Servicios integrales de asesoría en Adeje

General

En C&C Asesores Costa Adeje trabajamos para ofrecer servicios integrales de asesoría a todos nuestros clientes. La calidad de nuestro trabajo nos ha convertido en un referente en la localidad de  Adeje.

A continuación, le facilitamos una serie de noticias que consideramos que pueden ser de su interés.

Así funciona la jubilación anticipada en autónomos

Escrito por Antonio Cervós

Abr. 13, 2016

Pensiones

El tiempo total cotizado y la cantidad total de pensión a cobrar son los dos requisitos.

El acceso a la jubilación en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) tiene condiciones similares que en el Régimen General. Sin embargo, existen ciertas especificaciones en el caso de la jubilación anticipada en trabajadores autónomos.
C&C Asesores Costa Adeje señora
En primer lugar, la Ley establece que podrán acceder a la jubilación anticipada los autónomos que hayan sido mutualistas del 1 de enero de 1967 y que a lo largo de su vida laboral hayan cotizado tanto en el régimen general como en el RETA.

Asimismo, según la Asociación de Empresarios de Daimiel (Ciudad Real), los autónomos también podrán acceder a una jubilación anticipada, dos años antes de la edad legal de jubilación, siempre que acrediten un periodo mínimo de cotización de 35 años y la pensión resultante sea superior a la pensión mínima que le correspondería una vez cumpliera los 65 años.

Tramos de cotización

En este sentido, los autónomos que se acojan a la jubilación anticipada deberán aplicar un coeficiente reductor en la pensión según el tiempo cotizado. Así, el baremo de cálculo se llevará a cabo en el tramo que abarca entre menos de 38 años y seis meses, en primer lugar; y entre 38 años y seis meses y 41 años y seis meses, en segundo lugar. El tercer tramo abarca entre 41 años y 6 meses y entre 44 años y 6 meses. Por último, se encuentra el tramo que abarca 44 años y 6 meses o más de cotización.

Con respecto al cálculo de la pensión, a partir de 2022 se computarán las cotizaciones de los últimos 25 años. Hasta que llegue ese momento el periodo de referencia irá aumentando de manera gradual cada año.

Noticia extraída de: cincodias.com

Ficha a tu equipo a través de redes sociales especializadas

Escrito por Antonio Cervós

Abr. 11, 2016

Internet es un mundo, y de un tiempo a esta parte se ha convertido en un pilar fundamental para cualquier negocio. Ahora, incluso, puedes rastrear las redes sociales especializadas para buscar al personal de tu empresa. ¿Quieres aprender a hacerlo?
C&C Asesores Costa Adeje joven con laptop
Las redes sociales han revolucionado el mundo digital. Por eso, todos los negocios cuentan con ellas para llevar a cabo estrategias de marketing, comunicación con el cliente e incluso, para reclutar gente para sus empresas. Tanto las redes generalistas como las especializadas, ofrecen una gran cantidad de posibilidades a la hora de buscar personal. Te contamos los detalles de estas herramientas.

Lo primero es tener clara cuál es tu estrategia de contratación y qué tipo de profesionales necesitas. Según cuál sea, puedes buscarlos en una red generalista (LinkedIn, Viadeo) o en una más especializada (Domestika o Bytepr).

No tienes por qué estar en todas.

“Es imposible estar de forma omnipresente, te quita mucho tiempo. Por eso lo ideal es meterse en una o dos, pero cuidando toda la comunicación que provenga de ahí”, recomienda Andrés Fontela, director de Fontevalue Consulting. O si lo deseas, tienes la opción de recurrir a empresas como Synerquia, que por un “módico precio” crean tu propia sección de empleo y buscan a los candidatos en cualquier red, difundiendo las ofertas hasta en 50 webs.

Contesta a todos los candidatos.

Da igual que, de repente, te llegue una avalancha de currículos. En la red profesional LinkedIn, por ejemplo, es habitual recibir entre 300 y 500 durante los dos o tres primeros días tras publicar una vacante. “El reto es que estés preparado a tramitar las candidaturas que te lleguen: no te puedes permitir el lujo de no contestarles porque la imagen de tu empresa quedará dañada”, continúa Fontela.

Una vía más que complementaria.

No pienses que con las redes se acabaron las dificultades a la hora de encontrar a los mejores profesionales. “Contratar a través de LinkedIn no reemplaza el proceso normal de entrevista”, concluye Kevin Eyres, experto en LinkedIn.

Desconfía de las recomendaciones.

Uno de los grandes problemas de las redes es la mala calidad de las recomendaciones que en ellas se realizan. Algunos profesionales bombardean a sus contactos con mensajes del tipo: “Recomiéndame”. Unos no hacen caso, pero otros se sienten obligados y al final ciertos candidatos tienen un currículum relleno de mensajes positivos. Si no, atento a la frase que recorre la Red: “Eres más mentiroso que una recomendación en LinkedIn”.

La cualidad de tener una actitud proactiva.

Según Ismael Peña-López, profesor de la Universidad Oberta de Catalunya (OBC), explica que hay que “ser proactivo, entablar una relación con los profesionales del sector, aprender quién es quién a largo plazo, encontrar dónde se mueven los profesionales del sector y participar en esos foros”. Y no tiene por qué ser una red social profesional. Todo depende del sector en el que estés buscando.

En Internet, lo más importante es la vinculación individual, de profesional a profesional. Lo que las pymes tienen que hacer es analizar el perfil de ese futuro candidato, ver cuál es su recorrido y cuáles son sus contactos. Hay que tener en cuenta que, cada vez más, los profesionales están un tiempo en un proyecto y luego se marchan, de ahí que los perfiles más interesantes sean los individuales”, analiza Rodrigo Miranda, experto en el tema.

Ante todo, hay que estar en las redes no sólo cuando se busca trabajadores: debes generar conversación para convertirte en una empresa interesante donde trabajar. Para hacer una buena selección, ten en cuenta los siguientes consejos:

- Fíjate en los contactos del candidato. Recuerda, cantidad no significa calidad. “Hay gente con muchísimos contactos, pero no significa que sean influyentes, simplemente puede ser que lleven mucho tiempo en las redes y le dediquen muchas horas”, aclara Lluís Altés, fundador de Dinose.

– Analiza qué contactos tienes en común.

- Mira bien las últimas actividades del profesional.

– No te dejes cegar por las recomendaciones (hay profesionales expertos en conseguirlas). Además, las recomendaciones están devaluadas.

– En Twitter, utiliza el hashtag #empleo o #trabajo seguido de tu oferta. Con ello te aseguras que cualquier tuitero que busque trabajo lo encuentre con facilidad y en tiempo real.

- Si es posible, contesta a todos los candidatos: será tu mejor imagen como empresa.

– Difunde tu oferta en las redes de tu sector, no sólo en las generalistas.

- Entérate de los movimientos de personal consultando los blogs de tu sector.

– Recuerda: las redes son sólo una primera toma de contacto y no sustituyen a la clásica entrevista.

Noticia extraída de: emprendedores.com

10 de los errores más habituales en el borrador de la Renta 2015

Escrito por Antonio Cervós        

Abr. 11, 2016

Borrador de la renta 2015

Estas son algunas de las claves para no cometer errores en el borrador de la Renta 2015. Gran parte de los errores que se cometen suelen tener relación con las deducciones por alquiler o la compra de una vivienda, modificaciones en el estado civil o subvenciones públicas.
C&C Asesores Costa Adeje hoja y bolígrafos
Las prisas por cobrar la devolución y confirmar el borrador de inmediato pueden jugar malas pasadas. Según estimaciones del sindicato de técnicos de Hacienda (Gestha), uno de cada tres borradores no es correcto por errores, omisiones e imprecisiones que pueden impedir beneficiarse de las reducciones y deducciones fiscales.

Estos profesionales aconsejan dedicar al menos una hora a repasar el borrador antes de validarlo.

Estos fallos y omisiones perjudican especialmente a quienes no cuentan con asesores fiscales, a lo que se suma que la atención personalizada a través del servicio de cita previa de la Agencia Tributaria no empieza hasta cinco semanas después del comienzo de la campaña.

“El 75% de las declaraciones que se presentan dan como resultado una devolución, y la necesidad de cobrarla rápido provoca que no se revisen ni se rectifiquen los borradores emitidos por la Agencia Tributaria (AEAT) que, en muchos casos, no dispone de toda la información necesaria para incluir numerosas deducciones en la declaración”, advierte Gestha en un comunicado.

Éstos son los diez más frecuentes:

1. Cambios en el estado civil, nacimiento, defunción o minusvalía
Conviene prestar especial atención a que los cambios en el estado civil aparezcan reflejados en el borrador, así como las defunciones y, sobre todo, los nacimientos, ya que estos conllevan la posibilidad de perder deducciones familiares. Igualmente, deben tenerse en cuenta las situaciones de minusvalía tanto personales como familiares.

En caso de nacimiento en 2015 el importe a devolver puede aumentar entre 1.200 y 2.400 euros adicionales en caso de familia numerosa general o especial o declaración de discapacidad. No podrán obtener esta deducción los que ya hayan cobrado el abono anticipado durante 2015. Es conveniente comprobar que la deducción por maternidad está correctamente consignada.

Respecto a los mínimos por descendientes, un error bastante frecuente es incluir en el borrador a un hijo que ha realizado pequeños trabajos que le han reportado rentas superiores a 1.800 euros si éste presenta declaración. Los técnicos recomiendan que los hijos en esta situación no presenten la declaración si no están obligados, ya que esto puede hacer que la devolución a obtener sea menor que el beneficio de incluirlo.

Finalmente, hay que incluir en el borrador las deducciones de las comunidades autónomas han previsto para estas y otras circunstancias familiares.

2. ¿Declaración individual o conjunta?
A la hora de hacer la declaración de la renta hay que elegir siempre tributar por la opción más ventajosa para la economía familiar, aunque la AEAT haya marcado ya previamente la casilla que crea conveniente. Es decir, si estás casado hay que analizar si es más beneficioso fiscalmente hacerla de forma individual o conjunta.

Asimismo, en los casos de separación o divorcio deben reflejarse las pensiones compensatorias entre cónyuges y las anualidades por alimentos de los hijos siempre que no haya derecho a percibir mínimos por descendientes, ya que ambas aumentan el importe a devolver.

3. Deducciones autonómicas
En la mayoría de los casos las deducciones autonómicas son desconocidas por los contribuyentes y pueden reportarnos importantes beneficios fiscales que perderemos si validamos con prisa el borrador. Normalmente tienen que ver con los gastos de enseñanza o estudios, por determinados donativos o autoempleo.

4. El fin de la deducción por alquiler no es para todos los casos
Si se está pensando en cambiar de vivienda en alquiler, con la firma de un nuevo contrato se puede perder hasta un máximo de 909 euros de la deducción estatal por arrendamiento de vivienda habitual.

El fin de la deducción estatal por el alquiler de la vivienda habitual sólo afecta a los que firmaron sus contratos a partir del 1 de enero de 2015. Si el contrato es anterior a esa fecha este año también es deducible en un 10,05% las cantidades satisfechas siempre que la base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales.

No hay que olvidar incluir la deducción autonómica por el alquiler, más elevada que la estatal, para determinados colectivos más o menos amplios, que está en vigor en todas las comunidades autónomas salvo Baleares, Murcia y La Rioja.

5. La deducción por compra de vivienda todavía sigue
En el caso de la deducción por compra de vivienda habitual, sólo ha desaparecido para los contribuyentes que la adquirieron a partir del 1 de enero de 2013. Hay que comprobar que esta deducción consta en la declaración, ya que en algunos casos, por errores de la entidad financiera no figuran datos del préstamo hipotecario. También conviene revisar el importe, para lo que nos debemos asegurar si existen primas por seguros de vida o incendios vinculados a las hipotecas que sumar al cálculo.

También debe revisarse que el importe de hipoteca se ha dedicado al 100% a financiar la vivienda habitual, porque si se ha pedido una ampliación de hipoteca para otra finalidad diferente hay que ajustar el porcentaje que exclusivamente financia la inversión en la vivienda habitual para evitar un revisión de Hacienda que reclamará la diferencia y, además, sancionará.

6. Rendimientos del trabajo: dos comprobaciones
Para los rendimientos derivados de nuestro trabajo, los técnicos aconsejan hacer dos tipos de comprobaciones: Respecto a los ingresos, pueden existir algunos que no consten en el borrador, como es el caso de los pensionistas retornados que cobran de la Seguridad Social extranjera, la cual envía los datos a la Administración española con bastante retraso, o el de las empleadas del hogar.

Algunos gastos deben ser incluidos directamente por el contribuyente: cuotas sindicales, los gastos en defensa jurídica, así como la indicación de que, estando desempleado, se ha aceptado un trabajo que haya obligado a cambiar el municipio de residencia o si se es trabajador activo discapacitado.

7. Viviendas y locales vacíos
Las viviendas y locales vacíos generan lo que se denomina imputación de rentas inmobiliarias, un hipotético ingreso que se estima en un porcentaje del valor catastral del inmueble. Hay que comprobar que estas imputaciones son correctas, pues a veces la AEAT incluye viviendas que ya no son de nuestra propiedad o en las que vive el ex cónyuge.

8. Ganancias patrimoniales
En muchas ocasiones los contribuyentes olvidan declarar las ganancias patrimoniales, lo que hace que tenga que ser la Agencia Tributaria quien las liquide después, lo que lleva aparejado su correspondiente sanción. Esto suele pasar, sobre todo, con las ventas de inmuebles o acciones, ayudas oficiales del Plan PIVE para compra de un vehículo o con las ayudas por compra de vivienda.

También hay que anotar en el borrador si se opta por la exención de las ganancias de la venta de vivienda habitual o de acciones, a condición de reinvertir todo el importe obtenido en una nueva vivienda habitual o de acciones, respectivamente.

9. Donaciones
Otras deducciones importantes que muchas veces no se incluyen en el borrador son las de afiliación a algún partido político o las correspondientes a donativos, aunque estas últimas ya deben constar en el borrador o en los datos fiscales, pues los receptores deben presentar la correspondiente declaración.

Conviene recordar las donaciones del pasado año, porque para que las deducciones se incluyan en la declaración, la entidad debe tener los datos identificativos de quien dona y suministrarlos a la AEAT.

Esta omisión puede hacer perder una deducción por donativos a ONGs incluidas en la Ley 49/2002, que la reforma fiscal ha incrementado a un 50% para los primeros 150 euros donados y al 27,5% para el resto de aportaciones, si bien el porcentaje puede ascender al 32,5% si la cantidad donada en 2015 y los dos años anteriores es igual o superior, en cada uno de ellos, al del ejercicio anterior.

En cambio, la deducción será del 10% si la donación se ha realizado a fundaciones legalmente reconocidas o a asociaciones de utilidad pública distintas de las anteriores.

10. Plan de Pensiones
Aunque la gestora del Plan de Pensiones debe suministrar estos datos a la AEAT para que los incluya en el borrador, es importante comprobar que son correctos.

Deben tenerse en cuenta las reducciones que transitoriamente se han aprobado si se rescata en forma de capital, bien por jubilación, invalidez, dependencia, desempleo de larga duración, enfermedad grave y, con carácter temporal desde el 15 de mayo de 2013 hasta 14 de mayo de 2017, por un procedimiento de ejecución sobre la vivienda habitual.

Asimismo, hay que presentar declaraciones complementarias, reponiendo las reducciones en la base imponible practicadas e incluir los intereses de demora, en aquellos casos distintos a los citados en los que excepcionalmente se haya dispuesto total o parcialmente de estos derechos consolidados.

Noticia extraída de: expansión.com

Errores mortales que comete el emprendedor

Escrito por Antonio Cervós

Abr. 7, 2016

Los fallos más comunes.

En la ardua tarea del emprendimiento, se cometen muchos fallos y un gran porcentaje de ellos son comunes a todos. Te contamos cuáles son esos errores y cómo evitarlos en el futuro para un mejor rendimiento de tu negocio.
C&C Asesores Costa Adeje chef
Si montas o gestionas un restaurante

Un error muy habitual es no tener claro cómo va a ser el formato de tu restaurante. Tanto el tamaño como la distribución del espacio es vital. Por ejemplo, un aumento o disminución de unos metros cuadrados (de 150 a 200) no afectará mucho a la inversión inicial, pero sí a la posibilidad de que puedas dar servicio en los momentos punta a 100 comensales más. En cuanto a la distribución, si el espacio es diáfano, te permitirá trabajar mejor y tener menos personal. Imagina que tienes dos salas en dos plantas y además terraza, necesitas más personal.

En hostelería, también es básico tener un buen equipo. Todo el trabajo que hay detrás de la confección de los menús y de los platos lo acabas revertiendo al personal de sala. Porque ellos son los que venden el producto y los que hacen que la experiencia en el local sea más o menos buena.

La rotación de mesas es básica para la facturación. Eso implica una organización del equipo que permita acortar los tiempos. La rotación se consigue con la velocidad que imprimas al servicio. Y es el jefe de sala el que se encarga de que se ocupen las mesas. Por su experiencia, sabe cuánta gente puede meter, el tiempo medio que tarda cada mesa, etc. Además, es fundamental tener una buena preparación en cocina que permita que, en cuanto entra una comanda, saque el plato, y luego que en sala sean ágiles a la hora de servir y de cobrar. Cuanto más organizado y rápido sea un equipo, más rentable será ese negocio.

Si montas y gestionas un comercio minorista

Aunque pueda parecer una obviedad, la ubicación de una tienda tiene mucho que ver con el éxito futuro del negocio. En muchas ocasiones, la elección del local viene supeditada a un mayor o menor precio en el alquiler y no tanto a que esté ubicado en un lugar estratégico, cerca de donde se encuentra el público objetivo al que se va a dirigir el negocio. Y esa errónea decisión supondrá, tal vez, un alquiler más barato (o no), pero también una falta de público objetivo. En definitiva, que tengamos más clientes y de más calidad va a depender, en gran parte, de que nuestro local esté ubicado estratégicamente. ¿Y dónde es eso? Allí, donde estén los clientes a los que les vamos a vender nuestros productos.

En un sector tan atomizado y competitivo como este, no se puede abrir una tienda esperando que, todo aquel que pase, compre. En retail, hay dos formas de generar tráfico: una, llamando la atención a la gente que pasa delante de la tienda para que entre y, otra, haciendo que vengan los clientes que no son de proximidad.

¿Cómo llamamos la atención del que no pasa delante de la tienda? Ahora es más fácil utilizar las herramientas del entorno digital para que si la gente no va a tu tienda que la tienda vaya a ella, por ejemplo, aquellas itinerantes o efímeras (pop up store) o estrategias dirigidas a llevar y mostrar los productos en centros comerciales, oficinas, etc. El retail se ha vuelto líquido y para hacer marketing hay que tenerlo muy en cuenta.

Tampoco se puede gestionar una tienda con papel y boli. Y hay comerciantes que lo hacen. Gestionar el aprovisionamiento es vital: qué compras y qué control tienes de lo que compras. No tener un software de gestión de producto es no saber nada de lo que está pasando en tu tienda y en el almacén. Es necesario tener codificado los productos que entran para tener un mínimo de control del stock. Y también el producto que no se vende y que ocupa un espacio. La mercancía tiene que rotar cada cierto tiempo y lo que no funciona, lo tienes que saldar para dar entrada a productos nuevos. Para crear hay que destruir. Es inevitable.

La planificación financiera es un mal que afecta a la mayoría de emprendedores, pero con mayor virulencia al comercio. Muchos siguen anotando las compras y las ventas en un cuaderno y cuando necesitan algo puntual, recurren al gestor. También hay comerciantes que cuando necesitan dinero para comprar, meten la mano en la caja. Aunque no sean expertos, es importante saber, al menos, qué gana al mes, sus márgenes, su flujo de caja, el coste del aprovisionamiento y el apalancamiento con sus proveedores.

Si montas o gestionas con una empresa de textil y moda

Un error que se comete tiene que ver con la exigencia de la mayoría de fabricantes de trabajar con tiradas mínimas, a partir de 500 unidades. Para más pequeñas, hay que buscar fabricantes menos industrializados y con procesos de entrega mucho más lentos, lo que suele afectar a las inversiones. “En mi caso, tengo dos modelos, en ocho tallas y en tres colores. Y no puedo pedir 500 unidades de cada uno, porque sería impensable financieramente. He llegado a un acuerdo para hacer pedidos mayores de las tallas y modelos que más vendo. Aunque también debo tener unidades de otras tallas. A una fábrica, hacer 60 unidades de un producto, no le resulta rentable”, explica Marta Fernández Cuevas, de Pillow Bra.

Otro de los quebraderos de cabeza gira en torno a la elección del canal de venta (tiendas propias, e-commerce, corner, tiendas multimarca…). Optar por uno o por otro cambia por completo el modelo de negocio, ya no sólo en la necesidad de mayores o menores inversiones, sino en el diseño de estrategias diferentes en marketing, ventas, logística, distribución, etc.

“Al igual que tenía claro que quería fabricar en España, también que sólo iba a vender a través de tiendas especializadas en lencería. En mi caso, vendo online y también en unas pocas tiendas físicas especializadas en corsetería. Los corners en grandes superficies son complicados por las exigencias de los proveedores”, añade.

La logística es también fundamental. “Uno de los errores que se cometen es pensar que se puede trabajar desde casa, utilizándola como almacén de nuestros productos para ahorrar costes. Pero no es operativo a medida que aumentan las ventas. Por mi anterior trabajo, tenía buenos contactos en logística y distribución y conseguí buenos acuerdos de costes de envíos”, confiesa Marta Fernández.

Si montas o gestionas un comercio electrónico

Emprender en comercio electrónico es más complejo de lo que pueda parecer la idea generalizada de busco un producto bonito y barato y me forro. Primero, porque, de partida, nadie te está esperando en el mercado (por lo que tendrías que darte a conocer y eso lleva su tiempo y su ingenio). Segundo, porque a los problemas a los que se suelen enfrentar en el mundo offline hay que añadir otros directamente relacionados con este canal de venta: logística; pasarela de pago; gestión propia de stock o a través del drop shipping (la mercancía va directamente del proveedor al cliente); cómo convertir usuarios en clientes; cuál es el coste de adquisición de clientes y su ciclo de vida; la usabilidad y el proceso de compra, entre otros.

No pienses que nuestra intención es desanimarte, ni mucho menos. Queremos abrirte los ojos. En ese sentido, la logística tal vez sea, con diferencia, lo que más problemas genera a los emprendedores.

No es un comentario gratuito decir que la mayoría de los operadores logísticos están para dar servicio a los grandes vendedores de comercio electrónico, mientras que a las pequeñas tiendas online (la gran mayoría) sólo les queda aceptar las normas de envío, recogida y entrega que les imponen los principales operadores logísticos, porque su poder de negociación es escaso.

Una de las estrategias que más se están utilizando es el drop shipping, pero tampoco es la panacea. “¿Es más barato este sistema? Pues depende porque, al no tener tu los productos, sino que es tu proveedor el que se los envía a tus clientes, hay muchas partes de ese proceso que se escapan a tu control. Uno de los errores es no tener integrada la información que maneja tu empresa de logística; por ejemplo, puedes estar vendiendo algo que tu distribuidor no tiene en stock. O la entrega, que no controlas tú”, advierte Javier Echaleku, de la consultora Kuombo, que recomienda no olvidar dos mandamientos: “Que tu agencia de logística sepa dar respuesta a las necesidades de tu cliente. Por ejemplo, si vendes alimentación, que tengan cuidado con la fragilidad del envío, o si es en frío. Y que tu agencia te asegure que va a tratar al cliente como tu quieres”.

Otro de los fallos es confundir el coste de adquisición del primer pedido con el del cliente. “Puede que el coste de adquisición del primer pedido sea elevado porque la tasa de conversión por AdWords sea baja –y el clic caro–, de manera que venderle el primer pedido a un cliente te supone perder mucho dinero. Esto pasa porque no tener en cuenta que si a ese cliente le haces acciones para fidelizarlo y le vas vendiendo desde fuentes de tráfico más baratas y con una conversión más alta, a partir de un determinado número de pedidos te saldrá rentable”, explica Echaleku.

Este experto aconseja valorar y calcular los dos ratios mencionados y ver a partir de cuándo ese cliente sale rentable. “Evidentemente, para ello tienes que saber si tu proyecto permite la recurrencia en la compra. Por ejemplo, si vendes alimentos, es fácil que el primer pedido pueda costar más al estar invirtiendo en captar los primeros clientes y luego en compras sucesivas ya salga rentable. Pero si vendes sillones, el coste de adquisición del cliente será prácticamente el mismo que el coste de adquisición del pedido”.

Si montas o gestionas una empresa tecnológica

Los problemas en el mercado de desarrollo de productos tecnológicos aparecen antes, incluso, del mismo proceso de desarrollo: “Se suele fallar bastante en cómo surge la idea del producto”, sostiene David Lacasa, de la consultora de innovación Lantern.

“Parafraseando a un emprendedor de éxito, lo que hay que hacer es enamorarse del problema, no de la solución –señala este experto–. Lo importante es que esté bien claro desde el principio cuál es el problema que resolverá ese futuro producto, así como el objetivo de ese desarrollo. Muchas veces, no tienen claro si ese problema, que los promotores dicen que existe, realmente existe y que el mercado tiene esa necesidad no cubierta”.

En la parte de la implementación, otro de los errores más frecuentes es invertir tiempo y dinero en desarrollar y desarrollar esperando a que el producto esté perfecto “y nunca lo estará. Por eso lo mejor es lanzar cuanto antes el mínimo producto viable (PMV) y, a partir de ahí, empezar a mejorarlo y perfeccionarlo, pero no sólo con tu intuición, sino con el resultado del análisis de lo que hacen los usuarios con ese PMV. Esto permite averiguar si los usos para lo que creías en una fase inicial que se iba a utilizar tu producto son esos. En ese análisis también se pueden ver cosas que el usuario echa en falta y que a ti, a lo mejor, no se te habían ocurrido”, considera el consultor de Lantern.

“Donde hay que echar horas es en el prototipo –recomienda David Lacasa–. Y muchas veces en él no hay que escribir ni una línea de código. En ocasiones, algunas compañías trabajan sobre un boceto con unas pocas funcionalidades y descripciones de lo que puede hacer el futuro producto. Y con eso se van a los clientes para preguntarles si están interesados. Ese feedback o intercambio les ayuda a definir qué funcionalidades son las que más le interesan al mercado”.

Pero no sólo de feedback viven los prototipos. En el caso de que externalices la producción, es aconsejable contar con una muestra de cómo quedará el producto final antes de mandarlo a fabricar: “Te ayudará a cubrirte las espaldas por si hay algún cambio de material o de diseño del producto final que te entregan. También es importante exigir que cada una de las unidades fabricadas no supere un máximo de margen de error fijado previamente”, aconseja Juan Rodríguez Jiménez, de Kodomo Toys.

Por qué canal vendo mi producto y cómo generaré ingresos es otro de los quebraderos de cabeza, pero “esas dudas las suele resolver el cliente. Si se hace un buen prototipo y un test adecuado de ese prototipo, te aportará información para decidir qué forma de pago es la más apropiada para el mercado. Es fundamental analizar cuál es el patrón de uso de tu producto. De ahí que sea importante pasar mucho tiempo en el prototipado antes de empezar con el desarrollo”, subraya Lacasa.

Si montas o gestionas una empresa de servicios profesionales

¿Cuánto le cobro a mi cliente por el servicio de consultoría que le he hecho? Ésta es, tal vez, la cuestión que más preocupa cuando se emprende en el sector de la consultoría de servicios.

Para solucionar esta duda, erróneamente, se suele abordar desde el punto de vista de coste y no de precio. “La gente acaba confundiendo coste/hora con precio/hora y como si tuvieran un sueldo al año lo dividen entre las, por ejemplo, 2.000 horas que van a trabajar al año y les sale un precio”, señala Daniel Suárez, de la consultora Coontigo, que utiliza el modelo de la cosecha para calcular sus tarifas.

Según este criterio, una empresa de consultoría debería calcular sus horas de trabajo valorando, por un lado, las horas de siega o de cosecha, que son aquellas en las que, directamente, se está facturando. Por otro, las horas de siembra, de aquellos departamentos que no facturan pero que tienen el potencial de generar facturación en el futuro (llámalo I+D, marketing, etc.). Y, por otro, las horas de mantenimiento, que no generan dinero, no tienen potencial de generarlo, pero sí ayudan a ser más productivos.

“En base a esto, una empresa tiene que analizar cuál es su estructura de trabajo. Por ejemplo, el 30% lo dedica a mantenimiento; el 30% a siembra y el 40% restante, a cosecha. El error de la mayoría es que acaba poniendo el coste/hora de precio.

¿Cuál es tu estructura? La estrategia correcta es analizar quién eres y cuál es tu estructura y, en función de eso, poner tu precio. “Si, por ejemplo, sólo facturas el 50% de tus horas, entonces tu precio/hora debe ser, como mínimo, el doble. Ya no facturarías a 10 euros sino a 20, y por encima de esa cifra, ya puedes calcular cuál es el margen con el que quieres trabajar”, sostiene Suárez.

Por tanto, el precio del servicio se debe fijar en función del valor que se le aporta al cliente, y no en función de lo que le cuesta a la empresa producirlo (que también es importante conocer tus costes para no estar por debajo de ellos).

¿Y si cobro lo que mi competencia? Otro error, en esa línea, es cobrar en función de lo que cobra la competencia, pero es probable que no tengáis la misma estructura ni tampoco que dediquéis el mismo tiempo a cada una de las actividades que aportan valor al negocio: mantenimiento, siembra y cosecha.

Aunque no es generalizado, las empresas de consultoría más pequeñas tienen serias dificultades para diseñar y desarrollar estrategias de captación de clientes. Lo más habitual es tirar de contactos, pero no siempre se tienen y aquéllos tampoco son perennes. Una estrategia utilizada es invertir tiempo y recursos en captar grandes clientes pensando que eso dará estabilidad al negocio, pero en la mayoría de los casos ese esfuerzo no consigue los resultados esperados.

Una empresa de ocio y emprendimiento social

Ocio:

Tal vez, la frase más repetida en este sector –que incluye un amplio abanico de actuación: videojuegos, juguetes, actividades deportivas, lúdicas, culturales, formativas, etc.– sea la de no tengo competencia. Pero, siempre hay. Que no la veas, no quiere decir que no lo sea. Y en este mercado más aún, porque conviven empresas de producto y de servicio que a simple vista no tendrían que ser competidores, pero si las analizas desde el punto de vista del ‘producto sustitutivo’, sí lo son. Éste es un concepto que desconocen o infravaloran muchos emprendedores.

Imagina que te dedicas a la celebración de cumpleaños. Tus competidores no son sólo otros centros similares, sino también las salas de cine, las pizzerías, incluso los parques públicos, donde muchos padres organizan los eventos de sus hijos.

Otro error es intentar ofrecer muchas cosas. Al principio, no puedes abarcar todo. Focalízate. Céntrate en una cosa y cuando la controles, inicia otra. Se piensa que por ofrecer mayor cantidad de cosas, conseguirás más recursos, pero para cada cosa necesitas tiempo, dinero, recursos humanos, formación, experiencia, control y gestión.

Emprendimiento social:

El principal problema al que se enfrentan la mayoría de empresas que opera bajo esta denominación es que les cuesta grandes esfuerzos encontrar un modelo de negocio. “Las empresas sociales son entidades que se asemejan a las ONGs porque nacen y tienen una misión social, al poner el foco en mejorar la calidad de vida de colectivos vulnerables o temas medioambientales. Pero también se diferencian de aquéllas y se asemejan a las empresas porque utilizan técnicas y métodos de gestión empresarial y cuentan con un modelo de negocio para hacer sostenibles y viables sus proyectos”, explica Margarita Albors, de la incubadora Socialnest.

Esa es la teoría, porque en la práctica “los emprendedores sociales tienen una visión muy clara de cuáles son las necesidades y del problema social que buscan resolver, incluso algunos lo viven en primera persona, pero les falta concretar un modelo de negocio sostenible, viable y claro. Frecuentemente, se lanzan por pasión, pero sin un modelo detrás”.

En muchos casos, considera Albors, sí hay un mercado de beneficiarios de ese producto y/o servicio que se quiere lanzar, pero lo que no tienen tan claro es quién te va a pagar. “Y encontrar ese cliente y la propuesta de valor para ese cliente es un gran reto al que se enfrentan”.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Dime cómo te relacionas en tu trabajo y te diré qué futuro tienes

Escrito por Antonio Cervós     

Abr. 6, 2016

Tener amigos, enemigos, ser muy eficaz pero arrogante, adoptar una postura tóxica, ser un pelota, demasiado auténtico, ponerse un ‘disfraz’, o ir de ‘diferente’. Todo influye en tu carrera y en tu puesto.
C&C Asesores Costa Adeje fotografías
Suele decirse que si tu lugar de trabajo es un paraíso en el que nadie discute ni discrepa, deberías desconfiar, porque en ese entorno buenista no hay paraíso laboral que valga, aunque tampoco vivir en conflicto permanente te aportará nada bueno. Puedes escoger entre tener amigos en el trabajo, o enemigos, ser demasiado auténtico o mantener una pose falsa. Es posible que decidas convivir con un colega o con un jefe al que odias, adoptar una actitud tóxica, arrogante, ser amigo de quien manda, buscar ante todo a las buenas personas y no a los eficaces. Tira los dados y acepta las consecuencias.

Es tu actitud y no tu aptitud lo que determina tu altura profesional y tu credibilidad.

Auténtico, sin pasarse

Para empezar, puedes escoger entre ser auténtico o usar un disfraz para tu vida profesional. En una era en la que innovar resulta determinante, ser uno mismo se impone como requisito, impulsado por tendencias como el mindfulness. Pero ser auténtico no implica ser totalmente transparente ni decir lo primero que se te pasa por la cabeza.

Se trata de expresar y decir lo que verdaderamente piensas y sientes, buscando la forma y el momento. A veces, cuando no te pones una careta y muestras tus emociones, puedes resultar agresivo, pero también corres el riesgo de lo contrario: resultar falso, porque no hay coherencia entre lo que dices y lo que sientes. Y entonces caes en la falta de credibilidad.

¿Amigos o enemigos?

Hay quien piensa que nunca prosperarás en tu puesto si no tienes amigos en tu trabajo. De hecho, una reciente encuesta de Gallup revela que un buen amigo en el puesto habitual incrementa la satisfacción profesional en un 50%. Y quienes tienen un “mejor amigo” en el trabajo, “son siete veces más proclives a estar comprometidos y enganchados en su puesto”.

Otros estudios revelan que “aquellos profesionales que impulsan la amistad en su compañía y organizan actividades sociales en el lugar de trabajo tienen un 40% más de posibilidades de promocionar en los dos años siguientes”. Se habla de los “profesionales altruistas” que reportan a la compañía una satisfacción laboral determinante; que se sienten diez veces más enganchados por su actividad; y son un 31% más productivos.

En realidad, se trata de tejer una red de relaciones que te permitan tomar las mejores decisiones y contar con apoyo cuando lo necesites. Cuanto más extensa sea tu red de amigos dentro de la organización, mayor será tu área de influencia y te resultará más fácil tener acceso a proyectos e información.

Pero, ¿puede ser beneficioso tener enemigos en la oficina? En cierto modo, y aunque pueda parecer absurdo, sí.
Aquí debes plantearte el concepto de frenemy, que se refiere a esas personas -en este caso colegas, que pueden denominarse eneamigos- con las que tienes un vínculo de amistad, pero cuyas acciones y desempeño son nocivos para ti. Esa amistad implica una cierta carga de autodestrucción pero, a pesar de todo, ser amigo de un rival o competidor siempre resulta inteligente. Es lo que se conoce como 'coopetencia', que es implicarse con quien está en la misma batalla y te lleva a encontrar proyectos y situaciones en las que puedes colaborar, y en las que todos ganan.

Algunos tienden a construirse sus propios enemigos, y hay compañías que optan por crear rivales internos para incentivar la competencia desde dentro.

Huye de los entornos laborales ‘buenistas’ en los que se da un consenso excesivo; es de mediocres.

El buen conflicto

Todo esto tiene que ver con las bondades del conflicto en el trabajo. Que haberlas, háylas.

No se trata de que no exista conflicto, sino de aplicar la mejor manera de resolver las discrepancias, porque eso hace que el enfrentamiento se convierta en algo positivo. Nos saca de nuestra zona de confort, porque la comunicación que implica termina siempre en una toma de decisiones, y esto genera más creatividad e innovación.

Debes huir como de la peste de los entornos laborales en los que se da un consenso excesivo, y de aquellos colegas y jefes que muestran un sesgo demasiado pactista. Son un caldo de cultivo para la mediocridad.

Eficaz y arrogante

Es tu actitud y no tu aptitud la que determina tu altura profesional. Serás mejor o peor, pero lo importante no es si eres una estrella, sino cómo te relacionas con los demás y, de paso, contigo mismo. Y hay dos formas de hacerlo: con arrogancia o con humildad. La segunda opción tiene que ver con tu capacidad para conocer tus virtudes y limitaciones. La arrogancia no te conviene, porque te aleja de la realidad y hace que tus decisiones sean cada vez más pobres y peores. Puede que seas el mejor en alguna faceta, pero debes evitar que eso vaya acompañado de endiosamiento, y que acabe generando una realidad paralela en la que quedes bloqueado.

Ir de ‘original’

Algunos creen que lo que realmente vende es ir de original, de diferente, y recurren a rarezas, excentricidades o poses para llamar la atención. En realidad, no vale sólo con generar expectativas si no se aporta valor.

Debes plantearte si la pantalla que has creado te hace mejor profesional y puede brindarte más oportunidades.

Una investigación reciente de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard sostiene que “ser un poco distinto puede beneficiar a la gente en algunas situaciones sociales y profesionales”. En todo caso, no se trata de ser diferente respecto del resto, sino de conseguir que te perciban como alguien un poco mejor en algo de tu competencia.

Los límites de la convivencia

Resulta inevitable recordar la manida frase: “La gente no se va de las empresas, sino de sus jefes”. Por eso, si hablamos de cómo influye la forma en la que nos relacionamos en nuestro trabajo, y cómo ésta repercute en nuestra carrera profesional, cabe analizar dónde están los límites de tolerancia, no sólo frente a nuestros superiores, sino también respecto a colegas de trabajo que nos pueden hacer la vida imposible. En realidad hay estrategias para aguantar, pero también para sacar provecho de cualquier situación:

Si la persona te influye negativamente, reinterpreta la situación y convive con ella. Desde la empatía y el respeto, puedes tratar de entender al colega que te hace la vida difícil.

No caigas en el principio de la acción-reacción. Busca intereses y valores por encima del otro y de ti. Trata de ser justo y leal con la empresa, con el otro y contigo mismo. Encuentra valores superiores y procura responder cooperando.

Es fundamental sentirse respetado y valorado por los compañeros, pero también por tu jefe. Debes saber diferenciar la relación personal de la profesional. Es necesario no caer en el ‘coleguismo’, a pesar de que fuera del trabajo podamos mantener una estrecha relación personal e incluso de amistad.

¿Es sensato decirle a tu jefe lo que piensas realmente? Hablar con sinceridad extrema a tu superior tiene que ver con la asertividad, que es la capacidad de decir lo que piensas y sientes. Evita el ‘vómito tóxico’ y haz que la queja sea concreta, porque el objetivo es que algo cambie, y lo que te molesta deje de hacerlo.

Noticia extraída de: expansion.com

Saber defender nuestro precio: La clave para vender más

Escrito por Antonio Cervós 

Abr. 6, 2016

La Tribuna del Experto

Oscar Maciá, CEO y fundador de ForceManager, explica cómo defender tus precios cuando el cliente te solicita una rebaja.

Todos los que nos dedicamos a las ventas sabemos que los clientes, en muchos casos, intentarán negociar con nosotros el precio de nuestro servicio o producto antes de decidirse a comprar. Concretamente, en algunos mercados como en España, el 90% de ellos piden siempre una rebaja del precio.

Exigir un descuento tiene su lado positivo: es una buena noticia ya que significa que la persona que tiene delante ha entrado en zona de negociación y por lo tanto está interesado en la oferta.

No obstante, debemos de actuar con prudencia y sin asustarnos. Si accedemos de forma precipitada o aceptamos descuentos excesivos, estaremos dando una imagen de falta de confianza en nosotros mismos y en nuestro producto. Este es un error muy común entre los emprendedores. Es importante argumentar nuestro precio original para demostrar que creemos en lo que estamos vendiendo y el valor real que va a aportar al cliente.

Por lo tanto, cuando se es emprendedor y la empresa no dispone de grandes recursos, la clave está en reflexionar y entender por qué nuestro cliente potencial nos está planteando una rebaja y aprender a justificar el precio de manera que éste se replantee su “regateo”.

Fallo en la propuesta de valor. ¿Responde ésta a la necesidad básica del cliente?

Cuando hablamos de que la propuesta de valor está fallando quiere decir que el posible cliente no ve suficiente valor en el producto y servicio como para justificar la inversión que requiere. Normalmente, esto coincide con que el cliente no tiene una sensación de urgencia a la hora de adquirir el producto. La solución en estos casos es generar artificialmente la sensación de urgencia por ejemplo condicionando el descuento a un periodo de tiempo limitado.

Ante esta situación, lo que debemos hacer es preguntar qué opciones tiene y busca. Si nuestro producto es para el cliente un nice to have, la negociación será mucho más complicada y el descuento acabará siendo mayor. Si por el contrario, estamos realmente solucionando un big​ pain, no hace falta hacer un descuento tan grande. Como hemos comentado anteriormente, debemos buscar ese equilibrio en la negociación del precio, si el descuento es demasiado grande podríamos parecer desesperados e incluso poco profesionales.

Por lo tanto, siempre tendremos que ser capaces de revisar nuestra propuesta de valor para asegurarnos de que el valor que generamos este en línea con el pricing. Es muy importante escuchar las objeciones de los clientes, porque con su feedback, podremos reenfocarla y aprender a comunicar mejor el valor que tiene nuestro producto, ya que en el 60% de los casos éste es el principal bloqueo.

Posicionamiento ‘Premium’ o ‘Low Cost

Otro de los motivos por los cuales el cliente nos puede pedir una rebaja es porque nuestro producto ya está en un mercado maduro y, por lo tanto, existen alternativas con precios mucho más competitivos.

En este caso, entra en juego el elemento de la ‘diferenciación’. Es decir, debemos de ser capaces de encontrar un elemento único de nuestro servicio respecto a la competencia si queremos posicionarnos como una opción “Premium” dentro de nuestra categoría. O bien, decantarnos por ser una opción “Low-Cost” reduciendo nuestro precio respecto al que presentan las otras compañías.

Si decides ser Premium, tu producto debe destacar por ser el que mejor cubre las necesidades de tus clientes potenciales. Si quieres ser Low Cost, tienes que asegurarte de que serás el más económico.

Si alineamos bien las 3Ps, Posicionamiento, Pricing y Pitch, podremos ir al mercado con nuestro producto con garantías y conseguir ventas rápidas justas y limpias. Al fin y al cabo se trata de entender bien el valor que ofrece nuestro producto y ser coherentes.

Noticia estrada de: emprendedores.es

Formas legales de facturar sin ser autónomo

Escrito por Antonio Cervós

Abr. 5, 2016

Darse de alta en una cooperativa de trabajo asociado o registrarse en el censo de empresarios, profesionales y retenedores, son algunos de los pasos o alternativas.

Con la irrupción de la crisis se han multiplicado los casos de trabajadores que prestan sus servicios a empresas de manera autónoma, lo que también se conoce como freelance. Su trabajo no es estable, ya que unos meses ganarán más y en otros tendrán serios problemas para llegar a final de mes, en función de los clientes que consigan.

Y para algunos, abonar la cuota correspondiente al régimen de autónomos todos los meses resulta una utopía. Pese a ello, existe la posibilidad de facturar por los trabajos que se hagan sin necesidad de darse de alta como autónomos, como recoge el programa de televisión de La 2 ‘Aquí hay trabajo’.

Un ejemplo para explicar esto puede ser la puesta en marcha de una página de comercio online. Hay mucha incertidumbre sobre las ventas, pero por poco que se comercialice habrá que facturar. Todo ello sin darse de alta como autónomos, de momento.

En primer lugar hay que darse de alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores. Es gratis y paso imprescindible. Si emitimos una factura sin haber pasado previamente por aquí estaríamos cometiendo un delito. Cumpliendo con este trámite podremos emitir facturas que pasarán por la caja del IVA cada tres meses. No hay problema en proceder así, según aseguran desde el programa, siempre y cuando no superemos el Salario Mínimo Interprofesional.

Otras fórmulas para facturar

Hay otra manera que también puede servir para facturar: la cooperativa de trabajo asociado. El primer paso será hacerse socio. De media suele costar unos 90 euros. A partir de ese momento cada trabajo se facturará a nombre de la cooperativa y no a nuestro nombre. Se ocupará de cobrar la factura y descontará impuestos y costes, y con lo que sobre nos paga la parte correspondiente en forma de nómina. Además de socios seremos trabajadores y permaneceros de alta en el Régimen General de la Seguridad Social con derecho a paro, baja de enfermedad y pensión de jubilación y todo ello librándonos de papeleos y trámites burocráticos.

Cualquiera de estas dos opciones resultan más baratas que pagar las cuotas de autónomos. Opciones, en cualquier caso, a tener en cuenta en los inicios de la actividad, en donde no se facturan grandes cantidades.

Noticia extraída de: cincodias.com

Ayudas a pymes y autónomos que adopten soluciones cloud

Escrito por Antonio Cervós 

Abr. 4, 2016

El importe de estas subvenciones irá desde los 625 hasta los 15.000 euros por beneficiario

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo pone en marcha a través de Red.es un programa de ayudas para que tanto pymes como autónomos adopten soluciones cloud. Tendrán la posibilidad de escoger de un catálogo amplio que pondrán a su disposición.

Estas ayudas cubrirán una cantidad que oscilará entre los 625 y los 15.000 euros por beneficiario, correspondiente a un porcentaje de entre el 50 y el 80% del presupuesto solicitado a subvencionar. El dinero que hay para esta partida será de 40 millones de euros.

Podrán beneficiarse de estas ayudas los autónomos y pymes que cuenten con menos de 250 empleados, un volumen de negocio inferior a los 50 millones de euros, domicilio fiscal en España y que hayan comenzado la actividad con anterioridad a la publicación de las bases.

En total son diez los ámbitos en los que se pueden aplicar las ayudas, que son los siguientes: puesto de usuario, gestión económica, gestión negocio, relación con clientes, gestión del punto de venta, presencia en Internet, comercio electrónico, infraestructura como servicio, plataforma de desarrollo como servicio y centralita virtual.

Empresas proveedoras del servicio

Las compañías proveedoras de las soluciones cloud que integran el catálogo serán escogidas a través de un proceso de homologación público por medio de una invitación general. Una vez que se resuelva la invitación durante los próximos meses, en la web de Red.es se publicará el listado con dichas empresas proveedoras con sus soluciones cloud para cada categoría del catálogo.

Los que estén interesados en recibir esta subvención tendrán de plazo desde el 4 al 25 de mayo de 2016 en la sede electrónica de red.es, por medio de un formulario específico.

Noticia extraída de: cincodias.com

Tácticas útiles para conocer mucho mejor a tus clientes

Escrito por Antonio Cervós 

Abr. 4, 2016

¿Sabes cómo gestionar de forma inteligente los datos de tus clientes? Aquí te damos cuatro unas pautas para que los conozcas un poco mejor.

Clasifica al cliente con un análisis RFM

Este tipo de análisis te permitirá cuantificar quiénes son tus mejores clientes. Para llevarlo a cabo se utilizan tres factores de clasificación: cuánto tiempo hace que han comprado, cuál es la frecuencia de compra en un periodo determinado y cuánto han gastado. Es una información bastante buena para saber cómo funcionan y muy aplicable luego para hacer campañas y promociones, porque te sirve tanto para segmentar a quién mandas la promoción como para medir el resultado.

¿Cómo interpretar luego toda esta información? Normalmente se hacen grupos que se puntúan de uno a cinco. Los que tienen 5-5-5 son los ideales. Un planteamiento habitual es pensar clientes que tienen un valor monetario alto, que gastan mucho, que tienen una frecuencia considerable y que hace mucho que no me compran o ya les toca o están a punto de abandonarme. Entonces debes lanzarles una campaña específica.

Trabajar con todas estas variables proporciona una información clave de todos los clientes. Veremos que hay unos de frecuencia alta que gastan poco, cuyo valor monetario es bajo o medio, pero compran muchas veces, y clientes que hacen pocas compras pero muy fuertes. Estos dos grupos se separan, porque conviene tratarles de forma diferente. Al que me compra muy a menudo y poco a poco, si veo que hace tres meses que no lo hace, tengo que ponerle una alarma. Al que compra dos veces al año, no. ¿Cómo actúas con cada uno? Con el que compra menos y con frecuencia, debes incidir en campañas que le ayuden a aumentar su tique a través de, por ejemplo, las ventas cruzadas. Con el que compra mucho y en periodos largos, hay que pensar en estrategias que le lleven a mejorar su frecuencia de compra. En este caso, promociones.

Detecta a tus clientes más rentables

Además de la frecuencia de compra y del tique medio que nos daba el análisis RFM, debes identificar a tus mejores clientes en base a otras dos variables clave: el margen de beneficio que te deja y su recorrido en el futuro.

Margen de beneficio

Hay un margen bruto que nos deja cada cliente que es claro: la diferencia entre lo que nos cuesta el producto y el precio al que lo vendemos. Hay clientes que sólo compran en promoción y que son menos rentables que los compradores habituales. Pero, cuidado, porque también hay que mirar las economías de escala, ya que puede haber un cliente no muy rentable que, sin embargo, te da volumen y hace que salgan rentables algunos servicios como, por ejemplo, enviar un camión a una zona concreta con varios clientes no muy grandes.

Cuota del cliente

O valor del ciclo de vida del cliente. Se trata de buscar maneras automatizadas de medir el recorrido que le queda a un cliente de cara al futuro. Puede hacerse, por ejemplo, un estudio a partir de la encuesta de presupuestos familiares del INE, que nos dice lo que gastan los hogares en diferentes categorías de producto en función de cómo son y los distintos tipos. Eso nos permite hacer un estudio evolutivo. Si sabemos que los hogares gastan de media 150 euros al año en bricolaje y que en aquellos con un nivel de renta alta es de 800 al año, si tengo un cliente que gasta 400, ya sé que la mitad me lo compra a mí y el resto en la competencia. Eso te da la medida del valor real del cliente.

Mide la satisfacción de tu cliente

Para lograrlo, las herramientas actuales de conocimiento del cliente te ofrecen nuevas formas de detectar ese grado de satisfacción respecto a tu oferta de productos y servicios. Y sobre todo, nuevas formas de detectar necesidades que ni siquiera te ha expresado de forma explícita (necesidades insatisfechas latentes y no explícitas).

Hay una métrica que se utiliza mucho, que se llama NPS (Net Promoter Score) y que se puede obtener a partir de una pregunta muy sencilla: ¿Recomendarías nuestro producto a otro amigo? Es aconsejable hacerla porque la gente puede decir que está satisfecha o no, pero a la hora de la verdad comportarse de una forma diferente.

Para evitar posibles abandonos, se trata de detectar qué piensa y siente el cliente, qué dice y qué hace realmente, qué le frustra y qué le motiva. Al medirlo no te limites a sacar un índice general, sino que debes clasificar a los clientes y buscar resultados por segmentos, en ambos casos. Obtén medias por varios segmentos de clientes y busca también los extremos, cuántos tengo que están por encima o por debajo de la media y por qué razón.

Mejora la gestión de tu red de ventas

“En B2B, el conocimiento del cliente, a menudo, está solo en la cabeza del comercial y si no se aloja en un sistema, no se utiliza”, dice el experto Alberto Córdoba. Otro error habitual es que a los comerciales se les incentiva por captar nuevos clientes y aumentar el volumen de facturación, sin valorar quiénes son los clientes más rentables. ¿Cómo sacar el máximo provecho de tu fuerza de ventas?

“Un laboratorio médico que quiera introducir un nuevo medicamento tendrá que priorizar y analizar en qué hospitales y en qué clínicas tiene más potencial de venta el nuevo fármaco. Lo siguiente es definir lo que se llama Go to Market, la llegada al mercado. Es decir, cuál es la logística comercial que vas a montar. Cómo prioriza los esfuerzos, qué frecuencia de visita debe tener o cuántas veces tiene que visitar a este médico o a este hospital que tienen más clientes potenciales y cuántas veces a este otro que tiene menos”, explica el experto Juan José Peso.

Optimizar rutas

Son decisiones claves para el futuro de muchas empresas. “Estamos trabajando con una firma de suministros industriales que tiene 60.000 clientes. Unos hacen facturaciones bajísimas y otros pedidos muy importantes. Son clientes muy dispersos, están en toda España. Y los costes logísticos son muy elevados. La logística es un factor clave para ella. Es, además, un mercado muy maduro. Hemos medido bien los costes de cada cliente, los márgenes y su potencial de crecimiento. Como mercado maduro si yo voy a por uno de la competencia, me van a quitar otro. Tengo que decidir a qué clientes renunciar, hacerles una oferta un poco más alta y a cambio voy a por otro que tenga un coste logístico más bajo, que aproveche la ruta del camión o que tenga un alto potencial”, comenta Guillermo Córdoba.

Toma de decisión

“Otra idea fundamental que debes inculcar a tu equipo comercial en mercados B2B es que debe conocer muy bien quiénes están implicados en la decisión de compra y qué motivaciones tiene cada uno. En una empresa de cierto tamaño, lo habitual es que la decisión de ciertos productos lo tomen el área técnica, que es quien lo utiliza, y la de compra, que decide el precio. Entonces, debes tener en cuenta los objetivos para cada una de ellas y así poder después utilizarlo en el proceso de venta. Por ejemplo, siempre se tiende a pensar que a los de compras únicamente les interesa bajar el precio, cuando a lo mejor el objetivo es reducir proveedores. Esto tienes que saberlo para utilizarlo en tu beneficio”, comenta Alberto Córdoba. “Normalmente, la gente intenta vender hablando del propio producto en lugar de utilizar motivaciones de compra u objetivos del cliente. Por eso, como mejor se alimenta la inteligencia de cliente es preguntándole”, añade.

Noticia extraída de: emprendedores.es

¿Qué sucede si un autónomo no puede pagar la cuota? La Ley prevé la posibilidad de retrasar las deudas contraídas con la Seguridad Social

Escrito por Antonio Cervós 

Abr. 1, 2016

La cantidad de 267,04 euros al mes, es la cuota que pagan a la Seguridad Social los autónomos que cotizan por la base mínima. Este importe crece al aumentar la base de cotización. Y si se tienen trabajadores a cargo, las obligaciones con la administración se hacen cada vez más onerosas. ¿Qué ocurre si un mes los ingresos no son suficientes para cubrir los gastos? ¿qué hacer cuando no se dispone de liquidez suficiente para abonar la cuota? ¿qué pasa si se acumulan deudas? ¿es posible aplazar los pagos?

Domingo Gallego, asesor de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), recuerda que las deudas con la Seguridad Social implican la pérdida del derecho a percibir cualquier prestación económica, como la baja por enfermedad o el accidente de trabajo. Además, siempre suponen un recargo en el importe a abonar y hasta pueden causar el embargo de las cuentas y los bienes del trabajador si entran en periodo ejecutivo y no se satisfacen. Para evitar estas situaciones, la normativa contempla la posibilidad de aplazar las deudas contraídas con el instituto previsor. Durante esta moratoria, que puede tener una duración máxima de cinco años, el profesional se considera al corriente con sus obligaciones.

¿Cuáles son las consecuencias del impago?

El impago de las cuotas a la Seguridad Social, de forma general, provoca un recargo del 20% sobre las mismas. “Se aplica siempre, aunque el retraso sea solo de un día, como sanción”, explica Sebastián Reyna, secretario general de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA). Si no se satisface la deuda, la administración envía una reclamación de pago donde especifica que, si no se liquida el importe en un plazo máximo de 15 días, se dará inicio a la vía ejecutiva, que puede acabar con el embargo de los bienes.

Si no se paga en este plazo de dos semanas, la Seguridad Social exige también el abono de los intereses de demora (el interés legal del dinero, del 3% para 2016, incrementado del 25%). “Por eso recomendamos pedir el aplazamiento lo antes posible”, precisa Sergio Pérez, encargado de la asesoría fiscal y laboral de Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE).

¿Qué deudas se pueden aplazar?

Todo autónomo puede solicitar el aplazamiento de las deudas con la Seguridad Social que sean objeto de gestión recaudatoria como cuotas, recargos o sanciones, detalla Pérez, siempre y cuando su cuantía supere el doble del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) —unos 1.300 euros—. Existen, sin embargo, dos tipos de cuota que la administración considera inaplazables: los importes que cubren los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales, y las aportaciones de los trabajadores por cuenta ajena en el caso de profesionales con empleados a su cargo. Estas cantidades se tienen que abonar en el plazo máximo de un mes desde que se notifica la concesión del aplazamiento.

Lo que sí es posible diferir, puntualiza Pérez, son “los recargos sobre prestaciones económicas derivadas de accidentes de trabajo y enfermedad profesional”, aunque en este caso se exige la constitución de garantías. También se exigen garantías —aval bancario o garantía hipotecaria, entre otras— cuando la deuda rebasa los 30.000 euros —hasta el año pasado, el techo máximo se situaba en 18.000—. No está contemplada, por otro lado, la posibilidad de diferir cuotas futuras.

¿Cuándo y cómo se tramita el aplazamiento?

El aplazamiento se puede solicitar en cualquier momento desde que inicia el periodo para abonar el importe que se quiere diferir. “Siempre y cuando no haya empezado el embargo”, subraya Pérez. “Lo lógico e ideal es pedir el aplazamiento antes de la fecha de vencimiento de la reclamación de la deuda, ya que el monto no se verá incrementado con los recargos y los intereses de demora devengados hasta la fecha”, añade Gallego.

Para pedir el aplazamiento, el trabajador debe presentar el modelo de solicitud correspondiente de forma presencial o, si dispone de certificado digital, a través de la sede electrónica de la Seguridad Social, que contestará en un plazo máximo de tres meses. El profesional tiene también que entregar el modelo de reconocimiento de la deuda, los documentos que certifiquen la liquidación la deuda inaplazable y de la cuota que se quiere diferir, y la relación nominal de los trabajadores. Aunque la Administración recoja que “no existe un listado de documentos” adicionales a presentar, también reconoce que “puede solicitar documentación económica […] dependiendo de lo complejo que sea el expediente, del importe de la deuda, de la naturaleza del sujeto responsable”, entre otras cosas.

Es el trabajador quien tiene que presentar un plan de amortización de la deuda, aunque la última palabra la tiene la Seguridad Social, que puede aprobar, rechazar o imponer un calendario de pago diferente. De todas formas, siempre existe la posibilidad de efectuar amortizaciones parciales.

¿Cuánto se acaba pagando?

“Para realizar el aplazamiento se tienen en cuenta todas las deudas y se incluyen los recargos en intereses generados hasta el momento del aplazamiento. El mismo aplazamiento conlleva el pago de unos intereses [el interés legal del dinero, del 3%], que serán actualizados anualmente si el aplazamiento tiene un período de pago superior a un año”, detalla Pérez.

Si la deuda contraída exigía garantías, pero por causas excepcionales se ha eximido al deudor de constituirlas, se aplica el interés de demora —del 3,75%— incrementado en dos puntos. “Siempre es más barato que la financiación bancaria. Además hay que considerar que hasta los 30.000 no se piden avales”, remacha el experto de UATAE.

¿Qué pasa si se incumple con el plan de pago?

Si no se aportan las garantías solicitadas, se incumple con el calendario de pago o se genera más deuda, la Seguridad Social puede exigir el pago integro de la deuda. “Si se prevé que se puede incumplir con el aplazamiento, existe la posibilidad de pedir una renegociación”, explica Reyna. En este caso, es importante poner la situación en conocimiento el instituto previsor lo antes posible para evitar la anulación de la moratoria.

5 consejos a tener en cuenta si no has registrado aún tu marca

Escrito por Antonio Cervós     

Mar. 31, 2016

¿Tienes registrada la marca de tu empresa? ¿Y el diseño del soporte en el que ofreces tu producto? ¿El dibujo de tus etiquetas? Olvidarte de registrar una marca o un diseño industrial, un sencillo trámite administrativo en el que tienes que invertir menos de 300 euros cada diez años, puede traducirse en que pierdas de la noche a la mañana tu inversión en marketing y publicidad para dar a conocer tu negocio, por no hablar de echar al traste todos los gastos de comercialización y merchandising. Te contamos qué pasos tienes que dar y cuánto cuesta registrarte.



Has calculado todo al milímetro.

Has conseguido hacer malabares con un pequeño presupuesto para poner en marcha tu empresa, consiguiendo, incluso, una pequeña partida para invertir en una modesta campaña de publicidad en la que tienes puestas todas tus esperanzas para dar a conocer tu empresa y justo un año después de salir al mercado recibes la llamada de una empresa de otra provincia que te pide que no utilices su marca. Aunque te suene extraño es una situación que se da a menudo. Durante 2015, año en el que se crearon en España 94.439 empresas (según Informa), se presentaron sólo 50.715 solicitudes de marca, según la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). O lo que es lo mismo, la mitad de las empresas españolas de nueva creación, en su mayoría pymes, tienen su marca desprotegida.

“Pequeñas y medianas empresas se lanzan a la aventura sin proteger su marca, y cuando llevan ya en el mercado un año, y han desembolsado importantes cantidades de dinero en merchandising y publicidad, cualquier otra empresa con el mismo nombre, ya registrado, les pide que cesen en el uso de su marca porque coincide con la suya o es idéntica, y el problema no es ya que no se resuelva en los tribunales, sino que todo el dinero que se invirtió inicialmente en la aventura empresarial se va al cubo de la basura”, explica Eugenia Mateu, abogada experta en propiedad industrial e intelectual y directora del bufete Mateu Abogados.

“Se da el caso de muchos empresarios que están convencidos de que su marca es única y piensan en franquiciar su negocio. Tienen varias franquicias concedidas, y un tercero con un derecho prioritario en el tiempo le pide que cese en el desarrollo de la marca. Es una situación muy habitual. Y eso es un pérdida de tiempo y dinero”, continúa.

Según Mateu, “existe una serie de activos empresariales que generan valor para una compañía, pero que al ser de naturaleza intangible no son valorados como tales principalmente por falta de información y, sobre todo por verse como una inversión innecesaria.”. Es el caso de las marcas, los nombres comerciales y los diseños industriales. En el caso de las patentes de invención y los modelos de utilidad –invenciones de menor magnitud, vinculadas, por ejemplo, a utensilios, instrumentos o herramientas—, los otros dos activos intangibles ligados a la propiedad industrial, está más clara la necesidad de protegerlos, ya que generalmente se trata de sectores que invierten en I+D, el espionaje industrial está a la orden del día y, sencillamente, la competencia es encarnizada. Además, también son sectores en los que la colaboración entre empresas a través de las licencias cruzadas es tan habitual como la salida al exterior de sus productos. Sin embargo, arriesgarse a no pasar por el registro –una situación que no es ilegal— para inscribir una marca o un diseño industrial puede acarrear, además de algún disgusto, pérdidas económicas para una compañía.

¿Qué te juegas con un nombre?

Todos los nombres llevan asociadas una serie de imágenes, dibujos, colores, cifras y palabras que les imprimen un carácter distintivo particular haciendo que sean percibidos por el consumidor de una forma específica y determinada.

Haz la siguiente prueba. Si no tienes registrada tu marca, tecléala en este buscador de la OEPM.

La OEPM alerta que “si la empresa no registra la marca, las inversiones que realice en la comercialización de un producto pueden resultar infructuosas, ya que la marca podría confundirse con otra utilizada para comercializar productos idénticos o similares”. En el caso de los diseños originales de productos o de los logos de una empresa, esta circunstancia se agrava. “Si un competidor adopta una marca similar o idéntica, los consumidores podrían comprar por error el producto del competidor”, advierte también la OEPM. Por no hablar del efecto añadido que puede tener el que quien copie ofrezca un producto de peor calidad.

¿Qué es una marca o nombre comercial?

Según el artículo 4.1 de la Ley de Marcas: “Se entiende por marca todo signo susceptible de representación gráfica que sirva para distinguir en el mercado productos o servicios de una empresa de las otras”. El valor de la marca Toyota, por ejemplo, está estimado en 24.837 millones de dólares.

El registro de una marca en España por una vigencia de diez años cuesta 144,58 euros; 122,89 euros, si se hace a través de la página web de la Oficina Española de Patentes y Marcas (tienes toda la información completa y actualizada sobre los costes aquí). Hace sesenta años, los responsables de Toyota seguro que no pensaban que llegaría a valer tanto su marca. Y lo mismo puedes estar pensando tú de tu empresa.

¿Qué es un diseño industrial? La apariencia de un producto o de su presentación, p.ej; el embalaje. Tanto el conjunto como un parte, como la suma de elementos. Siempre, claro, que sea original.

Trámites administrativos

Registrar una marca es un sencillo trámite administrativo. La solicitud de registro de marca –un formulario de tres folios en el que tan sólo hay que rellenar diecinueve casillas, de las que la mitad se resuelven con una X— se debe presentar ante el órgano competente de la Comunidad Autónoma –cada administración regional tiene el suyo, por lo general, vinculado a las consejerías de Industria— donde el solicitante tenga su domicilio o un establecimiento industrial o comercial.

El formulario se puede descargar directamente de la página web de la OPEM. En la solicitud que se entregue para su tramitación se debe incluir también:

1. Una reproducción de la marca en el caso de que sea mixta, gráfica, sonora o tridimensional. Tienes que adjuntar cuatro reproducciones de la misma con una anchura y altura máxima de 8×12 centímetros.

2. Justificante de pago de la tasa.

En el formulario en el que solicitas el registro de la marca, tienes que marcar los productos y servicios para los que la solicitas, ya que para cada uno de ellos hay una clase diferente. Por ejemplo, si vas a abrir una pastelería, tendrías que inscribirte, en principio, en servicios de venta al por menor en comercio de productos de confitería y bebidas no alcohólicas, así como en el de bombones, caramelos, chocolates y pasteles, pero también, por ejemplo, en el zumos de frutas, en el caso de que más adelante quisieras ampliar tu negocio con un producto que podría estar vinculado a tu marca.

En el caso del diseño industrial es el mismo. En este caso la representación gráfica del diseño puede comprender entre 1 y 7 perspectivas o vistas que pueden agruparse en una misma reproducción que no exceda las medidas de 26,2 cm. x 17 cm.

Una vez cumplimentada toda la documentación necesaria, el órgano autonómico se encarga de remitir la documentación presentada a la Oficina Española de Patentes y Marcas que es la que se ocupa de tramitar la marca. Los solicitantes domiciliados en las Ciudades de Ceuta y Melilla tienen que presentar la solicitud directamente en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

En un plazo de entre 12 meses, si no hay ningún suspenso, y 18 meses, se acepta o deniega la marca, que se concede por diez años desde la fecha de presentación de la solicitud y puede renovarse indefinidamente por períodos sucesivos de diez años.

Excepciones a la regla

Hay, no obstante, excepciones en la ley. Supuestos en los que las empresas que no han registrado su marca están protegidas legalmente. ¿Qué ocurre, por ejemplo, si un empresario lleva mucho tiempo en el mercado y no ha registrado la marca o su nombre comercial? ¿O utiliza el nombre comercial como marca y este signo ha adquirido una distinción en el mercado? En este supuesto la OEPM otorga protección a todos aquellos empresarios que hayan conseguido que, debido al tiempo y a la intensidad con la que llevan operando en el mercado, los consumidores identifiquen su signo como una marca.

“En ese caso hay que probar desde el momento en que se constituyó la sociedad hasta cuándo comenzaron a usar efectivamente la marca con facturas, publicidad o con merchandising”, comenta Mateu.

Trucos para no perder tiempo ni dinero

Ahí van dos consejos que te van a ahorrar dinero:

ANTES DE REGISTRAR, BUSCA. Asegúrate de que el nombre que has elegido para tu marca no se encuentre inscrito ya en el registro o que el diseño industrial haya sido presentado ya a la OEPM. Te evitarás gastos y trámites innecesarios. Puedes hacer esta consulta, si se trata de una denominación, a través de la página web de la Oficina Española de Patentes y Marcas, que cuenta con un buscador de marcas.

ADELÁNTATE AL FUTURO. Piensa en cómo será tu negocio dentro de cinco años. ¿Crees que tendrás nuevos productos o una nueva línea de servicios? ¿Quieres que tu empresa sea en el futuro el germen de un grupo de empresas con presencia en distintos sectores? Si es así registra tu marca para distintos servicios, aunque no vayas a desarrollarlos a corto plazo.

No se pueden registrar como marca

Según la OEPM, en estos supuestos:

Signos no susceptibles de representación gráfica.

Signos que reproduzcan, imiten o transformen creaciones protegidas por un derecho de autor. Ejemplo: una obra de arte o el título de una novela

Signos que carezcan de carácter distintivo . Ejemplo: los que sean muy sencillos (i.a. un cuadrado, un triángulo, una línea) o muy complejos (una solicitud de marca que contenga los nombres de todos los miembros de un equipo)

Signos genéricos. Ejemplo: ‘publicidad’ para una agencia de publicidad, ‘leche’ para productos lácteos y derivados.

Signos descriptivos. Ejemplo: ‘de temporada’ para ropa o fruta, ‘cremoso’ para quesos, ‘confort’ para muebles

Signos usuales o habituales. Ejemplo: ‘máster’ para cursos de postgrado, ‘litrona’ para cerveza

Signos engañosos. Ejemplo: ‘Orolux’ para una empresa de bisutería, ‘cafemax’ para comercializar achicoria

Noticia extraída de: emprendedores.es

Claves para entender por qué pagas lo que pagas de autónomo

Escrito por Antonio Cervós        

Mar. 31, 2016

Desde el pasado 1 de enero de 2016 se registraron cambios en los tipos y bases de cotización

Con el comienzo del nuevo año también hubo cambios para los autónomos en cuanto a las bases y tipos de cotización por contingencias comunes en este régimen. Pasaron a ser los siguientes:

– Tipos de cotización por contingencias comunes: 29,80%. En el caso de acogerse a la protección por contingencias profesionales o por cese de actividad se elevará hasta el 29,30%. Si el trabajador autónomo no tiene la protección por incapacidad temporal, el tipo de cotización quedará en el 26,50%.

Los profesionales que se encuentren dentro de este régimen especial y no tengan cubierta la protección dispensada a las contingencias derivadas de enfermedades profesionales y accidentes de trabajo, realizarán una cotización adicional que supondrá un 0,10%.

- Bases de cotización: la base mínima asciende a 893,10 euros mensuales, mientras que la base máxima de cotización alcanza los 3.642 euros.

La base de cotización para los profesionales por cuenta propia que tengan menos de 47 años el 1 de enero de 2016 será la escogida por estos, dentro de los límites que se engloban entre las bases mínima y máxima. También tendrán la posibilidad de elegir los que cuentan con más de 47 años y su base de cotización en diciembre de 2015 haya sido igual o superior a 1.945,80 euros mensuales o causen alta en el régimen de autónomos.

En el caso de los profesiones autónomos que tengan 47 años a fecha de 1 de enero de 2016 y su base de cotización estuviese por debajo de los 1.945,80 euros mensuales no podrán escoger una base de cuantía por encima de los 1.964,70 euros al mes, excepto si ejercitan tal opción con anterioridad al 30 de junio de 2016, lo que tendría efectos a partir del 1 de julio de ese mismo ejercicio.

La base de cotización de los autónomos que tengan 48 o más años el 1 de enero de 2016 estará entre los 963,30 años y 1.964,70 euros. Por su parte, la base de los que con anterioridad a los 50 años hayan cotizado cinco o más años en cualquiera de los regímenes de la Seguridad Social tendrán la siguientes cuantías:

– Si la última base de cotización fuera igual o inferior a 1.945,80 euros mensuales, será necesario cotizar por una base entre 893,10 euros y 1.964,70 euros.

– Si la última base de cotización se encontrase por encima de los 1.945,80 euros mensuales se habrá de cotizar por una base entre los 893,10 euros mensuales y el importe de ésta aumentado en un 1%, que de no alcanzarse quedaría en un máximo de 1.964,70 euros.

Noticia extraída de: cincodias.com

Las 10 frases que arruinan tu CV y que provocarán que no te contraten nunca

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 30, 2016

El objetivo de un currículum vitae es diferenciar tu perfil del resto de candidatos, no que uses los tópicos manidos de toda la vida, pero los repites sin cesar. Mal, muy mal.

Los directores de Recursos Humanos buscan a los mejores candidatos pero, ya que les pagan un buen pastón por realizar su trabajo, la inmensa mayoría prefiere leer entre líneas y dignificar sus puestos siendo ellos quienes detecten los perfiles ideales. Sin que les tengas que vender la moto con frases inconexas propias del siglo pasado, si les vales, te encontrarán.

Si no lo crees, piensa: ¿por qué en los portales de empleo ‘online’ no suelen dejar cabida a descripciones insulsas sobre los candidatos? A nadie le gusta leer autobombo sin sentido porque sí, y los expertos en plataformas laborales prefieren evitarte el mal trago de que una empresa te descarte por pedante.

Da que pensar que insistas en que estás dispuesto a trabajar: es lo mínimo que se espera

“Sería una lectura divertida si la gente escribiese cosas interesantes acerca de sí mismos, pero casi todos nosotros hemos sido entrenados desde la infancia para seguir con las líneas típicas establecidas, y las escribimos en nuestros currículos como si fuésemos zombis. ¡Como si el objetivo de un ‘curriculum vitae’ fuese parecer exactamente igual que el de cualquier otro demandante de empleo de la tierra!”, critica asombrada Liz Ryan en ‘Forbes’, donde recoge las frases ‘sobre ti’ –o ‘aptitudes’, otro de los términos más explotados en estas hojas de vida– que deberías eliminar de una vez por todas. Están haciéndote quedar mucho peor de lo que crees.

1. Perfil orientado a resultados profesionales
¿A qué va a ser si no? Aunque tu trasfondo real sea lucrarte, hacer contactos y dedicarte en todos los ratos libres a tus creatividades y actividades ajenas al puesto, lo normal es que lo que pretendas es aportar un valor añadido a la empresa. Da que pensar que insistas en que estás dispuesto a trabajar: es lo mínimo que se espera.

2. Perfil orientado a resultados económicos
Más de lo mismo e igualmente innecesario en tu currículo. Aunque en la oferta añadan que pretenden hacer de ti un súper profesional, financiar tu formación constante y cuidar de que disfrutes de una carrera de éxito, cualquier empresa pretende que tu puesto le resulte productivo y saquen beneficios de tenerte allí. Obvio que influirás en su balance de pagos, y cuanto más positivo, mejor.

3. Adaptación a personal de todos los niveles
¿Qué pretendes señalar con esto? ¿Qué eres capaz de integrarte con los ‘masillas’ de la empresa y tratarles como a personas normales aunque no sean de tu nivel? Baja de las alturas porque aunque optes a un puesto de directivo de alto mando, está demasiado feo que subrayes que eres capaz de coordinarte con el resto de la plantilla aunque sea, a tu modo de ver, ‘inferior’.

4. Perfil multidisciplinar
Bueno. Ha llegado el momento de tirar por tierra la idea de que ser un trabajador multifuncional es un ‘plus’ en tu carrera. A efectos reales durante tu jornada e incluso en tu vida personal puede que así lo sea, pero de cara a vender tu candidatura lo de ‘valer para un roto y un descosío’ no luce tan bien como te han hecho creer. Hace tiempo que la ciencia ha demostrado que nuestro cerebro es incapaz de ser multitarea.

Con esta lista de frases, esperamos que destaquen tus habilidades comunicativas habladas porque lo que viene siendo escritas.

Si explicas que eres experto en contabilidad, editas vídeos de bodas como nadie, eres monitor de tiempo libre, hablas seis idiomas y tienes unos niveles de chino mandarín, rumano y arameo hablados y escritos que ríete tú de los traductores de la ONU, es probable que intuyan que lo que realmente ha ocurrido es que has estado dando tumbos de un puesto a otro aprendiendo un poco de cada pero sin haber llegado a especializarte en nada. ¿Es así? Borrando línea.

5. Más de [X] años en puestos de responsabilidad
Sí, los profesionales de Recursos Humanos saben distinguir entre tus puestos como becario y aquellos en los que has coordinado un equipo, y no les hace falta que se lo digas. Por lo general, esta información la pueden ver en el apartado de experiencia profesional así que procura no destacarlo porque parecerá que quieres insistir en que eres responsable con tu trabajo –qué menos– y no un juerguista descerebrado. Si se lo pones tan en bandeja se decantarán por pensar lo segundo.

6. Excelentes habilidades de comunicación
Con esta lista de frases, esperemos que al menos esas capacidades sean habladas porque lo que viene siendo escritas… Pareces de otra época, y no les gusta que hables de ti mismo con ese tono rimbombante.

7. Fuerte ética laboral
Crees que es buena idea que todo el mundo sepa que tú al trabajo vas a trabajar. No, es una obviedad y da cierta sensación de que eres tan sumamente ético que no dejarás pasar ni una. Disciplina y legalidad son tus máximas, pero van a tener que pasar muchas horas contigo y casi nadie quiere al chivo expiatorio obsesionado con la limpieza y orden de su mesa de trabajo a su lado.

8. Expectativas laborales superadas
Enhorabuena por tus triunfos laborales pero no viene a cuento de nada que subrayes que, oye, tú ya has llegado lejos y eres un ‘crack’. ¿Qué pretendes aportar a tu nuevo empleo? Lo ideal es mostrar que lo que quieres es seguir creciendo como profesional no que ya has llegado tan lejos que cualquier empleo como ese que ofrecen para ti no supone ningún reto.

9. ‘Historial de probado éxito’
Parece que hables de ti como si de una crema ‘dermatológicamente probada’ se tratase. Si necesitan recomendaciones ten por seguro que las pedirán. Es mejor que no te pases de la raya subrayando que allá donde has ido has triunfado. No eres un San Miguel así que deja de copiar eslóganes propios de la publicidad para vender tu perfil. Tu valía se demostrará por tu experiencia y habilidades en base a datos reales, no por lo fenomenal que creas haberlo hecho todo hasta el momento.

10. ‘Bueno trabajando en equipo’
El clásico “amplia capacidad de adaptación” se reinventa a sí mismo con otras frases manidas y fuera de lugar como esta. ¿Realmente crees que es bueno recalcar que sabes trabajar en equipo? Esta debería ser una cualidad innata para según que puestos de trabajo. Ponerlo sólo servirá para que piensen de ti que trabajar con otras personas supone un reto que eres capaz de superar. No es un desafío: va a ser tu día a día.

Noticia extraída de: elconfidencial.com

Da a tus clientes más de lo que esperan… ¡y triunfarás!

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 28, 2016

6 pautas sencillas

El cliente medio tiene unas determinadas expectativas cuando consume un producto o servicio. Si las superas, siempre vas a tener una ventaja sobre tus competidores. Es la mejor estrategia de fidelización.

Para competir sin bajar precios, debes ofrecer a tus clientes servicios de valor añadido que te ayuden a diferenciarte o crear experiencias de consumo o en el momento de la compra que los vinculen a tu negocio. Dar más y mejor servicio al cliente que tu competencia o vincularles con estrategias de marketing emocional. Esas son las claves para destacar en mercados estandarizados, en los que apenas hay diferencias en los productos y servicios que ofrecen las empresas. “Los presupuestos destinados por las empresas a mejorar la experiencia del cliente crecerán en los próximos años un 75% porque hay muchas situaciones en distintos sectores donde prácticamente sus productos se han quedado indiferenciados”, asegura la especialista en marketing Elena Alfaro.

En la misma línea se expresa el experto Alberto Córdoba, para quien “lo primero con cualquier cliente es cumplir sus expectativas. Eso vale para tenerle satisfecho, pero no para diferenciarte. Si lo que quieres es vincularle, además de cumplir debes hacer algo especial. A eso nosotros le llamamos sorprender al cliente”.

Qué espera de ti.

“Lo primero es identificar qué aspectos son los que están incidiendo en la satisfacción de la relación, que no es igual en todos los sectores. Por ejemplo, hemos detectado que en determinados sectores, como el retail, la buena o mala gestión de las reclamaciones no tiene ningún tipo de impacto sobre el cliente, porque ya el simple hecho de reclamar tiene un impacto negativo brutal sobre el comportamiento del consumidor. Es decir, hay que evitar que se produzca la reclamación, porque la gestión posterior, por buena que sea, ya no es valorada por el cliente. En otros sectores, sin embargo, la buena gestión de las reclamaciones eleva enormemente los niveles de satisfacción”, explica Elena Alfaro.

Crear emociones.

“Puede ser bien a través de sus cinco sentidos, haciéndole pensar, impulsando sus relaciones con gente afín (como los clubes de fidelización tipo Harley Davidson) o involucrándole en eventos, con acciones como el maratón de Nueva York que organiza Nike”, añade Elena Alfaro. Los vehículos para generar experiencias son muchos y muy variados: “Los empleados, por ejemplo, son un vehículo fundamental para crear experiencias de cliente. Deben estar orientados a que éstos se sientan bien cuando se relacionan con ellos. La web site también. Hay que buscar formas de crear experiencias como el sistema de recomendaciones que utiliza Amazon. Y en el punto de venta, la decoración y las instalaciones transmiten muchas experiencias a los clientes. O los rituales asociaciones a la producción de un producto o a su consumo”, dice Alfaro.

Sorprender al cliente.

“La mayoría de las empresas sólo se pone en contacto con sus clientes para venderles algo. ¿Por qué no idear contactos con los clientes que sean positivos, que le ayuden de alguna forma? Por ejemplo, si eres Interflora, llamas a los tres meses de una compra a un cliente y le regalas una rosa, para generar un recuerdo positivo de su experiencia de compra. Los productos son muy fáciles de imitar, pero la relación con el cliente no. Si le vinculas por tu buen servicio, es más difícil que te cambie por otro”, comenta Alberto Córdoba.

Ofrecer una ventaja justo cuando la necesita.

La mayoría de las empresas enfoca sus ofertas a momentos de caída de ventas. ¿Por qué no hacerlo justo al revés? “Telepizza lanza ofertas a través de su página de Facebook los días que hay un partido importante en televisión, que es cuando más consumo tienen los clientes”, explica Juan José Peso, director de Daemon Quest.

Satisfacer las nuevas necesidades.

Los clientes cambian y evolucionan con los años, lo que significa que, para sorprenderles y ofrecerles lo que verdaderamente necesitan, hay que estar continuamente atentos a sus cambios en los hábitos de consumo y dar respuesta a sus nuevas necesidades. ¿Quién podía imaginar hace unos años que ofrecer una bicicleta para transportar muebles pudiera ser algo apreciado por los clientes? En Dinamarca ya lo es. La siempre innovadora Ikea ha detectado recientemente que el 20% de los daneses suele acudir en bicicleta a sus establecimientos y decidieron ofrecer un servicio de bicicletas con remolque gratuito (a cambio de un pequeño depósito), para que se puedan llevar las compras de los artículos más pequeños a casa.

Potenciar las experiencias multicanal.

La experiencia de navegación y de compra a través de cualquier dispositivo que nos permita acceder a la Red es casi tan importante como el precio. En este sentido, el mínimo exigible es que el site tenga un diseño cuidado y una buena usabilidad. Pero si queremos destacar, debemos buscar formas de ofrecer nuevas experiencias. Por ejemplo, ¿y si una inmobiliaria nos permitiese ver cómo es el entorno de los inmuebles que vende (¿Qué colegios existen para los niños, comercios y locales de ocio, zonas verdes, etc.? La tecnología existe y la ofrece la española Phoscode, especializada en aplicaciones para imágenes en 360º que ha comprado una firma inmobiliaria de Estados Unidos, pero aquí ninguna compañía de este sector lo ofrece. La experiencia en la compra por Internet también puede mejorar mucho si al adquirir moda, por ejemplo, podemos percibir las texturas de las telas.

Noticia extraída de: emprendedores.es

¿Es buen momento para pedir un préstamo?

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 23, 2016

Primavera y verano suele supone tradicionalmente un importante repunte

Primavera y verano son épocas en las que los préstamos consumo se multiplican por la confluencia de muchas razones. Una de las principales compras que se financian con préstamos, la compra de vehículos, repunta fuertemente antes de las vacaciones de verano, buscando estrenar coche en la época de desplazamientos más largos. También es el momento de los préstamos para vacaciones y cuando más se hacen reformas en el hogar, sin olvidar la financiación para universidad y especialmente máster y posgrados que se suele cerrar en verano.

Los bancos saben que llega un buen momento e intentan sacar provecho captando un pedazo de este suculento pastel. Para ello se utilizan todo tipo de herramientas comerciales y entre estas están, por supuesto, las bajadas del tipo de interés. Este momento coincide con la última decisión del BCE tanto por la bajada del precio del dinero y penalizar el dinero que los bancos depositan en el Banco Central Europeo con el objetivo de incentivar a los bancos a conceder préstamos. Con todo ello ¿Es buen momento para pedir un préstamo?

Analiza y tómate tu tiempo

Si esperamos que el efecto de estas medidas llegue rápidamente a los préstamos al consumo, la respuesta es No. Si llega bajo al ahorro, rebajando tipos pero en los préstamos el proceso suele ser mucho más largo y así está sucediendo. Con todo ello, si podemos esperar es lo más conveniente. Habrá que dejar transcurrir al menos el mes de abril para que algunos bancos empiecen a lanzar mejores ofertas y especialmente el mes de mayo para poder ver muchas más y presumiblemente mejores.

Hay que tener en cuenta que no sólo hay que analizar el tipo de interés, también los condicionantes que le rodean. Aunque aparentemente tenemos préstamos al consumo son más competitivos que en años anteriores, las condiciones para alcanzar estos mejores tipos de interés son en muchas ocasiones bastante estrictas. Por ello, detrás de tipos de interés competitivos hay una letra pequeña que sigue siendo un verdadero obstáculo, o para conseguir financiación o en hacerlo con un interés que merezca la pena. Así, a la domiciliación de la nómina y recibo se añaden en muchas veces que estos ingresos tengan un importe mínimo muy elevado, que se realicen operaciones con tarjeta o incluso se contraten productos de ahorro/inversión como planes de pensiones o PIAS.

Por ello, intentemos no precipitarnos en la contratación, analizando durante un periodo suficiente que ofrecen los bancos y sus características:

Tipo de interés: Es la que determina principalmente el precio de la financiación. Desde luego, cuanto más bajo mejor, pero siempre fijándonos en la TAE que es la que incluye todos sus costes, como comisiones de apertura o seguros de amortización.

Comisiones: Entre los gastos obligatorios que se incluyen en la TAE están las comisiones de apertura y/o estudio. Por lo que más altas sean las mismas, mayor será la TAE y el coste de la financiación. También otras comisiones no obligatorias pueden influir a la hora de determinar el coste del préstamo. Esto ocurre con las comisiones de cancelación o amortización, las cuales abonaríamos si adelantamos el pago total o parcial del préstamo. Esta opción que nos ahorra intereses puede ser no tan interesante si tenemos comisiones de este tipo elevadas.

Plazo: Por la forma de amortizar intereses (préstamo francés) cuanto más corto sea el plazo, más rápido liquidaremos capital y por tanto pagaremos menos. Por todo ello, todo esfuerzo que realicemos para pagar lo antes posible será recompensado con una menor carga de intereses.

Noticia extraída de: cincodias.com

Consejos para retener a los empleados con más talento

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 23, 2016

La clave es que los trabajadores se sientan valorados por la empresa

Retener a los trabajadores con el talento más adecuado es una de las labores más importantes para que las empresas alcancen el éxito, pero también una de las más complicadas. Identificar a los trabajadores más productivos es básico para conseguir los objetivos marcados y alcanzar el éxito.

“Una evaluación precisa y objetiva del potencial es imprescindible para determinar qué trabajadores serán más adecuados para alcanzar los objetivos marcados”, señala Noelia de Lucas, directoral comercial de Hays España. “Son muchos los factores que influyen para tomar una decisión sobre el tipo de mano de obra que la empresa debe retener”, insiste.

La experta apunta tres puntos claves para retener a los trabajadores con el ‘mejor’ talento en la empresa.

1. Centrarse en el potencial a largo plazo

Tener en cuenta el recorrido que puede tener el trabajador en la compañía y el valor que aportará a medio-largo plazo es vital para apostar por esa persona. Para tomar una decisión así entran en juego varios factores. “Determinar quiénes son los trabajadores ‘estrella’ actualmente y qué cualidades tienen en común con la nueva fuerza laboral. Asimismo será muy importante ofrecer verdaderas oportunidades de crecimiento profesional a ese talento por el que se apuesta, invertir recursos y tiempo en su desarrollo”, afirma Noelia de Lucas.

2. Reconocer los logros profesionales de los trabajadores ‘estrella’

Existe el riesgo de que al permitir que los empleados ‘estrella’ sepan exactamente lo importante que son para la compañía, se vuelvan presuntuosos y busquen empleo en otros lugares. Por este motivo, muchos jefes evitan elogiar a sus trabajadores, algo que no siempre es positivo. “Reconocer el trabajo cuando está bien hecho, puede ser un aliciente para que el empleado siga esforzándose y mejorar. Al permitir que los empleados conozcan realmente el valor de su trabajo y el apoyo de la empresa hacia el mismo, se estará cimentando su lealtad y su disposición para quedarse en la empresa será mayor”, señala la experta.

3. Nadie es indispensable

Es casi imposible que un negocio prospere y tenga éxito si no hay ninguna rotación en plantilla. Sin un ingreso constante de nuevas ideas, perspectivas y competencias la empresa se estanca y cae en la complacencia. La compañía debe estar preparada para perder a los trabajadores ‘estrella’, y que su ausencia no sea notable, ya que normalmente la media de estancia de un empleado es de 5 años y se va reduciendo cada año con la llegada de los millennials. Para ello es clave preparar a los llegados para alcanzar las cuotas de rendimiento de los mejores empleados.

Según Noelia de Lucas, directora comercial de Hays España, una buena retención de talento no es lo mismo que una alta retención de personal. Hay que saber diferenciar entre aquellos trabajadores que realmente aportan valor a la compañía y los que no lo hacen. “Hay muchas medidas que se pueden tomar para retener a los mejores trabajadores en una empresa, y todas ellas al final están vinculadas de una u otra manera a que el empleado se sienta valorado”.

Noticia extraída de: eleconomista.es

Errores más comunes al abrir un negocio online

Escrito por Antonio Cervós

Mar. 22, 2016

El éxito de un negocio online depende de varios factores que suelen pasar desapercibidos por sus gestores

La puesta en marcha de un negocio online busca que satisfaga una necesidad detectada en los consumidores. Sin embargo, para alcanzar el éxito de este propósito los emprendedores digitales deben tener en cuenta la importancia que tiene el marketing online y hasta qué punto se han de tener presentes todos los factores que intervienen en una estrategia de estas características. Es por ello que desde Trabajando Freelance han recopilado los errores más comunes que se comente a la hora de desarrollar este propósito.

El primero de ellos es no contar con un plan de negocio. Este aspecto resulta capital para cualquier emprendedor, pues se trata de la manera en la que poner en marcha nuestra empresa y ayuda a pasar con cautela todas las etapas.

Del mismo modo, se debe evitar centrarse en las pequeñas cosas. Un error producto de la inexperiencia es focalizar la atención en aspectos irrelevantes y dejar de lado lo verdaderamente importante del negocio, los aspectos que ayudarán a su crecimiento.

A su vez, son muchos los que se preocupan en exceso por el dinero. Este aspecto es importante pero a la hora de desarrollar un negocio online hay que dejarse guiar por el optimismo y planificar un plan sólido financiero que contemple cómo se conseguirán las distintas metas que se marcan durante el camino.

En paralelo, también se suele infravalorar los productos y servicios propios en pos de los de la competencia. Algo que supone un grave error, pues establecer al establecer un precio de estos elementos siempre se han de tener en cuenta los ajustes que experimenta la evolución del negocio.

A continuación se sitúa el hecho de no prestar atención al servicio al cliente. De ahí que sea importante no olvidarse de los usuarios e interactuar con la audiencia con frecuencia. De hecho lo más aconsejable es implantar sistemas de monitorización de reputación corporativa para así evolucionar de forma constante y corregir errores.

Otro de los errores frecuentes en los que caen los empresarios novatos son los regalos frecuentes. Esta modalidad de marketing es buena para mejorar la imagen del negocio pero resulta contraproducente en el largo plazo.

En este sentido, también se suele errar a la hora de analizar la actividad en redes sociales y comprobar que esta es escasa o prácticamente nula. De ahí que los expertos recomienden centrarse en estos medios para beneficiarse de las ventajas que ofrecen a los e-commerces.

Finalmente destacan las contrataciones, una actividad que es común entre los nuevos emprendedores cuando buscan aumentar el negocio. Por el contrario, esta práctica suele acabar en un fuerte un desequilibrio entre las capacidades con las que necesita contar nuestro negocio, y las habilidades que tenemos en nuestro equipo.

Noticia extraída de: cincodias.com

Cinco secretos que jamás deberías revelar en tu trabajo

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 21, 2016

Vida laboral

Cuánto ganas, eres el favorito de tu jefe y eso te da una posición privilegiada, vas a ascender y serás quien mande a quienes hoy son tus compañeros, tu vida en las redes sociales no tiene nada que ver con lo que haces y te exigen en el trabajo, buscas un nuevo empleo desde el puesto que ocupas. Son cinco situaciones que requieren una gestión especial y una discreción específica. ¿Podrías con ellas?


Si hubiera que resumir mucho el origen de los conflictos que te envuelven en tu trabajo tal vez se pueda concluir que la relación con tu jefe (y con ciertos compañeros tóxicos); la forma en la que te vendes o te mueves hoy en las redes sociales; y la decisión de ser demasiado transparente, pueden condicionar tu vida laboral. Parece evidente que con tus compañeros de oficina -e incluso con quien te manda- pasas cada día más tiempo que con tu propia familia y amigos. Por eso, aunque ser honesto es una norma, debes cuidar no pasarte de transparente, ni excederte en la información que facilitas.

Hay cinco situaciones en las que la discreción y una buena gestión personal pueden ayudarte a no tener problemas: Para empezar, está la forma de manejar el supuesto de que te enteres con antelación de que vas a ascender y te convertirás en el jefe de los que ahora son tus compañeros.

También está el caso de que seas el favorito de quien manda, con una relación de confianza profesional que te otorga una posición predominante dentro de tu organización. Aunque no puedas ocultarlo, se trata de no alardear de ello. A esto se une la norma de no hablar demasiado sobre lo que ganas, y por supuesto acerca de lo que crees que mereces, en comparación con el resto.

Además puede ser que tu vida en las redes sociales no se adecue a la vida real profesional (incluso personal) y, por último, la situación que provoca el hecho de que busques empleo desde tu actual trabajo. ¿Conviene que se sepa que quieres irte?

Te van a ascender y serás el jefe de todos estos… Montse Ventosa, socia directora de Grow, explica que a pesar de que el lugar de trabajo es un sistema social, y es fácil socializar, a menudo puede suceder que al finalizar la relación laboral, aquellos a quienes se consideró un día amigos o enemigos dejan de serlo. Cree que “es conveniente tener muy claro que el paisaje laboral es un paisaje social bien distinto del resto de vida social. Esto no debe confundirse con ser uno mismo. Uno puede serlo, pero ha de tener muy claro que en el lugar de trabajo debe mantener un rol determinado. Hay que ser consciente de los límites y fronteras personales en la relación con los demás”. Añade que “la información es un intangible muy preciado, y por eso algunos la confunden con el poder. En función de los límites que uno se marca, la información que se comparte debe ser una u otra”. Por eso, si has sido designado como el siguiente jefe de quienes hoy son tus compañeros, y estás en la fase en la que esa información no puede ser compartida, resulta determinante gestionar qué puedes revelar sobre ti mismo, sobre todo si sabes con antelación que vas a ser el jefe. Debes guardar ese secreto, y bajo ningún concepto conviene revelarlo a nadie de la organización.

Ventosa sugiere, además, algunas estrategias y consejos para que sea más llevadero vivir con aquello que no puedes contra: En primer lugar, conviene que visualices el día en el que serás definitivamente jefe o asumas esa responsabilidad que hoy te prometen. Todo lo que digas o hagas puede ser utilizado mañana en tu contra (o a favor). Además, es hora de “cambiar la etiqueta”. Esto implica tomar la decisión estratégica de construir tu reputación como jefe antes de serlo, generando credibilidad y confianza. No se trata de caer en amiguismos, ni en personalismos. No necesitas gustar a todos. Se trata simplemente de establecer las bases para una relación de confianza que te permitirá liderar convenciendo, no venciendo. Es la única forma que funciona en la era de la influencia. A esto se añade la necesidad de centrarse en aprovechar la oportunidad única de conocer a tus compañeros, como un igual. Puede ser una evaluación de un valor incalculable. Aunque debes marcar tus límites, analizando qué información revelas sobre ti y respetando también los límites de los demás para que no se sientan manipulados. Cuida tus apariencias. Debes ser bueno, pero también parecerlo. Si se percibe que tienes reuniones con tu jefe, más que con el resto, o que dedicas mucho más tiempo a unas personas que a otras, cuando mandes eso puede ser perjudicial para tu reputación. También has de recordar que la cultura se escribe con acciones, más que con palabras. Centra tu energía en realizar tu trabajo lo más profesionalmente que puedas, porque esto te ayudará también a que se entienda la decisión de que eres la persona más preparada para el puesto. Y ten en cuenta que esto está reñido con la arrogancia, el mayor mal del liderazgo al desembocar en egotismo. Practica las 3H: humor, humildad y humanismo.

Eres el favorito de tu jefe, su mano derecha. La amistad con quien manda puede beneficiarnos, pero también es un arma de doble filo que en algunos casos resulta tóxica, tanto para el jefe como para el empleado. Como norma general, la clave es ser consciente de los límites entre la esfera personal y la profesional. Hay que tener en cuenta que cuando un jefe se involucra excesivamente con las personas de su equipo pierde objetividad. Además, si confundes una posible amistad con ser dócil e inofensivo, eso puede llevarte a estar en el grupo de confianza, pero sólo por adoptar el rol de satisfacer a tu superior. Y no puedes obviar que una posible amistad o relación privilegiada con un mal jefe puede ser tóxica, porque este tipo de superior ni valora, ni respeta a quien le adula. Debes prepararte para el hecho de que, cuando las cosas se pongan complicadas para quien manda, éste podría abandonarte a su suerte. Si eres el favorito del jefe, su mano derecha, y eso te otorga una posición privilegiada en la organización, has de tener en cuenta que, tarde o temprano, la gente se va a enterar. Ovidio Peñalver, socio director de Isavia, aconseja “no presumir ni hablar gratuitamente de esa relación. Para el colaborador, la situación puede ser violenta, ya que si le promocionan o le pagan más que a los demás puede dudar si lo merece. También para el jefe resulta conflictivo, porque puede dar pie a que se dude de su ecuanimidad. El resto de compañeros puede preguntarse si están ante un topo, y si es realmente posible hablar con libertad”. Peñalver añade que esta realidad es mucho más habitual de lo que parece: “Requiere de mucha madurez por todas las partes, y hay que distinguir muy bien la relación profesional de la personal”.

No piensas decir a tus compañeros cuánto ganas. Decir cuánto ganamos no debería ser un tabú si nuestra empresa practicara una política de transparencia salarial sana que no estuviera basada en criterios subjetivos o en culturas paternalistas. Pero esto no suele ocurrir en el modelo de organizaciones que impera en los países latinos, donde la cuestión de hablar de nuestro sueldo es algo prohibido que está marcado a fuego en nuestro código genético profesional. Pocos son capaces de dar pistas reales sobre su situación retributiva real. Esto tiene que ver con la falta de transparencia que existe en muchas organizaciones, pero no ocurre lo mismo en las empresas anglosajonas, donde todos los empleados conocen cuáles son las reglas del juego en materia retributiva y por qué unos ganan más que otros. Aunque no estés satisfecho con tu sueldo, no sirve de nada proclamarlo, ya que las indiscreciones en este sentido incomodarán a tus compañeros y te dejarán en evidencia frente a tus superiores. Recuerda que este tipo de indiscreciones te puede pasar factura si tu empleador se entera de tus quejas, porque pueden ser interpretadas como una presión para que te suban el sueldo sin una justificación aparente. Pero tampoco es una buena estrategia decir a todo el mundo que no ganas lo que te mereces. Si crees que tus méritos o tu desempeño deben ser recompensados con un incremento salarial, hacerlo público no te ayudará. Decir a unos y a otros que no te pagan por lo que realmente vales, no es la estrategia correcta. Además, si desconoces las bandas salariales, en qué posición te encuentras o a qué puedes aspirar en función de tus méritos, careces de las referencias reales que te permiten decir que estás mal pagado. En general, conviene analizar si realmente hemos cumplido los objetivos y hemos logrado los resultados que se justifican una subida salarial. Debemos vender nuestro progreso. este es nuestro mejor aval. Y un consejo final: no le digas a tu jefe que estás mal pagado, ni compares su sueldo o el de otros compañeros con el tuyo.

Nadie debe conocer tu doble vida en las redes. Los expertos suelen decir que es mejor pasar inadvertido a utilizar nuestra marca personal de forma desastrosa, porque ese mal uso puede llevarnos a perder nuestro trabajo y a que un futuro empleador pueda rechazarnos. Una vez que has decidido tenerla y cultivarla no puedes volver atrás, ni abandonar, malgastarla o hacer un uso nefasto de ella. La marca personal no duerme, ni se coge vacaciones (aunque tú sí te las tomes). Lo que hagas bien y los errores que cometas te acompañarán para siempre. Ni siquiera cuando te quedas en paro podrás disimular ni ocultar tu realidad, porque esa falta de actividad en las redes, o los cambios que se reflejan en éstas, hablan de tu situación personal y profesional. Gestionar tu branding personal de manera desastrosa se convierte en un obstáculo para encontrar trabajo o para conservar el que tienes. Para mucha gente, vivir por encima de sus posibilidades en Facebook, Twitter y en otras redes sociales es ya algo cotidiano. Algunos presumen de una existencia idílica y envidiable y la documentan varias veces al día. Si eres de los que mantienen una imagen y presenta una realidad profesional determinada que no se corresponde con la vida que llevas en las redes sociales, debes valorar las consecuencias que tiene interpretar un papel y montar un decorado de cartón piedra que hay que alimentar constantemente. Hoy resulta complicado esconder lo que dices y haces en las redes. Y algunos estudios internacionales revelan que el perfil que mostramos en Facebook es ya un predictor de nuestro éxito profesional. El número de seguidores o la popularidad que obtengas en las redes sociales ya no es ni siquiera un elemento diferenciador. Debes ofrecer argumentos sólidos y constantes para demostrando que eres un profesional valioso.

Jamás revelarás que estás buscando un nuevo trabajo. Siempre hay que salir bien y de forma elegante de la empresa en la que trabajas. Esta es la norma que debes seguir si buscas un nuevo empleo desde tu trabajo, o incluso si ya lo has conseguido y has decidido irte. Pase lo que pase, por mal que estés con tu jefe y por muy harto que estés de tu empresa; por mucha ilusión que tengas por el nuevo puesto que has logrado y del que nadie en tu oficina sabe nada. Sigue así, no digas nada; sé profesional y actúa con eficacia. Si buscas trabajo desde el trabajo no permitas que tu jefe note nada que le lleve a pensar que te has desenganchado emocionalmente de tu puesto. No transmitas falta de compromiso en el proyecto. Que tus mandos nunca dejen de contar contigo. El rendimiento y el desempeño no pueden bajar hasta el último momento. No es igual mantenerlo en secreto o que el jefe esté al tanto de esa búsqueda. El consejo general es que no se lo digas en ningún caso a tu jefe. Cuando te surja algo y hayas firmado, infórmale de que te marchas, sin estridencias. Si a pesar de todo tienes dudas, valora si en tu organización se permiten las conversaciones abiertas; analiza cómo es tu jefe y tu relación con él.

Noticia extraída de: expansión.com

Gastos no deducibles en el impuesto de sociedades

Escrito por Antonio Cervós       

Mar. 16, 2016

La retribución de los fondos propios o la contabilización del Impuesto de Sociedades no son deducibles. Aunque hay más casos.

Son varios los motivos por los que una pyme no ha de deducirse determinados gastos, a pesar de cumplir los requisitos de estar contabilizados y justificados, ya que existen normas fiscales que consideran que forman parte de la renta de la sociedad o son saneamientos de activos.

Según las guías jurídicas elaboradas por Wolters Kluwers, la Ley del Impuesto sobre Sociedades considera como no deducibles la retribución de los fondos propios, dentro de los cuales se encuentran los dividendos, primas de asistencia a juntas, distribución de reservas o bonos de disfrute.

Tampoco son deducibles los ingresos derivados de la contabilización del Impuesto de sociedades, al igual que las multas y sanciones de carácter penal y administrativo. Por el contrario, sí serán deducibles los intereses de demora por fraccionamientos, aplazamientos o derivados de actas de inspección.

Del mismo modo, no se consideran liberalidades los gastos por relaciones públicas con clientes o proveedores, ni los que con arreglo a los usos y costumbres se efectúen con respecto al personal de la empresa. Igualmente, no se pueden deducir las dotaciones a provisiones o fondos internos para la cobertura de contingencias idénticas a la de los planes y fondos de pensiones.

Los gastos que deriven de operaciones realizadas con personas o entidades residentes en paraísos fiscales tampoco serán deducibles. Lo mismo sucede con los gastos financieros derivados de deudas con entidades del grupo, destinadas a la adquisición, a otras entidades del grupo, de participaciones en el capital o fondos propios de cualquier tipo de entidades.

En lo que respecta a las indemnizaciones, los gastos que excedan el millón de euros, aun cuando se satisfagan en varios períodos impositivos, no serán deducibles. Lo mismo sucederá con las pérdidas por deterioro de los valores representativos de la participación en el capital o en los fondos propios de entidades, así como las rentas negativas de establecimiento permanente obtenidas en el extranjero.

Noticia extraída de: cincodias.com

Grabar a los empleados en la oficina sin informarles es legal

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 16, 2016

Tribunal constitucional

El Tribunal Constitucional fija una nueva doctrina sobre la vigilancia con cámaras en un asunto que tenía por protagonista una empleada de Bershka fue despedida por apropiarse de efectivo en la caja.

El Tribunal Constitucional (TC) ha establecido que las empresas podrán vigilar con cámaras a sus empleados sin informarles del fin concreto, en una sentencia que cambia su doctrina y aclara el uso de videocámaras en la empresa.

En una sentencia que se notificó ayer, el TC responde a la demanda de amparo de una empleada de Bershka que fue despedida por haberse apropiado de efectivo en la caja, lo que la empresa sustentó en unas grabaciones de una cámara de videovigilancia de la que no se informó a los trabajadores, si bien en el escaparate del establecimiento, en un lugar visible, se colocó el distintivo informativo.

En esta sentencia, el Constitucional ha determinado una excepción a la exigencia de requerir el consentimiento del trabajador para la grabación del empleado toda vez que las cámaras instaladas pretendían contribuir a la seguridad y el control laboral, permitiendo el artículo 20 del Estatuto de los Trabajadores la vigilancia y el control empresarial para verificar el cumplimiento por el trabajador de sus obligaciones y deberes laborales, si bien debiéndose guardar la debida consideración a la dignidad.

En cuanto a la ausencia de información a los trabajadores de su instalación, establece que en contra del artículo 5 de la Ley Orgánica de Protección de Datos, la validez de las imágenes captadas mediante videocámara sin tal información requerirá un análisis caso por caso. Aquí se tiene en cuenta que se había ubicado un distintivo visible que advertía de la existencia de la cámara.

Román Gil, socio de Sagardoy, señala: “Lo importante será determinar si el dato obtenido se ha utilizado para la finalidad de control de la relación laboral o para una finalidad ajena al cumplimiento del contrato, porque sólo en este último caso es necesario solicitar el consentimiento de los trabajadores afectados”.

Noticia extraída de: expansión.com

¿Qué herramientas necesitas para controlar mejor tu negocio?

Escrito por Antonio Cervós

Mar. 11, 2016

Para que un negocio funcione, hay que saber cuáles son sus indicadores clave para mejorar su gestión. Es la llamada Gestión por KPIs.

Imagina que pilotas una avioneta en una noche de tormenta cerrada. La lluvia golpea con furia la aeronave, imposible divisar ninguna luz que advierta sobre la proximidad del destino. En este caso, aunque tus sentidos son de poca ayuda, continúas con tranquilidad a los mandos, sabes que los indicadores de control garantizan un aterrizaje seguro. Del mismo modo, en la empresa se está imponiendo un nuevo modelo de gestión que, fundamentado en los datos, permite tomar decisiones, prever rutas y llegar a la meta con criterios fundamentalmente objetivos.

Ahora imagina que el índice de facturación/franja horaria (desayuno, vermú, comida, merienda y cena) con el que mides la evolución de ventas de tu restaurante experimenta una drástica caída en la noche. La alerta ya se ha disparado. Ahora aplicas el zoom para entender qué pasa consultando el KPI tipo comensales/franja horaria y descubres que la caída del negocio se centra en las jornadas de lunes a jueves (cuando tienes un cliente con perfil business), mientras el fin de semana sigue funcionando con normalidad (cuando acude un público más informal, sobre todo, grupos de amigos).

La solución para mejorar el ratio, ya asoma: debes cambiar la carta de cena, muy centrada en raciones para compartir, ofreciendo unas especialidades más al gusto de la cena de trabajo o del ejecutivo. “Y muy probablemente las ventas remonten”, explica Fabio de Vero, fundador de la consultoría de restauración FDV que aplica desde hace años gestión por KPI (Key Performance Indicator).

Hasta ahora eran los comercios electrónicos los que vivían obsesionados por el número de visitas y la tasa de conversión, pero la migración de estas tecnologías al mundo físico está revolucionando todo, de modo especial en las ventas y el marketing. “Es cierto que el mundo digital ha demostrado una gran capacidad de escucha como paso previo a la mejora de la experiencia del cliente”, explica Javier Moreno Zabala, profesor de contenidos Big Data del Instituto de la Economía Digital de ESIC, “pero ahora ese interés llega al sector pyme y el reto es vertebrar esa escucha a través de la herramienta que ayude a recopilar la información e interacciones”. Porque lo cierto es que hay que debes saber muy bien cuáles son los indicadores clave de tu negocio (te decimos cuáles son, si trabajas en comercio, restauración o franquicia).

En busca del KPI

Con su comentario, el profesor identifica el punto de partida: digitalizar los datos derivados de las interacciones del mundo offline. Una vez resuelto, podremos sumar esa información a los datos que ya conocemos por nuestras acciones online y enriquecerlos con otros procedentes del big data. En muchos casos, buscándolos en el llamado open big data.

El procesado de toda esa información debe quedar resumido en una serie de indicadores o KPI que conformarán el cuadro de mando de la empresa. Lo importante es saber qué queremos medir, para qué y con qué objetivo. Desde la consultora Accenture, Sonia Casado, senior manager de Analytics, resume: “Primero captura los datos de interacción en todos los procesos de la empresa buscando una visión global de su actividad. Debes hacerlo desde diferentes fuentes para asegurarte de que vas a trabajar con datos de calidad. Una vez recabada, analiza esa información desde el big data buscando patrones de conducta y tomando decisiones que te permitan actuar sobre ellos en función de los objetivos previstos”.

Una práctica que cada vez se extiende más en el comercio es la digitalización de su tarjeta de fidelización de clientes, lo que recomienda encarecidamente Efres Belmonte, socio fundador de Analytika. “Es una impagable fuente de conocimiento que nos permite ofertar a cada cliente según sus necesidades”.

Uno de esos indicadores fundamentales es el de fidelización. Permite conocer el ritmo de frecuencia con que un cliente de tienda, por ejemplo de alimentación, nos visita. Si el cliente nº XXXX visita semanalmente nuestros lineales y de pronto no lo hace durante un mes, se activará la alarma: puede estar comprando en otra cadena. Pero la tarjeta de fidelización permite conocer sus gustos y enviar a su smartphone un mensaje con una oferta única, eligiendo los productos más ventajosos que en ese momento tenemos, según sus gustos. Pero esta venta identificada por productos también serviría para incentivar la venta de tónicas a quien compra ginebra o de cerveza a quien compra pañales (los padres de bebés son grandes consumidores de esta bebida en el hogar).

Del dicho al hecho hay un trecho

Insistimos, todo comienza por la medición de esos procesos identificados como estratégicos para la empresa, pero no es fácil. “Puedes escuchar en el punto de venta, e-mailings, call center, redes sociales, Internet y en tu relación con los proveedores, los Recursos Humanos, etc., pero el problema va a surgir a la hora de consolidar esos datos en una herramienta que te permita analizar el conjunto”, explica Moreno Zabala.

La realidad de muchas pymes es que en los últimos años han ido sumando nuevos canales de comunicación al mismo tiempo que perdían el control sobre ellos. Es muy común que una empresa externa se encargue de realizar los e-mailings con las bases de datos, de gestionar las redes sociales o su tarjeta de fidelización: “Ahora que en la empresa nos hemos concienciado de la relevancia de controlar esos canales, lo importante es que nos devuelvan el valor añadido que esas acciones de marketing están produciendo en términos de datos”. Para ello hay que buscar soluciones en la propia tecnología, por ejemplo, para no depender de sus informes se puede personalizar los enlaces que mandamos en lose-mailings de modo que podamos medir las interacciones con herramientas a las que tenemos un acceso directo como el popular Bitly.

Otras fuentes de datos a las que las pequeñas y medianas empresas pueden tener un fácil acceso son las que generan algunos de sus proveedores. Los medios de pago y las empresas de mensajería manejan información que puede ser de relevancia, pero también otros proveedores integrados en los procesos de producción. Por lo tanto, es importante sentarse a hablar con ellos para conocer qué tecnologías están utilizando y en la medida de lo posible integrarlas para compartir gastos e información.

“Lo que tienen que tener claro las empresas es que hay que invertir en digitalizar todos los canales de información y con eficiencia. A la empresa tradicional le cuesta entender que conocer el feedback del cliente es un activo importante. No le importa invertir un millón de euros en una nueva maquinaria pero sí 150.000 euros para digitalizar todos sus procesos”, explica Moreno Zabala.

Desde la firma de consultoría Accenture, Sonia Casado aconseja concienciarse sobre la importancia de asimilar este cambio cuanto antes: “Todo lo que pasa en una empresa es relevante, y este tipo de tecnologías y técnicas va a contribuir a generar más negocio, aportando una decisión basada en la matemática no en la intuición”.

Digitalización comercial

Efres Belmonte, socio fundador de Analytika, señala que el objetivo comercial de toda empresa debe ser detectar oportunidades para estimular que el cliente venga y compre más: “Muchas empresas de retail se enfrentan al problema de que no saben quién es realmente su cliente. Si quieren detectar oportunidades y estimularle, lo primero que tienen que hacer es identificarle, saber qué y cuándo compra. Desde aquí podemos segmentar para buscar patrones de comportamiento, y es ahí donde los datos empiezan a hablarnos”.

Cómo funciona.

Lo primordial es identificar al cliente, para lo que Belmonte aconseja “invitarle a formar parte de un club de fidelización, a poder ser a través de una aplicación móvil, lo que va a generar todavía más datos”.

Para lograrlo, la mejor estrategia es ofrecerle ahorro, si no se da algo a cambio su complicidad es improbable y eso no se consigue con tan solo volcar tu catálogo de producto en una aplicación.

Otra fuente de datos que ninguna cadena comercial debe desdeñar son los medios de pago, que manejan una información estadística complementaria a nuestro big data.

También es interesante valorar la alternativa de digitalizar la tienda física a través de la instalación de beacons, RFID o wifi tracking, todas ellas tecnologías que permiten dialogar con el cliente.

Trabaja con alianzas. Belmonte propone la colaboración con los proveedores como vía alternativa para financiar estas acciones. “La información está en el punto de venta y hay fabricantes dispuestos a invertir para conocer mejor a sus clientes. A lo mejor se llevan la sorpresa de que muchas de sus papillas infantiles son consumidas por ancianos”, explica el socio fundador de Analytika. Una promoción bien dirigida puede multiplicar entre dos y nueve veces la venta, y este resultado es lo suficientemente atractivo como para que un proveedor se siente a hablar con un retailer.

Noticia extraída de: emprendedores.es

5 ventajas de planificar tu trabajo el día antes

Escrito por Antonio Cervós

Mar. 3, 2016

Una de las piezas claves de tu sistema de productividad personal, debería de ser tu planificación diaria. Es decir, elegir los proyectos y tareas en los que vas fijar tu atención y energía del día.

Me encuentro con gente con diferentes perfiles en cuanto a productividad se refiere:

Los que directamente no hacen la planificación diaria y van “a machete” todos los días. Bajo mi punto de vista, desaconsejada completamente. Pierdes foco, no sabes cuál es tu objetivo diario, no conoces cuál es tu hoja de ruta y te convierte en un apaga fuegos y en un “quedando a la espera” de lo que suceda.

Los que hacen la planificación el mismo día, los que hacemos la planificación diaria el día antes.

No voy a hablar de los beneficios de la hacer la planificación diaria, que son muchos: control, relajación, serenidad, calidad en el trabajo, foco.

Lo que quiero es darte 5 razones, 5 claves de por qué la planificación diaria la debes de hacer el día antes.

Ganas tiempo:

El dedicar 10 minutos al final del día a planificar tu día siguiente, a visualizar tus eventos, seleccionar tus proyectos y tareas, hace que desde el minuto uno del día siguiente puedas empezar a darle caña. Evitarás eso de ” a ver, qué vamos a hacer hoy”.

Menos e-mail:

Si tienes claro tus proyectos y tareas del día y donde está tu objetivo diario, seguro que irás con menos frecuencia a revisar el email “ en busca de trabajo”.

Foco:

Tener desde el minuto uno, la hoja de ruta clara de tus objetivos diarios, visualizarlo a primera hora de la mañana y tener “esa foto” del día, sin duda eso es foco: “esto es mi objetivo diario, aquí tengo que poner toda mi energía”.

Anticipación:

Hacer la planificación diaria el día de antes hace que te anticipes a tu día, a tus proyectos y tareas.

¿Tengo todo el material para comenzar mis tareas?
¿Necesito algo extra para completar la tarea x?
“Le voy a mandar a pepe un e-mail para que me pase el último informe de ventas para que cuando me ponga con esta tarea, lo tenga todo.”

Eso es anticipación.

Más ritmo e intensidad:

Tener clara esa hoja de ruta desde el día anterior hace que tenga claro cuáles son mis 2-3 tareas clave con las que voy a empezar mis objetivos diarios. Empiezo directamente por la primera tarea, que además es la más importante. Aprovecho, desde el minuto uno, el momento en el que yo sé que doy más de mí. Y, claro, empiezo a conseguir cosas casi desde el minuto uno.

No se trata solo de planificar, sino de cuando planificas. La planificación diaria, como te decía es una de las piezas clave de cualquier sistema de productividad personal, sin duda.

Realizar tu planificación diaria el día antes debería ser una de las piezas de tu sistema de productividad personal. Otras muchas claves las puedes encontrar en este documento que he preparado para ti “10 ideas para ganarle tiempo al reloj y mejorar tu día a día“.

Noticia extraída de: www.infoautonomos.eleconomista.es

Los cinco errores más graves que se pueden cometer en un currículum

Escrito por Antonio Cervós 

Mar. 1, 2016

La extensión no debe ser mayor de una hoja, o dos si la trayectoria es amplia.

Ya no hace falta explicar lo importante que es tener un currículum bien redactado a la hora de buscar trabajo, en el que se cuide hasta el más mínimo detalle para tratar de marcar diferencias con el resto de candidatos a un puesto. Se trata, en definitiva, de una herramienta fundamental para lograr una entrevista laboral.

Sin embargo, Elena Huerga, coach especializada en desarrollo profesional y autora de libro ‘Encuentra trabajo en 12+1 pasos’, recoge en un artículo en el portal de empleo Infojobs algunos de los errores más graves que aún se encuentran hoy en día en los CV. “Hacer un currículum es una tarea aburridísima”, justifica la experta, que destaca los errores más graves.

1. Creatividad excesiva

“Hay currículos tan creativos y con tanto diseño que solo logran que el reclutador no encuentre la información que necesita”, advierte Huerga. “Lo más probable es que acabe en la basura”, insiste. La experta recomienda este tipo de CV solo para puestos muy marcados por la creatividad.

2. La foto

Es un error no poner foto, pero es aún más grave “poner una foto cutre”. Debe ser una fotografía con buena calidad, imagen cuidada y una sonrisa.

3. Letra

Hay que tener cuidado con la letra que se elige para redactar el currículum. No debe ser demasiado grande, que genere “efecto relleno”; ni demasiado pequeña, que cueste leerla. Además, hay que elegir una tipografía adecuada, evitando fuentes como la comic sans.

4. Errores en los datos personales

Aunque suene ridículo, hay gente que olvida incluir sus datos de contacto, como el teléfono o el e-mail. O que los escribe mal. Hechos que provocan que la empresa no se pueda poner en contacto con el candidato en el caso de ser seleccionados.

5. Demasiado extenso

El objetivo es que el currículum no ocupe más de una hoja, o dos en el caso de tener una amplia trayectoria. Hay que evitar la información de relleno, y en general cualquier dato que no sea imprescindible para conseguir el trabajo al que se aspira. “Nadie te va a contratar por el curso de fiscalidad que hiciste en 1999, ni por el de liderazgo de 10 horas”, advierte la experta. “Hay que indicar solo los cursos que realmente aportan valor al CV”, sentencia.

Noticia extraída de: eleconomista.es

¿Cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad? Beneficios y requisitos

Escrito por Antonio Cervós

Mar. 1, 2016

Una de las grandes exigencias de los trabajadores autónomos y los emprendedores durante los últimos años es la creación de una Ley de Segunda Oportunidad, que permita a quienes hayan tenido una experiencia empresarial fallida no queden enterrados y puedan volver a empezar otro negocio, sin arrastrar las deudas pendientes que hayan acumulado con anteriores empresas.

De esta Ley podrían beneficiarse autónomos, personas físicas, particulares y consumidores en general, según el Bufete Rosales. Lo que pretende es hacer justicia poniendo al mismo nivel la persona física con la jurídica, en el sentido de no dejar con la deuda para toda la vida, de acuerdo al principio de responsabilidad patrimonial de Código Civil, explican los expertos.

De esta manera, cuando un empresario o un autónomo tengan una deuda y haya actuado en todo momento de buena fe y se encuentre abocado a una situación de insolvencia provocada por motivos ajenos a él, tendrá la posibilidad de beneficiarse de esta normativa y comenzar de cero.

Requisitos
Para acogerse a esta normativa es preciso que el deudor cumpla una serie de requisitos:

1. No haya sido declarado culpable en el concurso de acreedores

2. No haber sido condenado en sentencia en firme por delitos contra la Seguridad Social, la Agencia Tributaria y el Derecho y Libertad de los empleados durante la última década

3. Haber intentado o conseguido un acuerdo extrajudicial de pago con los acreedores

4. No rechazar durante los últimos cuatro años una oferta de trabajo acorde a su capacidad

5. Aceptar inscribir el beneficio en un Registro Público Concursal.

Propuesta de plan de pagos

Para acogerse a la ley de Segunda Oportunidad será preciso recurrir a los servicios de un procurador y un abogado. Presentarán la solicitud para este beneficio ante el juez que se haya ocupado del concurso de acreedores. Eso sí, con anterioridad el empresario o autónomo debería haber intentado un acuerdo extrajudicial para solventar la deuda con los acreedores. Además de la solicitud, también hay que añadir una propuesta de plan de pagos, que tendrá una duración de cinco años.

Únicamente quedará exento de deudas si se le concede el beneficio de manera definitiva y el deudor carece de los recursos para afrontar el dinero que debe.

Noticia extraída de: eleconomista.es

6 formas de conseguir impacto en redes sociales

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 29, 2016

Las redes sociales se han convertido en herramientas fundamentales de marketing y comunicación, por lo que las pymes no dudan en sacar provecho de las posibilidades que ofrecen.

Para dar a conocer tu empresa, para comunicar promociones, como herramienta de fidelización de tus clientes, para conocer sus opiniones. Cualquier acción de marketing y ventas puede tener una aplicación en las redes sociales si las sabes aprovechar. Y como muestra, hemos recogido algunos ejemplos de pymes que las utilizan para conseguir muchos de estos objetivos.

Toma buena nota de lo que hacen otras empresas antes de decidir cuáles serán tus objetivos y piensa, como verás en muchos de los siguientes ejemplos, que ni las posibles acciones a realizar son excluyentes, ni mucho menos las redes sociales elegidas.

1) Hacer marca

Es una de las principales utilidades de todas las redes sociales. Bien contratando publicidad o aprovechando los medios que ofrece cada una. Para hacer marca sin coste alguno puedes seguir el ejemplo de Ópticas Centro Visión. Se encuentran en Facebook, lo que les permite tener mucha interacción con el usuario.

Lo hicieron, principalmente, para hacer marca y mejorar el conocimiento del cliente. También lo usan para hacer encuestas de satisfacción o saber si están dispuestos a gastar más dinero por más calidad para así enfocar sus estrategias. Además, también hicieron un acuerdo con una peluquería con la que compartían clientes y fans en Facebook, y ofrecía vídeos con cursos de maquillaje en función del tipo de gafas que llevases.

2) Promociones

Es una de las acciones más sencillas y que siempre es bien recibida en la mayoría de las redes sociales. Por lógica, comunicar ofertas a personas que han elegido seguirte es garantía de oportunidad, para ellos y para ti. La red de peluquerías Aire´s utiliza Facebook para comunicar las promociones a sus seguidores. En el perfil cuelgan las noticias, promociones, ofertas, fotos de los salones, etc. para generar interactividad con el cliente. “Nuestro objetivo es generar afluencia de público desde las redes a los salones. Comunicamos promociones en productos de hasta un 40% de descuento y en servicios podemos llegar a veces al 70%”, explica Juan Carlos Lorenzo, director de marketing del grupo.

3) Eventos

Organizar convocatorias a través de la red es barato y sencillo, por la misma razón que las promociones. En las redes, además, existe la posibilidad de ver cuántas personas que son conocidas asistirán a cada evento, potenciando el interés de los demás. Otra ventaja es que se pueden crear foros para que, tanto quienes asistieron como los que no, puedan dar su opinión sobre el tema o solicitar más información. Si es una conferencia, pedir el contenido, un vídeo, el currículo de los ponentes. Y hasta la oportunidad de permitir que otros usuarios asistan en tiempo real a través de la red (una práctica muy habitual en Twitter).

De hecho, Twitter es posiblemente el lugar ideal para organizar eventos y potenciar tu marca aprovechando eventos de otros. Esta última es la estrategia que siguieron desde la agencia de comunicación Cientouno, que era responsable de la marca Guía Repsol en redes sociales, para posicionar a su cliente en temas de gastronomía. Y lo hicieron asociando la marca a Madrid Fusión. Durante el encuentro de los mejores cocineros del mundo, enviaron primicias en directo sobre lo que ocurría a todos sus seguidores, y les permitían participar. Fueron los primeros en dar la noticia de que el restaurante el Bulli cerraba y muchos medios de comunicación la recogieron citando a Guía Repsol.

También las bodegas Do Montsant utilizan las redes para organizar eventos. Empezaron captando clientes y haciendo marca a través de Twitter, Youtube y Facebook. Ahora, llevan a cabo acciones puntuales, como cata por Twitter, acciones con bloggers (invitándoles a las bodegas para que escriban post y suban vídeos a Youtube).También comunican acciones como la feria del vino, eventos exclusivos con los consumidores o visitas guiadas a las bodegas.

4) Atención al cliente

Si ya hemos dicho que una de las ventajas de las redes es que permiten crear un canal abierto con tus clientes en el que puedes ofrecerles información de su interés, queda claro que también se pueden utilizar para que ellos expresen su opinión, respondan a preguntas lanzadas por ti, participen en debates sobre tu negocio y valoren (positiva o no) tus productos y servicios.

Habitaclia.com, por ejemplo, creó un servicio de contestador automático para lanzar alertas de pisos que se adapten a las preferencias de búsqueda de sus usuarios y la empresa BitDefender, especializada en software de seguridad, las utilizan para escuchar sugerencias y resolver dudas.

5) Estudios de mercado

Las redes funcionan muy bien como un canal en el que testar el lanzamiento de nuevos productos y para que sus usuarios participen activamente en la creación de nuevos productos y servicios o en las campañas de comunicación.

6) Networking y selección

Ya hemos dicho que los contactos con clientes, proveedores, colaboradores y la búsqueda de candidatos para cubrir puestos laborales son las especialidades de las redes profesionales. Y no sólo para las grandes. La pyme Gutiérrez Comunicación realizó un proceso de selección internacional en España, Portugal, Francia, Italia y Reino Unido para una multinacional que buscaba perfiles de graduados de estos países. “Implementamos la estrategia a través de Facebook y LinkedIn creando un perfil y grupos en cada uno de los países”, explica Carlos Gutiérrez, propietario de la consultora.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Seis ideas de negocio con mucho ingenio

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 26, 2016

Emprendedores con talentto

El ingenio es una clave diferencial de los emprendedores que triunfan. Aquí tienes 6 buenos ejemplos.

A la caza del kiwi

“Lo que más nos pone es juntar, romper, pegar, unir las piezas de lo que consideramos entretenimiento rebosante de ilusión y ofrecerlo cada día a través de nuestro canal de Youtube y redes sociales”. Así se presenta en sociedad la productora de entretenimiento A la Caza del Kiwi.

Originalidad, entretenimiento y diversión es lo que persigue la productora A la Caza del Kiwi, hecha por y para millennials, en los programas y contenidos que distribuyen por Internet contenidos de terceros “Nuestra principal innovación es que profesionalizamos el sector audiovisual en Internet, concentrando nuestros esfuerzos iniciales en Youtube. La monetización que recibimos como partners, a raíz de las visualizaciones de nuestro contenido, nos convierte en productores y distribuidores de nuestro contenido. Gracias a esto, podemos abrir una segunda línea que aprovecha esta plataforma como escaparate para comercializar otros contenidos a terceros para sus propias plataformas en Internet. No sólo realizamos programas al uso, sino que también pretendemos desarrollar el concepto de inbound marketing para otras marcas, llevando la publicidad y el posicionamiento de estas al nivel de entretenimiento a través de web series, concursos, realities…”, detalla Borja Barrera, cofundador, junto a Federico Arias.

Para llegar a materializar A la Caza del Kiwi, primero crearon MAD Vídeos 2014, una productora audiovisual para particulares y empresas. “Con esta marca buscábamos solventar el problema principal de cualquier negocio: generar dinero a corto plazo para reinvertir en nuestro verdadero sueño”. El grupo Graba, que es la sociedad que engloba a estas dos marcas, tiene dos líneas de negocio. Por un lado, servicios de producción audiovisual para empresas. Y, por otro, A la Caza del Kiwi, con tres modelos de negocio. “Uno de monetización a través de nuestro canal de YouTube. Otro, la compra de nuestros contenidos en un modelo cinta en mano por parte de terceros. Y la producción de contenido de entretenimiento basado en el inbound marketing para marcas de otros sectores”.

iFridge

IFridge es la evolución del refrigerador convencional hacia una herramienta de marketing interactivo. “No se nos ocurrió mejor manera de crear un canal de comunicación para las marcas que convertir los refrigeradores en una potente herramienta de marketing BTL (bellow the line). De este modo, las marcas logran colocar sus mensajes en el punto de venta”, afirma Fernando Rodríguez, fundador de Altera Interactivos. “Durante años, habíamos observado cómo las marcas gastaban gran parte de su presupuesto en campañas en el punto de venta. Eran promociones muy costosas en las que casi siempre hacía falta azafatas o promotores. Las góndolas, las pantallas y vinilos que nos pedían para estas promociones acaban almacenadas al final de cada promoción para no volver a utilizarse”. Como ya tenían experiencia en el mercado de digital signage (señalización digital), empezaron a trabajar en una herramienta interactiva “que mejorara la experiencia de compra, la relación con las marcas y ser capaz de simultanear promociones, encuestas, juegos o redes sociales”. Así nació su nevera interactiva.

Además, cuentan con iFridge Display, una plataforma web que permite crear programas de contenidos interactivos: “Estos programas formarán una parrilla y cada nevera tendrá asignada la suya”.

Friendkhana

El proyecto surge de una necesidad no cubierta. Mi socio Ricardo Riera pasaba mucho tiempo en el campo tras los corzos y estaba harto de gastar mucho dinero en aparatos de GPS y de perder tiempo utilizando Google Earth. Comprendió que debía existir algo más simple que todo eso, y al no encontrarlo, decidimos crearlo. Queríamos aunar las distintas herramientas y fuentes de información que utilizábamos en nuestras jornadas de caza”, recuerda Javier Borrero, cofundador de Hunters Tool.

Para todo el mundo

La app cuenta con funcionalidades específicas para la práctica de la montería, como geolocalizar iconos y usuarios; comparte información en networks privadas; dibuja y edita lindes de cotos, fincas y áreas de caza; genera y almacena tracks de recechos; visualiza íconos en realidad aumentada; accede a previsiones meteorológicas y tablas solunares basadas en la localización de las distintas áreas de caza; ranking de cazadores que los clasifica en función del número de lances y aciertos; diario de caza automático; estadísticas del coto y de la finca, y reserva de hoteles.

“Esto la sitúa como la primera app del mundo en incorporar todas las modalidades de caza existentes: rececho, aguardo y montería para caza mayor y en mano, reclamo y ojeo para caza menor. La mayoría de las funcionalidades están disponibles online y offline, teniendo en cuenta las dificultades de acceso a la cobertura en áreas rurales. Hunters Tool puede utilizarse en todo el mundo ya que incorpora sistema métrico y sistema imperial, está traducida a cinco idiomas y cuenta con un catálogo dinámico de más de 200 especies cinegéticas de los cinco continentes”, detalla Borrero.

En muy pocos meses, Hunters Tool ya ha captado más de 3.000 usuarios de 20 países, principalmente, España, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Alemania.

Hunters Tool

El proyecto surge de una necesidad no cubierta. Mi socio Ricardo Riera pasaba mucho tiempo en el campo tras los corzos y estaba harto de gastar mucho dinero en aparatos de GPS y de perder tiempo utilizando Google Earth. Comprendió que debía existir algo más simple que todo eso, y al no encontrarlo, decidimos crearlo. Queríamos aunar las distintas herramientas y fuentes de información que utilizábamos en nuestras jornadas de caza”, recuerda Javier Borrero, cofundador de Hunters Tool.

Para todo el mundo

La app cuenta con funcionalidades específicas para la práctica de la montería, como geolocalizar íconos y usuarios; comparte información en networks privadas; dibuja y edita lindes de cotos, fincas y áreas de caza; genera y almacena tracks de recechos; visualiza iconos en realidad aumentada; accede a previsiones meteorológicas y tablas solunares basadas en la localización de las distintas áreas de caza; ranking de cazadores que los clasifica en función del número de lances y aciertos; diario de caza automático; estadísticas del coto y de la finca, y reserva de hoteles.

“Esto la sitúa como la primera app del mundo en incorporar todas las modalidades de caza existentes: rececho, aguardo y montería para caza mayor y en mano, reclamo y ojeo para caza menor. La mayoría de las funcionalidades están disponibles online y offline, teniendo en cuenta las dificultades de acceso a la cobertura en áreas rurales. Hunters Tool puede utilizarse en todo el mundo ya que incorpora sistema métrico y sistema imperial, está traducida a cinco idiomas y cuenta con un catálogo dinámico de más de 200 especies cinegéticas de los cinco continentes”, detalla Borrero.

En muy pocos meses, Hunters Tool ya ha captado más de 3.000 usuarios de 20 países, principalmente, España, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Alemania.

Muitt Madrid

Lujo asequible. Esa es la apuesta de Elena Peña y Patricia Fuster con Muitt Madrid, marca de calzado de mujer, cien por cien made in Spain. “Desde el principio, decidimos ir contracorriente y apostamos por un lujo asequible, mucha calidad y producto artesanal español en un momento, inmersos en la crisis, en que el made in China estaba a la orden del día. Decidimos, entonces, crear una nueva horma de calzado y aportar algo nuevo al mundo de la moda fusionando las bailarinas y las slippers, dando vida así a las slipperinas, una innovación en el mundo del calzado que ha sido muy alabada tanto por prensa nacional como estadounidense”, relatan. También apostaron por centrar su modelo de negocio en la venta online a través de su tienda, “cuando lo más sencillo para darte a conocer es abrir una tienda física o participar en las ferias”. Entre sus clientes, que además son prescriptoras de la marca, están Ariadne Artiles, Eugenia Silva o Adriana Abascal.

Diversual

Desde el principio de la idea, Fernando Martínez y Puria Shahdoost querían desmarcarse de la imagen anticuada y trasnochada de muchas tiendas de venta de productos eróticos.

Imagen muy cuidada

“Identificamos la carencia de calidad de las tiendas eróticas que operan en nuestro país. La mayoría de competidores enfocaban su modelo como páginas de pornografía. Quisimos darle una vuelta de tuerca y poner en valor una tienda para mejorar la calidad de vida y la salud de nuestros potenciales compradores, todo con una imagen cuidada y agradable”, confiesan estos ingenieros informáticos de Alicante. Con esa mentalidad, lanzaron Diversual, una empresa de venta minorista por Internet de artículos eróticos. “Como operamos en el sector de la sexualidad, nos permite interactuar con sectores como el de belleza, estilo de vida, etc.”.

Empezaron montando un e-commerce, al que dedicaban el tiempo libre que les dejaban sus respectivos trabajos. “La evolución fue escalable desde un producto mínimo viable. Y a medida que aumentaron las ventas, crecimos de forma paulatina. Fuimos seleccionando proveedores según sus servicios. El dropshipping nos ha ayudado a minimizar el riesgo desde el principio, y al ser un proyecto puramente online, no hemos tenido costes de locales físicos. Además, los profesionales con los que trabajamos son autónomos y nos reunimos semanalmente con ellos para fijar estrategias”, afirman. Prevén cerrar el ejercicio de 2015 con una facturación de 400.000 euros.

Noticia extraída de: emprendedores.es

El conflicto que tienen las pymes con la tecnología cloud

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 25, 2016

La falta de conocimiento y el miedo a perder los datos son algunos de los motivos que llevan a las empresas a no invertir en este tipo de tecnología.

A las pymes les cuesta mucho invertir en cloud, según la compañía especializada en soluciones IT BeServices. Básicamente por dos motivos. Por un lado existe un gran desconocimiento de la propia tecnología, ya que “no son conscientes que es posible trabajar en un entorno cloud computing haciendo uso del mismo escritorio y aplicaciones que si estuvieran trabajando en un sistema local”, pero con las ventajas de la nueva tecnología.

Otra razón que explica el escaso interés por la tecnología cloud es la falta de proveedores de infraestructuras cloud Computing adaptados a la pyme. Aseguran que los grandes proveedores, entre los cuales están Microsoft o Amazon, precisan de interlocutores cualificados y técnicamente preparados dentro de la empresa. En el caso de las pymes, estos asuntos técnicos recaen en un distribuidor no cualificado en estas tecnologías, que además teme perder a su cliente en el caso de que se forme una dependencia con un proveedor nuevo, o en un informático interno que tiene miedo a perder su puesto dentro de la compañía si una parte de las tareas que venía realizando hasta ahora se externalizan.

El tercer aspecto a tener en cuenta es el miedo a “perder la proximidad de sus datos”. Les resulta complicado que esta información no se encuentre en la oficina o en un servidor tradicional de su propiedad. Sin embargo, la disponibilidad y la seguridad de una infraestructura Cloud Profesional siempre será mayor en comparación con las de un entorno local.

La mayoría no emplean soluciones cloud

El 90% de los empresarios de pymes se niegan a externalizar los servidores y hacer uso de soluciones cloud computing por desconocimiento sobre la ubicación de los datos, según la información que maneja Beservices. Señalan que las empresas conservan sus servidores porque creen que es lo mejor para tener a buen recaudo los datos de la compañía, además de conservar la infraestructura para garantizar su funcionamiento. Esto hace que acaben afrontando costes de mantenimiento de licencias, ampliaciones funcionales de la solución y sobre todo el coste de oportunidad. Precisamente estos son los motivos por los que deberían adquirir la solución cloud.

Noticia extraída de: cincodias.com

Respuestas hábiles a las preguntas más comprometidas de los clientes

Escrito por Antonio Cervós

Feb. 24, 2016

Cuando te entrevistes con un posible cliente, tienes que llevar muy preparadas las argumentaciones que vas a responder ante las preguntas más comunes.

¿Quiénes son vuestros clientes?

Acabáis de empezar y os aterroriza que os hagan esta pregunta porque no tenéis una cartera. Según los expertos, capta tus primeros clientes entre conocidos ofreciéndoles servicios o productos más baratos, gratuitos o en exclusiva. Así tendrás una cartera de referencias. También puedes recurrir a los acuerdos que tenéis en marcha. “La semana que viene cerramos un acuerdo con la patronal del sector para suministrarles este servicio”.

¿Cuánto ahorro?

A la hora de vender a un negocio le tienes que ofrecer o bien aumentar sus ingresos o reducir sus costes. Y eso has de cuantificarlo al máximo, no puedes apelar a generalidades. Para eso has de llevar muy bien cuantificada tu propuesta de valor y ser lo más preciso y exhaustivo posible. Es decir, nada de vas a ser más rápido, debes concretar: “Vas a recortar cinco días de producción”. “Te ahorraremos un 15 % en gastos de logística y stock”, etc.

¿Me garantizas las ventas?

En este caso, hay que explicar muy bien cuál es el proceso y que eso tiene un coste. Una opción es poner el ejemplo: “¿cuánto te supondría coger el avión e ir tú directamente a esos países que te estoy estudiando?”. Otras posibles contrarréplicas serían: “Si te garantizase las ventas, te cobraría 30.000 euros sólo por el estudio y no 2.500 euros” “¿Te has plantado cuánto te supondría afrontar de otra manera este servicio que te propongo?”

¿Por qué trabajáis en Cádiz?

(O cualquier provincia pequeña): El cliente no entiende que si es una buena empresa no esté en Madrid o Barcelona. Lo que hay que decir en este caso es que, en realidad, es una ventaja competitiva porque los costes estructurales son menores y por tecnología podemos dar servicio en territorio nacional e internacional. Se debe incidir en esa ventaja: “Tengo menos costes y eso lo puedo repercutir en la oferta”, “puedo atraer talento a mejor precio”…

Sois muy pequeños para nuestras necesidades

El tamaño puede ser un problema. A veces estás ofreciendo una solución a una empresa cuyo departamento de innovación es cuatro veces tú. Una buena respuesta sería decir que por ser pequeños estamos muy en contacto con la calle y somos mucho más ágiles para implantar cualquier cambio. Hay que intentar darle la vuelta a la aparente desventaja: “Podemos adaptarnos antes y mejor a tus necesidades”, “podemos ofrecerte un servicio casi personalizado”.

Sois muy jóvenes

Esta es una de las objeciones más dañinas que pueden hacernos como emprendedores, pero siempre hay que contraargumentar apelando a los logros conseguidos: “Sí es cierto, llevamos poco tiempo, pero el director general estuvo 10 años al frente de la dirección internacional de xxx y el director técnico fue responsable de ventas de xxx muchos años”.

Sí, pero te pago a 90 días

Es muy importante no perder la referencia del margen, la rentabilidad que obtendrás con esa venta y la repercusión de cobrarle más tarde, que te apriete con los rappeles. No caigas en la tentación de aceptar cualquier condición con tal de captar a un cliente. Los clientes estrella pueden salir muy caros. Mantente firme: “Nuestros proveedores nos exigen pagos a 45 días, ése es el margen que puedo darte.”

¿Puedes servirme este pedido ya?

Tener bien preparada la reunión, conociendo qué le puedes ofrecer al cliente es la mejor manera de afrontar este argumento. Ante una petición desorbitada, puedes resolverlo con un simple “tengo que consultarlo con el departamento técnico y te cuento”. Si esto ocurre ten en cuenta al equipo técnico, llamarles y decidir si se puede realizar el pedido en pocos días, dedicar más horas o incluso prepararlo durante el fin de semana.

No entiendo vuestra propuesta

A menudo, el emprendedor quiere abarcar demasiados palos y venderlos todos en una reunión de ventas. Es lo que le pasó a Eduardo García, director de Mail Boxes Etc. Cantabria, que ofrece logística y diseño gráfico para empresas: “Al principio, elaboramos un dossier muy técnico, con información detallada y tarifas de los servicios. Comprendí que no funcionaba cuando un cliente nos dijo que no sabía qué hacíamos”. Así que analiza qué parte de tu oferta puede servirle al cliente y céntrate en ella.

Es muy caro

El principal escollo siempre es el aspecto económico, por lo que siempre hay que poner en valor nuestro saber hacer y experiencia. La mejor forma de contraargumentar el alto precio es aduciendo los beneficios que vas a aportar a tu cliente con argumentos concretos: “Sí, otros clientes también pensaban así, pero cambiaron de opinión cuando comprobaron que aumentaba un 10% la rotación de sus productos, mejoraba en un 25% la gestión de stock…”.

Tus plazos de entrega son largos

Contraataca haciendo preguntas: “¿cuál es el plazo ideal que queréis? ¿Por qué no se ajusta a vuestras expectativas? Contraargumenta con respuestas del tipo “trabajamos bajo pedido y así puedes tener el software y la materia prima actualizada”.

Lo consultaré

Contraargumentar no significa llevar la contraria. Si no sabemos algo, utiliza expresiones como “esto tendríamos que estudiarlo más a fondo”. Y ante un “lo consultaré” del cliente has de valorar si es una excusa o si realmente no depende del interlocutor la decisión.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Estos son los 7 errores financieros que vas a cometer con tu negocio

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 24, 2016

La escasez de capital en los primeros meses, los gastos imprevistos que surgen al poner en marcha el negocio y los desajustes entre los plazos de pagos e ingresos de proveedores y clientes se pueden convertir en una bola de nieve para el emprendedor que arranca.

Empezar con poca liquidez

La falta de liquidez en los primeros meses de actividad del negocio es, desgraciadamente, una realidad a la que se enfrentan la mayoría de los promotores de un nuevo negocio. La razón está en una mala planificación de los ingresos y gastos iniciales por un exceso de optimismo. Con este optimismo no es que te engañes a ti mismo, sino que es consecuencia de la falta de conocimiento. Se puede planificar de mala manera desde los gastos iniciales hasta los sueldos, por ejemplo, montamos una tienda de muebles y tenemos todo el plan de negocio bien definido, pero queremos acudir a una feria del sector, el gasto que supone el transporte, las comisiones, el alojamiento, etc. no se introdujo en el gasto previo del plan de negocio. Otro error común, es planificar los salarios, pero no incluir el gasto de seguridad social. O en los comercios, el error es olvidarse de calcular los ingresos de facturación sin descontar el IVA. Por eso es importante, contar con un buen colchón financiero.

A estos errores clásicos se puede añadir los imprevistos mucho más difíciles de resolver, que son los imprevistos del mercado. El problema es cuando entras en esta espiral de gastos es que casi siempre coinciden con los primeros meses de actividad, cuando apenas hay ingresos para ajustar los números y te ves en la obligación de tirar de precio o incluso terminas hipotecando tu casa.

Hacer mal presupuesto

Un error muy común es hacer el plan financiero sin tener en cuenta las necesidades a medio plazo. Y justamente cuando todo empieza a ir bien parece que volvemos al principio, porque nos encontramos con que hay que realizar reinversiones para hacer frente a cambios en el mercado.

Como regla general el plan financiero se debe hacer a uno, dos y tres años. Pero si se trata de una industria tradicional, probablemente habrá que hacerlo a siete u ocho años para calcular el retorno de la inversión. Y en industrias más dinámicas habrá que ajustarlo cada seis meses. Lo importante es no plantearse este esquema como algo rígido, pero tampoco dejar de ajustarlo continuamente, porque también sería un motivo de fracaso.

Demasiados costes fijos

El exceso de costes fijos suele impedir a la mayoría de empresarios sacar a flote su negocio, ya sea nuevo o un negocio familiar. Por ejemplo, tener una tienda en un lugar céntrico, con una amplia plantilla de trabajadores, y que no entre los suficientes clientes, genera pérdidas. Al final, te encuentras con que el coste de estructura es demasiado alto para la dimensión del negocio. Que se convierte no en un problema de facturación sino en un problema de margen.

La implantación del outsourcing se ha convertido en la panacea de muchos negocios para reducir los costes fijos. Pero sólo debe aplicar a aquellas áreas del negocio que no forman parte de su actividad principal si se quieren mantener unas pautas de calidad. Otra opción interesante es la fórmula del renting y del leasing.

Endeudarse demasiado

La mitad de los emprendedores financian el cien por cien del negocio de su propio bolsillo, y otra parte importante solicita ayuda de algún familiar. El resto tienen que acudir a la financiación de bancos y empresas de capital riesgo. Esta última opción es la más arriesgada, especialmente si los recursos ajenos son superiores al 30-40% de la inversión total realizada. Conviene tener en cuenta, sobre todo, que la asfixia del negocio por un exceso de deuda no sólo se produce por una falta de clientes. También se suele producir cuando el negocio va bien. Este mal cálculo entre los ingresos y el pago de la deuda es precisamente una de las mayores causas de fracaso de un negocio.

El estrangulamiento financiero de una empresa exitosa se produce casi siempre en empresas en las que entran en juego las economías a escala. Cuándo se pide un crédito para aumentar el volumen de negocio se corre el riesgo de que, para un volumen determinado, el beneficio obtenido no sea suficiente para cubrir ni siquiera el coste de intereses de la deuda.

Ser tacaño a la hora de invertir

El exceso de prudencia a la hora de invertir en un negocio es un error que puede acabar en fracaso por una infradimensión del negocio. Es un error que limita tanto el éxito como el crecimiento de la empresa. Si tengo un restaurante y me va bien, me puedo defender manteniendo una línea de calidad. Pero en la mayoría de los negocios tienes que reinvertir para crecer. Y si no lo haces te ahogas.

Un error común es no saber planificar de antemano las necesidades de inversión del negocio, por ejemplo, muchos negocios tienden a reinvertir únicamente en material, descuidando aspectos que a la larga serán más importantes como puede ser mejorar la imagen de la compañía con acciones comerciales, mejorar el equipo de profesionales, etc.

Ser optimista en los ingresos

Cuando montas un negocio siempre calculas mal el tiempo que vas a tardar en empezar a cubrir los gastos. Crees que vas a tener clientes desde el primer día, que vas a crecer enseguida, y después te das cuenta de que sí consigues contratos, pero con más tiempo del que habías calculado. El resultado final, sin embargo, no siempre es el mismo. Mientras algunos de estos empresarios, encuentran una salida a este pequeño lapsus, otros no tienen más salidas que cerrar el negocio.

Conviene advertir, además, que este mismo error también se puede cometer cuando se apuesta por un negocio en franquicia. Precisamente porque en estos casos es más fácil dejarse convencer por el optimismo del máster franquiciado. Para emprender en franquicia hay que tener muchos más factores en cuenta como los cánones de publicidad, intereses, royalties a parte de la inversión inicial.

Servir a los morosos

En el fino equilibrio necesario para ajustar el presupuesto, tropezar con un cliente moroso puede suponer la muerte del negocio. Te puedes encontrar con un cliente que te realice pedidos muy fuertes, pero que de la noche a la mañana la empresa de este cliente cierra y te quedas con la deuda pendiente que jamás será pagada. Esta posibilidad de no poder cobrar a un cliente te deja en una situación muy mala.

Incluso cuando empiezas a asumir riesgos cada vez mayores, puedes dar un traspié que acaba con tu negocio que ya tiene una cartera suficiente de clientes o que incluso estaba bien posicionado en el mercado.

Con tan sólo un cliente moroso, que sea lo suficientemente potente puedes empezar a tener grandes problemas de financiación, incluso con tus proveedores y después tu mismo puedes empezar a retrasarte en las entregas a grandes clientes. Los proveedores empiezan a presionarte, los clientes a quejarse, acabas pidiendo un crédito al banco para subsistir y la situación termina por hacerse insostenible.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Emprendedores de éxito y sus consejos para emprender

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 16, 2016

El salario ha de ser un importe razonable en comparación con el destino de la inversión y los objetivos de negocio.

Luis París, CEO de Parclick Start-up; Roberto Canales, CEO de Autentia; Fernando Cabello, CEO de Aplazame y Javier Bustillo, socio del estudio jurídico Bustillo han compartido sus experiencias con las start-ups incubadas en la aceleradora HUB Emprende. Un espacio auspiciado por la Universidad Europea de Madrid en el que han dejado una serie de consejos a los emprendedores allí presentes.

Algunas recomendaciones han estado relacionadas con el ámbito de la financiación de las iniciativas. Así, se ha hecho hincapié en que los business angels no quieren enterrar su capital para recibir dividendos, a no ser que tenga gran interés en el sector del proyecto en el que invierte o algún tipo de sinergia en este.

Del mismo modo, se ha asegurado que hacer break-even cambia completamente las reglas del juego, pues una vez que se llega a esta situación el emprendedor deja de depender de sus inversores. Otro de los temas que se han abordado ha estado relacionado con el salario de los fundadores de los emprendimientos de éxito. Así, se ha señalado que el salario ha de ser un importe razonable en comparación con el destino de la inversión y los objetivos de negocio.

En paralelo, se ha aconsejado a los emprendedores salir a buscar inversión una vez que cuenten con unas métricas que sean capaces de mostrar el potencial de su negocio. Asimismo, los empresarios de éxito han recomendado prestar especial atención a la hora de entrar en una aceleradora, pues existen diferentes espacios y hay que estudiar quienes son, los mentores que trabajan con ellos o su piden equity.

Canales de tracción y gestión de proyectos

Otros tantos consejos se han detenido en los canales de tracción. Así, se ha incidido en que la mejor manera de conocer cuáles son los canales que funcionan es la prueba del ensayo-error. A su vez, se ha apuntado que, a pesar de su eficiencia, siempre existe un margen de mejora en los resultados del marketing online.

Por último, en lo relativo a la gestión de proyectos tecnológicos se ha insistido en que es necesario llevar a cabo un control sobre esta importante variable. De este modo, se ha puntualizado que el coste tecnológico siempre será constante para el emprendedor y se ha aconsejado rodearse de programadores comprometidos a los que les guste la fotografía.

Noticia extraída de: cincodias.com

Los intereses de demora por actas de inspección sí que son deducibles

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 16, 2016

Tributos discrepa de la doctrina del Tribunal Supremo, Audiencia Nacional y TEAC

La Dirección General de Tributos ignora las sentencias del Tribunal Supremo, Audiencia Nacional y resoluciones del Tribunal Económico - Administrativo Central (TEAC), que establecen que los intereses de demora por actas de inspección no son deducibles en el Impuesto sobre Sociedades.

Para Tributos, los intereses de demora satisfechos como resultado de las actas de inspección son deducibles en el impuesto sobre los beneficios empresariales, según reconoce en sus respuestas a contribuyentes en consultas vinculantes, de 2 de febrero y 21 de diciembre de 2015.

Incumplimiento de la norma

El Tribunal Supremo -sentencias de 24 de octubre de 1998 y 25 de febrero de 2010-, la Audiencia Nacional -en sentencia de 25 de julio de 2013- y el TEAC -en resolución de 7 de mayo de 2015- establecen que no puede admitirse la deducibilidad de los intereses de demora, básicamente porque no consideran que sean gastos necesarios los que derivan del incumplimiento de una norma.

El TEAC venía admitiendo tradicionalmente la deducibilidad, pero cambió su doctrina en mayo del año pasado, al admitir la doctrina emanada del Alto Tribunal.

Por contra, dice Tributos que el interés de demora es un interés derivado del retraso en el pago de una deuda desde la fecha de vencimiento de la misma, teniendo, por tanto, un carácter indemnizatorio causado en esa dilación en el pago, sea del tipo que sea. Dicho carácter indemnizatorio se deriva, así, del interés de demora que se genera en un acta, diferenciándose de la sanción que recae sobre ella, cuya finalidad es sancionadora. “Ambos elementos, sanción e intereses de demora, acompañan al principal de la deuda tributaria, si bien con finalidad diferente. El primero con carácter sancionador, y el segundo con carácter estrictamente financiero”, razona Tributos.

Este carácter financiero del interés de demora, consecuencia de una comprobación administrativa, se deriva de la propia normativa contable. La norma novena de la Resolución del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (Icac) de 9 de octubre de 1997, sobre algunos aspectos de la norma Decimosexta del Plan General de Contabilidad, considera el tratamiento de los distintos componentes de la deuda tributaria para contabilizar la provisión para riesgos y gastos

Desde el punto de vista fiscal, partiendo de la calificación del interés de demora como gasto financiero, tanto por su sentido jurídico como por su calificación contable, no tienen la consideración de gastos fiscalmente deducibles los derivados de la contabilización del Impuesto sobre Sociedades, ni los ingresos los procedentes de dicha contabilización o los donativos y liberalidades, que no se dan en este caso.

Noticia extraída de: eleconomista.es

Calendario fiscal completo para autónomos y pymes 2016

Escrito por Antonio Cervós       

Feb. 15, 2016

Estos colectivos deben tener presentes las fechas de declaración trimestrales de IRPF e IVA, entre otros elementos.

El ejercicio fiscal para autónomos y pymes general se deberá efectuar antes del 20 de abril, el 20 de julio, el 20 de octubre de 2016 y el 20 de enero de 2017. Estas fechas se contemplan como el límite para declarar las retenciones trimestrales a terceros. En el caso de las anuales, según Isabel Blanco, asesora empresarial, la fecha se extiende hasta el 31 de enero de 2017.

Las mismas fechas se producen para la declaración trimestral del IVA, en el caso de la autoliquidación y las operaciones intracomunitarias. Idéntico espacio temporal se reproduce en el caso de la declaración del resumen anual del IVA. Por el contrario, la declaración de operaciones a terceros en el caso de 2016 tiene como fecha límite el 29 de febrero y el 28 de febrero para el ejercicio de 2017.

Por su parte, las declaraciones de cambios en el régimen general fiscal y, en concreto, la solicitud de acogerse o renunciar a algún régimen especial, se llevará a cabo como máximo el 2 de febrero de 2017.

En el caso especial de los autónomos, la declaración trimestral del IRPF directa y a través del régimen de módulos se deberá llevar a cabo antes del 20 de abril, el 20 de julio y el 20 de octubre de 20016. También deberán realizar sus declaraciones trimestrales antes del 31 de enero de 2017. Por el contrario, en el caso de la declaración anual, el límite temporal se extiende hasta el 30 de junio de 2016.

Bienes y sociedades

En lo que respecta a la declaración anual de bienes, esta es de carácter anual y para el ejercicio de 2015 se tiene como límite el 29 de febrero de 2016. En el caso del ejercicio de 2016, el límite para realizar esta declaración será el 28 de febrero de 2017.

Por último, en el caso de las sociedades mercantiles, el impuesto sobre sociedades deberá realizarse, para el ejercicio de 2016, antes del 20 de abril, del 20 de octubre y del 20 de diciembre de 2016. La declaración anual, por su parte, se realizará antes del 20 de julio de 2017.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Cuándo empiezo a invertir en marketing?

Escrito por Antonio Cervós 

Feb. 15, 2016

Hay que decidir el mejor momento para visitar al primer cliente

En realidad, desde que sales al mercado comienzas a vender. Al final, marketing es todo lo que hace crecer en ventas a tu empresa. Primero, pruebas canales.

“Haces marketing desde el primer día, pero le echas madera al asunto cuando tienes un embudo que convierte [es decir, cuando la relación entre tus primeros esfuerzos de ventas se traducen en ventas significativas], que merece la pena. Si sabes que el embudo no funciona, descártalo. Lo primero que tienes que conseguir es optimizarlo”, aconseja Penichet. “Si uno toma la decisión de invertir en serio en marketing, hay que tener algo que se pueda vender hoy y no lo que se podría vender cuando esté totalmente listo”, resume José Viteri, socio de da2b.

Piensa en una app. No comiences invirtiendo 100.000 euros en marketing en 15 países. Primero invierte 1.000 euros en una campaña de marketing para un país y mide. No hace falta que el producto esté 100%, pero tampoco hace falta quemar el 100% de tus recursos en tu primera salida al mercado.

“Desde el día uno ya estás vendiendo. Antes de quemar un contacto foguéate con clientes menos apetecibles”

Hay negocios tradicionales, piensa en una peluquería de barrio o en una guardería, en las que el marketing arranca con una campaña tradicional de buzoneo. En estos casos, la campaña debería empezar antes de que el local esté listo, pero no con tanta antelación como para que los clientes vayan y esté cerrado. También tienes que medirlo: envías tantos trípticos, te viene tanta gente. A partir de ahí decides si inviertes más o no. No se trata de destinar todo el dinero en la megacampaña de marketing. En el caso de un negocio como una guardería, influye también la estacionalidad: esa campaña, a lo mejor, no tiene que ser fuerte hasta que no acabe el plazo de solicitudes de guarderías públicas. O piensa en una escuela de idiomas en un pueblo, que no deja de ser un negocio de proximidad.

¿Cuándo le entro a un contacto bueno?

“Foguéate primero con esos clientes que no son tan apetecibles. Prueba con ellos tu mínimo viable. Y luego ya das el salto a ese cliente importante. La primera impresión es, muchas veces, determinante. Te permite ganar músculo con tus argumentaciones y pones a prueba tu propuesta de valor en un entorno con menos riesgos. Si vas directamente a ver un gran contacto y no lo has testeado antes con buenos clientes, puede que luego no te vuelva a hacer caso. ¿Cuándo ir? Cuando te sientas lo suficientemente contundente y tu producto esté mínimamente presentable como para quemar ese cartucho, pero piénsatelo muy bien”, sugiere Julio Rodríguez.

“Si en el equipo hay, al menos, una persona con conocimiento del sector que haya contrastado a qué clientes te vas a dirigir, con qué propuesta de valor, a través de qué canal, cómo te vas a diferenciar y con qué modelo de ingresos, puedes plantearte reuniones con grandes clientes antes de tener terminado el producto”, matiza Viteri.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Antes de gastar tu primer euro, planifica

Escrito por Antonio Cervós

Feb. 15, 2016

Pon plazos a la consecución de tus objetivos

No se trata de prever cuáles son los trámites de puesta en marcha de tu negocio, ni tampoco de cuántos meses te tienes que tirar con las obras de tu local. Se trata de analizar en qué actividades te tienes que centrar y saber cuáles son secundarias.

Pablo Romero y José María Monzón, malagueños exiliados en Madrid, se presentan en 2010 a un concurso de ideas de negocio en una universidad privada madrileña. Su idea: lanzar al mercado una marca de alimentos para personas con alergias alimentarias (productos para alérgicos al gluten, para alérgicos al huevo, para alérgicos a los frutos secos, etc.). Así, en frío, no es mala idea, ¿verdad?

Romero y Monzón no ganan el concurso, aunque quedan finalistas. Uno de los organizadores les sugiere que “mejor piensen en algo relacionado con la tecnología”, que “ese no es, precisamente, un sector para entrar ahora”.

Romero y Monzón en lugar de desanimarse siguen dándole vueltas a su idea de negocio porque coinciden en que algo no funciona en su planteamiento, pero no creen que sea por el sector, ni por el momento, ni porque no hubiera un componente tecnológico. Sencillamente no se habían parado a pensar realmente en qué quería el mercado. No sabían qué era realmente lo que quería el mercado, y ese sí que es un problema. Pero, claro, ¿cómo conoces en este caso lo que quiere el mercado?

“Queríamos hacer un macroproyecto, ofreciendo muchas líneas de producto. Desde bollería y panadería hasta congelados y precocinados. Nos dimos cuenta de que no podíamos abarcar todo desde el principio, así que pensamos en centrarnos en la línea de producto que menor inversión exigiera: la bollería”, recuerdan Romero y Monzón. Sin contactos en grandes cadenas de distribución, había que empezar por preguntar en algún sitio. ¿Y dónde se consume bollería a diario? En cadenas hoteleras.

En el mercado

Así que Pablo, cocinero, buscó un puesto de ayudante de cocina en un hotel de cuatro estrellas. “Y ahí fuimos dándole pinceladas al proyecto original. Me di cuenta de que dentro del establecimiento hotelero había muchos problemas a la hora de manipular los menús para celíacos. Existía el riesgo de contaminación en la cocina del hotel. Y hablo de celíacos, porque lo único que se ofrecía eran menús para celíacos, pero no para intolerancia al huevo o para la intolerancia a la lactosa. Cada uno estaba por su lado, no había un único producto para todos los alérgenos. Un día, una madre me pide un menú para celíacos. Le puse lo que por norma se ponía a los celiacos. Y cuando se lo pongo en la mesa, me pregunta. ¿Lleva huevo o leche? Resulta que sí. Se lo comento y me dice que su hijo además de celíaco es intolerante al huevo y a la lactosa. Se nos encendió la bombilla: tenemos que lanzar productos de bollería que no tengan los principales alérgenos”, continúan.

“Con un plan puedes hacer cambios antes de que sea demasiado tarde”

Así que deciden empezar por ahí: por una línea de bollería que pueda consumir cualquier persona con independencia de su alergia alimentaria –con la salvedad de los sulfitos–. Y así montan Muuglu en 2013, una marca de bollería y productos para alérgicos e intolerantes, que distribuyen en hoteles y comercio minorista. Ahora están a punto de entrar en grandes cadenas de distribución (ahora sí). ¿Qué crees que fue lo más importante a la hora de planificar? ¿el tiempo en encontrar el local? ¿no será su reflexión sobre sus productos y su distribución? ¿podían haber montado el negocio en seis meses o en un año en lugar de en tres años?

Corregir antes de tiempo

“Aunque se diga que los comienzos son difíciles y que hay que hacer muchas cosas en paralelo, es realmente el momento más fácil. Y es más fácil porque todavía se pueden tomar decisiones que pueden cambiar el rumbo de una empresa. Por eso es importante planificar y ponerse plazos aunque no se cumplan en el tiempo que queremos”, asegura Eduardo Díaz, director del Área de Emprendedores de Base Tecnológica de la Fundación madri+d.

“En un entorno de incertidumbre, la planificación no existe como la entendemos como se hacía tradicionalmente: le dedico tres meses a esto y tres meses a esto otro, sino que la planificación viene marcada por el contacto con el mercado”, apunta José Antonio de Miguel, consultor de negocio independiente.

Noticia extraída de: emprendedores.es

¿Cuánto tiempo puedo estar sin leer el buzón electrónico de hacienda?

Escrito por Antonio Cervós

Feb. 11, 2016

Puede que, en tu día a día, pospongas ciertos correos electrónicos con tareas que no sean prioritarias. No es recomendable seguir esta pauta con las comunicaciones que llegan a tu buzón electrónico de Hacienda. La Agencia Tributaria recomienda revisar de manera regular este buzón para comprobar posibles notificaciones desde esta Administración. De lo contrario, en el caso de que transcurran diez días se daría por notificada cualquier sanción, comunicación o cuestión de este organismo.

Es decir, puedes ser sancionado, y que caduque tu tiempo para reclamar o revisar esta sanción, sin que te enteres. No necesitas recibir ninguna carta o ninguna llamada telefónica. El mecanismo de Hacienda echa a andar en el momento en el que te envía el comunicado al buzón electrónico. Que lo revises o no es cosa tuya.

Los efectos de notificación se producen en el momento del acceso al contenido del acto notificado y en el caso de no entrar en ese correo, sería en el mencionado plazo de diez días. Una vez pasado ese periodo se entenderá como notificado el aviso.

Las distintas comunicaciones permanecerán en el buzón de la DEH (Dirección Electrónica Habilitada) durante 90 días. En ese tiempo podrán ser leídas o visualizadas las veces que el usuario considere oportuno. Una vez transcurrido ese plazo sólo se podrá consultar en la sede electrónica de Hacienda. A lo largo del año la administración otorga 30 días durante los cuales no se notificarán comunicados al buzón.

Las notificaciones electrónicas de la Agencia Tributaria son obligatorias para las siguientes figuras:

– Sociedades anónimas y de responsabilidad limitada.
– Personas jurídicas y entidades sin personalidad jurídica que no cuenten con nacionalidad española.
– Establecimientos permanentes y sucursales de entidades no residentes.
– Uniones temporales de empresas (UTE).
– Contribuyentes inscritos en el Registro de Grandes Empresas.
– Contribuyentes que tributen en el Régimen especial del Grupo de Entidades del IVA.
– Contribuyentes que tributen en el Régimen de Consolidación Fiscal del Impuesto sobre Sociedades.
– Contribuyentes inscritos en el Registro de Devolución Mensual del IVA.
– Contribuyentes con autorización para presentar declaraciones aduaneras por medio del sistema de transmisión electrónica de datos (EDI).
– Agrupaciones de interés económico, Agrupaciones de interés económico europeas, Fondos de capital riesgo, Fondos de pensiones, Fondos de titulación de activos, Fondos de inversiones, Fondos de regularización del mercado hipotecario, Fondos de garantía de inversiones y Fondos de titulación hipotecaria.

Aquellos que estén obligados a recibir estos avisos y notificaciones electrónicas recibirán una comunicación de la Agencia Tributaria, asignándoles una DEH. En los casos de nuevas altas en el Censo de Obligados Tributarios la notificación de la inclusión en el sistema de DEH se podrá hacer junto a la comunicación de asignación del NIF definitivo.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Cómo fomentar la compra impulsiva en tu tienda virtual?

Escrito por Antonio Cervós

Feb. 10, 2016

Marketing

La compra por impulso ha encontrado un auténtico filón en Internet. Descuentos interesantes y plazos limitados son las herramientas fundamentales, pero hay alguna más.

Un buen producto

Cuanto más exclusivo y difícil de localizar por otros medios, mucho más atractivo e impulsivo es un producto. Deberás diferenciarte muy bien a través de una especialización o la distribución exclusiva de marcas extranjeras.

Con un gran descuento

Éste es uno de los principales ganchos, pero no el único. El efecto ganga o chollo está muy presente en la adquisición impulsiva. Negociar con las grandes marcas para conseguirlo es una de las tareas más difíciles para el emprendedor debido a la gran saturación de portales de venta por impulso que hay en la actualidad, aunque es cuestión de conocer el sector, identificar bien a los distribuidores y trabajar con sus stocks, sus finales de temporada, las campañas especiales o los productos descatalogados, entre otros.

Bien paquetizado

Una buena forma de promover el impulso es presentado el producto en lote con otros artículos que le son complementarios, bien para venderlo en conjunto o para relativizar los precios. “Nuestro cerebro funciona con relativos, de manera que si ve una cámara de fotos de 450 euros y al lado una funda de 65 euros, la funda nos parecerá más barata que si la presentamos sola”, asegura Edgar Sánchez, experto en neuromarketing.

Limitado en número de unidades

Todos hemos sucumbido alguna vez al gancho de “es el último que me queda”. En Internet ocurre lo mismo: es más fácil promover el impulso si el número de unidades es limitada y más si vamos viendo la disponibilidad del stock en tiempo real, como hacen, por ejemplo, en Ooofertón. Este tipo de estrategias juegan con el efecto psicológico de la oportunidad y, como sostiene el experto José Luis Zimmermann, “de la competencia de la oferta: adquirirlo antes que otro usuario”.

Con sugerencias sucesivas

Es la traslación del merchandising de los chicles en la caja del supermercado al mundo online: cuando se va a cerrar el proceso de compra, aparece una sugerencia del tipo de “a quién compró esto, también le interesó esto otro, ¿quieres adquirir el pack con el x% de descuento?

Acotado en el tiempo

La oferta debe estar disponible sólo durante un periodo determinado y cuanto más corto, mejor. Ahora bien, es muy importante ser cuidadosos con las promociones que hacemos, no podemos lanzar una campaña sobre un producto con un 15% de descuento durante sólo tres días y al cabo del mes volver a lanzar la misma promoción. Esta estrategia está llamada al fracaso.

Información bien gestionada

Es importante saber gestionar muy bien la base de datos. En definitiva, se trata de monitorizar las compras para reconocer cuál es la oferta o el tipo de promoción más adecuada para cada cliente.

Un proceso de compra ágil

Aquí está el gran obstáculo de la compra virtual por impulso. Me he enganchado a un producto que en realidad no necesito, lo compro y empiezan a salir más y más formularios, pidiendo datos. Cuando llega el momento de meter mis datos bancarios, ya me he enfriado. Cada portal tiene su propia fórmula para minimizar este obstáculo. Una buena recomendación es solicitar toda esta información relevante al registrarse en la página, de manera que al introducir su clave, el sistema identifica automáticamente al usuario y, por un lado, le remite a la información que le puede ser más relevante y, por otro, al efectuar una compra podemos reducir al máximo los datos a introducir, incluso a sólo la confirmación y consignación de los datos bancarios.

Una adecuada atención posventa

Es importante cumplir los plazos y las condiciones de entrega. Se valoran los sistemas de alerta que permiten hacer el seguimiento del pedido. Y muy importante: facilitar y simplificar al máximo el proceso de devolución, en caso de que sea necesario; debe ser tan sencillo como en una tienda física. Por último, y no menos relevante, en Internet queda todo registrado, de manera que si hay alguna queja, también seguirá apareciendo mes tras mes, así que es importante tratar de dar respuesta a cualquier problema o reclamación y a la mayor brevedad posible.

El peso de la manada

Las recomendaciones de los amigos son cruciales en este tipo de venta por impulso, de ahí la importancia de favorecer tanto las opiniones de los usuarios como las sugerencias a través de botones del tipo “envíaselo a tu amigo”.

Noticia extraída de: emprendedores.es

¿Cómo montar una base de datos de clientes desde cero?

Escrito por Antonio Cervós      

Feb. 8, 2016

Puedes elaborarla tú mismo, comprarla o alquilarla. Pero en todos los casos una buena base de datos es clave para dar un fuerte impulso comercial a tu negocio.

“Una empresa puede fracasar por mil razones pero nunca por ignorancia”. Esta es una de las frases que Gabriel Olamendi repite hasta la saciedad a los alumnos que asisten a sus clases de marketing. “No entiendo cómo hay comerciantes que no conocen a sus clientes. Son esos que te dicen: ‘no hace falta, lo llevo todo en la cabeza’. Y no se dan cuenta de que esto es un grave error”. Pedro Álvarez, director de ‘el Tercer’, explica que esa es, precisamente, la misión de la base de datos: “Es como la memoria de tu organización en cuanto a lo que se debe conocer de los clientes para la mejor gestión posible”.

Rafael Muñiz, CEO de la consultora RMG, define el objetivo primordial de la base de datos como “el ejercicio de una gestión profesional de la cartera de clientes. Es la mejor herramienta para llegar a ellos conforme a sus perfiles”. No obstante, reconoce que “esta continúa siendo la gran asignatura pendiente de las empresas”.

Aunque cada vez es mayor el número de compañías que aumentan el gasto en obtener información de sus clientes, aún predominan las que manejan un cúmulo de datos deslavazados y obsoletos. Algunas claves para crear y gestionar una buena base de datos son:

Volumen de datos

Pedro Álvarez destaca el vicio de “acumular en la base de datos poca información (sólo datos del mes, no reflejar el canal de gestión o las incidencias) o, en el caso contrario, acumular demasiada información (“lo quiero todo ahí dentro”), escenario que puede dificultar la generación de valor a partir de la base de datos por rendimiento, coste o tiempos de implantación”.

En ambos casos, el error de arranque habría sido el mismo: no preguntarse “base de datos, sí, pero ¿para qué uso?”. Esta es la pregunta fundamental que, en opinión de Pedro Álvarez, debería hacerse cualquier empresario antes incluso de confeccionar su base.

Una base unificada

Para disponer de un control efectivo de la base habrá que integrar todos los datos disponibles en una misma ubicación. Muchas empresas reparten la información en soportes diferentes: programas informáticos como Excel, Access, el correo electrónico, agendas, entre otros. Asimismo, lo habitual hasta ahora era que cada unidad del negocio dispusiera de sus datos correspondientes, de manera que los comerciales iban por un lado y los responsables de marketing, del departamento administrativo o del de atención al cliente por otro. Dicho escenario imposibilita una visión clara y compacta de nuestros clientes.

La tendencia actual es centralizar toda esta información en una base unificada. No obstante, hay que señalar que la unificación no implica rigidez. La base ha de conservar la flexibilidad suficiente como para modificar el modelo y enriquecerla con la incorporación de más información procedente de diversas fuentes.

¿Restricción o libre acceso? En este tema hay opiniones muy dispares. Algunos defienden el acceso a la misma de todos los empleados tomando precauciones para evitar el error humano, y otros, como Rafael Muñiz, restringen su uso “a un máximo de dos personas”.

Base interna

Tanto Gabriel Olamendi como Rafael Muñiz opinan que la mejor base de datos “es la que parte de la propia empresa puesto que es la que se ajusta a las necesidades concretas”. Cualquiera puede ir al Registro Mercantil y elaborar una base de datos partiendo de esta fuente. Existen también organismos públicos como las Cámaras de Comercio que facilitan listados de empresas ya elaborados. Hay directorios impresos, anuarios, páginas amarillas, asociaciones profesionales, publicaciones sectoriales, entre otros.

Entre las alternativas apuntadas por Pedro Álvarez para obtener de datos fidedignos destaca cuatro orígenes: los contratos del cliente con la empresa, la propia actividad del negocio (los derivados de la operativa empresarial: transacciones, contactos comerciales, ventas, facturación) y las acciones orientadas específicamente a la captación de datos (cuestionarios, incentivos, etc.).

Base externa

Por su parte, Javier Larrondo, CEO de Real Time Ad, considera que “siempre es más rentable comprar una base de datos, o al menos, partir de una base comprada, ya que el coste es mínimo comparado con el tiempo que requiere realizarla”. Si se opta por comprar, hay que saber a quién. “Para valorar si es buena o mala, debemos averiguar cómo se obtuvieron los datos y cuándo. Es fundamental, también, interesarse por la fuente de información para valorar si es fiable”, dice Muñiz.

En cuanto al precio, se establece en función del número de registros y de campos. Javier Larrondo calcula el coste “de una base de datos con 500 registros, pudiendo variar en rangos, entre 30 y 100 euros, aproximadamente”. Otra posibilidad es alquilar la base pagando por el número de veces que se vaya a utilizar los datos.

Desmitificación tecnológica

Puede ocurrir que a la hora de documentarnos sobre bases de datos, nos perdamos en una maraña de vocablos que nos conduzcan a la confusión. Jordi Alhambra nos consuela diciendo que suelen ser traducciones al inglés “de cosas que venimos haciendo hace años”. Así términos como datawarehouse, datamart database aluden, en términos generales, a lo mismo: la configuración y explotación de la base de datos.

“Para moverse por un programa de base de datos es suficiente con unos conocimientos básicos de informática”, dice Jordi Alhambra. Un sencillo Office, Access o el Excel pueden ayudar en la confección de la base. Este experto añade: “Por supuesto que existen luego programas más complejos cuyos precios cada vez se elevan más, pero también los hay gratuitos. Ahora mismo, con una inversión que oscila entre los 300 y los 500 euros, un empresario puede dotarse de las herramientas informáticas necesarias para hacerse con una buena base de datos”.

Mantenimiento y actualización

La base es un producto dinámico que hay que someter a continuas revisiones y actualizaciones. En muchos casos, son los comerciales quienes hacen esa tarea. “Y es ahí donde surgen los problemas”, apunta Rafael Muñiz. Primero porque muchos comerciales se niegan a hacerlo al pensar que es un trabajo adicional de administración que no les reporta beneficios inmediatos. El segundo error es que introducen únicamente aquellos datos que ellos creen importantes sin preocuparse por la obtención de un buen histórico. “Muchos comerciales consideran a los clientes de su propiedad y se niegan a compartir los datos, interpretándolos como un seguro de vida ante la empresa”, apunta Muñiz. Finalmente están quienes se muestran recelosos a elaborar informes detallados de sus visitas y el resultado de las mismas por temor a que la empresa lo asuma como un control policial a su trabajo.

Periodos de actualización. El consejo general es revisarla al menos cada 2 ó 3 meses. Otros estudios apuntan que las bases de datos sufren un desgaste del 3% mensual en promedio, por lo que a fin de mantener un mayor porcentaje de confiabilidad en los registros se debe actualizar por lo menos dos veces al año.
Ojito con la ley. Hay que tener en cuenta el reglamento sobre Protección de Datos. Una de tus prioridades será salvaguardar la seguridad de los datos de tus clientes y asegurarte de que las personas o empresas a las que te diriges no estén incluidas en la Lista Robinson. Ésta tiene por objeto permitir a los consumidores eliminar sus datos personales de los listados de publicidad para reducir el impacto que tiene.

Noticia extraída de:  emprendedores.es

4 consejos para acelerar el cobro de las facturas

Escrito por Antonio Cervós   

Feb. 5, 2016

Morosidad

Aunque la Ley para combatir la morosidad establezca unos plazos de pago ello no evita siempre su incumplimiento ni allana el camino del cobro de las facturas a pymes y autónomos.

La Comisión Europea apunta que el impago de las transacciones comerciales está detrás del cierre de entre un 25 y un 30% de pymes y autónomos. Por otro lado, según datos recogidos por Keyandcloud, plataforma especializada en facturación electrónica, los autónomos tardan una media de 93 días en cobrar las facturas procedentes de la Administración, cuando la ley marca que son 30. Mientras tanto, la media es de 85 días si se habla del sector privado. Y esto, a pesar de que el límite legal es de 60. Claro que el panorama más dramático corresponde a cuando el cobro no llega nunca. Con el fin de evitar esto Keyandcloud destaca cuatro consejos para conseguir cobrar cuanto antes las facturas emitidas. Son los siguientes:

Detallar las facturas y fijar un límite de pago.

Una regla universal que aumentará notablemente la posibilidad de cobrar pronto a un cliente es facilitarle la interpretación de las facturas, de manera que se le cierren puertas a excusas o malentendidos. Para ello, se debe huir de términos y expresiones imprecisas que den opciones a la manipulación del cliente. También es recomendable evitar errores u omisiones en elementos que se tengan que incluir forzosamente en las facturas.

Conocer los datos bancarios de los clientes y hacerse con un datáfono.

Son muchos los autónomos o pymes que, con el fin de poder comenzar un proyecto cuanto antes y cerrar el trato, olvidan pedir los datos bancarios. Esto es algo básico y que se debe hacer siempre en primer lugar. Entrando más en detalle, para según qué actividades comerciales, es recomendable la adquisición de un datáfono, de forma que a la conclusión de un trabajo o entrega de un producto se le solicite al cliente una tarjeta de crédito y así cobrar de inmediato, lo que claramente compensará la comisión bancaria que se pague.

Recurrir a mecanismos legales.

Existen muchos mecanismos legales a los que puede recurrirse para garantizar los cobros de facturas. En este sentido pueden citarse avales, caución, seguros de crédito o confirming (anticipo del cobro de las facturas) por citar algunos ejemplos. El fundamento más común entre ellos radica en hacer a una tercera persona la responsable del riesgo de impago, de suerte que de producirse este, se tenga una garantía para cobrar.

Conocer la organización de las empresas clientes.

Por último, desde Keyandcloud se hace hincapié en disponer de toda la información posible sobre la empresa cliente. En este sentido, es vital saber bien quién es el interlocutor y de qué días paga el cliente para que no haya errores al crear la factura.

Noticia extraída de: emprendedores.com

¿Dónde viven los autónomos que tardan más en cobrar?

Escrito por Antonio Cervós

Feb. 4, 2016

En Extremadura deben esperar 165 días y en Murcia 134. La ley establece el pago en un máximo de 30 días.

Las Comunidades Autónomas que más tardan en abonar sus facturas a los trabajadores autónomos son Extremadura, con 165 días, y Murcia, con 134. A continuación les siguen Aragón y Baleares, con 130 y 124 días, respectivamente.

En el lado opuesto de la balanza se encuentran Navarra y Euskadi, que son las que menos tardan en pagar a los proveedores autónomos, con 32 y 36 días, respectivamente, según el informe ATA de morosidad. Las administraciones públicas tardan unos 86 días de media, que es una cifra muy elevada si se tiene en cuenta que la ley establece como máximo un periodo de 30 días.

En el último trimestre del año se incrementó la morosidad entre organismos públicos y trabajadores por cuenta propia, al pasar de 83 días a 86. En el sector privado se aprecia una cierta estabilidad, ya que el tiempo de pago de las facturas se redujo en un día, después de pasar de 85 a 84 días. En cualquier caso, se incumple la ley de forma sistemática. En ella se estipula una fecha límite de 30 días para el abono de facturas a autónomos por parte del sector público, mientras que para el privado es de 60.

En lo que se refiere a administraciones, las corporaciones locales han incrementado el plazo medio de pago de 67 a 71 días; las comunidades autónomas vieron aumentar el periodo de pago de 98 a 101 días, mientras que la administración central se mantuvo en los 44 días.

Hay situaciones bastante dramáticas, como puede ser el notable incremento en el periodo medio de pago de Murcia, con un 39,6% más de retraso, o Extremadura con un 25%. Por su parte, Navarra redujo los periodos en un 37,3% y País Vasco en un 26,5%. Murcia vio como se pasó de pagar a los proveedores en 96 días a 134.

El responsable de ATA muestra preocupación por la situación de incertidumbre política que atraviesa España, en donde aprecia que “hay gobiernos que han tomado posesión y no han pagado ni una factura”. En su opinión, los autónomos “son los primeros en pagar y los últimos en cobrar”.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Cobras menos en enero? ¿Ha subido tu IRPF? Te decimos por qué

Escrito por Antonio Cervós      

Feb. 2, 2016

La fiscalidad de la nómina

Llega la nómina de enero y… ¡Sorpresa! Cobra menos que en diciembre. Su retención del IPRF ha subido en enero pese a que lleva semanas escuchando que con el comienzo de año bajarían las retenciones que aplican las empresas a las nóminas, con lo que su salario neto debería haber sido superior.

¿Por qué no es su caso? No han cambiado ni su situación personal ni la laboral: no le han variado el sueldo, no ha recibido ningún extra, no ha tenido hijos ni dependientes a su cargo, no aplica deducciones, ¿Qué ha pasado? ¿se han equivocado en Recursos Humanos? ¿por qué a su colega de al lado le han bajado la retención y a usted se la han subido?

Espere antes de quejarse: posiblemente no haya habido ningún error.

Para explicarlo hay que remontarse al verano del año pasado, cuando el Gobierno anunció el adelanto al 1 de julio de 2015 y con efecto retroactivo de la rebaja en el IRPF que estaba prevista para el 1 de enero de 2016. Aprobó así una tarifa intermedia entre la que había entonces y la de 2016.

El ajuste

¿Qué hicieron entonces las empresas? Pues, según compañías, en agosto o en septiembre de 2015 ajustaron ya las retenciones de sus trabajadores de acuerdo a la tabla temporal facilitada por la Agencia Tributaria. Establecieron nuevas tarifas para cada nómina con los que se conseguían dos cosas: aplicar retroactivamente la rebaja en las nóminas ya recibidas entre enero de 2015 y julio/agosto de ese año (según compañías) y establecer la tarifa que estaría más o menos vigente hasta diciembre de 2015. Así, si mira su nómina de agosto o septiembre (en algún caso pudo ser incluso en julio), observará que bajó su retención y que ésta se mantuvo más o menos estable durante el resto de año.

Por tanto, el trabajador no debería comparar su retención y su sueldo con el de diciembre de 2015, sino con agosto/septiembre del pasado año. Con carácter general, notará que ahí sí que se ha producido una rebaja de la retención, si bien los expertos avisan de que hay que analizar cada caso concreto, pues hay muchos condicionantes a la hora de analizar cada nómina.

Cómputo anual

“Al ser el IRPF un impuesto progresivo por tramos para las rentas del trabajo, algunas personas han visto reducida su renta neta en la nómina de enero de 2016, por comparación con la de diciembre, si la rebaja de 2015 supuso una bajada de tramo, y, por tanto, contaban con un exceso de retenciones ya practicadas desde enero a julio de 2015″, apunta Esther Hidalgo, asociada senior del departamento fiscal de Baker&McKenzie.

“Esta reducción también puede deberse a incrementos salariales que les hayan hecho escalar de tramo”, añade. La experta avisa de que hay que tener en cuenta que “los impuestos y por tanto, las retenciones aplicables no son mayores en 2016, por lo que la comparación mensual entre las nóminas de diciembre y enero no es ajustada, lo correcto sería realizarla en cómputo anual”.

Noticia extraída de: expansión.com

Las 10 preguntas personales que sí te pueden hacer en una entrevista de trabajo

Escrito por Antonio Cervós 

Ene. 25, 2016

Hay temas que un reclutador nunca debería tratar en una entrevista de trabajo, como el estado civil o la creencia religiosa del candidato.

La ansiada entrevista de trabajo es el último escalón en el proceso de la búsqueda de empleo. Ser puntual, vestir de forma adecuada, mostrarte relajado y responder correctamente a las preguntas del reclutador son los retos a superar por los candidatos.

Por norma general, el responsable de recursos humanos de la empresa en cuestión orientará la entrevista en tres partes: la experiencia del aspirante, su percepción de la empresa donde quiere trabajar y las preguntas personales.

En lo personal, no todo vale. Y es que hay determinados temas que un reclutador nunca debería tratar en una entrevista de trabajo, como el estado civil o la creencia religiosa del candidato. Por ello, y para ayudar a los candidatos en la preparación de posibles respuestas, la revista Forbes ha seleccionado las preguntas personales que sí están permitido hacer durante el proceso de selección.

1. ¿Qué es lo más importante que has hecho en la vida?

2. ¿Cuáles son tus tres mayores logros?

3. Háblame de una situación en la que tuvieses que tomar una decisión y asumir un riesgo sin conocer el alcance de las posibles repercusiones.

4. ¿Cómo te describirías con una sola palabra?

5. Al salir de esta entrevista, ¿qué tres cosas tendría que llevarme conmigo sobre ti?

6. Describe tu ambiente de trabajo ideal.

7. Háblame de alguna ocasión en la que tuvieses un problema y como te enfrentaste a él.

8. Háblame de alguna ocasión en la que hayas tenido que liderar a un grupo o equipo.

9. ¿Alguna vez te has puesto una meta u objetivo y no has podido cumplirlo? ¿Cómo fue?

10. ¿Cómo responde a las críticas constructivas? ¿Puedes hablarme de alguna situación en la que hayas recibido este tipo de críticas?

Noticia extraída de: libremercado.com

¿Cómo decir no con elegancia a un cliente?

Escrito por Antonio Cervós      

Ene. 21, 2016

Hay muchas maneras de decir no. Ante todo, hay que tener en cuenta el saber estar y la educación de uno mismo a la hora de declinar un proyecto o trabajo o un cliente por las razones que sea. Existen formas de decir no de manera elegante sin que el cliente se moleste. Veamos una serie de pautas:

1. Estoy muy ocupado. Aunque la verdad sea bien distinta y estemos esperando a recibir llamadas de tus clientes, sino te interesa un cliente, puedes siempre decir que estás muy ocupado. Además, da buena imagen y siempre es una razón válida para rechazar un trabajo.

2. Evitar a un cliente. Hay veces en las que ya estamos trabajando de lleno con un cliente, pero la situación y la relación empeoran. Lo ideal es hablar con calma, ser diplomático con este cliente para transmitirle que tu estilo de trabajo y el suyo no casan y que lo mejor será que busque otro proveedor antes de que afecte a la empresa. En este aspecto, intenta quedar bien si el que “rompe” la relación laboral eres tú, ofrécele datos de contacto de algún perfil similar al tuyo, de algún colega con más paciencia o que pueda irle bien con este cliente por su forma de ser. En muchos casos, depende de la relación que tengas con el cliente pero quedarás bien si te ofreces a ayudarle a buscar otra opción, aunque no la tengas.

3. La honestidad. Sé honesto y úsala cuando veas que tu cliente pide cuestiones imposibles. Cuando te llama un viernes a las 15 horas para un tema importante y que te podría haber pedido a las 10 horas, o bien cuando te encarga mil cosas que no podrás afrontar en tan breve plazo de tiempo. En estos casos, debes conocerte y saber cuánto puedes asumir y qué no. Dale a conocer tus plazos y lo que podrás conseguir. También pídele que cuanto antes te pida ciertas cuestiones, será mejor para todos.

4. No cubro mis gastos. Hay veces que el cliente exige ciertos trabajos por los que cuales facturaríamos de manera adicional. Diferente es que sea algo puntual. En este aspecto, intenta “aguantar el tirón”; pero si se trata de un servicio ya habitual, trasládale que por ese coste el volumen de trabajo crece y por tanto debes facturarlo aparte. Trasládale la visión de que “a más trabajo, más facturación” ya que tu tiempo es tu vida y es lo que te da de comer. Quedarás como alguien que sabe perfectamente lo que quiere, lo que vale y lo que no está dispuesto a poner en riesgo. Simplemente, comunícalo con estilo, de manera educada y sincera.

5. Sube el precio. Esta estrategia es solo para casos muy especiales. Imagina un cliente que ya conoces, o el amigo, o alguien con quien no quieres trabajar por la razón que sea y te piden algo. En estos casos puedes subir el precio a este posible cliente por el tiempo, esfuerzo del proyecto por ejemplo. Si acepta el precio, por lo menos trabajarás de manera más positiva.

6. Trabajar gratis. Esto es un aspecto al que se debería responder de manera tajante ya que si un cliente tiene la “valentía” de pedirlo, deberíamos responderle de igual manera, aunque, siempre, cortésmente. Una forma educada de decirle que no a un cliente que te pide le trabajes gratis (o casi) es explicar lo terriblemente comprometido que estás con otros proyectos, que estás hasta arriba y tienes que priorizar entre una persona que te paga y otra que no. Sé que a todos nos gusta mucho trabajar gratis (modo irónico on); pero debido a otros compromisos adquiridos con anterioridad, te será imposible asumirlo.

Es normal que uno sienta miedo después de haber rechazado a un cliente. Nos asusta quedarnos sin clientes, sin dinero y que nuestra vida entre en un pozo sin fondo. Hay que tener en cuenta que como autónomos asumimos ese riesgo, pero recuerda que, ante un cliente perdido que no te convencía no hay lugar para el arrepentimiento.

Noticia extraída de: infoautonomos.eleconomista.es

¿Cómo detectar a un estafador a un golpe de vista?

Escrito por Antonio Cervós     

Ene. 21, 2016

Manual para distinguirlos

En el mundo empresarial abundan los estafadores y los ‘vendemotos’. Aprende a identificarlos a un golpe de vista.

Aunque parezca asombroso, en el mundo de la empresa abundan este tipo de personajes que no son lo que aparentan, pero se presentan con tanto arte que acaban atrayendo a sus redes a los incautos empresarios.

“Son individuos que conviven entre nosotros con una naturalidad aterradora haciéndose pasar por personas normales, encantadoras, convincentes y dotadas de un magnetismo que invita a confiar en ellas desde el primer momento”, explica Manel Reyes, socio-director de MRC International Training.

Son los llamados ‘psicópatas de cuello blanco’, “un tipo de personas que carece de los filtros o las restricciones que nos permiten a la mayoría convivir en un entorno de tranquilidad, confianza, presunción de bondad y armonía social”, continúa Reyes.

¿Cómo detectarlos?

La tarea es complicada porque “suelen tener un don de gentes y un poder de seducción asombrosos, por lo que resulta difícil resistirse a sus encantos”, explica Arias. Algo que también confirma Ovidio Peñalver, socio de Isavia Consultores: “Tienen una serie de habilidades y aptitudes que, en sí, son un valor, pero que, por falta de ética, destinan a obtener beneficio propio por encima de cualquiera”

Sea como fuere, vamos a intentar identificar las señales de alarma que nos avisan de su presencia, acompañadas de algunos consejos sobre cómo evitarlos:

Inmediatez y venta de humo. Gran parte de su éxito radica en la tendencia tan humana de la ley del mínimo esfuerzo y las ganancias rápidas, de manera que prometen cosas “casi ilógicas, que te invitan a soñar buscando atajos muy rápidos, casi milagrosos, con la contrapartida de tener que tomar la decisión de forma inmediata, sin tiempo para grandes reflexiones”, explica Peñalver. “Pretenden no dejar espacio para pensar o analizar de manera que, llevando la iniciativa, puedan atraer la atención de las partes a sus zonas de confort”, corrobora Enric Vilamajó, socio de Grupo winterman.

Duros a cuatro pesetas. Hay que tener mucho cuidado con esas inversiones que ofrecen más de lo normal o más rápido de lo habitual, porque suelen ser falsas. Algo en lo que coincide Tomás Álvarez, director de Instituto de Psicología Empresarial: “No podemos fiarnos de los bajos precios como criterio de decisión, sobre todo si no se trata de productos conocidos, sino de trabajos a realizar”.

Encantadores de serpientes. Estos personajes apelan al “te doy mi palabra” para evitar firmar contratos. “Tienen el don de la seducción y son tremendamente embaucadores, hablan con decisión y saltan de un tema a otro sin dejarte preguntar ni meter baza. Son un poco como encantadores de serpientes”, continúa Peñalver.

Contactos no demostrables. “Suelen recurrir a contactos muy altos y siempre difícilmente contrastables: la Casa Real, el CNI, altas instancias internacionales, etc. Son referencias a las que la mayoría de las personas no puede acudir para contrastar”, subraya Arias. A menudo, también apelan a filtraciones, informaciones privilegiadas para suscitar interés.

Tierra quemada. “El pasado del vendehumos es muy cambiante y desconocido. No aguanta mucho en las empresas ni en las zonas donde ejerce, tiene un poco de política de tierra quemada, con lo cual va cambiando de entorno, aparecen de repente, engañan y se van”, señala Ovidio, Peñalver, de Isavia Consultores. Otro detalle para sospechar es, como recuerda Enric Vilamajó, socio de Grupo winterman, “que no dan información básica de su vida privada y, si la dan, es ambigua”.

Quítatelos de encima

Llegados a este punto, ¿cómo evitarlos? Con mucho tacto. Al parecer el pequeño Nicolás se decía íntimo de un secretario de Estado. Cuando algún afectado se puso en contacto con el susodicho cargo, éste alertaba: “Huid de él, es peligrosísimo”. En efecto, el peligro de estos personajes no está sólo en el daño que nos puedan causar sino en que, como buenos encantadores, tejen a su alrededor una red de contactos fieles y subyugados que nos pueden interesar. Así que las estrategias deben ser sutiles.

Analiza fríamente. Como insiste Alberto García Francos, presidente de Mas Vida Red Grupo Albenture, ““hay que pasarlo todo por la objetividad, por la verificación, analizar con qué otras personas ha trabajado, cómo funciona, si cumplió plazos, si respondió, comprobar otros proyectos en los que está involucrado, ir a los registros y estudiar los datos los más objetivamente posible”. Para buscar información acude a los registros, a los medios de comunicación y no olvides las redes sociales, tipo Linkedin, donde puedes sondear a los contactos compartidos.
Verifica antecedentes y contrasta. Siguiendo con Vilamajó, “la forma de evitar caer en sus redes es la de corroborar en todo momento cualquier información que nos facilite, si ésta es ambigua, no permite trazabilidad o es inconexa, lo más probable es que se esté ante un perfil poco confiable. Por otro lado, indagando en el pasado de estas personas se obtiene una fotografía muy clara de que la persona es simplemente un estafador o algo parecido. En ocasiones es tan sencillo como verificar las referencias”. Lo importante es, señala Toni López, director comercial de la División de Redes de Ventas de Inmark Group, “controlar mucho las referencias y llamarlas por teléfono. Esta práctica, que dejó de hacerse, vuelve a estar en vigor y es realmente efectiva”.

Para buscar información, acude a los registros, a los medios de comunicación y no olvides las redes sociales tipo LinkedIn. En ellas puedes sondear y conocer a los contactos compartidos.

Haz un seguimiento. Para Ceferí Soler, profesor de ESADE, “la gran habilidad de estos personajes es conseguir que confíen en ellos, por eso la única manera de detectarlos es haciéndoles un seguimiento, para ver si hay disonancias en su comportamiento, es decir, entre lo que dicen y lo que hacen realmente”.

Pago por servicio. “Paga por el contacto, la cita, el acuerdo, el cliente una vez cerrado o conseguido, pero nunca adelantes el dinero ni hagas pagos a cuenta”, afirma Arias. Tomás Álvarez recomienda “pedir siempre facturas y recibos del dinero que des y no lo adelantes sin saber lo que se va a hacer o adquirir, además del plazo y compromiso de entrega”.

Y todo muy documentado. Es importante establecer acuerdos o preacuerdos por escrito para evitar sorpresas desagradables. Y no te olvides de documentar todos los procesos. Según Álvarez, “pide siempre facturas y recibos del dinero que des y no lo adelantes sin referencia de lo que se va a hacer o adquirir, plazo y compromiso de entrega de productos o justificantes.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Todo lo que necesitas para acceder a un empleo en 2016

Escrito por Antonio Cervós     

Ene. 13, 2016

Si eres licenciado universitario, tienes un máster y dominas más de un idioma no tienes garantizado un puesto de trabajo. Las empresas demandan también otro tipo de capacidades y habilidades que no siempre ofrecen los grados y posgrados universitarios. Ser experto en programación o disponer de una formación técnica específica puede ser tu pasaporte a un empleo.

En qué puedo trabajar es la pregunta del millón. Y no sólo para los recién licenciados. También a aquellos que tienen a sus espaldas varios años de experiencia laboral les asalta esta duda cuando se quedan sin trabajo o deciden que lo que llevan haciendo años ya no les llena. La respuesta no siempre está en la formación universitaria. Disponer de un grado, incluso de un posgrado, no parece suficiente para acceder a un empleo. Los responsables de selección insisten en que la formación universitaria no cubre las necesidades de la demanda laboral. La famosa brecha que separa a la universidad de la empresa no se reduce pese a los esfuerzos de unos y otros.

Tradicionalmente, las escuelas de negocios han cubierto ese espacio con programas que abrían las puertas a un empleo, pero ahora resulta insuficiente. Los idiomas, aunque ayudan, tampoco son un pasaporte definitivo a un puesto. Son las habilidades y un perfil técnico lo que resulta definitivo. Alberto Muñoz, sénior manager de IT&Digital en la firma de selección Robert Walters, afirma que la mayoría de sus clientes “piensa que no tiene sentido que la formación universitaria genere cada año un número de profesionales para un perfil, cuando la realidad del mercado laboral no absorbe ni la décima parte de esos profesionales para ese perfil”.

Las habilidades y los conocimientos técnicos son el valor añadido para acceder antes a un puesto
A la lejanía entre los planes de estudio y las necesidades de las compañías, Iñaki Ortega, director de Deusto Business School, añade que «la disrupción tecnológica se ha acelerado, ya que han surgido nuevas profesiones para las que sólo los Millennials se han capacitado siendo ellos mismos autodidactas». Entre ellas destaca la de consultor de big data, programador de aplicaciones móviles, oficiales de seguridad informática, experto en learning analytics o gestores de cloud.

Actitud y aptitud

Los máximos responsables de recursos humanos de las organizaciones echan en falta en sus candidatos más junior capacidad de liderazgo, comunicación, trabajo en equipo y empatía. Beatriz Lasa, directora de recursos humanos para España y Portugal de NEC Ibérica, comenta su caso: “Reclutamos ingenieros de telecomunicaciones e informáticos. Al ser titulaciones técnicas, las habilidades interpersonales, de negociación, comunicación y técnicas de presentaciones no se potencian especialmente o no le dan la prioridad e importancia necesaria en su plan de estudios”. Para mejorar esa faceta, Mariano Ballesteros, director corporativo de recursos humanos de GRI, propone “sustituir los exámenes por un seguimiento curricular; presentaciones público, teatro, ajedrez, etc." son asignaturas que darían un visión diferente”.

Los profesionales de formación, testigos de esta situación, también creen necesaria una vuelta de tuerca. Nacho de Pinedo, CEO y fundador del Instituto Superior para el Desarrollo de Internet (ISDI), apuesta por un cambio en las fórmulas lectivas: “La tecnología permite acceder a numerosas iniciativas de campus y formación virtual que actúe como complemento a las clases tradicionales”.

El mercado laboral demanda unas actitudes que no poseen los titulados universitarios.

En cuanto al desarrollo de las habilidades de los alumnos dice que “hay que cambiar la metodología de la enseñanza, poniendo el foco en las actitudes. Hay que olvidarse de las técnicas memorísticas y centrarse en el aprendizaje basado en problemas”. Son precisamente esas competencias para solucionar problemas, que no siempre están en los libros, las que nos hacen más empleables y las que requieren las organizaciones. Rafael García Gallardo, director de Madrid School of Marketing y Leadership & Management School (LMS), lo explica de esta manera: “Entendemos por empleabilidad la capacidad de lograr y mantener de forma satisfactoria un trabajo o actividad profesional”. LMS está especializada en el desarrollo del liderazgo profesional, la mejora de competencias y capacidades necesarias de gestión.

Raúl Herrero, associate director de la división de ingeniería de Robert Walters, reconoce que «cuando el ingeniero llega a la empresa tiene una base teórica, pero nunca la ha desarrollado. Los modelos europeos y anglosajones apuestan por formaciones mixtas, donde parte de la formación se desarrolla en la empresa”. El modelo que se acerca de puntillas a esa realidad es el que comenta Ortega, “la formación dual individual inspirada en el modelo alemán (estudio y prácticas remuneradas), que no es otra cosa que los clusters históricos que en nuestro país se han aplicado, como el sector de calzado levantino o la industria de automoción navarra, con centros de FP que han capacitado varias generaciones”.

De forma paralela, y para reducir la distancia entre la universidad y la empresa, las escuelas de negocio están innovando y ya ofrecen programas muy específicos para cubrir la demanda laboral. Es el caso del programa de innovación de ciberseguridad de Deusto Business School, “en el que los profesores son jóvenes hackers y expertos en cibercrimen”, apunta Ortega.

Emprender para enseñar

La formación dual es el primer paso para reducir la distancia entre la universidad y la empresa. También los emprendedores han visto un filón en la formación en nuevas tecnologías, diseñando programas que aceleran el acceso a un empleo. Quien se ha subido hace tiempo a ese tren digital para el empleo es el ISDI. De Pinedo explica que “el entorno digital, que tiene mucho que ver con los nuevos modelos de emprendimiento, es tan veloz en su innovación resulta imposible estar al día con sus últimas tendencias desde el entorno puramente académico, y estas diferencias son aún mayores. Por eso creo más en la formación que son capaces de transmitir los profesionales con experiencia”. ISDI acaba de lanzar Ditex, un programa para aprender a gestionar el talento digital, que se suma al Máster en Digital Analitics que comenzaron el pasado mes de septiembre, y otros muchos destinados a titulados y profesionales interesados en la formación digital. Asimismo, esta escuela de negocios ha firmado acuerdos con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPA) para la formación de desempleados.

Hace apenas un par de años Ironhack introdujo los bootcamps, unos cursos en programación dirigidos a principiantes que quieren trabajar como desarrolladores en empresas y también para perfiles con experiencia que buscan aumentar su empleabilidad (la duración de los cursos oscila entre los dos y los seis meses). Marc Collado, campus manager en Barcelona de esta start up, afirma que sus cursos emplean a personas enseñándoles a programar desde cero, “más del 95% de nuestros graduados que buscan trabajo salen de aquí con trabajo en start up como Tuenti, Minube, Redbooth o Wuaki.tv”.

Gonzalo Manrique, cofundador de Ironhack, asegura que “la programación es una formación muy transversal dirigida a implementar soluciones técnicas complejas y adaptarlas en la empresa. Que nuestro equipo docente esté formado por gente de empresa nos hace estar más cerca de la realidad del mercado y de sus necesidades de personal. No se trata de un community manager que postee sin ton ni son. Hay que enseñar el cómo y el por qué en términos de monetización, y lo mismo sucede con el big data”.

20 competencias para trabajar en la era digital

La era digital ha traído nuevas competencias que, en la mayoría de los casos, con compatibles con las más tradicionales. Luis Lombardero menciona en su libro, ‘Trabajar en la era digital’ (Ed. Lid), veinte (divididas en cuatro grupos) que te ayudarán encontrar un empleo en esta nueva revolución: Gestión global de empresas digitales.

- Comprender globalmente la economía digital.
- Conectar personas y cosas en entornos de movilidad.
- Gestionar cadenas de valor físico-virtuales y la logística global.
- Diseñar nuevos modelos de negocios digitales.
- Gestionar la financiación de las empresas digitales.
- Tecnología e innovación digital.
- Diseñar la arquitectura tecnológica del negocio en la nube.
- Desarrollar la transformación digital de las empresas tradicionales.
- Desarrollar ecosistemas de innovación abierta.
- Gestionar proyectos digitales.
- Gestionar el riesgo digital y la continuidad del negocio.
- Mercados y clientes digitales.
- Orientar productos y servicios a mercados y clientes globales.
- Gestionar el comercio electrónico y la logística de distribución.
- Desarrollar la estrategia omnicanal y la experiencia del cliente.
- Dirigir el marketing digital.
- Desarrollar ‘big data’ para apoyar la toma de decisiones relevantes.
- Gestión del trabajo del futuro en ecosistemas digitales
- Gestionar ecosistemas empresariales virtuales
- Gestionar equipos virtuales distribuidos.
- Gestionar el trabajo mercantilizado.
- Gestionar el talento digital.
- Desarrollar el rendimiento cognitivo.

Noticia extraída de: expansión.com

La edad en la que el autónomo está exento de cotizar

Escrito por Antonio Cervós 

Ene. 13, 2016

El autónomo puede quedar exento de pagar su cuota a partir de los 65. Siempre y cuando cumpla una serie de condiciones.

Estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) es una condición indispensable para llevar a cabo una actividad empresarial o profesional de carácter independiente. Esta normativa establece, asimismo, una cuota mensual fija que han de pagar los integrantes de este colectivo, en concepto de Seguridad Social, que en 2016 se sitúa en torno a los 270 euros de media en el territorio nacional y que conlleva una base de cotización de 893,1 euros.

Sin embargo, existen unos rangos de edad en los que los trabajadores autónomos quedan exentos de cotizar a la Seguridad Social. Este periodo contempla a quienes hayan sobrepasado los 65 años de edad y cuenten con 35 años y nueve meses de cotización efectiva.

Del mismo modo, hay que tener en cuenta que, a efectos del cómputo de años, no se toman en cuenta las partes proporcionales de pagas extraordinarias. Es por ello que los trabajadores autónomos que no tengan la cobertura de incapacidad temporal, y reúnan los requisitos indicados estarán exentos de ingresar cotización alguna.

Cobertura de incapacidad temporal

A su vez, los trabajadores autónomos que optaron por la cobertura de dicha contingencia deberán aplicar el tipo del 3,30 por 100, e ingresar la prima que les corresponda por contingencias profesionales, en caso de que se hayan acogido a las mismas.
No obstante la exoneración establecida en la norma, el trabajador autónomo podrá optar por continuar practicando su cotización conforme a lo que venían realizando con anterioridad, en el caso de que lo considere de valor para su posterior jubilación, o cualquier otra cuestión.

Noticia extraída de: cincodias.com

18 avances para el trabajo autónomo conseguidos en 2015

Escrito por Antonio Cervós     

Dic. 30, 2015

Estas medidas abarcan desde la generalización de la tarifa plana de 50 euros a la reanudación del cobro por desempleo.

El año que ahora termina se ha considerado como un buen ejercicio para el colectivo que integran los trabajadores autónomos. Es por ello que desde la Federación de Trabajadores Autónomos (ATA) han elaborado un listado con los 18 avances que se han producido en este sector.

1. Tarifa Plana de 50 euros. La medida se ha extendido a todos los nuevos autónomos, pudiendo estos también emplear a otros trabajadores.

2. Autónomos con discapacidad. Podrán disfrutar de tarifa plana de hasta un año y ver reducida a la mitad la cuota mínima en los cuatro ejercicios siguientes. También se verán beneficiados de esta medida las mujeres víctimas de violencia de género y víctimas del terrorismo.

3. Compatibilidades: desde 2015 se puede compatibilizar la prestación por desempleo y la actividad por cuenta propia durante nueve meses.

4. Reanudación del cobro por desempleo: en el caso de que se fracase en el intento de una actividad hasta cinco años después de haber emprendido se permite la reanudación del cobro del desempleo.

5. Capitalización: a partir de ahora es posible capitalizar al 100% la prestación por desempleo para aquellos emprendedores que se constituyan como persona física o societaria.

6. Contratación indefinida: se ha establecido la exención de cotizar por los 500 primeros euros de salario. La medida se ha denominado “Tarifa plata para la contratación indefinida”.

7. Capitalización por cese: también se ha previsto la posibilidad de capitalizar al 100% la prestación por cese de actividad de un autónomo que fracase para iniciar un nuevo negocio.

8. Conciliación: se bonifica hasta con el 100% de la cuota de autónomos, durante 12 meses, a aquellos miembros del colectivo con menores de siete años o dependientes a su cargo que contraten a un trabajador para conciliar.

9. TRADE: los autónomos económicamente dependientes pueden contratar a partir de este año a un trabajador que les sustituya. Esta medida se llevará a cabo en los casos de maternidad, lactancia, riesgo en el embarazo así como para poder conciliar la vida familiar y laboral.

10. Familiares colaboradores: a la bonificación del 50% en la cuota de autónomos durante 18 meses les sigue, desde 2015, un a reducción del 25% en las seis cuotas siguientes.

11. Derecho a la formación. Se ha reconocido el derecho a la formación de los miembros del colectivo. También se ha reconocido la participación de sus representantes en la planificación, detección y diseño de la misma.

12. Retención 7%: se ha rebajado la retención para los nuevos emprendedores profesionales durante el primer ejercicio del inicio de la actividad y los dos siguientes al 7%.

13. Retención al 15%: se han rebajado las retenciones a profesionales hasta el 15%.

14. Facturación: se mantienen los módulos de facturación y estos se amplían hasta 250.000 euros en los casos generales y a 150.000 euros en el de las empresas.

15. Aplazamiento sin aval: se va a ampliar el umbral de aplazamiento sin aval en Hacienda, de 18.000 a 30.000 euros.

16. Licitaciones públicas: podrán ser excluidas las empresas que tengan un periodo medio de pago a proveedores muy alejado de lo que establece la ley.

17. Libro de visitas: se elimina el Libro de visitas de la inspección de trabajo, lo que supondrá un ahorro de 700 millones de euros a la administración.

18. Registro mercantil: también se ha eliminado la necesidad de acudir al registro mercantil para obtener un certificado de administrador. Por el contrario, es la AEAT la que comprueba los datos de administradores para la obtención del certificado digital de autónomos y sociedades.

Noticia extraída de: cincodias.com

Cinco acciones para que no te pares si te quedas sin empleo

Escrito por Antonio Cervós

Dic. 30, 2015

Si acabas de perder tu empleo o llevas tiempo buscando, recuerda que tienes el trabajo más difícil del mundo: encontrar un puesto. Frustrarse no es una opción. Actívate cuanto antes y cambia tu futuro.

No actúes ni pienses como un parado. Esto no te conducirá a nada en el escenario laboral de hoy. Si has perdido tu empleo recientemente o empiezas a sentir la frustración del que lleva ya demasiado tiempo buscando y no encuentra, debes tener en cuenta que el mercado de trabajo no te dará ni un minuto de respiro por muy desanimado que te sientas.

Actívate cuanto antes y desarrolla nuevas estrategias. Busca otras fórmulas para rastrear un puesto y piensa incluso en la posibilidad de transformar radicalmente tu carrera.

1.¿Buscas empleo eficazmente? ¿sabes venderte?

Lo primero que debes hacer es saber quién eres profesionalmente. Quizá no hayas hecho un pronóstico acerca de tu trabajo, de tu profesión o de tu sector de actividad. Y resulta básico, porque el mercado laboral cambia a una gran velocidad y es cada vez más difícil encontrar consejo fiable sobre tu futuro profesional.

Tal vez no encajas en los puestos en los que te has estado empeñando hasta ahora, y quizá deberías revisar cómo planteas tu currículo, si te adecúas al mercado laboral, qué estás ofreciendo a los reclutadores y si eres capaz de cambiar lo que no funciona en tu búsqueda y en los procesos de selección en los que has participado, entrevistas de trabajo incluidas.

Debes diseñar un plan de carrera y conocer perfectamente qué está buscando el mercado.

A pesar de la necesidad de optar por estrategias no tradicionales que nos diferencien ante los reclutadores, has de tener en cuenta que el currículo sigue presente en todo el proceso de selección. Las redes sociales o la marca personal son vías de contacto para impactar, pero cuando se produce ese contacto, lo que se da es la revisión de tu currículo, que sigue siendo la herramienta más potente de trabajo. Ahora se recluta por otros canales (LinkedIn, Facebook, Twitter, entre otros), y esto cambia la difusión de la oferta, pero con el CV se sigue valorando tu trayectoria profesional y tus referencias.

Además, para convencer a un reclutador hace falta un trabajo previo: No se trata sólo de conocerte a ti mismo, sino de saber lo que quieres y lo que las empresas necesitan. Has de dominar los cambios y nuevas tendencias del mercado laboral.

2. No eres un parado. Adopta una nueva actitud.

Nadie te dirá que estar desempleado es para estar orgulloso, pero en el nuevo mercado laboral y con la transparencia que implican las redes sociales, de nada te servirá agachar la cabeza, esconderte y disimular la realidad.

Adopta una nueva actitud y vive tu búsqueda sobre la base de una dedicación específica, una filosofía de vida diferente y una identidad especial que puede ayudarte en el trabajo de encontrar empleo: Eres un profesional en transición.

La tendencia actual dicta que nuestra actividad queda ligada a diferentes proyectos, e inevitablemente tendremos que acostumbrarnos al escaparate de las redes sociales, y a saltar de puesto en puesto, de empresa en empresa, e incluso de profesión en profesión.

Un profesional debe pensar y actuar hoy como un proveedor de servicios, algo así como un empresario -aunque trabaje por cuenta ajena-, y eso significa que el problema de quien pierde su trabajo es que ha perdido su único cliente, que es quien le pagaba un sueldo. Estando parado sigues siendo tan buen o mal profesional como lo eras hasta el día en que dejaste de tener empleo. La transición laboral es precisamente el espacio de tiempo hasta que encuentres otro cliente.

Utiliza el periodo de transición para actualizar los conocimientos o dominar otros campos. Debes tener una especie de plan de I+D, igual que una empresa, e incorporar al menos dos productos nuevos a tu oferta profesional cada año, como pueden ser idiomas, tecnología, o nuevas especialidades.

3. Conviértete en un nuevo profesional.

No pienses que estás en un pozo sin fondo. Tu situación implica una oportunidad para reciclar tu saber hacer, para actualizarte y analizar qué profesiones emergentes son las más demandadas y en las que más puedes aportar.

La formación académica y el conocimiento de idiomas son necesarios pero no suficientes.

Las capacidades que tenías se van quedando obsoletas, y aparecen nuevas exigencias profesionales casi cada día. Aquí tienes algunas pistas:

Las empresas buscan profesionales que demuestren creatividad en la manera de obtener sus resultados y que sean muy adaptables a las nuevas situaciones.

Debes desarrollar una extraordinaria capacidad para trabajar en un entorno cambiante, y una gran habilidad para tomar decisiones, reaccionando inmediatamente ante las situaciones de cambio.

La adaptabilidad, el autoaprendizaje, la capacidad de reciclaje o la habilidad multidisciplinar son decisivas.

No olvides la ya citada flexibilidad. Y la polivalencia. Se valora al profesional capaz de trabajar en diferentes puestos, al comodín que demuestra flexibilidad funcional.

No olvides las habilidades relacionales y comunicativas; una faceta internacional relevante (saber manejarse en diferentes culturas en sentido amplio); sacar valor de los proyectos en los que has intervenido; y la movilidad geográfica, que hoy se debe aceptar como algo normal y consustancial al puesto y al desarrollo de tu carrera.

4. Revisa tu actuación en redes sociales.

Aunque el currículo todavía sirve, sólo la evaluación de éste no es suficiente para valorar a un profesional. Tu huella digital es crucial para una valoración más completa, y para verificar y contrastar la información proporcionada. Recuerda que saber gestionar adecuadamente tus perfiles sociales y crear una marca personal sólida, real y efectiva en las redes es ya una necesidad si buscas un cambio profesional o rastreas un puesto de trabajo.

El dominio de las redes sociales habla de la calidad del trabajo que eres capaz de mostrar en los medios sociales, la manera en la que los utilizas, y si puedes usarlos como correa de transmisión de lo que haces realmente.

5. ¿Eres capaz de dar un cambio radical a tu vida profesional?

Cada vez más profesionales abandonan sus puestos o sus empresas para dedicarse a carreras o actividades que nada tienen que ver con lo que habían hecho anteriormente. Hoy la estabilidad en el empleo no se refiere a mantener el mismo trabajo en la misma empresa, sector, o incluso en la misma carrera. Si tu búsqueda de empleo no da fruto, quizá debas plantearte ese cambio radical.

Tampoco descartes la posibilidad de dar “un paso atrás” profesional. Esa decisión -en otro tiempo mal vista o calificada de imprudente- puede darte la oportunidad de tomar un camino distinto que es determinante para tu futuro.

Noticia extraída de: expansion.com

¿Cómo pedir disculpas en 5 situaciones muy concretas?

Escrito por Antonio Cervós

Dic. 30, 2015

Lo más difícil es asumir que hemos cometido el error. Una vez conseguido, llega el momento de pedir disculpas. Conoce las técnicas más apropiadas para situaciones concretas.

Disculpas del jefe hacia el empleado

Cuando es el jefe el que se equivoca, es importante que sea capaz de pedir disculpas y reconocer su error. En este caso, no son necesarias explicaciones de por qué se ha cometido el fallo, puesto que el jefe está sometido a una serie de presiones que no deben trascender, pero sí hay que aceptar que nos hemos equivocado y hacerlo cuanto antes. No es un síntoma de debilidad ni incompetencia, si no un refuerzo de liderazgo. Una buena estrategia es seguir estos pasos:

Valora al otro. Lo mejor antes de pedir una disculpa a un empleado es empezar valorando su trabajo.

Discúlpate. Pasa sin más a la disculpa, pero siempre en singular sin meter al otro o al equipo en tu equivocación.

Busca un arreglo. Expón la solución que has pensado (si tiene arreglo la situación) o el aprendizaje que has extraído del problema (si no lo tiene). Es bueno explicar que hemos comprendido el problema y que somos capaces de plasmarlo en un plan de acción.

Infórmate. Deja un momento de silencio para que el otro se explique, exponga su opinión o sus emociones. En algunos casos, el conflicto o el error puede venir motivado por una actitud del empleado que no nos ha gustado o porque vemos algún cambio. Es bueno preguntar si hay algo en lo que podamos ayudar, empalizando con él y sin interrumpirle.

Del empleado hacia el jefe

En el caso de los empleados, el miedo a reconocer el error viene por el temor a las consecuencias, pero no somos conscientes de que las éstas derivan de la equivocación del no reconocimiento, con lo cual si no avisamos del fallo serán más graves y la pérdida de confianza, mayor.

Si reconoces rápidamente el error es muy posible que el de arriba colabore en la solución. En este caso, conviene comunicarlo cuanto antes y si es posible ofrecer la solución que se te ha ocurrido o pedir la ayuda que necesites.

En este caso sí es importante explicar por qué se ha llegado a esta situación.

De igual a igual

Es en estas situaciones donde más se ignoran las disculpas porque desaparece la connotación de dependencia jerárquica y se juega más a evitar responsabilidades.

Pero aquí conviene tener en cuenta un pequeño detalle y es el hecho de que la vida profesional da muchas vueltas y no sabemos dónde vamos a estar mañana ni qué papel va a jugar en nuestro futuro esa persona con la que nos hemos equivocado o tenido un conflicto. Por eso es importante siempre reconocer el error que hemos cometido y pedir disculpas, sea por el motivo que sea, porque de alguna manera sembramos buena predisposición para el futuro.

Es bueno insistir en el cómo me siento yo: “Yo me he sentido mal porque el retraso en los datos me ha obligado a quedarme más tiempo”. “No fue mi intención provocar este problema, lo lamento de veras, me siento fatal”. Y a partir de ahí ¿cómo lo vamos a solucionar? Pero otra vez desde el yo: “Estoy seguro de que si tuviese los datos a tiempo podría redactar mejor el informe”.

Disculparse ante el cliente

Déjale explayarse. Lo primero que hay que hacer es dejarle que descargue su emoción. Tenga o no razón, él siente que la tiene, y con las emociones no podemos jugar. Hay que dejarle que vuelque su rabia y tratar de apaciguarle con frases del tipo “imagino cómo se debe sentir”.

Asume la responsabilidad de la empresa. Reconoce tu parte de culpa o la de la empresa. El cliente quiere saber que la compañía es consciente del problema que le ha causado. En las situaciones de crisis empresariales, todos los expertos recomiendan como primera premisa, reconocer nuestro error y asumir la culpa.

Analiza el problema en su justa medida. Es importante analizar hasta qué punto es cierta la queja, la reclamación, el error y si es necesario hacerle ver en qué partes no tiene razón para evitar conflictos futuros. Hay muchos clientes que van al fallo y no ven el resto del trabajo bien hecho. Es necesario tratar de hacérselo ver, para que la relación tampoco se deteriore por nuestra parte.

Pedir disculpas por escrito

Una carta de disculpa puede ser un instrumento muy efectivo cuando nos enfrentamos a un problema surgido con otro departamento, con alguien que no está físicamente en la oficina o con un cliente. El hecho de redactarla implica un proceso de reflexión que es valorado por el destinatario.

Hay que dirigirla personalmente (pon el nombre en el encabezado) y empezar directamente pidiendo perdón para continuar con una explicación sobre las causas y terminar con una promesa de arreglo o con una propuesta de solución:

“Estimado/a Sr./Sra. Xxxx:

Lamentamos profundamente los trastornos originados por el retraso en la entrega de su pedido. Somos conscientes de la gravedad del problema ocasionado y queremos transmitirles nuestras más sinceras disculpas.

Hemos iniciado una investigación interna para determinar qué ha podido ocurrir y en cuanto tengamos los resultados se los haremos llegar sin demora/ Tras analizar los hechos, hemos detectado que ha habido un problema en el suministro que ya está subsanado…

Queremos compensarle por las molestias, ofreciéndole el servicio de entrega 24 horas sin coste alguno/garantizándole por escrito el correcto funcionamiento del servicio/reembolsándole el importe del servicio mal prestado…

Reiteramos nuestra más sincera disculpa y quedamos a su disposición para cualquier aclaración que necesite.

Atentamente,

Nombre y apellido”

Noticia extraída de: emprendedores.es

Casos en los que un autónomo pierde el acceso a su paro

Escrito por Antonio Cervós       

Dic. 28, 2015

Si se trabaja como autónomo más de sesenta meses, el paro acumulado con anterioridad se extingue.

Las personas desempleadas que estén percibiendo la prestación del paro y comiencen una actividad como autónomos con una duración por debajo de los 60 meses verán como la misma se suspende, y en el caso de rebasar este periodo acabará por extinguirse. Para reanudar la prestación se deben cumplir una serie de condiciones, entre las que se encuentran:

- Cuando el trabajo por cuenta propia haya sido inferior a los 24 meses, al margen de que se haya dado de alta como profesional por cuenta propia en algunos de los Regímenes de la Seguridad Social.
- Si el trabajo por cuenta propia ha rebasado los 24 meses y no superase los 60 meses, acreditando el alta como autónomo en el RETA o en la Seguridad Social.

En cualquiera de estas situaciones, existe la posibilidad de reanudar de nuevo la prestación por desempleo una vez que cese la actividad. Para ello hay un plazo de quince días hábiles desde el cese del trabajo por cuenta propia. Los autónomos con derecho a la protección por cese de actividad, podrían optar a esta ayuda o reanudar la prestación por desempleo que habían detenido.

¿Cuándo se extingue por completo este derecho?

Hay que tener especial cuidado porque la prestación de paro se puede extinguir cuando el empleo por cuenta propia rebase los 60 meses o cuando dure entre 24 y 60 meses, y el trabajador no haya causado alta durante su desarrollo como trabajador por cuenta propia en algunos de los regímenes especiales.

En el caso de percibir la prestación por desempleo tras dejar la actividad laboral, y causar alta como autónomo, existe la posibilidad de compatibilizar la prestación mensual que corresponda por el empleo por cuenta propia por un tiempo máximo de 270 días.

Se puede aplicar lo mismo a los que reciban la prestación y se incorporen socios de cooperativas o de sociedades laborales de nueva creación dentro del Régimen Especial de la Seguridad Social. En ese caso, los que se acojan a la incompatibilidad percibirán la totalidad de la cuantía de la prestación.

Noticia extraída de: cincodias.com

Consejos para artesanos que quieren montar una empresa

Escrito por Antonio Cervós      

Dic. 23, 2015

Los artesanos están de moda, y se ponen en cabeza resurgiendo con una gestión empresarial mucho más moderna. Una apuesta que pasa por el comercio electrónico, la innovación de materiales, el diseño de marca, la exportación y la diferenciación.

La artesanía no tiene nada que ver con los valores y los esquemas del actual sistema productivo. Esto, lejos de ser un obstáculo, se ha convertido en el principal pilar para el desarrollo de un modelo de negocio que encaja perfectamente en un mercado que acude a ocupar el hueco que han dejado las grandes empresas manufactureras.

Poco a poco se está consolidando este nuevo modelo aunque, como todo, tiene sus luces y sus sombras. La transición no es tan sencilla. Antes, el valor de los artículos fabricados por maestros artesanos residía esencialmente en su funcionalidad. Ahora, deben aportar un valor añadido que no tienen los objetos en serie.

Crea marca y nuevos canales

En ese proceso de adaptación, éstos son algunos de los recursos que se están empleando o a los que se debería recurrir más:

Aumento de la venta on line. El crecimiento de la venta a través de Internet es muy importante. El problema es que algunos artesanos con talleres en el medio rural aún tienen muchas dificultades para disponer de una conexión a Internet mínimamente aceptable para incorporar estas herramientas.

Organización de los Artesanos de España (OAE). No obstante, se nota un aumento del uso de estos instrumentos. Existen bastantes iniciativas que están dando muchos frutos en cuanto a comercialización.
Más competitividad. Este factor es fundamental al referirnos a objetos con unos costes de producción superiores a los de los artículos estandarizados.

Haz hincapié en los puntos fuertes

Los productos artesanos no pueden competir en cantidad ni en precio con los fabricados en serie. Las fortalezas de este negocio residen en otros aspectos:

Productos únicos: Debido a las características de la producción, en la que el artesano interviene de principio a fin, resultan productos o servicios con características cualitativas diferenciales respecto a los industriales. Esto es lo que aprecia el consumidor y el factor determinante.
Calidad: Los productos artesanales se asocian al trabajo bien hecho, honesto, de confianza y durable.
Semillero de empresas: La artesanía tiene un gran potencial como germen de empresas industriales o de compañías con perspectivas de larga trayectoria, puesto que la mayoría de las microempresas artesanales cuentan con muchos años de existencia.
Flexibilidad ante la crisis: Las características de un taller artesanal permiten cambiar la línea de productos con la misma estructura productiva para adaptarse a las nuevas tendencias de consumo. De hecho, están ocurriendo fenómenos insospechados en países como EE UU, Reino Unido o Alemania. Aparecen nuevos artesanos con cualificación superior en carreras de diseño, bellas artes e incluso arquitectura. Son los ‘design makers’.

Ten en cuenta las dificultades

No todos son ventajas. La artesanía presenta algunas debilidades vinculadas a una idea confusa sobre este sector.
Imagen distorsionada. Hay quienes se acercan a la artesanía buscando gangas, sin considerar que se trata de trabajos únicos salidos de talleres de auténticos profesionales.

Necesidad de apoyo. Hay un problema con la percepción que tienen las Administraciones públicas y los agentes que prestan servicios a las empresas (las entidades financieras, entre otras) de que la artesanía es una actividad informal, sin peso económico.

Aunque los integrantes del sector echan en falta más apoyo, existen algunas ayudas institucionales. Cada comunidad autónoma tiene sus propios sistemas de ayuda. Las ayudas y actuaciones de apoyo al sector también vienen de parte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, con iniciativas como los Premios Nacionales de Artesanía, así como aquellas que nacen de la colaboración de todos los niveles administrativos.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Seis gastos tan comunes como prescindibles al crear una empresa

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 22, 2015

¿Qué se necesita para emprender un negocio? Un buen contable y una enorme aspiración. No es momento de desembolsos innecesarios, sino de ser cuidadoso y moderado en cada gasto.

La etapa inicial de un negocio podría describirse como “gastar dinero para ganar dinero”, y este concepto puede llevar a cierta confusión, especialmente en el caso de emprendedores principiantes. Es una fase empresarial en la que no resulta difícil caer atrapado en la emoción, y si además tienes la suerte de contar con un importante capital inicial o incluso un Business Ángel, la tendencia a gastar de forma desmesurada podría hacer que te quedaras sin fondos más rápido de lo que imaginas.

Drew Hendricks describe en la revista Inc. seis deseos que suelen compartir la mayoría de emprendedores al lanzar sus empresas, y que, sin embargo, sería más sensato posponer por el momento:

Un local comercial. Obviamente, si estás poniendo en marcha un establecimiento minorista como una panadería o una librería, necesitas un lugar físico. Sin embargo, es muy probable que se trate de una startup que pueda prescindir del, posiblemente, mayor gasto de todos. Afortunadamente, la popularidad del trabajo a distancia, las oficinas virtuales y demás, están dejando claro a los inversores y a los clientes potenciales que no es imprescindible contar con un espacio físico para montar un “negocio real”.

Empleados permanentes. Deberás realizar las contrataciones muy cuidadosamente y, si es posible, lo mejor es acudir a una empresa de recursos humanos. En las primeras etapas, sin duda vas a necesitar de profesionales con ciertas habilidades, desde un desarrollador de sitios web hasta un administrador contable. Sin embargo, especialmente en esta primera etapa, la contratación de un empleado permanente puede ocasionarte un considerable gasto. Es preferible ir recurriendo a empresas de contratación y a trabajadores independientes en función de las necesidades.

Materiales de marketing. ¿De verdad te resulta tan emocionante ver tu logo en tazas de café y camisetas?, seguro que sí. ¿Es necesario en esta etapa?, probablemente no. El objeto de invertir en publicidad es obtener un rendimiento, y esa inversión puede ser costosa. En lugar de eso, dirige tus esfuerzos al marketing digital, que requiere un menor compromiso financiero.

Una fiesta de lanzamiento. Si decides celebrar el lanzamiento de tu negocio, trata de hacerlo dentro de un presupuesto reducido. Lo más sensato es sopesar si un evento de ese tipo te compensará en términos de reputación, atraer clientes, lo cual justificaría la inversión. Si no es así, desecha la idea ya que es muy fácil caer en un gasto excesivo nada conveniente.

Una estructura empresarial que no te beneficie. Debes evaluar cuidadosamente las “modalidades” disponibles de formar una empresa, y consultar para ello a un asesor contable y a un abogado empresarial. Te puede sonar más oficial una Sociedad Anónima que una empresa de un único propietario, pero hay que elegir el modelo de negocio basándose en tus propias necesidades e intereses, no en lo que resulte mejor sobre el papel.

Equipamiento de primeras marcas. Por supuesto, hay una serie de elementos que vas a necesitar forzosamente, como por ejemplo, un cierto tipo de ordenador portátil en caso de ser un diseñador gráfico. De lo contrario, no caigas en el error de pensar que el gasto no es algo preocupante puesto que podrás desgravarlo. Eso no significa que vayas a recuperar el dinero, y grandes sumas de dinero desgravado podrían atraer a Hacienda a investigar tu negocio.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Cómo poner en marcha una tienda online, si ya tienes un comercio físico?

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 21, 2015

Crecer en el canal online es un paso decisivo para cualquier empresa. Sin embargo, a veces no es fácil el tránsito del punto de venta físico al e-commerce. ¿Cómo gestionar el catálogo? ¿y la política de precios? ¿cómo habrá que adaptar la logística? ¿qué cambios supone en el back office? Las respuestas, en este reportaje.

La venta en Internet es esencial para cualquier empresa. Todos sabemos que debemos estar en la Red, pues representa un escaparate a escala planetaria, abierto las 24 horas del día y accesible en cualquier lugar. No cabe la menor duda que el comercio electrónico brinda la posibilidad de hacer crecer las ventas, pero también supone la entrada en un canal de distribución distinto de los canales offline, con sus propias reglas y exigencias.

Antes de ver algunas de las adaptaciones que tendremos que hacer en distintas facetas de nuestro negocio para abordar satisfactoriamente la transición de la venta física a la online, conviene atender estos consejos.

Evita la canibalización. Si no vamos a abandonar los puntos de venta, es imprescindible que el comercio online no crezca a expensas del negocio offline. “Debemos evitar que el digital crezca gracias a la canibalización de las ventas en el canal presencial. Hay que intentar separar los públicos objetivos”, advierte Gildo Seisdedos, profesor del área de Marketing de IE Business School. No obstante, apunta Xavier Oliver, profesor de Marketing de IESE, “la gestión del traspaso de ventas del canal offline al online es complicada, porque se sigue necesitando la fuerza de ventas precisa para ir a una red de tiendas que probablemente venda menos y, a la vez, se necesitará más gente para el área online según crezca. Tendremos los pies en dos cubos, sin poder dejar ninguno. Y eso cuesta dinero”.

Y busca la complementariedad. Para que un canal no devore al otro, es necesario que sean complementarios. “Las marcas siguen requiriendo la parte presencial, como demuestran Apple o Zara, por ejemplo”, anota Seisdedos. Así, Tito Calvo, profesor del ICEMD-ESIC, recomienda “desarrollar estrategias multicanales y convertir la tienda física en un espacio de relación con el cliente que pueda ser la prolongación y el complemento de su relación virtual con la marca”.

Sin rupturas violentas. “Hacer la transición del físico al digital no es tan rápida y no se puede hacer un cambio radical. Si se vende en comercios multimarca, tienen que estar contentos contigo. Por ejemplo, si en la web se empieza a hacer un marketing violento, un distribuidor como El Corte Inglés puede decidir prescindir de nosotros”, señala el experto de IESE. La entrada en el canal online debe ser cautelosa, sin quemar puentes con los distribuidores tradicionales.

Cambio de mentalidad. “No se vende igual en Internet que fuera. La forma de llamar la atención o captar el interés del cliente es diferente. Ya no se trata sólo de colocar la tienda en un sitio determinado, sino que hay que posicionarse en la Red. Y las reglas del juego son distintas en la exposición del producto, oferta, experiencia de cliente, etc.”, advierte Marc Cortés, profesor del departamento de Dirección de Marketing de ESADE. Oliver también opina que el cambio más importante debe operarse en la mentalidad de la compañía. “La venta online debe ser muy dinámica”, indica. Hay que renovar la forma de relacionarse con el cliente, aumentando los momentos de contacto con ventas flash, campañas de e-mail marketing, presencia activa en redes sociales, etc. “Es un trabajo de marketing tremendo y hay empresas que no están dispuestas a hacer ese esfuerzo”, afirma el profesor de IESE.

No sólo venta. Este cambio de mentalidad empieza por entender que el ámbito online no se reduce sólo a la venta. “Requiere cambios en la organización, coordinar acciones con el equipo de comercio minorista –recogida de pedidos en tienda, venta online desde tienda, fidelización, etc.–, con el equipo comercial para acciones con tiendas multimarca, con los departamentos de atención al cliente, marketing o provisiones, e incluso con el equipo de diseño”, comenta Borja Santaolalla, director general de Nice Things. “Las oportunidades son miles, y esto conlleva involucrar a cada uno de los departamentos para repensar cómo hacemos las cosas y cómo podríamos sorprender a nuestros clientes, estén donde estén”, añade.

Logística a medida

En el momento que dejamos de comercializar sólo a través de distribuidores para vender también directamente desde nuestra tienda virtual, la logística cambia mucho. Llegar al cliente final obliga a contar con un socio logístico que sirva el producto punto a punto. “Aunque se vendan sólo dos unidades, en el canal online la logística debe estar completamente establecida”, advierte Oliver. En el mercado hay múltiples operadores que permiten externalizar esta tarea, adaptándose a las necesidades en función del volumen. “Cuando se pasa de un 3% de ventas online a un 50%, puede que haya que cambiar de empresa logística, pero sólo se trata de cambiar piezas”, añade.

En los casos en que la venta a través de Internet alcance unos volúmenes elevados, es necesario analizar si nuestras instalaciones están preparadas o si hace falta más espacio. Quizá, incluso, convenga robotizar los almacenes. “Habrá que ser mucho mejor en estos trabajos para poder gestionar los pedidos”, precisa. En cualquier caso, no conviene tomarse a la ligera este aspecto, puesto que una mala gestión logística puede afectar gravemente al negocio. Por ejemplo, si en nuestra web prometemos entrega en 24-48 horas y el cliente no recibe su pedido dentro de ese plazo, el comprador nos echará la culpa a nosotros, no al transportista. El plazo de entrega es uno de los factores que más condicionan la compra en el entorno digital.

Tampoco es algo menor la importancia de la tienda física en la logística de la empresa. “Los puntos de venta deberían ser considerados como parte de la cadena logística de las compañías, ya que son puntos de entrega, cambios y devoluciones”, afirma Calvo.

La palanca de la comunicación

La comunicación, publicidad y marketing son completamente distintos en el canal offline y online. Al vender en el punto de venta físico, el emplazamiento del local es un aspecto primordial. En el ámbito online, los clientes no pasan por delante de la tienda, por lo que necesitamos llevarlos a nuestro comercio electrónico. “En el entorno físico, colocas la tienda en un punto, la gente lo ve y puede entrar a comprar. En el entorno digital, necesitas que el cliente conozca la tienda y la encuentre para ir a ella. Debemos llamar la atención del cliente, decirle dónde estamos y qué ofrecemos. Es un cambio fundamental que afecta a todo lo demás: qué decimos, cómo lo explicamos…”, comenta Cortés.

Arsenal de herramientas. El uso de todos los instrumentos de comunicación y marketing disponibles es aún más importante que en el entorno offline. “Hay herramientas baratas y con un ROI medible para generar ese tráfico. Además, a diferencia de lo que sucede en los locales físicos, la generación del tráfico deja de ser algo en lo que nuestra capacidad de influencia es relativa, convirtiéndose en algo que depende al 100% de nosotros mismos”, explica Seisdedos. En el canal online podemos recurrir a al e-mail marketing, posicionamiento y publicidad en buscadores (SEO/SEM, Google Ads, etc.), acciones de venta flash, diseñar un app, etc.”.

Aprovechar las redes sociales. La presencia en estas plataformas es esencial para una tienda virtual. Además de servir como soporte publicitario, permiten fidelizar al cliente, conocer su opinión, informar acerca de nuestros productos y promociones, dar servicio posventa o, por supuesto, redirigir hacia el e-commerce. Debemos tener en cuenta que el perfil de usuario en las distintas redes sociales varía, por lo que podemos segmentar a la clientela dependiendo de si publicamos en Facebook, Twitter o Instagram, por ejemplo.

Política de precios

Respeto al distribuidor. Ofrecer unos precios más baratos que nuestros distribuidores tradicionales puede generar problemas. Lo más probable es que lo vean como competencia desleal, ya que podría mermar sus ventas o forzarles a bajar sus precios para equipararse, desgastando sus márgenes.

¿Se entiende la diferencia?. Si pones precios distintos, asegúrate de que se entiende la razón de esta diferencia. “El problema es no ser capaz de explicar a los clientes cuál es el motivo por el que el precio es diferente en el canal online que en el offline. Si se cambia la política de precios en función del canal, hemos de tener un relato para compartirlo con el cliente”, explica Marc Cortés, profesor del Dirección de Marketing de ESADE.

Robo de clientes. Tanto si se vende a través de tiendas propias como de distribuidores multimarca, unos precios inferiores en la tienda virtual pueden hacer disminuir la venta en el punto de venta físico, que ya está sometido a una presión de costes mayor que el canal online.

Aprovechar la segmentación. Una de las ventajas de la venta a través de Internet es la posibilidad de segmentar los clientes para amoldar el precio. “El entorno digital hace posible adaptar el precio a las características del cliente de una forma que el entorno físico no permite”, señala Cortés.

Liquidaciones y ofertas. La tienda virtual puede servir como outlet y para liquidaciones. También se pueden lanzar ofertas especiales en nuestra tienda o a través de market places.“Por ejemplo, durante 24 horas se ofrece un artículo rebajado y se sacan los excedentes de encima. Así se evita poner el cartel de Venta especial o Descuento del 50%en las tiendas que necesitan liquidar o hacer caja”, afirma el profesor de IESE, Xavier Oliver. Lo bueno de estas acciones es que permiten utilizar el precio como reclamo, “de manera más discreta y menos dañina para la marca o el canal”, apunta Seisdedos (IESE).

¿Un mismo catálogo?

Cada empresa opta por una estrategia distinta, dependiendo del sector y del tipo de producto que venda. Hay compañías que trasladan todo su catálogo a la Red. Otras, reducen su oferta sólo a aquellas referencias que dan mejor resultado en internet. Y algunas, incluso, tiene un surtido más amplio online que en el punto de venta físico o ponen a la venta producto exclusivos para la compra en su web. Fuera del mercado de la moda, casi no se plantea trasladar todo el catálogo.

Experiencia de cliente. Marc Cortés indica que “lo primero es entender la experiencia del cliente: qué consume y cómo. A partir de ahí, hay que ser capaz de ajustar la oferta de producto y servicio al canal. Por ejemplo, si un cliente quiere comprar un billete de avión, una agencia de viajes física ofrece cosas distintas que una página web. Imaginar que se puede hacer lo mismo independientemente del canal, es una equivocación”.

Dinamismo y ofertas especiales. Por lo general, la Red se mueve más rápido que la tienda de calle, repercutiendo en la oferta. “Pasar de offline a online supone un cambio en estrategia comercial que afecta surtido, acciones comerciales, promociones, etc.”, señala Seisdedos. Por ejemplo, Calvo reseña que las ediciones especiales para el canal online son una buena forma de testar producto con producciones pequeñas.

Espacio outlet. Muchas firmas habilitan una apartado outlet en sus tiendas virtuales, donde ofrecen el excedente de temporadas anteriores con precios rebajados. Así pueden deshacerse de estos productos sin desgastar la imagen de marca y sin ocupar espacio en las tiendas físicas.

Y laboratorio de pruebas. En algunos casos, el comercio online sirve para testar nuevos productos o para dar una oportunidad a artículos que tienen difícil acomodo en las tiendas.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Lotería de Navidad: ¿cuántos impuestos debe pagar si le toca el Gordo?

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 10, 2015

El Sorteo extraordinario de Navidad de la Lotería Nacional se celebra el próximo 22 de diciembre.

Un año más, no debemos olvidar que, la Lotería de Navidad tributa a Hacienda. Concretamente, los números premiados con un importe superior a 2.500 euros deben pagar impuestos. A continuación, a analizamos cómo y cuánto debe pagar fiscalmente por sus décimos y participaciones.

Si tiene la fortuna de que el 22 de diciembre le toque el Gordo, es decir, los 400.000 euros del primer premio, debe saber que 79.500 euros irán a las arcas públicas. La Lotería de Navidad, que antes estaba exenta fiscalmente, tributa desde el ejercicio 2013. El Gobierno incluyó esta “penalización fiscal”, que afecta a todos los premios de Loterías y Apuestas del Estado, en los Presupuestos Generales del Estado de 2013.

El Ejecutivo lanzó esta medida para impulsar la recaudación fiscal, pero no logró los objetivos esperados. El impuesto de Loterías aportó a las arcas del Estado apenas 268 millones de euros en 2013 y 456 millones de euros en 2014, cifras lejanas a los 824 millones esperaba recaudar la Agencia Tributaria cada año.

Así grava Hacienda los décimos premiados

Desde 2013, cualquier persona que estas Navidades obtenga un premio superior a 2.500 euros verá cómo se le aplica una retención del 20%. Es decir, si la suerte le sonríe y su décimo es premiado, por ejemplo, con los 400.000 euros del Gordo le tocará pagar al fisco. Concretamente, debe saber que los primeros 2.500 euros están exentos y que tributará por el resto. De esta forma, en el caso del Gordo 79.500 euros irán a Hacienda.

Estos impuestos se retendrán directamente en el momento del cobro de décimo premiado. En este sentido, la Agencia Tributaria explica que los contribuyentes del IRPF que hayan soportado la retención en el momento del abono del premio, o no la hayan soportado por ser su cuantía inferior a 2.500 euros, no tendrán que presentar ninguna otra autoliquidación.

Por su parte, los contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades que obtengan un premio sujeto al gravamen especial deberán incluir, igual que antes del 1 de enero de 2013, el importe del premio entre las rentas del periodo sujetas al impuesto y la retención/ingreso a cuenta soportado como un pago a cuenta más. Con esta normativa, la única diferencia es que estos premios pasan a estar sometidos a retención o ingreso a cuenta del 20%.

¿Pero qué pasa si sólo tiene una participación?

El lema del anuncio de la Lotería de este año, con el guardia de seguridad Faustino como protagonista, vuelve a ser: “el mayor premio es compartirlo”. Y es que, efectivamente, en España hay una gran tradición de compartir décimos con la familia y amigos y también de comprar directamente participaciones. Pues bien, si usted tiene una partición puede que también sufra el recorte fiscal. Hay que tener en cuenta que a efectos fiscales las participaciones no existen y lo que tributa es el décimo. Por lo tanto, si tiene una participación de un décimo y ese décimo es premiado con más de 2.500 se aplicará la retención y cobrará lo que le corresponda proporcionalmente una vez descontados impuestos.

La retención se aplicará a quien sea el depositario del décimo o gestor de cobro y éste a continuación deberá repartir el premio neto (después de impuestos) entre los participantes.

Se recomienda identificar a los participantes

Hacienda asegura que el gestor del décimo deberá estar en condiciones de acreditar ante la Administración Tributaria que el premio ha sido repartido a los titulares de participaciones para que cuando se divida el premio no se considere como una donación y se grave con el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. La Asociación de Asesores Fiscales y Gestores Tributarios (Asefiget) aconseja que los décimos premiados se cobren a través de las entidades bancarias y que en el propio banco se identifique con nombre, apellidos y DNI a cada una de las personas con quienes se ha compartido el décimo afortunado.

Asefiget insiste en que el peligro de no dar los datos identificativos de la lista de premiados en el banco es que no lleguen adecuadamente a la Agencia Tributaria. En ese caso, el comprador del décimo lo cobrará en el banco (con la retención igualmente aplicada de antemano), pero a la hora de repartirlo entre las personas con las que compartía dicho décimo, la entrega se podría considerar una donación y, por tanto, gravarse con el Impuesto de Donaciones.

¿Qué pasa si tributas en otro país?

Además, la Agencia Tributaria explica que los contribuyentes no residentes sin establecimiento permanente que resulten agraciados y hayan soportado la retención en el momento del abono del premio, podrán solicitar la devolución que pudiera corresponderles por aplicación de un convenio para evitar la doble imposición internacional.

¿Dónde toca más?

Madrid, Barcelona, Valencia y Alicante son las provincias predilectas de ‘El Gordo’ del Sorteo Extraordinario de Navidad, según los datos de la web Ventura24.

En concreto, en la historia del sorteo de Navidad, ‘El Gordo’ ha caído únicamente en estas provincias hasta en dos ocasiones. Otro caso curioso se produjo en 2011 cuando el primer premio se repartió íntegro en Huesca.

Un año después, ‘El Gordo’ se repartió entre 30 provincias, por lo que más de la mitad de provincias de España fueron agraciadas con el primer premio de la Lotería de Navidad. Por el contrario, las provincias donde todavía no ha caído son Ávila, Huelva, Tarragona y Zamora.

Asimismo, los datos indican que Madrid es la provincia que más compra (22%) y, aunque su gasto medio no es el mayor (51 euros), sí fue una de las provincias más afortunadas; al tiempo que Soria fue una de las provincias con mayor gasto medio en la Lotería de Navidad durante 2014 (70 euros) y una de las menos premiadas por ‘El Gordo’.

Noticia extraída de: expansión.com

Los autónomos con más de 10 trabajadores continuarán pagando más cuota en 2016

Escrito por Antonio Cervós        

Dic. 7, 2015

Al cabo del año estos trabajadores por cuenta propia deberán abonar más de 600 euros en comparación con otros autónomos.

El Gobierno mantendrá para el siguiente año la medida que obliga a los autónomos con más de diez trabajadores a pagar más cuota a la Seguridad Social. Así queda reflejado en los Presupuestos Generales para el próximo año, en donde se establece una base mínima más alta que la mínima permitida para un autónomo sin ese número de empleados a su cargo.

Según se refleja en el Boletín Oficial del Estado, se prorroga para 2016 las medidas que se establecieron a través del Real Decreto Ley de Medidas para Favorecer la Contratación Estable y Mejorar la Estabilidad de los Trabajadores. En él se incorporaba un incremento de las bases de cotización que perjudicó únicamente a los trabajadores por cuenta propia con más de diez asalariados a su cargo o los autónomos societarios que estén cotizando por la base mínima a la Seguridad Social.

Hay que decir que el incremento de la cotización no se aplicará durante el primer año de actividad del autónomo. Lo que se pretende en realidad con esta medida es que los trabajadores por cuenta propia que tienen asalariados a su cargo no coticen por debajo de lo que lo hacen sus empleados. El otro propósito que se persigue es equiparar la protección social de los autónomos con aquellos que tienen un empleo por cuenta ajena.

Subida de la cuota en torno a 600 euros al año

En principio esta decisión afectará a uno de cada cuatro autónomos, en concreto a unos 900.000 trabajadores de los algo más de tres millones que hay dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Esto implicará un coste anual en torno a los 600 euros.

Las mejores aplicaciones para emprendedores

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 7, 2015

Está claro que una buena aplicación puede facilitarnos mucho la vida. Por eso, hemos seleccionado las mejores para cada fase emprendedora, con las que verás todo mucho más nítido.

Aplicaciones para desarrollar la idea

El primer paso para emprender consiste en hacer brainstorming y localizar las ideas queremos poner en marcha. Estas app te darán el empujón que necesitas para empezar.

Lift
- Disponible en iOS y Android.
- Versión gratuita y de pago.
- Esta original aplicación te motiva, aconseja y orienta para alcanzar las metas que te propongas. Ya sabes, el hábito hace al monje.

Simple mind
- Disponible en iOS y Android.
- Versión gratuita y de pago.
- Una app que te permite dibujar esquemas y mapas mentales. Útil para que puedas plasmar tu tormenta de ideas y escoger la que más te convenza.

Nominazer
- Disponible en iOS.
- Versión de pago (99 céntimos).
- Mediante un algoritmo que mezcla vocales y consonantes, te aconseja los nombres más idóneos para tu empresa.
- Además, comprueba automáticamente si el dominio web está disponible.

Wi-Fi Finder
- Disponible en iOS y Android.
- Versión gratis aunque cuenta con algunos servicios que son de pago.
- Te ayuda a encontrar redes wifi abiertas en cualquier parte y sin necesidad de estar conectado a la red. Su base de datos tiene más de 500.000 puntos de acceso gratis o de pago, repartidos en más de 140 países.

Apps para gestionar mejor el tiempo

Con la abundancia de datos e informaciones que nos invaden se ha vuelto imprescindible poseer una agenda con la que organizar los quehaceres diarios y poder discernir lo fundamental de lo trivial.

Evernote
- Disponible en Android, iOS, Windows y Blackberry.
- Versión gratuita y de pago.
- Es el rey de la fiesta, el bloc de notas electrónico más completo y utilizado en el mundo, que te permite el acceso a todo tipo de inputs. Tras su alianza con Linkedin ofrece un servicio de escaneo de tarjetas para poder asociarla a los contactos.

Mysistant
- Disponible en iOS.
- Versión gratuita.
- Es una agenda que integra un total de once aplicaciones: agenda, tareas a realizar, directorio de contactos, servicios disponibles a tu alrededor, recordatorios, correos electrónicos, lista de llamadas, mapa, GPS, SMS o previsión del tiempo.

Estudio de mercado

Es fundamental, a la hora de emprender, conocer el entorno competitivo en el que se moverá tu producto o tu servicio y el mercado al que te vas a dirigir.

Thumb
- Disponible en iOS y Android.
- Versión gratuita.
- Herramienta con la que puedes realizar preguntas y recabar respuestas en tiempo real gracias a una comunidad de usuarios muy amplia. Puede servir de ayuda para conocer los intereses de potenciales clientes.

Rotatorsurveys
- Disponible en Android.
- Versión gratuita.
- Es una app de uso profesional que permite procesar y analizar encuestas de forma rápida y fácil. Idóneo para llevar a cabo estudios de campo.

Freelance calculator
- Disponible en iOS y Android.
- Versión únicamente gratuita.
- App con diseño útil e intuitivo para orientarte en el cálculo de cuánto deberías cobrar por hora si ofreces servicios como autónomo. Entre otras funciones, permite valorar el coste del tiempo de tu mano de obra, el porcentaje de tu tiempo que vas a emplear en reuniones y que debes cuantificar o el porcentaje de beneficio que podrías ponerte.

Desarrollar el plan de negocio

Un buen plan de negocio es imprescindible para organizar tu idea y simular su viabilidad en el mercado. Gracias a estas apps podrás elaborar el tuyo de manera sencilla y accesible.

Business Plan Premier
- Disponible en iOS.
- Versión de pago: 9.99 euros.
- Te ayuda a planear los objetivos, público meta y expectativas de tu empresa. Además, te da consejos para trazar un plan de marketing.

Stratpad
- Disponible en iOS.
- Versión gratuita y de pago.
- Elegida por expertos y usuarios como la mejor. Te muestra gráficas sobre ingresos, gastos, ventas, calidad del producto y satisfacción del cliente, que te ayudan a seguir el desarrollo de tu negocio.

Basecamp
- Disponible en iOS y Android.
- Versión gratuita y de pago.
- Servicio de gestión de proyectos que te ayuda a mantener un registro en la nube de cada archivo, reunión y eventos que lleves a cabo. Permite, además, compartir el proyecto con tu equipo y asignar tareas a todos los miembros.

Any.do
- Disponible en iOS y Android.
- Versión gratuita.
- La mejor plataforma para organizar y compartir tu negocio con listas de responsabilidades, posibilidad de asignar tareas y fechas. El micrófono permite convertir las palabras en texto escrito.

Evermeeting
- Disponible en iOS.
- Versión gratuita y de pago.
- App española diseñada para hacer un seguimiento en tiempo real de reuniones, clases, conferencias u otro tipo de actos. La aplicación permite grabar el audio y añadirle anotaciones. Los datos se almacenarán en la nube.

Noticia extraída de: emprendedores.es

Nuevos estudios que pueden darte un empleo

Escrito por Antonio Cervós 
           
Dic. 4, 2015

La formación online, la combinación de títulos y posgrados más prácticos son las principales apuestas de los centros educativos para acercarse al mercado laboral.

Estudió el grado en Derecho en la UOC. Tras haber estado vinculada siempre al sector jurídico, quiso realizar esta carrera para poder ejercer como abogada. Es el caso de Susanna Antequera, consultora de mercado y legislación. Como ella, muchos profesionales apuestan por la formación online para desarrollar sus carreras. Las universidades son conscientes de esta alta demanda, más aún cuando se está presentando como una forma de superar la brecha que existe entre los centros educativos y el mercado laboral.

La adaptación a los cambios es una de las habilidades que se desea potenciar entre los alumnos

La posibilidad de compaginar los estudios con la trayectoria profesional es su punto fuerte, ya que permite a los alumnos aplicar los conocimientos a la vida real desde el primer momento. “La tipología de titulaciones es muy variada y oscila desde humanidades y ciencias sociales hasta ciencias de la salud, pasando por ingenierías, economía y arte, hasta cursos de especialización en distintas áreas”, explica Albert Sangrà, profesor de UOC y experto en aprendizaje virtual, educación y TIC.

Es la flexibilidad de esta fórmula la que, entre otras cosas, permite la creación de programas muy concretos actualizados a las exigencias del mercado. Así sucede, por ejemplo, con títulos como el grado de Multimedia de la UOC, que pretende formar perfiles capaces crear y producir contenidos digitales, y en el que precisamente Antequera da clase hoy.

La educación en los posgrados ha evolucionado hacia un aprendizaje más práctico.

Nuevos perfiles

Aunque existen instituciones en las que la totalidad de los grados se imparte de manera online, lo cierto es que los centros presenciales también están implantando el aprendizaje virtual tanto en los nuevos títulos, como en los más tradicionales.

En muchos casos se tiende a modelos híbridos en los que lo impartido en clase se complementa con recursos de Internet o videoconferencias, consiguiendo así lo mejor de ambas metodologías, tal y como explica Manuel Gertrudix, director académico de la Universidad Rey Juan Carlos online. Al final, el objetivo es que “los estudiantes sean autónomos y desarrollen habilidades como el emprendimiento, la adaptación a los cambios y el pensamiento crítico y global”, añaden desde la Universidad Europea.

Por ello, además de la apuesta por lo online, también se están creando dobles y hasta triples grados que resultan de la combinación de diferentes titulaciones de una misma área, y que pretenden formar a futuros profesionales más versátiles. Es el caso, por ejemplo, de Periodismo, Comunicación Audiovisual y Publicidad o Matemáticas y Física, uno de los programas que cuenta con mayor nota de corte.

Ahora, al reto de mejorar estas titulaciones se suma la creación de posgrados adecuados al mercado y que ya han empezado a cursar las primeras generaciones graduadas bajo el Plan Bolonia. Tecnologías TIC, economía y empresas, biociencias y fisioterapia son algunas de las áreas en las que más prevalecen estos estudios. “Esta formación ha evolucionado a un aprendizaje más práctico. Por ejemplo, se hace hincapié en la puesta en marcha de proyectos, ya que en muchos casos se trata del último paso hacia el mundo laboral”, concluyen desde la Universidad Europea.

Las titulaciones más novedosas

Las universidades están incorporando nuevas propuestas que engloban diversas áreas. Éstas son algunas de las novedades:

- Tecnologías de la información aplicadas a la salud: es una formación transversal que combina conocimientos de medicina y de informática. El objetivo es saber reunir material de los pacientes a la hora de realizar diagnósticos.
- Diseño y desarrollo de videojuegos: una industria que no para de crecer. Se forma a estudiantes en el manejo de software y en la negociación con diferentes servidores.
- Ciencias gastronómicas: se dirige a los futuros empresarios en el sector de la cocina. Se combinan así materias de empresa, derecho y marketing.
- Veterinaria y producción animal: es el primer doble grado en España en este sector. Se imparten conocimientos relacionados con la medicina animal y la ganadería industrial.

Noticia extraída de: expansión.com

Controla tu lenguaje corporal

Escrito por Antonio CervóS

Dic. 4, 2015

Una de las claves para hablar eficazmente en público

Aunque los autores de este manual afirman que “la gesticulación y la forma de moveros tiene su importancia” (de hecho, existe toda una ciencia que estudia el lenguaje del cuerpo), recomiendan no obsesionarse con ello: “lo mejor es la naturalidad”. Aun así, nos ofrecen algunas pautas básicas a tener cuenta, como que “es mejor hablar de pie que sentado, se atrae más la atención de la audiencia y se transmite naturalidad” y los siguientes aspectos a tener en cuenta:

Las manos:

√ Mostrar las palmas de las manos se asocia con sinceridad, honestidad y confianza.

√ Esconder las manos, rascarse la nariz o la boca delatan falta de sinceridad o engaño.

√ La palma hacia el suelo denota poder.

√ ¡Atención al índice estirado!, es acusador y puede resultar insultante.

√ Agarrarse con fuerza al atril o al micrófono, meterse las manos en los bolsillos o cruzar con fuerza los brazos exterioriza tensión.

√ Evitar la gesticulación excesiva y nerviosa o situar manos y brazos por encima de la cabeza.

√ Mejor mantener las manos siempre a la vista, entre la cintura y los hombros.

√ El puño cerrado a la altura del pecho refuerza una aseveración.

√ Abrir los brazos y mostrar las palmas apoya la convicción en el concepto.

Los pies:

√ Los pies deben situarse en paralelo y hacia delante, no cruzarlos ni siquiera cuando estéis detrás del atril.

√ Cruzar piernas y brazos cuando se está sentado transmite cerrazón al diálogo o a la participación.

√ Las piernas separadas, de pie, reflejan una clara intención de dominio.

La postura:

√ De pie se estará erguido, con la espalda recta, sin sacar pecho ni elevar los hombros, así facilitaremos la respiración.

√ La barbilla debe quedar paralela al suelo para permitir la entrada al aire y facilitar la voz.

√ Si estáis sentados, hacedlo sobre la primera mitad del asiento manteniendo la espalda recta.

Las ‘otras’ formas de financiación que tienen los emprendedores

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 4, 2015

Fórmulas como el ‘venture debt’, el ‘media for equity’ y las notas convertibles son cada vez más populares en el ecosistema de ‘start up’ español. Descubre qué condiciones imponen.

Un hombre sentado a una mesa. Frente a él, un asesor bancario le explica las condiciones y ventajas del préstamo que está a punto de firmar, porque a la entidad le ha convencido el plan de negocio que ha presentado como garantía de éxito de su próxima aventura empresarial. ¿Recuerdas esta imagen? Los emprendedores no se caracterizan, precisamente, por acudir al banco a pedir préstamos, ni las entidades quieren asumir el riesgo que supone prestarle a un innovador. De ahí que, cada vez más, se popularicen otras fórmulas de inversión que van más allá de los ya conocidos business angel.

Notas convertibles

“Se trata de un método en el que un inversor aporta un capital a la start up inicialmente en forma de préstamo. El objetivo del préstamo no es ser devuelto sino que se convierta íntegramente en capital más adelante”, señala Javier Megías, CEO y cofundador de StartupXplore, quien subraya que esta fórmula está pensada para start up “en su primera ronda que quieren retrasar la toma de decisión sobre la valoración que le quieren dar a su compañía. Los inversores que entran en estas condiciones, básicamente, tratan de dilatar en el tiempo la valoración a la que invierten hasta la siguiente ronda en la que ya existan métricas sobre las que decidir cuánto vale esa start up”.

Venture debt

Este método es una vía de financiación híbrida remunerada como préstamo y capital: “Hay que devolver la cantidad recibida con intereses, pero se realiza con fondos de capital riesgo y la relación establecida es clave”, explica Izanami Martínez, presidenta de la Asociación Española de Startups y CEO de Doctor24. Inveready es el mayor referente nacional en la realización de operaciones de Venture Debt. “Las fuentes de financiación de una empresa tienen sus fases. Cuando una start up es ya una realidad empresarial y ha mejorado su perfil de riesgo, lo mejor sería encontrar alternativas al capital. La inversión en equity busca un retorno de, al menos, dos dígitos altos anuales y supone dilución de capital. Si la empresa crece, esto implica cada vez mayor coste para los accionistas. En este sentido, un préstamo sale más barato. Otra opción es intentar acceder a un crédito bancario. Sin embargo, para las entidades financieras el riesgo de estas compañías sigue siendo demasiado elevado o no pueden otorgar los importes y estructuras que las empresas de base tecnológica demandan” asegura Carlos Conti, socio de Inveready.

El Venture Debt ofrece un préstamo a tres años con uno de carencia. Eso sí, el tipo de interés al que obliga es elevado más una remuneración adicional que suele ser un pequeño porcentaje de la compañía. “Lo habitual es que se pida entre el 15% y el 20% del valor del préstamo en participaciones, sin derechos políticos. Es decir, nos adherimos al pacto de socios. De esta manera participamos en la creación de valor que nuestra financiación permite, pero no afectamos a la paz societaria”, recuerda Conti. El coste del Venture Debt se encuentra entre el coste del capital y el de la deuda bancaria.

Para acceder a un préstamo de este tipo la compañía debe contar con un nivel de riesgo adecuado, tiene que estar generando flujos de caja o encontrarse a la espera de un evento de liquidez, como el cierre de un contrato o la venta de la compañía. “No puede ser una solución para hoy que se convierta en un problema el día de mañana”, advierte el socio de Inveready.

‘Media for equity’

Éste es un caso especial de inversión. “Se trata de una vía en la que un grupo de medios, en lugar de aportar dinero a cambio de participaciones de la start up, ofrece publicidad”, explica Megías. Un ejemplo es Wallapop con Atresmedia, recuerda Aletxu Echevarría, emprendedor e inversor en compañías digitales, quien apunta además que este método “consigue una penetración de consumo mayor y, con esa revalorización se puede ir a otra ronda”. Eso sí, esta fórmula no sirve para cualquier start up: está dirigida a firmas cuyo cliente sea el consumidor final y que tengan una audiencia masiva (no de nicho). “No deja de ser una ampliación a la que pueden acceder firmas cuyo producto sea fuerte, tengan cierto tamaño, una imagen de marca y un producto compatible con la audiencia del medio al que se postulan”, enumera Francisco Velázquez, presidente de Axon Partners.

Si se cumplen estos requisitos se podrá acceder a este tipo de financiación en la que, como señala Megías, “se deberá tener en cuenta el descuento al comprar, los medios concretos en los que aparecer, los horarios, el formato, el tiempo, etcétera. En resumen, todo lo que se contempla cuando se compra publicidad en cualquier medio”. Además “es clave para el éxito de la operación que las firmas puedan calcular el impacto que aportan las apariciones en medios, la necesidad que tienen de repetición y la segmentación de la programación”, advierte Izanami Martínez, quien también recuerda que en España “son dos grupos, principalmente, Atresmedia y Mediaset, los que están desarrollando este modelo. Quizá el método más vistoso, porque desde que se popularizó podemos ver cantidad de start up en televisión: Wallapop, Mamuky, La Nevera Roja, entre otras”.

Una forma, ésta, muy parecida a la bautizada como creativity for equity “en la que agencias de comunicación y marketing, a cambio de una participación de la empresa, ofrecen sus servicios en cualquier función del media plan típico (según acuerdo): visual, gráfico, planificación de medios, etcétera”, indica Aletxu Echevarría.

Tech for equity

La aplicación tecnológica resulta determinante para el desarrollo de una start up y, sin embargo, son muchos los equipos que no cuentan con la capacidad de crear esa tecnología. “Este tipo de financiación, que consiste en intercambiar servicios vinculados a la tecnología por un porcentaje de acciones de la empresa, permite tener el convencimiento de que tu proveedor tecnológico estará vinculado en el éxito del proyecto y dedicará los fondos de las primeras rondas al crecimiento y la validación del negocio”, explica Izanami Martínez quien, además, pone como ejemplo a Kubide, “que ofrece este tipo de acuerdos y ha trabajado con start up como Verificauto o Muwom, un proyecto en el que participa Carlos Jean”.

El cliente

Kandarp Metha, colaborador científico de Iniciativa Emprendedora de IESE, recuerda que una de las fórmulas más seguras es la de convertir a tus clientes en inversores. “Vendes tus productos al portador. De esta manera haces que tus clientes presentes y futuros formen parte de tu compañía”. Un canal de capitalización que no te obliga a diluir capital.

Noticia extraída de: expansión.com

¿Cuál es la responsabilidad exacta de un autónomo frente a las deudas?

Escrito por Antonio Cervós  

Dic. 2, 2015

Al autónomo le corresponde una responsabilidad frente a terceros, siendo esta de carácter universal y afectándole a su patrimonio presente y futuro.

Son varias las responsabilidades a las que se ha de enfrentar un profesional autónomo, especialmente en lo relativo a las deudas que contraiga con su actividad. Es por ello que a continuación analizamos cuáles son las obligaciones que ha de asumir derivadas de esta actividad.

En este sentido, el autónomo se caracteriza por realizar su actividad en nombre propio, por lo que asumen tanto los derechos como las obligaciones derivados de esta. Es por ello que le corresponde una responsabilidad frente a terceros, siendo esta de carácter universal y afectándole a su patrimonio presente y futuro en las deudas contraídas en la actividad de la empresa.

Del mismo modo, si el autónomo está casado puede dar lugar a que la responsabilidad derivada de sus actividades alcance a su cónyuge, por lo que hay que tener en cuenta el régimen económico que rige su matrimonio y la naturaleza de los bienes en cuestión.

Sin embargo, los bienes privativos del empresario quedan obligados a los resultados de la actividad profesional así como los bienes destinados al ejercicio de dicha actividad y los adquiridos como consecuencia de dicho ejercicio.

En lo que respecta al régimen de bienes gananciales, cuando se trata de bienes comunes al matrimonio, para que los mismos queden obligados, es necesario que ambos cónyuges den su consentimiento. Asimismo, este será efectivo cuando se ejerza la actividad empresarial con conocimiento y sin oposición expresa del cónyuge. También cuando al contraer matrimonio una de las partes ejerciese la actividad y continuase con ella sin la oposición del otro.

Inscripción en el Registro Mercantil

En lo relativo a los bienes privativos del cónyuge, la normativa establece que estos no quedarán afectos al ejercicio de la actividad empresarial salvo que exista un consentimiento expreso de dicha persona. No obstante, el cónyuge puede revocar siempre y de manera libre el consentimiento, tanto expreso como presunto.

Por último, el autónomo no estará obligado a inscribirse en el Registro Mercantil, aunque es conveniente que lo haga, entre otras razones, para registrar los datos relativos al cónyuge, el régimen económico del matrimonio, las capitulaciones, así como el consentimiento, la revocación u oposición del cónyuge a la afección a la actividad empresarial de los bienes comunes o los privativos.

Noticia extraída de: cincodias.com

¿Cómo puedes salir de la lista negra de malos empleados?

Escrito por Antonio Cervós 

Dic. 1, 2015

No hace falta que cometas una falta grave para que te etiqueten como mal profesional. Por eso, deberás estudiar la imagen que proyectas y mejorarla a través de las redes sociales y en el cara a cara.

¿Te imaginas que estás incluido en la lista negra de trabajadores conflictivos de tu empresa? Eso es lo que descubrió un antiguo empleado de Cotronic cuando se dio cuenta de que en todos los procesos de selección le eliminaban en la misma fase. Tras denunciar la situación, el Tribunal Supremo vetó estos ficheros al considerarlos ilícitos, justificando que vulneraban la protección de datos. Con esta sentencia, parte del problema ya estaba solucionado, pero seguramente aún quedaba por resolver la ardua tarea de limpiar su imagen.

Es importante que acudas a eventos para que te conozcan mejor los colegas de tu sector

No hace falta cometer una falta grave para que tu reputación como profesional se vea dañada. Basta que no hayan salido bien los proyectos que habías puesto en marcha o que simplemente no encajes con los valores de la empresa.

Si esto es así, tendrás que realizar un proceso de renovación que variará según la mancha que hay en tu currículo. “Hay tres niveles: en primer lugar, las más penalizadas son las faltas vinculadas a los valores como persona, relacionados con la honestidad en nuestro trabajo. Después, se encuentran las opiniones sobre nuestras habilidades, es decir, si somos capaces o no de realizar las tareas diarias. En último lugar, aparecen los sesgos inconscientes que tienen que ver con la manera en que nos perciben los demás. Por ejemplo, si eres demasiado serio o antipático. Hay cualidades que se pueden convertir en una mancha”, explica Giovanna Santiago, mánager de Talengo.

“Si el error cometido ha bastado para que te etiqueten como mal profesional, tendrás que reconocerlo públicamente e inmediatamente adquirir una actitud proactiva, sobre todo, en momentos como en una entrevista de trabajo, cuando te van a preguntar por ello”, asegura Elena Sánchez, profesora de gestión de talento y RRHH de EOI y socia de Globalplace.

Los reclutadores te pueden pedir el contacto de alguien con quien hayas tenido problemas

Renovar tu imagen no implica que te vayas de la empresa y empieces de cero. Se trata más bien de hacer un ejercicio de autoconocimiento, repasar tus puntos fuertes y débiles y mejorar varios aspectos:

– Es indispensable que adquieras competencias digitales. “Dicen que antes, lo que hacías en Las Vegas se quedaba en Las Vegas. Ahora lo que haces se queda en Twitter, Facebook, Instagram, Google+ o LinkedIn”, comenta Eva Collado, consultora estratégica de Capital Humano. Las redes son un escaparate para lo bueno y lo malo. Borrar la huella es muy difícil. Aunque solicites el derecho al olvido en Google siempre habrá alguien que haya hecho una captura de pantalla o una foto de aquella mala acción.

Por eso, no te queda más remedio que sacar partido de los beneficios de las redes. Debes utilizarlas para difundir tu cambio. Las posibilidades pueden ir desde participar en foros hasta compartir artículos de un cierto tema y demostrar que sigues siendo un experto en los asuntos que te llevaron a ser un buen profesional.

– También debes construirte una marca sólida en el mundo real. “Hay que actuar de forma inmediata y no tener miedo a embarcarse en nuevos proyectos. Tienes que demostrar que ese error te ha servido para aprender”, aconseja Guido Stein, profesor de dirección de personas de IESE .

Las faltas vinculadas a los valores como la honestidad en el trabajo son las más castigadas

Debes hacer hincapié en tus dotes de comunicación y modificar tu manera de hacer networking. Para limpiar tu imagen es importante que trates con los colegas de tu sector cara a cara. Eso sí, siempre siendo coherente con tus objetivos. Si quieres dar un tono informal a tu perfil, tendrás que acudir a eventos como, por ejemplo, cenas. Sin embargo, si te quieres deshacer de una fama de juerguista tendrás que decantarte por desayunos o comidas.

– Un escenario más complicado es el de las referencias. Es común que tus compañeros opinen entre ellos. No se trata tanto de estar pendiente continuamente de lo que dicen, como de crear un pequeño círculo de personas que han conocido toda tu trayectoria. Ellos sabrán dar cuenta de tu trabajo. Ese entorno positivo puede contrarrestar los comentarios negativos. Sin embargo, también debes incluir en ese círculo a alguien con quien no tengas buena relación y que así siga conociendo tu trabajo. Debes tener en cuenta que algunos reclutadores, para conocerte mejor, pueden pedirte que des el contacto de alguien con quien hayas tenido problemas.

– Nadie está exento de equivocarse y recuperar la confianza no será fácil. Para ello, será fundamental ser constante, mantener la buena actitud en el tiempo y ser capaces de compartir contenidos propios para generar valor en la compañía.

El riesgo de ‘estar fichado’

La elaboración de listas con la finalidad ilegítima de determinar lo bueno o lo malo que es un trabajador y después trasladar esos contenidos a otras compañías es ilegal. “Se trata de una cesión de datos en toda regla. La creación de estos ficheros no es común, pero sí es cierto que muchas empresas difunden de manera extraoficial información sobre sus empleados”, explica Alonso Hurtado, socio de Ecija, a raíz de la sentencia que emitió el Tribunal Supremo en la que daba la razón al trabajador M.A.G. que demandó en 2011 a la empresa Cotronic. La compañía que trabaja para Telefónica, informó a la multinacional que había despedido al empleado. Sin embargo, no pudo probar ante el juzgado de lo Social el motivo del mismo. El profesional pasó varios meses sin encontrar un empleo y en este sentido el Supremo apoyó la existencia de una lista de trabajadores conflictivos. Se estimó que hubo una vulneración al derecho al honor, dañando su reputación.

Noticia extraída de: expansión.com