán. Se tratan del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), IVA y el IRPF.

- Impuesto sobre actividades económicas (IAE): están consideradas actividades económicas cualesquiera de carácter profesional, empresarial o artístico, siempre que implique la ordenación por cuenta propia de recursos humanos y de medios de producción, o incluso ambos, con el propósito de participar en la distribución o producción de bienes y servicios.

Su contenido se divide en actividades empresariales, profesionales y artísticas. Como empresariales se entienden las actividades mineras, comerciales, industriales y de servicios; las actividades de carácter profesional ejercitadas por entidades o personas jurídicas; y la actividad ganadera independiente. En cuanto a las actividades profesionales, se aplicará siempre que sean hechas por personas físicas, mientras que en las artísticas incluye el cine, teatro y circo, baile, música, deporte y espectáculos.

- Impuesto sobre el valor añadido: son actividades económicas las que implican la ordenación por cuenta propia de factores de producción, humanos y materiales, con el propósito de intervenir en la producción o distribución de servicios o bienes. En relación al IVA es preciso que las actividades económicas se desempeñen con regularidad, ya sea la prestación de servicios o la entrega de bienes.

La ley del IVA cataloga como actividades profesionales o empresariales las comerciales, las extractivas, las industriales, las agrarias, los servicios y las actividades liberales y artísticas.

- Impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF): se estiman rentas de actividades económicas las que procediendo del trabajo personal y del capital de manera conjunta, implican por parte del contribuyente la ordenación por cuenta propia de los medios de distribución o producción de bienes o servicios.

De manera general se recogen en la Ley del Impuesto como actividades económicas las siguientes: de fabricación, las extractivas, comercio o prestación de servicios, entre los que tienen cabida las agrícolas, artesanía, ganaderas, forestales, de construcción, pesqueras, mineras y el desempeño de profesiones liberales, artísticas y deportivas.

En el caso del arrendamiento de inmuebles se valorará como actividad económica cuando para el desarrollo de la actividad haya un local destinado para la actividad y se tenga empleada al menos a una persona.

Noticia extraída de: cincodias.com

Bonificaciones para autónomos que contraten a jóvenes en 2016

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 3, 2016


Los autónomos o pymes que incorporen a sus plantillas a menores de 30 años dispondrán de distintas ayudas

Los autónomos pueden acceder a bonificaciones al contratar a jóvenes. A continuación resumimos las ayudas más importantes que se ofrecen desde la Seguridad Social para contrataciones que se realicen a lo largo de este año. Bonificaciones que, en la mayoría de los casos, se aplican a través de reducciones en las cotizaciones a abonar por cada trabajador:

– Para contrataciones a tiempo parcial con vinculación formativa, para menores de 30 de años, la reducción será del 100% en la cuota empresarial por contingencias comunes en empresas de plantilla inferior a 250 trabajadores. Se alargará durante un máximo de doce meses.

– Para contratación de un joven por microempresas y empresarios autónomos de menores de 30 años, la reducción será del 100% de la cuota empresarial por contingencias comunes durante un periodo de doce meses.

– Conversión en indefinido del contrato de primer empleo joven, orientado a los menores de 30 años inscritos en la Oficina de Empleo. Finalizada su duración mínima, que es de tres meses, la ayuda será de 500 euros al año en el caso de los hombres y de 700 euros para las mujeres. La duración asciende a los tres años.

– Para contratos en prácticas de menores de 30 años o menores de 35 años con alguna discapacidad, al margen del periodo transcurrido desde la conclusión de sus estudios. Deben estar inscritos en la Oficina de Empleo. Habrá una reducción del 50% de la cuota empresarial por contingencias comunes y una bonificación adicional del 50% de la cuota empresarial por contingencias comunes para personas beneficiarias del Sistema Nacional de Garantía Juvenil. Se extenderá durante toda la vigencia del contrato.

– Para contratos en prácticas en menores de 30 años o menores de 35 años discapacitados que realicen prácticas no laborales, acogidos al R.D. 1543/2012. La reducción será del 75% en la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes. Habrá bonificación adicional del 25% de la cuota empresarial por contingencias comunes para personas beneficiarias del Sistema Nacional de Garantía Juvenil. La duración de esta ayuda se prolongará durante la vigencia del contrato.

– Para empresas de inserción, los menores de 30 años o discapacitados con menos de 35, en situación de exclusión social, recibirán 1.650 euros al año durante la vigencia del contrato o durante tres años en situación de indefinido.

– Para cooperativas o sociedades laborales, en donde los menores de 30 años, inscritos en la Oficina de Empleo, se incorporen como socios trabajadores. La cuantía ascenderá a 800 euros anuales durante tres años.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Tiene bienes en el extranjero? Es obligatoria su declaración

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 3, 2016


El próximo 31 de marzo concluye el plazo para la presentación de la Declaración Anual sobre Bienes y Derechos situados en el Extranjero (Modelo 720) correspondiente al ejercicio 2015.

Quien posea cualquier tipo de bien o derecho situado fuera de España por valor cada uno superior a 50.000 euros, deberán presentar el modelo 720, debiendo declarar todas las cuentas situadas en entidades financieras, como todo tipo de bienes inmuebles y derechos sobre inmuebles, así como valores, derechos, seguros y rentas depositadas, gestionadas u obtenidas en el extranjero.

No existirá obligación de informar ningún bien de aquellos grupos en los que la suma de los bienes que lo integran no supere los 50.000 euros. En los grupos en los que la suma supere este importe existe la obligación de informar todos los bienes que lo integran. En lo relativo al grupo de cuentas en entidades financieras bastará con que lo sobrepase o la suma de los saldos a 31 de diciembre del ejercicio correspondiente o la de los saldos medios. En este y en años sucesivos sólo se informará sobre los grupos en los que haya existido un incremento superior a 20.000 euros respecto a la última declaración presentada.

En todo caso, en años sucesivos será obligatoria la presentación de la declaración para aquellos bienes ya declarados y respecto a los cuales el contribuyente pierda la condición que determinó en su día la obligación de declarar.

Como norma general, están obligados a realizar la declaración de bienes y derechos en el extranjero, las personas físicas, jurídicas y entidades que se indican a  continuación y que  sean titulares de bienes y derechos situados en el extranjero que determinen la obligación de presentar la declaración:

a) Personas físicas y jurídicas residentes en territorio español.
b) Los establecimientos permanentes en dicho territorio de personas o entidades no residentes.
c) Las entidades a las que se refiere el artículo 35.4 de la Ley 58/5003, de 17 de diciembre, General Tributaria (herencias yacentes, comunidades de bienes, etcétera).
d) Los titulares de los bienes y los representantes, autorizados, beneficiarios y personas con poderes de disposición.

La declaración incluirá un registro por cada bien situado en el extranjero:

C: Cuentas abiertas en entidades que se dediquen al tráfico bancario o crediticio y se encuentren situadas en el extranjero.

V: Valores o derechos situados en el extranjero representativos de la participación en cualquier tipo de entidad jurídica, valores situados en el extranjero representativos de la cesión de capitales propios a terceros o aportados para su gestión o administración a cualquier instrumento jurídico, incluyendo fideicomisos y “trusts” o masas patrimoniales que, no obstante carecer de personalidad jurídica, puedan actuar en el tráfico económico.

I: Acciones y participaciones en el capital social o fondo patrimonial de Instituciones de Inversión Colectiva situadas en el extranjero.

S: Seguros de vida o invalidez y rentas temporales o vitalicias, cuyas entidades aseguradoras se encuentren situadas en el extranjero.

B: Titularidad y derechos reales sobre inmuebles ubicados en el extranjero.

El modelo 720 debe presentarse vía telemática a través de Internet, bien efectuada por el propio declarante o bien por un tercero que actúe en su representación. No hacerlo conlleva las siguientes sanciones:

a) Sanción de 5.000 euros por cada dato en el caso de incumplimiento de la obligación de informar sobre cuentas en entidades de crédito situadas en el extranjero, con un mínimo de 10.000 euros.

b) La sanción de 100 euros por cada dato o conjunto de datos referidos a una misma cuenta, con un mínimo de 1.500 euros, cuando la declaración haya sido presentada fuera de plazo sin requerimiento previo de la Administración Tributaria.

c) La no presentación se considerará infracción tributaria y se sancionará con una multa pecuniaria proporcional del 150 por ciento del importe de la base de la sanción.

Noticia extraída de: www.boletic.es

La pensión de jubilación ya puede solicitarse vía Internet y en breve se podrá también con maternidad

Escrito por Antonio Cervós       

Mar. 2, 2016


El Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ha dictado una resolución por la que permite a los ciudadanos tramitar y solicitar de manera electrónica diversas prestaciones del sistema.

En concreto, desde hace unos días, está habilitada la posibilidad de tramitar la pensión de jubilación y las prestaciones de viudedad y orfandad a través de Internet, mientras que a partir del 7 de marzo se podrán solicitar también las prestaciones por maternidad y paternidad por esta vía.

Según la resolución del INSS, publicada este martes en el Boletín Oficial del Estado (BOE), la tramitación electrónica de estas prestaciones sólo será posible cuando el procedimiento no exija la aportación física de documentos por parte del solicitante.

Para presentar las solicitudes, los ciudadanos deberán acceder al portal ‘Tu Seguridad Social’, accesible desde la sede electrónica de la Seguridad Social. Posteriormente deberán identificarse mediante DNI electrónico, certificado electrónico o a través de Cl@ve permanente. El sistema Cl@ve permite a los ciudadanos identificarse ante la Administración mediante claves concertadas (usuario y contraseña), sin tener que recordar claves diferentes para acceder a los distintos servicios.

Asimismo, los interesados en solicitar cualquiera de las prestaciones mencionadas podrán emplear los sistemas de identificación electrónica propios del portal ‘Tu Seguridad Social’. Para acceder a este servicio es necesario disponer de un usuario activo y una contraseña en vigor y para activar el usuario y generar la contraseña deberá disponer de un código de activación que se obtiene de forma presencial en cualquier oficina de la Seguridad Social.

Jubilación:

Después de la puesta en marcha del simulador sobre el cálculo de la pensión de jubilación, la Seguridad Social permite desde principios de febrero solicitar esta prestación desde ‘Tu Seguridad Social’, utilizando primero el simulador o de manera directa.

Para ello, el solicitante deberá completar la información que se le requiere, adjuntar la documentación y firmar la solicitud utilizando el certificado digital si ha accedido al portal con él o la firma centralizada (Cl@vefirma) si ha entrado al portal mediante contraseña Cl@ve.

Viudedad y orfandad:

Desde hace apenas unos días, los ciudadanos también pueden solicitar sus pensiones de viudedad y orfandad y el auxilio por defunción, sin necesidad de acudir a ninguna oficina, a través del portal ‘Tu Seguridad Social’.

Para ello, el solicitante deberá teclear la información sobre la persona fallecida, sobre la relación que le unía con ella y, si es necesario, sobre los hijos. El sistema le indicará la documentación que tiene que aportar, lo que podrá hacer también electrónicamente.

Maternidad y paternidad:

Y tras la pensión de jubilación y las prestaciones de viudedad y orfandad, a partir del 7 de marzo también se podrán solicitar por esta vía las prestaciones de maternidad y paternidad, según la resolución del INSS publicada hoy.

Para poder tramitar electrónicamente la prestación por maternidad será necesario que ésta sea biológica, que el disfrute del periodo de descanso se inicie el día del parto o al día siguiente, que la beneficiaria esté incluida en ese momento en el Régimen General, en el de Autónomos o en el del Carbón y que reúna el periodo mínimo de cotización exigido para tener derecho a la prestación, entre otros requisitos.

Noticia extraída de: elderecho.com

Casos en los que no hace falta que el autónomo emita facturas

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 26, 2016


En la mayoría de las operaciones exentas de IVA; en el sector de Agricultura, Ganadería y Pesca y en los regímenes especiales del IVA, entre otros

Todos los empresarios y profesionales tienen la obligación de emitir una factura cuando presten un servicio o entreguen un bien. Esto también se extiende a los pagos anticipados, salvo en las entregas intracomunitarias de bienes exentos. Además de este caso, hay otra serie de situaciones en las que no es preciso expedir factura:

– En los regímenes especiales del IVA.
– En las operaciones exentas de IVA, excepto servicios de hospitalización o asistencia sanitaria, transporte de enfermos, profesionales de la medicina o similares, las entregas de bienes empleados en operaciones exentas y las operaciones referentes a exenciones inmobiliarias.
– Ganadería, Agricultura y Pesca, excepto si los contribuyentes deben realizar el reintegro de las compensaciones al contratar servicios o bienes a personas acogidas al régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca.
– Recargo de Equivalencia. 
– Simplificado, salvo si la determinación de las cuotas devengadas se lleva a cabo según el volumen de ingresos y excepto por la transmisión de activos fijos.


Documentos que se deben guardar de manera obligatoria

En el caso de que si haya que emitir o recibir una factura, se genera una nueva obligación. La de conservar, durante un periodo de cuatro años, el contenido original de los siguientes documentos:

– Facturas recibidas.
– Los justificantes contables en las operaciones en las que sea de aplicación la inversión del sujeto pasivo cuando el proveedor no se encuentre establecido en la comunidad.
– Copias de las facturas emitidas.
– Los documentos que acrediten el pago del impuesto a la Importación.
– Los recibos que justifiquen el reintegro de la compensación del Régimen especial de Agricultura, Ganadería y Pesca, tanto el original por el que lo emite, como la copia por parte del responsable de la explotación.
– Esta obligación la podrá realizar tanto el interesado como un tercero al que se lo encargue, procurando en todo momento que los documentos respeten su contenido original, plazos y las condiciones señaladas.
En cualquier caso, las facturas, ya sean hechas en formato electrónico o en papel, deben conservarse de manera que se garantice la autenticidad de su origen, la legibilidad y la integridad del contenido.

Noticia extraída de: cincodias.com

Lo que debe hacer una empresa que vaya a contratar por primera vez

Escrito por Antonio Cervós   

Feb. 19, 2016


La documentación a presentar variará en función de si se trata de un empresario individual, empresario colectivo y sociedades españolas, o empresario colectivo y sociedades extranjeras

La empresa que vaya a contratar trabajadores por primera vez deberá reclamar su inscripción como empresario a efectos de la Tesorería General de la Seguridad Social. Este organismo le otorgará un número para su asignación y control de sus obligaciones con el respectivo Régimen del Sistema de la Seguridad Social. Dicha cifra está considerada como el principal Código de Cuenta de Cotización (CCC).

Es preciso que formalice este trámite en la administración de la Tesorería General de la Seguridad Social más cercana al domicilio de la actividad antes de comenzar la contratación de asalariados. La documentación variará en función del tipo de empresario.

El empresario individual: deberá presentar el modelo oficial de solicitud (modelo TA.6), documento identificativo del titular de la compañía, empresario individual o titular del hogar familiar; y documento emitido por el Ministerio de Economía y Hacienda en donde se le asigne el número de identificación fiscal en donde aparezca la Actividad Económica de la empresa.

El empresario colectivo y sociedades españolas: también será preciso que presente el modelo oficial de solicitud, el documento identificativo del titular de la compañía, empresario individual o titular del hogar familiar, el documento emitido por el Ministerio de Economía en donde aparezca el NIF en el que conste la Actividad Económica de la Empresa, la escritura de constitución debidamente registrada o certificado del Registro correspondiente y fotocopia del DNI y NIE de la persona que firma la solicitud de inscripción.

Empresario colectivo y sociedades extranjeras: en el caso de establecer un centro de trabajo en España deberán reunir la misma documentación que se indica para el empresario colectivo y las sociedades españolas. Si por el contrario no tienen previsto establecer un punto de trabajo en el país, será preciso que presenten los documentos señalados para el empresario individual y fotocopia de las escrituras de constitución de la empresa extranjera con certificado de aparecer inscritas en el registro correspondiente. También deberán incluir el certificado emitido por el cónsul español de su autorización y constitución legal en su país, además de realizar nombramiento o poder de representación de un representante legal con domicilio en España.

Noticia extraída de: cincodias.com

Los pagos fraccionados que debe hacer un autónomo en 2016

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 11, 2016


Los periodos de pago serían en abril, julio y octubre, además del mes de enero del siguiente año

Los contribuyentes del IRPF que realicen actividades económicas tienen la obligación de realizar pagos fraccionados durante el ejercicio económico a cuenta de la cuota anual. Entre ellos se encuentran los socios, comuneros, herederos o miembros de las entidades de atribución de rentas que lleven a cabo actividades económicas. Deberán hacer los pagos fraccionados según su participación en el beneficio. El pago, en cualquier caso, deberá efectuarlo cada uno de los socios.

Quedarán exentos de los pagos fraccionados aquellos que se dediquen a actividades ganaderas, agrícolas, forestales y los profesionales que durante el año anterior como mínimo el 70% de los ingresos de su actividad fueran objeto de retención o ingreso a cuenta. De esta norma no se tienen en cuenta las subvenciones y las indemnizaciones en las actividades ganaderas, agrícolas y forestales.

En 2016, el importe del pago fraccionado será un porcentaje sobre los rendimientos que variará en función del tipo de régimen de IRPF que aplique el contribuyente. Puede ser del 20% (estimación directa), del 4% cuanto hay más de un asalariado; del 3% con un asalariado, del 2% sin asalariados y para los que se dediquen a actividades agrícolas, ganaderas, pesqueras o forestales, al margen del método utilizado para determinar el rendimiento neto.

En cualquiera de estos pagos fraccionados se pueden aplicar porcentajes superiores a los indicados anteriormente. Para calcular el primer año se valorarán los ingresos objeto de retención o ingreso a cuenta en cada periodo trimestral al que hace referencia el pago fraccionado. El importe resultante se reducirá por las retenciones e ingresos a cuenta soportados, la deducción por obtención de rendimientos de actividades económicas y deducción por cantidades destinadas a la compra o rehabilitación de vivienda habitual (en el caso de haberla adquirido antes del 1 de enero de 2013) y que disfruten de la deducción en la cuota del IRPF.


Periodo de plazos

Los pagos se realizarían los tres primeros trimestres, es decir, abril, julio y octubre, entre el 1 y el 20. El cuarto trimestre tendría lugar entre el 1 y el 30 del mes de enero del siguiente año.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Adiós al socio trabajador que cobra de su empresa?

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 10, 2016


Las reformas buscan que se hagan autónomos

Lo que se pretende es que se den de alta como autónomos y dejen de ser considerados como empleados de la sociedad.
Hasta hace poco tiempo los socios de una compañía podían ser considerados como trabajadores de sus sociedades y percibir su pago en forma de nómina. Sin embargo, con la Reforma Fiscal se pretende acabar con esta práctica y conseguir que los trabajadores asociados se hagan autónomos.

Según recoge la empresa Sage, en un documento donde se repasan los cambios fiscales que tendrán lugar en el presente año, los socios de una empresa deberán registrarse como autónomos en las siguientes situaciones:

– Cuando el rendimiento generado por el socio proceda de una actividad económica que se haga en favor de la sociedad, siempre que esta se recoja entre las actividades que puedan realizarse como autónomos según la Agencia Tributaria. Las retribuciones recibidas se integrarán a los impuestos de este socio, que deberá realizar una factura.

– Cuando desempeñe una labor para sociedades que se dediquen a la prestación de servicios profesionales, incluso aunque estas no estén constituidas como sociedades profesionales.

– Cuando el rendimiento proceda de la realización de actividades profesionales por parte del socio de esa compañía, incluyendo labores internas como las comercializadoras u organizativas.

Las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno para los autónomos contemplan una reducción del 37% al 35% en la retención de los consejeros y administradores. Aquellos que vayan a recibir un ingreso en concepto de administradores de la sociedad en cuestión deberán realizarlo por medio de una nómina aparte.


Valorar lo positivo y lo negativo de hacerse autónomo

Esta opción presenta ciertas desventajas, sobre todo porque los autónomos cuentan con una carga administrativa y fiscal superior. No obstante, también tienen la posibilidad de acogerse a los beneficios de la Ley de Emprendedores que está al alcance de los nuevos profesionales por cuenta propia, que son la tarifa plana de 50 euros durante los seis primeros meses de alta, un tipo reducido del IRPF del 9% y la posibilidad de deducir los gastos procedentes de su actividad profesional.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Cómo afectan las retenciones del IRPF a los autónomos?

Escrito por Antonio Cervós         

Feb. 9, 2016


Los profesionales autónomos están obligados a aplicar retenciones en sus facturas o en las nóminas de los trabajadores. El porcentaje varía en cada situación.

El IRPF es el impuesto por antonomasia en nuestro país (y en cada país con un sistema fiscal moderno y progresivo). Se aplica, como bien indica la palabra, a toda persona física, es decir, a ti, a mí, a quien edita la página y todo aquél que posea una renta (salvo en caso de mínimos).

Los autónomos están considerados personas físicas – a diferencia de una empresa, que se considera una persona jurídica – y como tales han de tributar por el IRPF, como cualquier otro trabajador, y como éste, al autónomo también se le aplica retenciones, es decir, anticipos en el pago del IRPF a la Agencia Tributaria – por su actividad.

No obstante, no a todos los autónomos se le aplica retenciones. Están exentos aquellos que están dados de alta en actividades empresariales (incluidas sección primera del Impuesto de Actividades Económicas de la Agencia Tributaria).

Son los profesionales autónomos, es decir, aquellos que están dados de alta en las secciones segunda y tercera del Impuesto de Actividades Económicas los que deben aplicar retenciones.

¿Pero cómo y en qué porcentaje?

¿Qué tipos de retenciones me afectan como autónomo y cómo se aplican?

El tipo de retención ahora mismo – desde julio de 2015 – es del 15%. No obstante, este porcentaje varía en determinadas situaciones. Para no confundirte, los estructuraremos según tengas que aplicar retenciones en tus facturas, en las nóminas de los trabajadores (si tienes), en el alquiler de tu local de negocio y otras actividades.

1. Retenciones en las facturas

Si has de aplicar el IRPF (damos por supuesto que sí, sino no estarías leyendo esto), has de aplicar en las facturas que emites una retención del 15% del IRPF. El porcentaje, sin embargo, varía según los siguientes casos y actividades:

– Si te has dado de alta de autónomo por primera vez, tendrás que aplicar una retención del 7% los dos primeros años.
– Si tu actividad está en estimación objetiva (lo que se conoce por sistema de módulos) y sujeta a retención (no todas lo están), la retención es del 1%.
– Si te dedicas a actividades ganaderas de engorde de porcino y avicultura, has de aplicar un 1% de retención.
– Si te dedicas a las actividades forestales y las agrícolas y otras ganaderas (salvo las ya mencionadas) debes aplicar el 2% de retención.

Afortunadamente, los programas de facturación incorporan la posibilidad de activar las retenciones del IRPF, de modo que éstas aparezcan reflejadas sin que tengas que calentarte la cabeza con cálculos.

2. Retenciones en las nóminas de los trabajadores

Puede que tengas trabajadores a tu cuenta. Si es así, como personas físicas que son también están sujetas el IRPF y a retenciones. Estas las tienes que aplicar tú mismo en las nóminas. El tipo depende de la renta del trabajador. La Agencia Tributaria te puede ayudar a calcularlo. Puedes incluso consultarlo en su página web (www.agenciatributaria.es).

3. Retenciones en alquileres

Si realizas tu actividad en un local alquilado u oficina, tu arrendador te aplicará una retención del 19% en la factura.

4. Otras retenciones

Hay otros casos que, por ser menos frecuentes, no quiere decir que estén libres de retenciones. Nos referimos a actividades relacionadas con la propiedad intelectual (19%), cesión de derechos de imagen (19%) y arrendamientos de bienes muebles, negocios o minas (19%) y otras clases de rentas que puedes consultar en la página web de la Agencia Tributaria.

Todas estas retenciones las has de declarar en su correspondiente modelo. Por ese motivo es aconsejable que lleves un cierto orden en tus facturas. Y desde aquí no nos cansaremos de repetirte que ese orden, con un buen programa de facturación, lo tienes más que asegurado.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Principales cambios fiscales para autónomos en 2016

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 2, 2016


Entre otras cosas hay un cambio en el sistema de módulos y tendrán la posibilidad de desgravar hasta la mitad de los gastos derivados de la actividad

Los autónomos tendrán que adaptar su actividad a una serie de cambios fiscales que les afectarán directamente a lo largo de 2016. Sage ha recopilado las variaciones más relevantes para los trabajadores por cuenta propia, con respecto al periodo impositivo anterior:

– Modificación del sistema de módulos: con este sistema, la Agencia Tributaria establece una cuota según unos parámetros objetivos en función del tamaño, el tipo de actividad o la potencia de electricidad contratada. Este año se reduce el número de empresas que pueden acogerse a este sistema, disminuyendo también el límite de ingresos de 450.000 euros a 250.000. Los autónomos que emitan facturas a compañías con rendimientos por encima de los 225.000 euros tampoco podrán beneficiarse. Quedan, excluidos los sectores de la madera, construcción, industria agroalimentaria y artesanía.

– Cobros por nómina de socios trabajadores: a partir de este año será preciso que los socios de una compañía se den de alta como autónomos cuando el rendimiento producido por el socio proceda de una actividad económica realizada a favor de la sociedad. También será preciso que se registre como autónomo si va a trabajar para sociedades dedicadas a la prestación de servicios profesionales. Hay que decir que los administradores y consejeros verán reducida la retención del 37 al 35%, pudiendo acogerse a los beneficios que ofrece a los nuevos autónomos la ley de emprendedores.

– Amortización de autónomos: los autónomos podrán desgravar este año hasta el 50% de los gastos relacionados con su actividad. Es preciso que estén vinculados a la actividad que realicen profesionalmente y lo justifiquen. Todavía no servirá de gran ayuda para los trabajadores por cuenta propia que desempeñen su actividad en casa, ya que resulta complicado separar el uso profesional del teléfono, electricidad o el agua.

– Límites en gastos de atención a clientes: hasta ahora no había un límite, pero se ha impuesto un máximo del 1% de la cifra de negocios. Esto afecta en gran medida a los autónomos, que en el caso de rebasar esta cifra tendrán un sobrecoste en los gastos no deducibles.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Para qué sirve un albarán?

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 2, 2016


El albarán es un documento mercantil que sirve para justificar una entrega. No es obligatorio, pero conviene no infravalorar su importancia.

Con los idiomas ocurren cosas muy curiosas. El castellano es una lengua romance, cuyo vocabulario, en más de un 90 por ciento, proviene del latín. Pero, a veces, en lugar de darle nombre a las cosas en sintonía con el resto de lenguas romances, nos da por acudir a otras etimologías. Esto no es nada malo, pero a veces causa despiste entre nuestros vecinos latinos.

Es el caso del “albarán”, una palabra de origen árabe. Se trata de un documento de entrega o transporte que los italianos llaman “documento di trasporto” (documento de transporte), los portugueses “guia de remessa” (guía de remesa) y los franceses “bon de livraison” (bono de entrega, para librar).

Esto no sólo confunde al vecino latino, sino también al latinoamericano. Ningún país hispanohablante de América utiliza la palabra árabe que se usa en España. En efecto, en Argentina lo llaman “remito”, en Bolivia “nota de remisión” o “nota de entrega”, en Cuba “despacho” y así un largo etcétera de palabras derivadas del latín.

¿Y a qué viene todo este excurso? Pues que por algún sitio teníamos que empezar a hablar del albarán, ese documento mercantil tan frecuente entre nosotros y tan singular por su etimología árabe.

¿Qué es un albarán y por qué no debes confundirlo con una factura?

El albarán, como decíamos, es un documento de entrega, es decir, un documento mercantil que justifica la entrega de un pedido.

Un albarán no es una factura y aunque tenga un aspecto y un contenido parecidos, no lo sustituye. El albarán no cumple funciones tributarias y, además, no es obligatorio en una transacción comercial, cosa que la factura si lo es.

Es cierto que cuando se trata de entregas continuas, puedes reunir varios albaranes y al final emitir una factura que recoja el conjunto de las transacciones. Pero un vez más: ninguno de esos albaranes, ni el conjunto, sustituye el valor comercial y fiscal de la factura.

¿Para qué sirve el albarán?

Por lo general, el albarán se entrega con copia al comprador para que lo firme y justifique así su entrega. Su función, por tanto, es la de probar la entrega del producto.

El comprador se queda con el original y la copia firmada va para el vendedor. Es importante que así sea, porque una vez el vendedor la haya recibido, podrá emitir la correspondiente factura.

Pero el albarán no sólo es importante para el comprador y el vendedor, sino también para la empresa transportista. Para esta, el albarán firmado es una garantía de que el producto se ha entregado en buen estado.

Es por ello que el comprador ha de cerciorarse, antes de firmar nada, que el producto no está dañado. Y esto es importante, porque es (mala) costumbre de muchas empresas de transporte el entregar el producto e inmediatamente pedirle al comprador que firme el albarán de entrega sin haberle dado tiempo a comprobar nada. Y, claro, una vez firmado, la empresa de transporte se lava las manos.

¿Qué contenidos lleva el albarán?

Así como la Agencia Tributaria establece los contenidos que ha de tener la factura, en el caso del albarán no ocurre lo mismo.

Eso no quiere decir que un alabarán sea una hoja en blanco donde uno pueda escribir lo que quiera. Unos contenidos mínimos, como los que nombramos a continuación, son imprescindibles:

- Lugar y fecha de emisión del albarán.
- Datos identificativos del comprador y el vendedor (nombre y apellidos o razón social, NIF o CIF, dirección postal, etc.).
- Número de albarán.
- Lugar y fecha de entrega.
- Espacio para la firma del receptor (y, si se tercia, para el sello).
- Cantidad y descripción del producto.

¿Echas algo en falta? El importe y el precio, en efecto. Pues bien, no es obligatorio señalar el importe ni el precio del producto o productos en el albarán. De hecho, no se acostumbra a hacer, pues la función del albarán es hacer constatar la entrega de uno o varios productos, no su valor comercial. Esa es la función de la factura.

Eso si, que no sea obligatorio no significa que no se pueda hacer constar. Esto es lo que se llama albarán valorado y hay que tener cuidado cuando el receptor es un tercero que no debe, por cuestiones comerciales, ver el valor de la transacción entre el comprador y el vendedor. No solo hablamos de regalos, sino de, por ejemplo, un comercio que encarga un producto al fabricante, y éste se lo envía directamente al cliente final por expresa petición de este.


Consideraciones legales de los albaranes

Que un albarán no sea obligatorio no significa que no tenga implicaciones legales y comerciales. Las tiene y conviene tener en cuenta los siguientes puntos:

La firma en el albarán: ya hemos hablado, pero insistiremos. Firmar el albarán significa no sólo dar conformidad de que se ha recibido la mercancía, sino que esta se ha entregado en buen estado.

Si al abrir el paquete (oh, sorpresa) la mercancía está en mal estado por el transporte, el vendedor tendrá un problemón (no podrá reclamar al transportista) que pueda trasladar al comprador por no haber revisado la mercancía al recibirla. Y el comprador, en estas circunstancias, pierde el derecho a reclamar. Ahora bien, si se trata de daños no ocasionados por el transporte, tiene hasta 30 días para reclamar y tiene que hacerlo con el albarán en mano.

Los plazos de pago. Esto está legislado, pero hay vendedores y compradores que todavía se hacen los suecos o simplemente lo ignoran. Nota para ambos: la ley de morosidad dice que el plazo de pago de las facturas empieza a contar desde la fecha de recepción de la mercancía, no desde la fecha de emisión de la factura (que muchas empresas emiten el mismo día que envían la mercancía) ni de recepción de esta.

Los albaranes son un documento muy importante y también forman parte de tu facturación.

Noticia extraída de: emprendedores.es

¿Por qué no debes ignorar el balance de situación?

Escrito por Antonio Cervós  

Ene. 28, 2016


Para tener un manejo responsable de tu empresa es bueno tener en cuenta el estado de tu patrimonio. El balance de situación te ofrece una buena panorámica.

Partiremos de una obviedad: para tomar una decisión de futuro razonable conviene ser consciente de los recursos con que contamos. Soñar está bien – y es gratis –, pero los sueños no se cumplen solo por arte de voluntarismo.

Las circunstancias cuentan y también tus recursos. Ya lo decía Epicteto, ese filósofo griego que escribió una obra genial y de nombre inolvidable (Manual de vida): “Antes de obrar, retrocede para tener una visión más amplia, para no actuar a la ligera obedeciendo a un impulso”.

Una manera de conseguir una visión más amplia de tu negocio es mirando la situación de tu patrimonio, es decir, mirar y analizar aquello que tienes, pero también aquello otro que debes. Ninguna decisión sensata puede excluir ninguno de esos dos aspectos.

En contabilidad tenemos un informe que nos muestra cual es la situación de nuestro patrimonio en un momento determinado. El nombre no es muy ingenioso, pero cumple con su deber: balance de situación.

¿Qué es el balance de situación?

Imagina que estuvieras dotado de la mejor de las tecnologías y que pudieras radiografiar o hacer una foto que mostrara el esqueleto patrimonial de tu empresa. Pues bien, esa tecnología ya existe desde mucho tiempo, y es lo que llamamos balance de situación, que en la actualidad un buen programa de facturación y contabilidad te puede hacer en un plis plas.

Del balance de situación conviene destacar su carácter instantáneo. Si, por poner un ejemplo, se hace con fecha de 31 de enero a la hora de cierre de las operaciones, al día siguiente, con la primera operación (una compra o una venta), el balance de situación cambia repentinamente.

¿Qué define entonces el balance de situación? Para ser concretos, cuando hablamos de balance de situación hablamos de un informe que muestra, por un lado, los bienes y derechos de propiedad de tu empresa, y, por el otro lado, las deudas y obligaciones que tiene contraídas con terceros.

A lo primero, lo que tienes, se conoce como activo; y a lo segundo, lo que debes, se le llama pasivo. Examinémoslo más de cerca.

¿Cuáles son los elementos del balance de situación?

Los elementos ya los hemos citado: el activo y el pasivo. Así nos podríamos ir a casa, pero con citarlos no es suficiente. Conviene explicarlos más y un poco mejor.

Vayamos a por lo que tenemos: los activos. Ya hemos dicho que son aquellos bienes y derechos que posee tu empresa. Pero esto tampoco es decir mucho. Quizá consigamos decir algo más con aclarar que los activos son los recursos que dispones para realizar tu actividad.

Lo ilustraremos con dos ejemplos:

• El mobiliario de tu empresa, la maquinaria, las marcas y patentes, así como el ordenador con el que trabajas son activos, porque están orientados a la realización de tu actividad. A estos en concreto se les conoce como activos no corrientes. ¿Por qué? Porque es una parte de tu patrimonio de larga duración, que no está sujeto al ciclo de actividad económica (un año) y, por tanto, no está a la venta. También se le llama activo fijo o inmovilizado.

• Las materias primas o las mercaderías objeto de venta o facturación, lo que te deben tus clientes o el dinero que tu empresa dispone en el banco y en sus cuentas bancarias son también otra clase de recursos de los que te vales para tu actividad. A estos se les llama activo corriente. Es decir, se trata de elementos sujetos al ciclo económico (inferior a un año) y están destinados a la venta. De ahí que el activo corriente – también conocido como activo circulante – se defina como dinero, ya que está previsto que se convierta en dinero a través de la venta o el cobro.

Tanto el activo corriente como el activo no corriente se subdividen en otras categorías que no detallaremos aquí para no liarte más. Por lo que pasaremos ahora a hablar del pasivo.

El pasivo representa la otra moneda de la estructura patrimonial de tu empresa. El pasivo lo forman aquellos recursos que tienen como objeto financiar la empresa: un préstamo bancario, el aplazamiento de los pagos a los proveedores, las aportaciones de los socios o accionistas de la empresa, los beneficios retenidos (las reservas) por la empresa o una subvención.

Cuando hablamos de pasivo, ahora bien, conviene hacer una primera distinción: el pasivo y el patrimonio neto. Al primero también se le conoce como pasivo exigible porque puede ser reclamado por un tercero, que resultar ser ajeno a la empresa. Por ejemplo, un préstamo bancario o el dinero que debes a tus proveedores.

El segundo, aun siendo también un recurso para financiar la empresa, cuenta con la ventaja de que, al no ser ajeno a la empresa, no es exigible. Al menos, durante el tiempo que dure el funcionamiento del negocio. Estos recursos son las aportaciones de los socios y accionistas (el capital social), las reservas de la empresa o las subvenciones o donaciones recibidas.

Del mismo modo que el activo, el pasivo (exigible, no el patrimonio neto) se puede dividir en pasivo corriente y no corriente. Se impone la misma lógica:

Pasivo no corriente: son deudas que vencen en más de un año. Para que la empresa funcione bien, el pasivo corriente debe estar destinado a financiar la adquisición de recursos de larga duración que garanticen el funcionamiento de la empresa. Normalmente lo constituyen los créditos de financiación del banco.

Pasivo corriente: son deudas que vencen en menos de un año. Por ejemplo, lo que debes a tus proveedores o préstamos de diez meses financiados por el banco.

Pues bien, ya tenemos los elementos descompuestos y ya podemos enunciar la ley básica de funcionamiento:

Activo = Pasivo + Patrimonio neto

¿Te suena? ¡Claro que sí, es la regla básica de la contabilidad que te explicamos hace poco!

La importancia del balance de situación

Saber leer el balance de situación es importante para entender cómo va tu empresa y, de ese modo, tomar decisiones con fundamento. El balance de situación no te va a decir qué debes hacer, pero sí que te ofrece una información importantísima sobre la salud de tu empresa para actuar en consecuencia.

Así, a primera vista, el balance de situación te informa:

Sobre la liquidez de tus activos, es decir, si tienes posibilidad de convertirlos en dinero a corto plazo (a corto plazo quiere decir en menos de un año).

Sobre la calidad de tus pasivos, es decir, sobre el periodo de vencimiento de tus deudas y obligaciones, que puede ser a largo plazo (en más de un año) o a corto plazo (en menos de un año).

Pongamos que en tu empresa dispones de muchos pasivos que vencen en menos de un año y, en cambio, poca liquidez (activos corrientes) para afrontar esos vencimientos. Eso es indicio de una mala situación financiera; muy corriente, por cierto, en momentos de crisis económicas.

Además, como el balance de situación es un informe público, está expuesto al juicio de bancos, inversores y potenciales compradores. De allí su importancia para estos a la hora de ofrecerte un crédito, invertir en tu negocio o, simplemente, comprarlo.

En resumen, el balance de situación muestra el músculo financiero de tu empresa para ayudarte a afrontar los momentos de crisis económicas, así como los periodos de expansión y crecimiento. No conviene ignorarlo, pues ten por seguro que él no te ignorará.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Más novedades en el Impuesto de Sociedades

Escrito por Antonio Cervós 

Ene. 28, 2016


- Tributos

No solo baja el tipo general del 28% al 25%. La reforma introduce mejoras sustanciales para las pymes y para las sociedades civiles. Toma nota de cómo aprovecharlas.

El próximo mes de abril se inicia el primer pago fraccionado del Impuesto de Sociedades (IS), que este año baja del 28% al 25% para las grandes empresas. El tipo nominal se iguala para grandes y pequeñas, pero se crean dos figuras nuevas, la reserva de nivelación y la reserva de capitalización, con las que las pymes pueden bajar su tributación hasta el 20,25%.

- Incentivos para pymes

Con la nueva reserva de nivelación, que solo es aplicable por las pymes, estas pueden minorar su base imponible hasta un 10% de su importe (con un límite de un millón de euros). Eso si, solo es aplicable para empresas que tengan beneficios y que prevean bases imponibles negativas en el futuro. Si es tu caso, puedes crear una reserva a cargo de los beneficios y reducir tu base imponible por el mismo importe que hayas dejado en reserva. Utilizando esta reserva puedes rebajar tu tipo impositivo hasta el 22,5%.

- Para todo tipo de empresas

Si además te aplicas la reserva de capitalización (una nueva figura que también pueden utilizar las grandes), podrías rebajar tu carga fiscal hasta el 20,25%. ¿Cómo hacerlo? Igual que con la anterior, puedes rebajar tu base imponible hasta un 10%. Eso sí, estarás obligado a mantener la cantidad reservada durante los siguientes cinco años, salvo que incurras en pérdidas. El objetivo es incentivar a las empresas con beneficios a disponer de reservas de capital y evitar que dependan de fuentes financieras ajenas.

- Sociedades civiles

Otra novedad para este año tiene que ver con la tributación de las sociedades civiles con objeto mercantil, que este año pasarán a hacerlo por el Impuesto de Sociedades. La Agencia Tributaria ha abierto un periodo transitorio para realizar el traslado de estas entidades como contribuyentes del IRPF al Impuesto de Sociedades o, en su caso, iniciar su disolución y liquidación. Los socios y personas físicas de sociedades civiles que pasen a tributar por el IS podrán seguir aplicando las deducciones en la cuota íntegra por actividades económicas que estuviesen pendientes de aplicación al 1 de enero de 2016. Quienes opten por la disolución, tendrán que adoptar el acuerdo de liquidación antes del 30 de junio y extinguirla en los seis meses siguientes.

Noticia extraída de: emprendedores.es

¿Cómo funcionan las notificaciones electrónicas de Hacienda?

Escrito por Antonio Cervós 

Ene. 28, 2016


Las notificaciones electrónicas de la Agencia Tributaria afectan a las pymes, ya que la normativa incluye que deben acogerse las Sociedades de Responsabilidad Limitada, que es una figura muy habitual en pequeñas y medianas empresas. Pero también tienen la obligación de recibir notificaciones y comunicaciones por vía electrónica las siguientes entidades y personas que se describen a continuación:

– Personas jurídicas y entidades sin personalidad jurídica que no cuenten con nacionalidad española.

– Sociedades Anónimas.

– Uniones temporales de empresas.

– Establecimientos permanentes y sucursales de entidades no residentes.

– Contribuyentes inscritos en el Registro de Grandes Empresas.

– Agrupaciones de interés económico, fondos de pensiones, de capital de riesgo, de titulación de activos, de inversiones, de regulación del mercado hipotecario, de garantía de inversiones, de titulación hipotecaria.

– Contribuyentes que tributen en el Régimen de Consolidación Fiscal del Impuestos sobre Sociedades o en el Régimen especial del Grupo de Entidades del IVA.

– Contribuyentes inscritos en el Registro de Devolución Mensual del IVA.

– Contribuyentes con autorización para mostrar declaraciones aduaneras a través del sistema de transmisión electrónica de datos.

Si te encuentras en uno de estos casos, ten en mente que Hacienda considera este procedimiento el habitual y, por lo tanto, dará por recibidas estas notificaciones, por lo que tienes dos opciones: estar muy atento al buzón o bien registrarte facilitando tu dirección de correo electrónico, de manera que te llegarán los avisos con las notificaciones pendientes.

La Dirección Electrónica Habilitada (DEH) permitirá a estas personas y organismos recibir las notificaciones administrativas por este canal online. El titular contará con un buzón electrónico a través del cual le llegarán las comunicaciones y notificaciones. De esta manera no se admitirá el envío de información a otra dirección de correo electrónico. La vigencia de la dirección electrónica habilitada es indefinida y no hay posibilidad de inhabilitarla.

Así que todas las entidades y personas que hemos citado con anterioridad tienen la obligación de recibir por este canal las comunicaciones que realice la Agencia Tributaria en sus procedimientos aduaneros, tributarios, estadísticos de comercio exterior y en la gestión recaudatoria de los recursos de las organizaciones públicas que tiene encomendada.


Efectos

La notificación surte efectos legales desde el momento del acceso al contenido del acto notificado; o bien, si este acceso no se efectúa, por el transcurso del plazo de 10 días naturales desde su puesta a disposición en dicha dirección electrónica.

En el caso de que fueran rechazadas expresamente o hubiera expirado el plazo de 10 días sin haberlas leído, la notificación se entiende practicada y surtirá plenos efectos legales.

Transcurrido el plazo de 10 días desde la citada puesta a disposición, al contribuyente se le vedará el acceso al contenido de la notificación. No habrá ulteriores intentos de notificación personal, y en su caso, por edictos, como hasta ahora.


Excepción

Se excluyen de este régimen las notificaciones pertenecientes a la tramitación de las reclamaciones económico-administrativas.

Si te vas de vacaciones, recuerda avisar a Hacienda para que no te envíen notificaciones.

Las merecidas vacaciones ya las están disfrutando muchos y otros están a las puertas. Pero si no queremos llevarnos sorpresas es importante no olvidarnos de comunicar a la Agencia Tributaria los días que estamos de vacaciones a efectos de que no nos lleguen posibles notificaciones de dicho organismo.

Es cierto que muchos pueden pensar que si no se enteran no hay problema. Pero lo cierto es que los plazos corren y si tenemos que preparar alegaciones, recopilar documentación o prepararnos para rebatir los argumentos de la Agencia, vamos a necesitar agotar todo el tiempo de los plazos.

Las empresas tienen derecho a señalar hasta un máximo de 30 días en cada año para que no nos notifiquen a través de la DEH, Dirección Electrónica Habilitada. Esto tenemos que hacerlo con un mínimo de 7 días sobre el periodo de vacaciones solicitado. Necesitaremos identificarnos con un certificado electrónico.


Consecuencias legales de ignorar o rechazar las notificaciones electrónicas de Hacienda

La principal consecuencia de no recibir, por causa del contribuyente, o de rechazar, una notificación electrónica es la misma que la de no recibir o rechazar una notificación ordinaria en papel: Pérdida de la posibilidad de realizar dicho trámite.

Es decir, si por ejemplo la AEAT nos remite una notificación electrónica comunicándonos que inicia contra nosotros un expediente sancionador y nos concede un plazo para presentar alegaciones y proponer pruebas y nosotros no recibimos esa notificación, perderemos la posibilidad de realizar alegaciones y de presentar a la Administración pruebas en nuestra defensa; con lo que la Administración nos impondrá una sanción sin habernos podido siquiera defender.

Y si, por ejemplo, lo que nos indica esa notificación electrónica es que la Administración ha decidido imponernos la sanción, dándonos y plazo para recurrir la misma; y no la recibimos, o la rechazamos, lo que ocurrirá es que perderemos la posibilidad de realizar cualquier recurso contra la misma y la sanción quedará firme, viéndonos obligados a pagarla, sin más remedio.

Finalmente, también puede ocurrir que la AEAT nos envíe una notificación electrónica comunicándonos que inicia contra nosotros un procedimiento de apremio y que va a embargar nuestros bienes. Si no recibimos esa notificación electrónica, o rechazamos la misma al acceder a la DEH, podemos encontrarnos con que se nos embarga parte del sueldo, el saldo de una cuenta bancaria o incluso nuestro coche o vivienda sin haber tenido conocimiento de ello y, lo que es más grave, sin posibilidad de recurrir.

Noticia extraída de: boletíc.es

Ser productivo en España no sirve para ganar más

Escrito por Antonio Cervós  

Ene. 21, 2016


El rendimiento de los trabajadores españoles influye en su remuneración de forma mínima, a un nivel similar al de mercados como los de Irán o Venezuela, lo que supone una traba para atraer talento.

El dato es desalentador: España es uno de los países del mundo donde la productividad afecta menos al salario de los trabajadores. Dicho de otra manera, su rendimiento influye en su remuneración al mismo nivel que en mercados laborales como Irán, Burkina Faso, Egipto o Venezuela, según el Índice de Competitividad por el Talento Global (GTCI, por sus siglas en inglés), un estudio elaborado por Adecco, la escuela de negocios Insead y el Human Capital Leadership Institute, que acaba de presentarse en Davos en el contexto del Foro Económico Mundial.

España desarrolla bien a sus profesionales, pero es incapaz de retener a los mejores

El estudio, que analiza 81 variables para determinar qué países son más competitivos a la hora de retener y atraer a los trabajadores mejor formados, no deja muy bien parado a España, que ocupa un más que modesto puesto 36 (seis menos que el año pasado) de entre 109 mercados analizados. De esta forma, nuestro país se sitúa por detrás de Letonia, Chile, Eslovenia o Portugal a la hora de competir por el talento global y se queda muy lejos de las principales economías de nuestro entorno.

Todo ello, en un entorno en el que los profesionales mejor formados se han convertido en el activo más valioso del mercado de trabajo mundial, la cifra de desempleados alcanza ya los 200 millones de personas y, según diversas fuentes, la mitad de los puestos de trabajo corren el riesgo de desaparecer debido al desarrollo de nuevas tecnologías. “El mundo laboral está cambiando más rápido que nunca y eso aporta tanto oportunidades como retos. Para atraer talento, los gobiernos deben invertir en educación y conocimiento, así como reducir la burocracia y simplificar sus mercados laborales”, asegura Alain Dehaze, consejero delegado del Grupo Adecco.


Puntos fuertes y débiles

El estudio es una guía para conocer las fortalezas de España en el mercado de trabajo mundial, pero también aquellos campos en los que estamos obligados a mejorar. Por ejemplo, la categoría más fuerte es la que hace referencia a la calidad de nuestras escuelas de negocios: España ocupa el tercer puesto del ranking mundial en esta variable, sólo por detrás de Suiza y Bélgica, según la Encuesta de Opinión de Ejecutivos del Foro Económico Mundial, un estudio que se realiza anualmente para conocer la opinión de líderes empresariales sobre diversos temas.


Las dificultades para contratar y una poco atractiva fiscalidad pesan más que nuestra calidad de vida

Otro de los puntos fuertes de nuestro país hace referencia a su calidad de vida, siendo uno de los estados que mejor puntuación recibe en aspectos como la seguridad, la higiene y la salud, la tolerancia con la inmigración o el comportamiento medioambiental. Estos asuntos no son menores, pero sí resultan insuficientes si no van acompañados de otros estímulos para los trabajadores.

De esta forma, el problema para España surge cuando los apartados que se analizan se centran en cuestiones puramente económicas. Además de la casi inexistente relación entre productividad y salario antes mencionada, otros aspectos que no nos ayudan a conquistar talento son nuestra fiscalidad (ocupando el puesto 96 entre las economías más atractivas en este aspecto) o las dificultades para contratar (hay 95 estados donde es más sencillo).

El estudio concluye que España sabe desarrollar a buenos profesionales, pero tiene problemas estructurales en su economía y en su mercado laboral que le hacen muy difícil retenerlos, lo que nos coloca como uno de los países donde se produce una mayor fuga de cerebros. Esos mismos problemas se traducen también en nuestras dificultades para captar profesionales bien formados de otros mercados, debido a los escasos incentivos que tienen estos para venir a trabajar a España, más allá del manido “se vive muy bien”.


Europa es la referencia

Suiza, Singapur y Luxemburgo son los tres países del mundo más competitivos en la lucha por el talento y lideran una lista en la que aparecen siete estados europeos en las diez primeras posiciones (Canadá, EE. UU. y Singapur son la excepción). De esta forma, resulta curioso que mientras Europa pierde cada vez más fuerza en el tablero económico mundial, sobre todo en beneficio de Asia, nuestro continente sigue siendo el destino laboral más deseado por los trabajadores de todo el mundo. ¿Por qué? La respuesta está resumida en las fortalezas de Suiza, el país que lidera el ranking: la estabilidad política, una educación de nivel y una alta calidad de vida se unen a las facilidades para contratar, la alta movilidad de los trabajadores, una gran capacidad de innovación, unos sueldos muy competitivos y una fiscalidad atractiva. El resultado es el cóctel perfecto para retener y atraer a los mejores cerebros del mundo.

Noticia extraída de: expansion.com

Límites legales para ser administrador de una sociedad

Escrito por Antonio Cervós      

Ene. 13, 2016


Dentro de una compañía se permite que la gestión recaiga sobre un administrador único, unos administradores solidarios, administradores mancomunados y un Consejo de Administración

Existen diferentes cuestiones a dirimir en torno al administrador de una sociedad. En primer lugar hay que hacer referencia al representante legal de una empresa, que es la persona que actúa en nombre de otra, que puede corresponderse a una persona natural o a una persona jurídica. La representación legal se otorga por lo general a través de una escritura pública.

El representante legal se hará cargo de esta manera de las obligaciones, negocios y derechos del representado, pudiendo gestionarlos y disponer de ellos en función de las condiciones pactadas en el momento de crearse la representación.

La representación y administración de una sociedad se desempeñan por el Órgano de Administración de la misma. Se permite que la gestión de dichas empresas se confía a cualquiera de los siguientes órganos en virtud de la Ley de Sociedades de Capital de 2 de julio de 2010: un administrador único, que se ocupará de ejercer el poder de representación de la sociedad; varios administradores solidarios, que actúan en nombre de la sociedad indistintamente; varios administradores mancomunados, que desempeñan su labor de forma conjunta, de común acuerdo; y un Consejo de Administración, que afrontará la representación de la sociedad, excepto que los estatutos lo reduzcan a uno o varios consejeros en concreto.


Quiénes no pueden ejercer la labor de administrador de una sociedad

En el artículo 213 de la Ley de Sociedades de Capital aparecen las prohibiciones para convertirse en Administrador de una sociedad de capital mercantil. Dicha normativa impide que sean administradores “los menores de edad no emancipados, los judicialmente incapacitados, las personas inhabilitadas conforme a la Ley Concursal mientras no haya concluido el periodo de inhabilitación fijado en la sentencia de calificación del concurso”, además de las personas condenadas “por delitos contra la libertad, contra el patrimonio o contra el orden socioeconómico, contra la seguridad colectiva, contra la Administración de Justicia o por cualquier clase de falsedad, así como aquéllos que por razón de su cargo no puedan ejercer el derecho.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Cuánto dinero voy a necesitar para montar mi empresa?

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 23, 2015


Los novatos tienden a preocuparse más por tener la financiación para activos fijos y se olvidan del circulante. No tienen en cuenta, tampoco, los plazos de arranque.

Ahora sí que es el momento de pensar en plazos, en una planificación mes a mes, semana a semana. Ya sabes lo que quieres hacer. Ahora tienes que ver cuánto te cuesta y cuántos recursos le tienes que dedicar a lo que quieres hacer. Ahora tienes que calcular cómo cada una de las decisiones que has planificado se traduce en números. Porque necesitas saber si te lo puedes permitir, durante cuánto tiempo te lo puedes permitir, y cuándo tienes que tener suficientes clientes. Si planificas todo lo anterior, podrás saber cuándo tienes que comenzar a pedir dinero.


Traduzcamos a euros

“Tienes que planteártelo de la siguiente manera: este modelo de negocio, ¿en cuánto se traduce a euros? Los emprendedores no se paran a pensar en las implicaciones económico–financieras de las decisiones que quieren tomar. Y tienen que evaluar las decisiones, su impacto. ¿Esto lo fabrico o lo subcontrato? ¿Cómo llego a los clientes: con una fuerza comercial propia o a través de una alianza? Esta dinámica no la incorporan muchos emprendedores cuando hacen su análisis. Una cosa es lo que quieren hacer y otra lo que pueden permitirse. Tienes que chequear aspectos claves de tu modelo de negocio. Porque el plan de negocio puede cambiar. Tú le puedes ofrecer lo mismo al cliente final a través de cinco modelos de negocio diferentes. En uno puedes necesitar cinco millones de euros el día uno y con otro modelo de negocio sólo necesitas 50.000 euros. Cada uno, claro, con sus ventajas y sus desventajas”, explica José Viteri, socio de la aceleradora de negocios DA2B.

“Si tengo claro que debo conocer esa variable, pero no la controlo, tengo que ser consciente de la necesidad de contar con alguien dentro o fuera del equipo que me dé esa visión. Muchas veces los emprendedores, ante un tema que no controlan, dicen: bueno, aunque no lo haga, luego sale bien. Y deben diseñar una estrategia para cubrir esas lagunas. Esto a veces va en contra del orgullo de un emprendedor”, añade.

¿Para qué 300.000 euros?

“Tienes que saber qué necesitas, pero saber para qué. Si vas a dedicar 300.000 euros sólo para desarrollo de producto, no vas a ir al banco y pedir una línea de crédito para esa parte. Si vas a dedicar esa cantidad a desarrollo de producto, tendrás que solicitar la financiación adecuada. Otra cosa es que compres materias primas y vendas un producto terminado a 60 días y necesites financiar tu circulante en la proporción en la que aumenten mis ventas, para eso habrá que conseguir una cuenta de crédito. Los emprendedores no tienen claro el tipo de financiación para según qué actividad. Eso, luego, tiene un efecto inmediato en la tesorería”, explica el socio de DA2B.

“Cuando tú te compras una casa, no te pides un préstamo personal a tres años. Entiendes que ese activo te va a durar 20-30 años y, por tanto, tienes que financiarlo a la medida con un producto hipotecario a 20-30 años. En las empresas ocurre lo mismo: no puedes financiar todo por igual. Si vas a desarrollar un software que después vas a poner en el mercado y tiene una vida útil de tres a cinco años, tienes que buscar la herramienta adecuada”, argumenta Viteri.

¿Pongo yo el dinero? ¿lo pido fuera? ¿con qué criterio?

“Desde el punto de vista financiero, trabajar únicamente con recursos propios es ineficiente porque son mucho más caros que los ajenos. Ahora bien, el recurso ajeno, sin embargo, que tiene la ventaja de ser más barato, tiene la desventaja de que hay que devolverlo, lo que es crucial para el emprendedor. Mientras que el recurso propio no hay que devolverlo. La clave es el ritmo de generación de caja que van a tener los activos que estés financiando. Si tienen un plazo de generación de caja muy largo, por ejemplo, un proyecto de I+D, eso lo tienes que financiar con recursos a largo plazo, y el recurso más a largo plazo son los fondos propios. Después, la deuda a largo plazo. Y, a continuación, la deuda a corto plazo”, apunta Isidro de Pablo.

¿Cuándo salir a buscar dinero? “Depende del tipo de financiación. Si es privada, parafraseando a nuestros conversores en la aceleradora, primero te vienen los usuarios, luego los clientes y después los inversores. Eso en cuanto a la inversión privada. Si todavía estás lanzando un producto mínimo viable o un negocio tradicional tras dos años de desarrollo de producto, ningún inversor privado va a querer correr el riesgo del mercado y del producto si tú solo con las herramientas que hay en el mercado deberías eliminarme el riesgo-producto. Nadie va a invertir si todavía no tienes algún cliente de pago. Esto es lo que ocurre con los inversores privados profesionales”, apunta Enrique Penichet, socio de la firma de capital riesgo Sinensis Seed Capital.

¿Y a mi cuñado?

Otro tema es pedir dinero a familiares y amigos. “A ellos está claro que puedes atacarles antes porque ya te conocen. No necesariamente tienes que esperar a tener clientes. La paradoja de esperar a tener clientes es que si no lo has hecho bien, no vas a conseguir ya la inversión. Y en una fase anterior de venta de expectativas es más fácil enamorar a alguien. Lo que pasa es que no vas a poder seducir a un inversor profesional que está en una fase posterior”, reflexiona.

¿Cuánto voy a tardar?

La financiación pública tiene unas convocatorias que son sota, caballo y rey, aunque luego pueda haber retrasos. Los bancos son rápidos a la hora de responderte. ¿Y la inversión privada? “Hay una ventana de oportunidad evidente con los clientes, pero también hay una ventana con los inversores: el mismo proyecto, cuatro meses después, es más atractivo que cuando lo vieron cuatro meses antes. Cuatro meses antes eras como el pionero del Oeste que terminaba con una flecha clavada en lugar de ser el colono, pero cuatro meses después hay más proyectos en ese mismo mercado y tu propuesta cobra sentido. Y también al revés: cuatro meses antes hubieras recibido financiación, pero ahora…”, matiza este inversor.

“Planifica a quién vas a plantearle tu plan de negocio y qué es exactamente lo que busca. No vayas sin más a ver a un business angel porque le guste tu sector. No es el mismo discurso para un venture capital, que invierten tres millones de euros, que uno que invierte 500.000 euros. De la misma manera que en financiación pública no es lo mismo pedir un Aval Madrid, que pedir un Enisa. A su vez, no es lo mismo que pedir CDTi que pedir un crédito europeo, que ahora mismo hay líneas incluso para perfeccionar tu plan de negocio. Hay que adaptarse a la audiencia: a unos les tienes que hacer unos planteamientos más conservadores que a otros, en unos tienes que insistir en la tecnología y en otros, no…”, apunta Oliver von Schiller, socio del bufete Ad&Law.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Lo que puede hacer un autónomo con el dinero cobrado de su paro

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 22, 2015

Puede obtener la cantidad que justifique como inversión, con un máximo del 100% del importe de la prestación

Aquellas personas que tengan previsto comenzar una actividad por cuenta propia pueden beneficiarse del pago único para montar su negocio. Esta medida pretende incentivar el empleo autónomo abonando en un solo pago el importe total de la prestación por desempleo que quede por cobrar. Lo que ocurre es que, para poder recibir el dinero, debe justificarse minuciosamente a qué se va a dedicar, pues no todo está permitido.

En primer lugar, para disfrutar de este dinero del paro es preciso cumplir con una serie de obligaciones, entre las que se encuentran las siguientes:

– Una vez que se recibe el importe de la prestación es preciso comenzar la actividad por cuenta propia en el plazo máximo de un mes.
– Presentar la documentación que demuestre el comienzo de la actividad ante la entidad gestora.
– La cantidad que se perciba debe destinarse a la aportación social obligatoria en el caso de sociedades laborales o mercantiles o cooperativas, mientras que en el caso de los profesionales autónomos el dinero se invertirá para la puesta en marcha del negocio.
Hay una serie de condiciones también en función de la actividad que se vaya a realizar.

El trabajador autónomo o socio de entidad mercantil recibirá la cuantía de la prestación como pago único y calculada en días completos, de la cual se reducirá el importe relativo al interés legal del dinero. Se puede reclamar y conseguir de manera exclusiva la cantidad que se justifique como inversión con un máximo del 100% del total de la prestación, como recoge la web del SEPE. También se puede destinar el pago único a los gastos de constitución y funcionamiento de la nueva sociedad, entre los que se incluyen el pago de tributos y tasas. Hasta un máximo del 15% de la prestación capitalizada se puede dedicar al pago de servicios como formación, información o asesoramiento.

Cuando se capitalice la prestación para hacerse socio trabajador en una sociedad laboral o cooperativa existe la opción de conseguir en un solo pago la cantidad que toque desembolsar como aportación al capital social o para financiar la cuota de ingreso en la cooperativa o para adquirir participaciones o acciones en la sociedad,

El importe de la prestación se puede dedicar a sufragar gastos de constitución y otros que intervengan en la puesta en marcha de la entidad, servicios específicos de formación y asesoramiento y el pago de tasas. Si no se consigue la totalidad de la prestación en un solo pago puedes solicitar el abono del importe restante como subvención para la cotización a la Seguridad Social durante el tiempo que dure la actividad.

Noticia extraída de: cincodias.com

Condiciones para contratar a un joven y no pagar Seguridad Social

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 21, 2015


El beneficiario debe ser un menor de 30 años desempleado y la empresa que contrate debe mantener el empleo neto

Empresarios autónomos y microempresas tienen la posibilidad de contratar de manera indefinida a jóvenes desempleados en unas condiciones ventajosas. Los beneficiarios deben ser menores de 30 años que se encuentren en el paro.

Tanto la empresa como el autónomo que decida incorporar a su negocio a estos trabajadores deben reunir una serie de requisitos, entre los que se encuentran no contar con más de nueva empleados, garantizar el mantenimiento del empleo neto para que no se produzca el efecto sustitución y sólo se podrá formalizar un contrato de este tipo en cada compañía.

Por su parte, la única condición que debe tener el joven es no haber tenido con anterioridad ningún tipo de vínculo con la empresa o el empresario autónomo.

El incentivo del que se beneficiarán, tanto el trabajador por cuenta propia como la pyme que contrate a un menor de 30 años, es la reducción del 100% de la cuota de la empresa a la Seguridad Social por contingencias comunes durante los doce primeros meses del contrato del primer empleado joven que sumen a su disciplina bajo esta fórmula. El contrato será a tiempo parcial o a tiempo completo, pero siempre indefinido.

No se aplicará al contrato indefinido de fijos discontinuos, al contrato de apoyo a emprendedores, al contrato indefinido a trabajadores con discapacidad ni a los que se hayan acogido al Programa de Fomento del Empleo.

Para poder beneficiarse de este incentivo es preciso que la duración del contrato rebase los 18 meses, excepto que haya extinción procedente del mismo. Esta ayuda que elimina la cotización a la Seguridad Social por la contratación indefinida de jóvenes a través de autónomos y microempresas se incluye dentro de las Estrategias de emprendimiento y empleo joven 2013/2016 y estará en vigor hasta que la tasa de paro se coloque por debajo del 15%.

Noticia extraída​ de: cincodias.com

El autónomo podrá elegir 30 días sin avisos de hacienda

Escrito por Antonio Cervós 

Dic.​ 15, 2015


Los autónomos y empresas recibirán notificaciones vía electrónica por parte de la Agencia Tributaria. Entidades y empresarios individuales podrán elegir 30 días en los que no recibir esas notificaciones.

A partir de ahora, los profesionales autónomos pueden elegir 30 días naturales cada año para no recibir notificaciones de la Dirección Electrónica Habilitada (DEH). Esta entidad es la encargada de notificar por vía electrónica los actos o resoluciones de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT).

Aunque en el caso del colectivo de autónomos estos envíos son de carácter voluntario, la habilitación para cada contribuyente se lleva a cabo a través de un buzón, mediante el cual tiene acceso a dichas notificaciones.

En concreto, la Agencia Tributaria se encarga de notificar por carta a los obligados a recibir comunicaciones y notificaciones electrónicas su inclusión de oficio. En ellas se lleva a cabo la asignación de una DEH, que en los supuestos de nuevas altas en el Censo de Obligados Tributarios se podrá realizar junto a la comunicación de asignación del NIF definitivo.

En lo que respecta a los efectos de la notificación en la DEH, estos se producen en el momento del acceso al contenido del acto notificado. En el caso de que este no se efectúa, la notificación se llevará a cabo por el transcurso del plazo de diez días naturales desde su puesta a disposición en dicha dirección electrónica.

La misma normativa establece además que los autónomos y entidades obligadas podrán elegir treinta días sin recibir ningún tipo de notificación. La intención es que pueda habilitarse un periodo de vacaciones en donde no se de por informada a la entidad, cuando pasen los diez días reglamentarios. Dicho de otro modo, si la persona o personas responsables de actuar en caso de notificación están de vacaciones, no se pase el plazo de acción o respuesta a dicha notificación enviada por la Agencia Tributaria, y que puede estar relacionada con inspecciones o requerimientos especiales sobre tributación y libros de cuentas.


Recomendaciones

Una vez que haya transcurrido ese plazo (diez días desde el envío de la nota informativa), la administración informa de que la notificación se entiende practicada, motivo por el cual así constará en el buzón electrónico. En este sentido, se recomienda a los autónomos y empresas entrar en la DEH periódicamente para comprobar si se tienen pendientes notificaciones.

Así, y para evitar que finalice la posibilidad de atender dichas comunicaciones, el plazo mínimo con el que contarán será de 10 días naturales. En paralelo, desde la Agencia Tributaria también informan que todas las comunicaciones y notificaciones estarán 90 días naturales en el buzón de la DEH, periodo durante el cual, si han sido leídas, se podrá visualizar por completo su contenido. Una vez que este finalice, no obstante, solo se podrán consultar en sede electrónica.

Notica extraída de: cincodias.com

Así serán las bases de cotización de los autónomos en 2016

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 9, 2015

Desde el 1 de enero de 2016, la base máxima de cotización será de 3.642 euros mientras que la misma será de 893,10 euros mensuales.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha hecho públicas las bases de cotización de los autónomos para el próximo año, así como los distintos tipos de cotización que determinan la actividad de los trabajadores por cuenta propia. Así, desde el 1 de enero de 2016 la base máxima de cotización será de 3.642 euros mientras que la mínima será de 893,10 euros mensuales.


En el caso de los trabajadores que en esta fecha tengan una edad inferior a 47 años, la base de cotización de los autónomos será la elegida por ellos dentro de la horquilla de cantidades destinadas a tal caso. Lo mismo sucederá con los autónomos de 47 años en cuya base de cotización durante el mes de diciembre haya sido igual o superior a 1.945,8 euros mensuales.


En el caso de los autónomos que tengan más de esa edad y su base de cotización sea inferior, la normativa establece que no podrán elegir una base de cuantía superior a 1.964,70 euros al mes. Sin embargo, estos contarán con una excepción, pues podrán ejercitar su opción en tal sentido antes del 30 de junio de 2016. Lo mismo sucederá en los casos de que se trate de cónyuges supérstite del titular de un negocio que, por fallecimiento de este, haya tenido que responsabilizarse del mismo.


En el caso de los mayores de 48 años, el BOE señala que su base de cotización estará comprendida entre los 963,30 y 1.964,70 euros mensuales. Del mismo modo, serán eximidos de estas bases los cónyuges supérstite del titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, hayan tenido que ponerse al frente del mismo y darse de alta en este Régimen Especial con 45 o más años de edad.

Autónomos menores de 50 años:

Asimismo, los autónomos con menos de 50 años que hayan cotizado en el sistema de la Seguridad Social por espacio de más de cinco años tendrán una base de cotización de entre 893,10 euros mensuales y 1.964,70 euros mensuales si su última acreditación hubiera sido inferior a 1.945,80 euros mensuales.

Del mismo modo, en los casos de quienes acrediten una última base de cotización superior a 1.945,80 euros mensuales, el BOE establece que deberán cotizar por una base comprendida entre 893,10 euros mensuales y el importe de aquella, incrementado en un 1%, pudiendo optar, en caso de no alcanzarse, por una base de hasta 1.964,70 euros mensuales.

Noticia extraída de: ​ cincodias.com

Así funcionan las notificaciones electrónicas de la agencia tributaria

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 7, 2015

Las notificaciones electrónicas de la Agencia Tributaria afectan a las pymes, ya que la normativa incluye que deben acogerse las Sociedades de Responsabilidad Limitada, que es una figura muy habitual en pequeñas y medianas empresas. Pero también tienen la obligación de recibir notificaciones y comunicaciones por vía electrónica las siguientes entidades y personas que se describen a continuación:

  • Personas jurídicas y entidades sin personalidad jurídica que no cuenten con nacionalidad española.
  • Establecimientos permanentes y sucursales de entidades no residentes.
  • Uniones temporales de empresas (UTE).
  • Agrupaciones de interés económico, Fondos de Pensiones, Agrupaciones de interés económico europeas, Fondos de inversiones, Fondos de capital riesgo, Fondos de regularización del mercado hipotecario, Fondos de titulización de activos, Fondos de garantía de inversiones y Fondos de titulización hipotecaria.
  • Contribuyentes que tributen en el Régimen de Consolidación Fiscal del Impuesto sobre Sociedades.
  • Contribuyentes que se encuentren inscritos en el Registro de Grandes Empresas.
  • Contribuyentes inscritos en el Registro de Devolución Mensual del IVA (REDEME).
  • Contribuyentes que tributen bajo el Régimen especial del Grupo de Entidades del IVA.
  • Contribuyentes con autorización para presentar declaraciones aduaneras a través del método de transmisión electrónica de datos.

La dirección electrónica habilitada permitirá a estas personas y organismos recibir las notificaciones administrativas por este canal online. El titular contará con un buzón electrónico a través del cual le llegarán las comunicaciones y notificaciones. De esta manera no se admitirá el envío de información a otra dirección de correo electrónico. La vigencia de la dirección electrónica habilitada es indefinida y no hay posibilidad de inhabilitarla.
Así que todas las entidades y personas que hemos citado con anterioridad tienen la obligación de recibir por este canal las comunicaciones que realice la Agencia Tributaria en sus procedimientos aduaneros, tributarios, estadísticos de comercio exterior y en la gestión recaudatoria de los recursos de las organizaciones públicas que tiene encomendada.
Hay una serie de situaciones en las que Hacienda no tiene la obligatoriedad de notificar por los medios electrónicos sus comunicaciones, que son los siguientes:

  • Cuando la notificación sea por comparecencia espontánea del obligado tributario en la delegación de la AEAT y pida la comunicación personal en el instante.
  • Cuando esa comunicación electrónica sea incompatible con la rapidez con que exija la actuación administrativa.

Noticia extraída de: cincodias.com

Autónomos: cómo aplazar deudas con la seguridad social

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 2, 2015

Las cuotas de accidente de trabajo y enfermedades profesionales, inaplazables

¿Es posible que un autónomo aplace las deudas contraídas con la Seguridad Social? La opción existe, para los trabajadores por cuenta propia, aunque para ello se debe contar con una serie de condiciones y cumplir a posteriori unos requerimientos.
En este sentido, hay que subrayar que la Seguridad Social acepta el pago de las cuotas fuera del plazo reglamentado, aunque los autónomos han de pagar los intereses correspondientes por ello. Entre las deudas que se pueden aplazar destaca los conceptos de objeto de la gestión recaudatoria, cuotas, recursos de distinto ámbito, o recargos sobre las anteriores.

Dentro de esta categoría, sin embargo, hay que señalar que los recargos sobre prestaciones económicas debidas a accidentes de trabajo y enfermedades profesionales originados por falta de medidas de seguridad o higiene en el trabajo únicamente podrán aplazarse cuando se garanticen con aval.
Esta solicitud de aplazamiento cuenta con una importante ventaja. La situación de la empresa que aplaza esta deuda se mantiene como si estuviera al corriente de pagos, lo que es positivo para no perder ciertas ayudas y subvenciones que se hayan podido obtener con anterioridad. Sin embargo, además de la necesidad de aval, existen varias condiciones que se deben tener en cuenta porque no son susceptibles de aplazamiento. Entre ellas, las cuotas de accidente de trabajo y enfermedades profesionales, así como las aportaciones de los trabajadores por cuenta ajena.

Es por ello que el ingreso de las cuotas inaplazables será obligatorio en el plazo de un mes desde la fecha de notificación de la resolución de concesión de aplazamiento.

Excepción pago garantías

Del mismo modo, la Administración también contempla algunas opciones en las que el autónomo no deberá aportar garantías. Entre estos casos destaca cuando el solicitante sea una administración pública, cuando el total de la deuda sea inferior a 30.000 euros o inferior a 90.000 y cuando se ingrese un tercio de dicha cantidad.

Finalmente, tampoco será necesario cuando se trate de una deuda correspondiente a prestaciones indebidamente percibidas que no hubieran sido satisfechas en el plazo reglamentario o cuando al incurrir en circunstancias de carácter extraordinario, el secretario de Estado competente en esta materia autorice la exención de garantías.

Noticia extraída de: cincodias.com

Un mes para ‘optimizar’ la declaración de 2015

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 1, 2015

Dice el lugar común que los fuegos del verano se deben apagar en invierno. Igualmente, quien quiera reducir la factura fiscal a la hora de presentar la declaración de la Renta en la próxima primavera no debe esperar. A falta de poco más de un mes para el cierre de ejercicio, aún se pueden tomar algunas decisiones que mejoren el balance fiscal de los particulares. 2016 arranca con menos cambios que 2015, cuando entró en vigor la reforma fiscal y cambió buena parte del marco tributario. Aún quedan por aplicarse algunos cambios de dicha reforma, especialmente en lo relativo a la fiscalidad del ahorro y las ganancias patrimoniales.

En cualquier caso, entre los clásicos navideños siguen estando los planes de pensiones, el instrumento favorito –quien se lo pueda permitir– para rebajar la factura. Este ejercicio cambian los límites de aportación, se permite el rescate anticipado de los productos y, además, se puede invertir en los llamados planes Ahorro Cinco, es decir, un mecanismo de ahorro a largo plazo similar a los planes de pensiones y con la misma ventaja fiscal.

En cuanto a la vivienda, lejos quedan aquellos ejercicios en los que firmar en diciembre implicaba una rebaja fiscal, o aquéllos en los que la futura pérdida de la deducción generó breves episodios de euforia del ladrillo. No obstante, quien todavía pueda beneficiarse de la deducción (al comprar antes de 2013) puede optar por amortizar hipoteca a final de año, pero siempre teniendo en cuenta los límites que fija Hacienda para esta deducción, otra de las estrellas del IRPF.

En cuanto a la Bolsa, quien tenga su cartera (o parte de ella) en negativo, tiene la opción de vender estos activos a pérdida, puesto que si el periodo de generación de la minusvalía es inferior a un año, se puede compensar estas pérdidas con los rendimientos del trabajo. El final del ejercicio también es etapa señalada para realizar inversiones (como las empresariales, en algunas comunidades) o donativos que den derecho a deducción, al igual que sucede con los planes de pensiones.

Noticia extraída de: cincodias.com

Hacienda aclara la tributación de las sociedades civiles por el Impuesto sobre Sociedades

Escrito por Antonio Cervós         

Nov. 27, 2015

La obtención del NIF marcará la diferencia a la hora de tributar por un impuesto u otro

Una resolución establece las directrices para distinguir entre quienes tributarán por el Impuesto sobre los beneficios empresariales y las comunidades de bienes.

La Agencia Tributaria (AEAT) ha publicado directrices sobre qué sociedades civiles van a poder tributar por el Impuesto sobre Sociedades (IS), a partir del 1 de enero de 2016, y en cuales los titulares seguirán tributando por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Esta era una de las grandes dudas de los asesores fiscales en torno al texto de la reforma del IS. La modificación normativa supone un cambio en la tributación de las sociedades civiles con objeto mercantil que desde 2016 pasarán de tributar en régimen de atribución de rentas a ser contribuyentes del IS.

La AEAT en esta resolución, de 13 de noviembre de 2015, parte de la premisa de que “la sociedad civil una vez constituida, adquiere plena personalidad jurídica, sin necesidad de mayores requisitos formales”.

No obstante, se exceptúan, según el artículo 1669 Código Civil, las sociedades cuyos pactos se mantengan secretos entre los socios, que se regirán por las disposiciones relativas a la comunidad de bienes.

Por ello, las sociedades civiles tendrán personalidad jurídica a afectos del IS por su constitución en escritura pública o mediante documento privado aportado a la AEAT a efectos de la asignación del número de Identificación Fiscal (NIF).

¿Qué es ‘objeto mercantil’?

Por otra parte, se define que será ‘objeto mercantil’ la realización de una actividad económica de producción, intercambio o de prestación de servicios, salvo las entidades que se dediquen a actividades agrícolas, ganaderas, forestales, mineras o de carácter profesional.

La información a suministrar a los contribuyentes al presentar un alta de NIF es que la casilla 620 del Modelo 036 referida a la obligación de presentar declaración por el IS la deberán rellenar las sociedades civiles que cumplimenten los contenidos de actividad económica -de alquiler de locales; del resto de actividades empresariales (todos los epígrafes del IAE, salvo algunos destinados a actividades mineras); artísticas y deportivas; producción del mejillón y pesqueras-.

Definición de comunidad de bienes

La resolución distingue entre sociedad civil y comunidad de bienes. Así, define que en el caso de comunidades de bienes que se constituyan para poner en común dinero, bienes, o industria con el ánimo de obtener ganancias y lucros comunes “estaremos en presencia de una sociedad civil”.

Se otorgará el NIF de comunidad de bienes, si del acuerdo de voluntades se desprende que hay patrimonio común preexistente y es copropiedad de todos; no hay voluntad de asociarse diferente de la mera situación de copropietarios de todos los comuneros; no se aportan nuevos bienes o derechos fuera de la copropiedad preexistente; y no hay socios no copropietarios

Por el contrario, no se otorgará este NIF si del acuerdo de voluntades o documentación que acredite situaciones de titularidad aportada para solicitar el NIF se desprende que no hay patrimonio común preexistente o no es copropiedad de todos; hay voluntad de asociarse diferente de ser copropietarios de todos los comuneros; se aportan nuevos bienes o derechos fuera de la copropiedad preexistente; y hay socios no copropietarios.

En el caso de figuras mixtas se analizará individualmente, tomando en consideración la previa existencia o no de un patrimonio poseído en común, que será necesario conservar y mantener, sin perjuicio de su posible explotación posterior, o la existencia de una voluntad de unir bienes con ánimo de obtener ganancias. En el primero de los supuestos estaríamos ante una comunidad y en el segundo ante una sociedad civil.

Noticia extraída de: eleconomista.es

La Reforma Fiscal de las Sociedades Civiles

Escrito por Antonio Cervós  

Nov. 26, 2015

La reforma fiscal modificaría la tributación de las Sociedades Civiles, que dejarían de ser entidades en atribución de rentas y pasaría a declara a través del Impuesto de Sociedades. Esto podría llevar a la desaparición de esta modalidad de empresas.

Las sociedades civiles con objeto mercantil pasan a ser contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades a partir de 01-01-2016 y no tendrán la consideración de contribuyente en el IRPF, estableciéndose un régimen fiscal especial para la disolución y liquidación de sociedades civiles en las que concurran determinadas circunstancias.

Problemática planteada
El nuevo artículo 7 de la Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades, ha sido reformado, incluyendo entre los sujetos pasivos del IS a las “Sociedades Civiles de carácter mercantil”.

Solicito su opinión respecto a:

Las Sociedades Civiles cuya actividad es la agricultura y la ganadería, no están consideradas según el Código de Comercio como mercantiles (C. Comercio arts. 2, 116, 117, 124 y 1670). Por tanto podrían seguir tributando sus partícipes por IRPF en régimen de atribución de Rentas. Esto con independencia que en el futuro en la tramitación del nuevo C. de Comercio puedan ser consideradas como “de carácter mercantil” y por tanto pasar a tributar en IS. ¿Es así? ¿Opinan que esta consideración de “mercantiles de las S. Civiles Agrarias es probable?
Hay que apuntar que de obligar, ahora, a tributar por IS a estas S. Civiles AGRARIAS (algunas bajo la forma de C. de Bienes) por IS, por tanto excluyendo la posibilidad de la tributación por E. Objetiva en el IRPF (Módulos), les va a perjudicar gravemente la factura fiscal y el cambio, en esta caso, no creo que vaya a ser asumido por el sector sin más…

La Reforma deja la redacción de la disposición transitoria 19ª de la siguiente forma: “Podrán acordar su disolución y liquidación, con aplicación del régimen fiscal previsto en esta disposición. Por tanto parece ser que NO SERA OBLIGATORIA LA DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN DE LAS SC.”
Así parece ser que la disolución y liquidación es voluntaria, por lo que podrían seguir como S. Civiles, aunque tributando por I. Sociedades, con la posibilidad de asignar una nómina (R. de Trabajo) a los partícipes que trabajen efectivamente en la S. C. ¿Es así?

Entiendo que lo más lógico, ya que se tributa por IS, es que las S. Civiles de carácter mercantil:

- Se disuelvan, y pasen su titularidad a una persona física.
- Se disuelvan transformándose en S. Limitada.
- Permanezcan como S. Civil, tributando por IS.
- Ruego entren a valorar las afirmaciones vertidas, en cuanto sean acordes con su interpretación de la repercusión de la - Reforma Fiscal en las Sociedades Civiles.

Respuesta a la ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades. Nuevo régimen de determinadas sociedades civiles.

La nueva Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades (LIS) introduce un nuevo planteamiento en relación con la tributación de las sociedades civiles.

Hasta ahora todas las sociedades civiles, no tenían la consideración de sujetos pasivos del IS ni de contribuyentes del IRPF y las rentas obtenidas por las mismas eran objeto de atribución a sus socios mediante el régimen de atribución de rentas regulado en la Ley del IRPF.

Sin embargo, teniendo en cuenta que existen determinadas sociedades civiles que tienen objeto mercantil, se ha decidido distinguir entre las sociedades civiles que no tengan objeto mercantil, las cuales seguirán tributando como hasta ahora en virtud del régimen de atribución de rentas, y las sociedades civiles que tengan objeto mercantil, que pasan a tener la consideración de sujetos pasivos del IS y a tributar de acuerdo con el régimen general de tributación regulado en el citado Impuesto.

Así lo indica la propia Exposición de Motivos de la nueva Ley del IS y lo corrobora la letra a) de su artículo 7.1, que establece que serán contribuyentes del IS, cuando tengan su residencia en territorio español, las personas jurídicas, excepto las sociedades civiles que no tengan objeto mercantil.

Esta nueva consideración del régimen fiscal de las sociedades civiles ha dado lugar a la modificación de la Ley del IRPF, cuyo artículo 8 ha sido objeto de modificación para señalar que no tendrán la consideración de contribuyentes las sociedades civiles no sujetas al Impuesto sobre Sociedades. Es decir, no serán contribuyentes ni del IS ni del IRPF las sociedades civiles que no tengan objeto mercantil, las cuales seguirán tributando, como hasta ahora, bajo el régimen de atribución de rentas.

La modificación comentada entrará en vigor el 1 de enero de 2016, razón por la que junto a la misma se han regulado dos concretos regímenes transitorios:

Régimen de disolución y liquidación de sociedades civiles en 2016 (nueva disposición transitoria decimonovena de la Ley del IRPF9).
Régimen de las sociedades civiles y sus socios a los que hubiese resultado el régimen de atribución de rentas en los términos de la Sección 2ª del Título X de la Ley del IRPF en períodos impositivos iniciados antes de 1 de enero de 2016 y pasen a tener la consideración de sujetos pasivos del IS a partir de dicha fecha (nueva disposición transitoria trigésima segunda de la nueva Ley del IS y nueva disposición transitoria trigésima de la Ley del IRPF).
La nueva disposición transitoria decimonovena de la Ley del IRPF establece un régimen fiscal especial, de carácter optativo, para aquellas sociedades civiles que decidan acordar su disolución y liquidación en 2016 siempre que cumplan las siguientes condiciones:

Que antes de 1 de enero de 2016 vinieran aplicando el régimen de atribución de rentas previsto en la Sección 2.ª del Título X de la Ley del IRPF.
Que a partir de 1 de enero de 2016 cumplan los requisitos para adquirir la condición de contribuyente del IS (que tengan objeto mercantil).
Que el acuerdo de disolución con liquidación se adopte dentro de los seis primeros meses del ejercicio 2016 y todos los actos o negocios jurídicos necesarios para la extinción de la sociedad civil se ejecuten con posteriori-dad al acuerdo, dentro del plazo de los seis meses siguientes a su adopción.
A falta de opción, o si el acuerdo de opción por el régimen fiscal especial incumple los plazos anteriores, la sociedad civil tendrá la consideración de contribuyente del IS desde 1 de enero de 2016 con la consiguiente tributación por dicho impuesto por el régimen general.

Sociedad civil que realiza actividades de agricultura y ganadería

En nuestra opinión una sociedad civil que realiza actividades de agricultura y ganadería no tiene la consideración de sociedad mercantil, por los argumentos expuestos en la problemática planteada y además porque a efectos de llevanza de libros no se considera de objeto mercantil la agricultura.

Esto con independencia que en el futuro se modifique la normativa para que este tipo de sociedades tengan la consideración de sujetos pasivos del IS cuando sobrepasen ciertos límites cuantitativos o se refieran a determinadas actividades que por sus características se asemejen a otros sujetos pasivos del IS.

De todas formas el tema no lo tienen claro ni los propios funcionarios de Hacienda, que admiten que actualmente no son sujetos pasivos del IS pero que es probable que en un futuro próximo se cambie de criterio.

Entendemos que pasar a tributar por el IS afectaría a miles de pequeños agricultores que no podrían soportar la presión fiscal indirecta que comporta dicha tributación por IS.

Nuestra opinión es que las actividades que tienen asignado IAE serán consideradas con objeto mercantil y en el supuesto de la agricultura, es posible que se consideren sin objeto mercantil las explotaciones agrarias que no superen ciertos límites, como volumen de facturación, número de empleados, capital de socios solo capitalistas etc. Pero hay que esperar al desarrollo reglamentario para tener una opinión sobre cuando se considerará que una sociedad civil tiene carácter mercantil.

Por otro lado, en efecto, en la DT19ª se dice que podrán acordar la disolución y liquidación con aplicación del régimen fiscal previsto, por lo tanto la disolución y liquidación es voluntaria como ya hemos comentado y la SC podrá mantenerse tal cual pero tributará por el IS con lo cual deberá cumplir con los requisitos exigidos en la normativa del IS básicamente en la llevanza de libros de contabilidad.

Opciones:

En cuanto a las opciones que tienen las sociedades civiles por la repercusión de la reforma fiscal les hacemos los siguientes comentarios a las opciones propuestas en el caso:

Se disuelven y pasa su titularidad a una persona física.
Es la opción óptima cuando el socio trabajador es el participe más importante de la sociedad y sobre todo cuando los otros socios son familiares que se han incluido en la sociedad civil a los efectos de reducir la presión fiscal distribuyendo los beneficios.

También será la opción óptima cuando los bienes de la sociedad correspondan a un socio y los otros socios sean únicamente capitalistas que han aportado dinero con una participación mínima que pueda ser asumida por el socio trabajador.

Se disuelve la SC y se transforma en una sociedad limitada.
La citada DT19º fija unos plazos para proceder a la disolución y liquidación de la SC y se establece un Régimen fiscal muy favorable cuando se realiza dentro de los plazos fijados.

Entre las ventajas destacan que no se devengará el IIVTNU lo cual puede ser importante cuando en el activo de la SC hay inmuebles urbanos, así como la exención en la modalidad de OS del ITP y AJD.

El tratamiento de los bienes y derechos asignados a los socios es similar a lo establecido en su día para la disolución de sociedades patrimoniales. La posterior constitución de una SL tiene las ventajas propias de las sociedades de capital en cuanto a la limitación de la responsabilidad de los socios al capital aportado.

Permanezcan como SC, tributando por IS
Es el supuesto más simple pero exige tributar por el IS a partir de 1 de enero de 2016, fecha a partir de la cual la sociedad civil deberá cumplir los requisitos exigidos por el IS. Como la llevanza de libros de contabilidad según Código de Comercio etc. y presentar los diferentes modelos exigidos según la actividad realizada.

Como inconveniente se puede citar la pérdida del derecho a aplicarse el régimen fiscal favorable de la disolución y liquidación de la sociedad civil, lo cual puede ser importante en el supuesto de que no esté asegurada la continuidad de la sociedad civil en los próximos años.

Normativa aplicada:

Ley 26/2014 DT19º. Modificación Ley 35/2006 del IRPF.

Los cinco documentos que debe entregar un autónomo al cierre de ejercicio

Escrito por Antonio Cervós   

Nov. 26, 2015

Estos comprenden el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, un estado que refleje los cambios en el patrimonio neto del ejercicio y un estado de flujos de efectivo y memoria. Todo profesional autónomo ha de entregar a la administración, al cierre de cada ejercicio, una serie de documentos. Estos comprenden el balance, la cuenta de pérdidas y ganancias, un estado que refleje los cambios en el patrimonio neto del ejercicio y un estado de flujos de efectivo y memoria.

Los cinco forman una única unidad, aunque entre ellos se configuran determinadas diferencias. Así, el estado de flujos de efectivo no será obligatorio cuando así lo establezca una disposición legal. Por su parte, las cuentas anuales deben redactarse con claridad y mostrar la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera y de los resultados de la empresa, de acuerdo con las disposiciones legales.

Es por ello que en la contabilización de las operaciones se priorizará la realidad económica no solo la forma jurídica. En este sentido, los trámites relacionados con el cierre de la contabilidad anual y su presentación a los socios se llevarán a cabo tanto a nivel interno de la sociedad, al sancionar los socios la gestión de la empresa, como de cara a terceros, siendo necesario publicitar cierta información contable de interés.
Asimismo, las empresas con obligación de llevar la contabilidad conforme al Código de Comercio deberán elaborar un libro diario y un libro de inventarios y cuentas anuales con el balance inicial detallado de la empresa, el balance de sumas y saldos de comprobación, el inventario de cierre de ejercicio y un ejemplar de las cuentas anuales.

Obligaciones del cierre de ejercicio

Del mismo modo, las pymes y autónomos han de tener en cuenta que el artículo 253 de la Ley de Sociedades de Capital impone la obligación de elaborar un informe de gestión, el cual ha de ser aprobado por los socios. Del mismo modo, y relacionado con el cierre del ejercicio, existen algunas obligaciones de carácter tributario.
En primer lugar, si los administradores de la empresa deciden realizar un reparto de dividendos se produciría un pago de rendimientos sujetos a retención a cuenta del IRPF. Así, la ley establece la obligación de emitir certificados de retenciones, por el que el obligado a retener informa de los conceptos, importes íntegros y retenciones e ingresos a cuenta practicados al perceptor de dichas rentas.

En segundo lugar, también quedan recogidos una serie de trámites a realizar en la Agencia Tributaria, como el modelo 184, mediante el que las entidades en el régimen de atribución de rentas declaran los rendimientos imputados a cada miembro, y el modelo 347 de declaración de operaciones con terceros.

Aumento de la desgravación fiscal del 25 al 30% por donaciones a ONG.

Escrito por Antonio Cervós

Nov. 19, 2015

Los contribuyentes y empresas colaboradoras con ONG verán aumentada su desgravación fiscal

El ministro de Hacienda recuerda el aumento de la desgravación fiscal del 25 al 30% por donaciones a ONG.
Durante el encuentro con el Comité Español de representantes de personas con discapacidad (CERMI) y la Plataforma del Tercer Sector, Cristóbal Montoro ha destacado que el Gobierno ha movilizado 2.700 millones de euros para pagar a las ONG que están haciendo una labor social a favor de las personas con discapacidad.

El ministro también ha recordado la puesta en marcha este año de nuevas ayudas sociales directas, dentro de lo que se denominan ‘impuestos negativos’, que permiten cobrar 100 euros al mes a los contribuyentes con descendientes a ascendientes con discapacidad a su cargo a partir del pasado mes de enero.

Se trata de las familias numerosas y monoparentales con dos hijos y las familias que tienen ascendientes o descendientes con discapacidad mayor del 33% y que no tengan rentas exentas superiores a 8.000 euros.

Estas ayudas benefician a 253.317 contribuyentes que tienen a su cargo a descendientes con discapacidad, a 116.582 que tienen ascendientes con discapacidad y a 857.754 familias numerosas, a algunas de las cuales también les corresponden las ayudas anteriores. De hecho, incluso tienen consideración de familias numerosas aquellas parejas que tienen dos hijos, y uno de ellos padece una discapacidad.

El coste total anual de estas ayudas asciende a 1.142 millones de euros. Sólo las que directamente afectan a familias con ascendientes o descendientes con alguna discapacidad suponen este año 380 millones de euros.

El ministro ha recordado que desde este año ha mejorado el tratamiento fiscal que reciben las personas que tienen alguna discapacidad o sus familias y que han mejorado los beneficios fiscales que reciben las organizaciones y entidades sin ánimo de lucro que representan o asisten a estas personas.

En este sentido, ha subrayado el incremento de las ayudas directas que contiene la reforma fiscal que ha entrado en vigor este año y que suponen más de 2.275 millones de euros anuales.

Por otra parte, se han incrementado los importes de los gastos deducibles tanto para los trabajadores activos que tienen una discapacidad inferior al 65% como para los que padecen una discapacidad mayor.

Publicado el desarrollo del método de estimación objetiva del IRPF y el régimen simplificado del IVA para 2016

Escrito por Antonio Cervós 

Nov. 18, 2015

Con entrada en vigor el 19 de noviembre de 2015 y con efectos para el año 2016, la Orden HAP/2430/2015, de 12 de noviembre, desarrolla para el año 2016 el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Como es conocido, la Ley 26/2014, de 27 de noviembre, introdujo modificaciones para el año 2016 en el ámbito de aplicación del método de estimación objetiva con el propósito de reducirlo tanto desde el punto de vista cuantitativo, mediante una reducción de los límites de aplicación, como desde un punto de vista cualitativo, acotando las actividades que pueden acogerse al referido régimen. En consonancia con ello, la Ley 28/2014, de 27 de noviembre, modificó también para el año 2016 el régimen simplificado del IVA, para reducir el límite cuantitativo que permite a los sujetos pasivos aplicar este régimen simplificado y minorar en relación al volumen de adquisiciones e importaciones de bienes y servicios para el conjunto de las actividades empresariales o profesionales acogidas al régimen especial -excluidas las relativas a elementos del inmovilizado- también el límite cuantitativo. No obstante, la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2016 ha introducido un régimen transitorio (para los años 2016 y 2017), elevando determinadas magnitudes tanto para la aplicación del método de estimación objetiva del IRPF como para el régimen simplificado del IVA.

En consecuencia, en relación con el método de estimación objetiva del IRPF:

Se incorporan las modificaciones en el ámbito de aplicación del método de estimación objetiva introducidas por la Ley 26/2014 y por la Ley 48/2015, resultando de aplicación para el año 2016 las nuevas magnitudes excluyentes por volumen de rendimientos íntegros y compras de bienes y servicios previstas en el artículo 31 y en la disposición transitoria trigésima segunda de la LIRPF.
Se excluye, en cumplimiento de lo dispuesto en la disposición adicional trigésima sexta de la Ley del IRPF, a las actividades incluidas en las divisiones 3, 4 y 5 de la sección primera de las Tarifas del IAE sujetas a retención del 1% en el ejercicio 2015, revisándose, para el resto de actividades sujetas a la citada retención, las magnitudes específicas para su inclusión en el método de estimación objetiva.
Para el resto de actividades se mantienen para el ejercicio 2016 la cuantía de los módulos, los índices de rendimiento neto de las actividades agrícolas y ganaderas, excepto los aplicables al cultivo de patata y la ganadería de bovino de leche cuyos índices se rebajan de forma estructural, y sus instrucciones de aplicación.
Conserva la reducción general del 5 por 100 del rendimiento neto de módulos para todos los contribuyentes (tanto para actividades agrícolas, ganaderas y forestales como para el resto de actividades) que determinen el mismo por el método de estimación objetiva en 2016, señalándose, asimismo, que esta reducción se tendrá en cuenta para cuantificar el rendimiento neto a efectos de los pagos fraccionados.
Reduce, como en años anteriores, los índices de rendimiento neto aplicables en el método de estimación objetiva del IRPF para las siguientes actividades agrícolas: uva de mesa, flores y plantas ornamentales y tabaco.
Por lo que se refiere al régimen simplificado del IVA:

Mantiene para 2016 los módulos, así como las instrucciones para su aplicación, aplicables en el régimen especial simplificado en el año 2015.

Se ajustan las magnitudes excluyentes de volumen de ingresos y compras de bienes y servicios previstas en el artículo 122 y en la disposición transitoria decimotercera de la LIVA.
Reduce, como en años anteriores, el porcentaje aplicable en 2016 para el cálculo de la cuota devengada por operaciones corrientes en el régimen simplificado del IVA para determinadas actividades ganaderas afectadas por crisis sectoriales, en concreto para las actividades de apicultura y de servicios de cría, guarda y engorde de aves.
En el término municipal de Lorca, se reducen en 2016 en un 20% el rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva del IRPF y también en un 20% la cuota devengada por operaciones corrientes del régimen especial simplificado del IVA. Ambas reducciones, se deben tener en cuenta también para cuantificar el rendimiento neto a efectos de los pagos fraccionados correspondientes a 2016 en el IRPF, y para el cálculo tanto de la cuota trimestral como de la cuota anual del régimen especial simplificado del IVA correspondiente al año 2016.

En cuanto a los plazos de renuncias o revocaciones al método de estimación objetiva como al régimen simplificado, comentar que los sujetos pasivos que deseen renunciar al régimen o revocar su renuncia para el año 2016, dispondrán para ejercitar dicha opción desde el 18 de noviembre hasta el 31 de diciembre del año 2015. No obstante lo anterior, también se entenderá efectuada la renuncia cuando se presente en plazo la declaración-liquidación correspondiente al primer trimestre del año natural (2016) en que deba surtir efectos aplicando el régimen general. En caso de inicio de la actividad, también se entenderá efectuada la renuncia cuando la primera declaración que deba presentar el sujeto pasivo después del comienzo de la actividad se presente en plazo aplicando el régimen general.

Por último, señalar que, para el ejercicio 2015, se contiene en la disposición adicional quinta de la Orden que estamos reseñando, una reducción de los índices de rendimiento neto aplicables al método de estimación objetiva del IRPF para las actividades agrícolas y ganaderas de patata y bobino de leche, estableciendo para las mencionadas actividades los índices de rendimiento neto de 0,26 y 0,20, respectivamente, en lugar de los establecidos en la Orden HAP/2222/2014, de 27 de noviembre.